Artículos en Curas

Al servicio del Pueblo de Dios,asamblea santa, comunidad sacerdotal

Por el río hacia los pueblos

por: F.P. en Cartas de un misionero el
¡Tantas idas y venidas con Dios en la mochila! Porque Dios, solamente Él, es quien les visita eficazmente en esa agua de bautismos aparentemente sin sentido, pero asidero único para encontrar ellos salvación.

10. Atrévete a ser padre

por: Gonzalo Fernandez Sanz cmf en Decálogo del Evangelizador el
¿Y si fuera esta falta de padres una de las causas principales de la orfandad espiritual que padecemos? ¿Cómo caer en la cuenta de que el evangelizador, cuando anuncia la Palabra, está ejerciendo una paternidad que contribuye a que nazca la iglesia?

Homilías, o me lías.

por: Alberto Piñero - www.forumlibertas.com - Religión en A debate el
En el peregrinar por los templos se oyen homilías de diversos tonos, lo que no acabo de estar seguro de que sea obra del Espíritu, que sopla donde quiere, o de los hombres, en quienes más bien sopla donde le dejan.

7. No robarás la esperanza

por: Gonzalo Fernandez Sanz cmf (Misión Abierta) en Decálogo del Evangelizador el
En la iglesia se ora, expresión suprema del creer. En el hospital se cura, manifestación inteligible del amar. ¿Dónde, sin embargo, se yergue en nuestros pueblos un monumento a la esperanza?

5. No matarás por exceso

por: Gonzalo Fernández Sanz, cmf en Decálogo del Evangelizador el
Nos cuesta caer en la cuenta de que las mejores cosas poseen un vigor intrínseco que no es necesario apuntalar desde el exterior, el buen artista no necesita un escenario barroco para proponer su arte, el genio suele aparecer con mayor brío en un marco so

4. Honrarás tus raíces

por: Gonzalo Fernández Sanz, cmf en Decálogo del Evangelizador el
El pasado nunca pasa del todo. Permanece en el presente como un huésped oculto pero fecundo. La «acumulación» es, en palabras de algunos psicólogos, el concepto clave para entender el devenir humano.

Tanta escasez

por: F.P. en Cartas de un misionero el
Hay escasez. Y vivimos este riesgo cada día. Y el pueblo comienza a estar inquieto. E insoportables explotadores que aprovechan estas situaciones para acaparar, monopolizar y encarecer. Gentes debilitadas por tanta lucha y tanto esfuerzo, que ya no pueden