Palabra Diaria

Evangelio de hoy

Miércoles, 29 de junio de 2016
Lecturas Comentario

De armas y pacifismo

De armas y pacifismo

Ron Rolheiser (Trad. Benjamin Elcano, cmf) - En el exilio

Los Evangelios nos cuentan que, después de la muerte del rey Herodes, un ángel se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: “Levántate. Toma al Niño y a su Madre y vete a la tierra de Israel, porque ya han muerto aquellos que atentaban contra la vida del Niño” (Mt. 2, 19-20). El ángel, al parecer, habló prematuramente; el Niño Jesús estaba todavía en peligro, está aún en peligro, está amenazado de muerte y todavía le siguen la pista, aun hoy día.

Comentario al Evangelio del domingo, 26 de junio de 2016

Comentario al Evangelio del domingo, 26 de junio de 2016

Julio César Rioja, cmf - Palabra Diaria

“Hermanos, vuestra vocación es la libertad: no una libertad para que se aproveche la carne; al contrario, sed esclavos unos de otros por amor”, dice San Pablo a los Gálatas en la segunda lectura. Las palabras de Jesús en el Evangelio nos recuerdan que la adhesión a su persona y a sus valores, es la garantía para que nada se interponga entre nuestro deseo de ser libres y el seguimiento para conseguir esa libertad.

85. Amor que tumba

85. Amor que tumba

Alfredo Mª Pérez Oliver, cmf - El pozo de Jacob

 El cantarillo anterior nos dejó un gran sabor espiritual al afirmar que la unión con Cristo es algo presente y actual. Afirmación tan extraordinaria calará el alma de gozo con una prueba exegética. El pasaje más antiguo de la fe cristiana en la Resurrección, lo encontramos en la primera carta a los Corintios: Os transmití en primer lugar, lo que a mi vez yo recibí: que Cristo murió por nuestros pecado, según las Escrituras, que fue sepultado y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y que se apareció a Pedro y luego a los doce…(15,3-7).

La lucha por amar a nuestro prójimo

La lucha por amar a nuestro prójimo

Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) - En el exilio

“La idolatría más perjudicial no es el becerro de oro sino la enemistad contra el otro”. El renombrado antropólogo René Girard escribió eso, y su verdad no se admite fácilmente. A casi todos nosotros nos gusta creer que somos maduros y de gran corazón, y que amamos a nuestros prójimos y estamos libres de enemistad hacia otros. Pero, ¿es esto así?

más novedades