Artículos en Capilla de Oración

Abandonándolo todo en las manos de Dios. Recuerda que es Padre-Madre en el amor, que todo lo recibe, todo lo perdona, todo lo ilumina, todo lo salva.

Mensajeros del pueblo

por: Emeterio Sorazu en Celebrar la Fe el
¿Los profetas han muerto? ¿Dónde están los profetas? ¿No hay quien tenga valor para denunciar «estas injusticias»?
29. Implicación

29. Implicación

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf en Taller de Oración II el

Y es que la persona se perfecciona en la unión por amor y en la adoración en la que realiza toda su capacidad religiosa.

27. Dios nos educa

27. Dios nos educa

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf en Taller de Oración II el

Existe un afán por aprender doctrinas y nociones. Sin embargo tal interés puede ser una forma de codicia que dificulta el camino en lugar de despejarlo; no siempre tener una calidad de discípulo es aceptable.

23. Clases de espacios

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf en Taller de Oración II el
Ten misericordia de mí, Dios mío. Cuando huyo de la oración no quiero huir de ti, sino de mí, de mí superficialidad. No quiero escaparme de tu infinitud y santidad sino de la desolación del mercado vacío de mi alma...

21. La interioridad como camino

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf en Taller de Oración II el
El hombre, la mujer de hoy, fallan en gran medida, al diseñar lo que significa y es una verdadera 'realización'. En este caso, tampoco se sabe a dónde hay que orientarse. Hay una tercera dificultad, incluso entre personas que tienen relativamente claros l

17 - Del ‘caos’ al ‘reposo’

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf – IRIS DE PAZ en Taller de Oración II el
La oración es toda una relación de amor que nos levanta sobre nosotros mismos. En ella se recupera a Dios; se recupera el alma y la armonía de la persona 'entera'

16 - ¿Alienados?

por: Nicolás de Ma. Caballero, cmf – IRIS DE PAZ en Taller de Oración II el
El hombre hoy es profundamente anticontemplativo. Le agobia su propia búsqueda de placer; el activismo el afán de competir, la ansiedad, el deseo de tener imagen, la carencia de 'transcendencia', la muerte y la 'eliminación' del misterio.