Enviar artículo

Es saludable amar tu vida

Entre la gente de fe, existe la opinión de que, si eres una persona de fe profunda, eres capaz de  renunciar fácilmente a las cosas de este mundo, ver el mundo en toda su condición efímera, no adherirte a las cosas y morir más pacíficamente. No es cierto. Eso es ingenuo, al menos muchas de las veces.