Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Domingo XXV del Tiempo Ordinario

A los cristianos, la sociedad suele mirarnos como a personas sometidas a preceptos, mandamientos y leyes, sobrecargados en la conciencia, cuando en verdad deberíamos ser testigos de la liberación que supone creer en la misericordia divina que, sin mérito propio, nos perdona el debe de nuestras cuentas.