icono estrella Nº de votos: 0

Día 26: LA RESPUESTA DE MARÍA A LA REVELACIÓN Y VOCACIÓN DE DIOS

José Cristo Rey García Paredes cmf -

María es la primera en participar de esta nueva revelación de Dios y, a través de ella, de esta nueva autodonación de Dios. Por eso proclama: «Ha hecho obras grandes por mi; su nombre es santo». María es consciente de que en ella se realiza la promesa (RM, 36).

¿Qué respuesta da María al Dios que la llama, que se le revela? Ningún relato de vocación termina con una fórmula tan expresiva de plena adhesión a la voluntad del Señor como aquella con la que María se adhiere al plan divino: «Heme aquí, soy la sierva del Señor, cúmplase en mí lo que has dicho». La acogida de María a la propuesta vocacional de Dios se expresa además en el admirable paralelismo que se da entre las palabras que relatan la vocación y el cántico del Magníficat. Gabriel le pide a María que se alegre, y María responde: «Se alegra mi espíritu en Dios». El ángel le dice que ha hallado gracia a los ojos de Dios, y María lo reconoce diciendo: «Ha puesto los ojos en la humillación de su esclava» Le es anunciado que su Hijo será «grande», y María exclama: «Engrandece mi alma al Señor».La encíclica resalta que María, en la anunciación, recibe la nueva y definitiva revelación de Dios; revelación en la que Dios no sólo se da a conocer, sino que se «autodona». María se ve agraciada con la verdad profunda de Dios y de la salvación del hombre. María se descubre a sí misma en el centro mismo de la comunicación reveladora de Dios al Pueblo; «es consciente de que en ella se realiza la promesa hecha a los padres» (RM, 36).

ORACIÓN:

Cuando nos llamas, Padre, origen de toda vocación, te revelas a nosotros y nos comunicas tu vida; María acogió sin reservas tu llamada, tu autodonación, y quedó plenamente vivificada por ti hasta convertirse en una nueva Eva, madre de los vivientes; ábrenos a ti, que tu Espíritu dilate nuestro corazón para acoger tu vida, tu palabra, y quedar así divinizados y santificados. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 3 comentarios

Comentarios

José Manuel José Manuel
el 26/5/19
Mi vida es rezar y estar con la Virgen María, Cada día, el Santo Rosario que rezo me llena de gozo, me relaja, y el servicio que prestó al pedir en el; por la Paz del Mundo, por las guerras, por todos los enfermos del mundo, me llena de gracia, porque mis peticiones son adecuadas y necesarias os invito diariamente, a que lo recéis conmigo juntos cada día a las 19:00, Horas. Pensaré en vosotros.

Me gusta 0
Jose Manuel Jose Manuel
el 25/5/19
Cuando nos sentimos «perdidos» a causa de nuestros problemas o porque nuestra vida parece que no tiene sentido, lo mejor que podemos hacer es acudir al reposo y la paz de nuestro «templo», es decir, a nuestro interior, pues nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Pero no siempre es fácil entrar en nuestro corazón, pues las impurezas y las preocupaciones de nuestra vida nos lo dificultan. Por eso desde muy antiguo en la Iglesia se ha visto una estrecha relación entre la virginidad y la vida contemplativa, pues la persona que se consagra totalmente a Dios encuentra menos impedimentos para permanecer interiormente en Él.

Te invito a rezar cada día el Santo Rosario
Me gusta 0
felicity felicity
el 3/7/17
que buena información gracias

Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.