Artículos en Iglesia

El MISTERIO que cada dí­a nos visita
El desafío del Evangelio a gozar de nuestras vidas

El desafío del Evangelio a gozar de nuestras vidas

por: Ron Rolheiser (Trad- Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

El gozo es un infalible indicio de la presencia de Dios, de igual manera que la cruz es un infalible indicio del discipulado cristiano. ¡Qué paradoja! Y Jesús tiene la culpa. Cuando ojeamos los Evangelios vemos que Jesús sobresaltó a sus contemporáneos de maneras aparentemente opuestas.

113. En calderilla

113. En calderilla

por: Alfredo María Pérez Oliver, cmf en El pozo de Jacob el

El Cardenal Daniélou, dictó una conferencia en Barcelona, poco después de finalizar el concilio. Afirmó: “Si el Pueblo de Dios entiende y vive el Concilio, éste dará grandes frutos; si no lo entiende y no lo vive, el Concilio será un libro más para las bibliotecas de los seminarios y universidades eclesiásticas.” 

Entender la gracia más profundamente

Entender la gracia más profundamente

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

La señal de la genuina contrición no es una sensación de culpa,  sino un sentimiento de dolor, de pesar por haber tomado un giro equivocado; igual que la señal de vivir en gracia no es una sensación de nuestro propio mérito, sino un sentimiento de ser aceptados y amados a pesar de nuestra indignidad. Estamos sanos espiritualmente cuando nuestras vidas están marcadas por la sincera confesión y la sincera alabanza.

La fecundidad de la Palabra.

La fecundidad de la Palabra.

por: Angel Moreno en Buenafuente del Sistal el

¿Cómo es tu tierra, con qué la riegas? ¿Cómo es tu cosecha? ¿La riegas con la escucha de la Palabra, con la oración? O ¿dejas secar la semilla que el Labrador ha plantado en ti?

Deseo iniciado

Deseo iniciado

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano) en En el exilio el

A veces, rezando los Salmos, me quedo atrapado mirando un poco incómodamente un espejo que me refleja mi propia aparente falta  de honradez. Por ejemplo, rezamos estas palabras en los Salmos: Por la noche mi alma suspira por ti. …Como un ciervo que anhela corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, Dios mío. …¡Por ti solo suspiro! ¡De ti solo estoy sediento!

112. Las tres grandezas de Pascal

112. Las tres grandezas de Pascal

por: Alfredo María Pérez Oliver, cmf en El pozo de Jacob el

 El conocido pensador Pascal ha formulado tres grandezas que hay en el mundo: la grandeza de los cuerpos, la grandeza de la inteligencia y la grandeza de la Gracia. Y señala que entre la grandeza de los cuerpos con vigor, salud, hermosura y la grandeza de la inteligencia y del genio, hay una distancia casi infinita. 

¿A quién podemos ir?

¿A quién podemos ir?

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

¿A quién iremos? Tú tiene el mensaje de vida eterna. Pedro dice estas palabras a Jesús. Pero son dichas en un contexto muy conflictivo: Jesús acababa de decir algo que contrarió y ofendió a su audiencia, y los evangelios nos dicen que todos se marcharon  quejándose de que lo que Jesús estaba enseñando era “intolerable”...

Ser de buen corazón no es suficiente

Ser de buen corazón no es suficiente

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano) en En el exilio el

La caridad consiste en ser de buen corazón, pero la justicia consiste en algo más. La capacidad individual de compartir los sentimientos de otros es buena y virtuosa, pero no cambia necesariamente las estructuras sociales, económicas y políticas, que inmolan injustamente a ciertas personas y privilegian indebidamente a otras. Necesitamos ser justos y buenos de corazón, pero necesitamos también tener una política justa y buena.

111.  Las parábolas después.

111. Las parábolas después.

por: Alfredo María Pérez Oliver, cmf en El pozo de Jacob el

El poeta zamorano León Felipe, dice que “con las parábolas, el poeta ve lo que hay detrás de las esquinas y en la espalda de las estrellas…El camino más corto  entre el hombre y la luz es la  parábola.”