Artículos en En el exilio

Como cristianos, creemos que llevamos la imagen de Dios en nosotros y esta es nuestra más profunda realidad. Hemos sido creados a imagen de Dios. Pero concebimos esta imagen de una forma demasiado ingenua, romantica y piadosa. Imaginamos que en algún lugar dentro de nosotros hay un bello icono de Dios estampado en nuestras almas. Puede ser, pero Dios, tal y como afirma la Escritura, es más que un icono. Dios es fuego -libre, infinito, inefable, incontenible.
(Ron Rolheiser, OMI)

Después de que la florescencia ha abandonado la rosa

Después de que la florescencia ha abandonado la rosa

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

¿Cuál es nuestro centro más profundo? Normalmente elegimos eso para significar la parte más profunda de nuestro corazón, la parte más profunda de nuestra alma, nuestro centro afectivo, nuestro centro moral, ese lugar que hay dentro de nosotros y que Thomas Merton  llamó le pointe vierge. Y esa es una buena manera de imaginarlo. Pero hay otra.

Orando con los salmos

Orando con los salmos

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Dios actúa en los salmos de una manera que no se le permite en teología. Esa ocurrencia viene de Sebastian Moore y debería ser destacada en un momento en que hay menos gente que quiere orar con los salmos, porque se siente ofendida por lo que a veces encuentra en ellos. Más y más, vemos a gente que rechaza los salmos como medio de oración (o desea sanearlos), porque los salmos traen a colación asesinato, venganza, ira, violencia, guerra y patriarcado.

La noche oscura como bloqueo

La noche oscura como bloqueo

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Existen bibliotecas de literatura sobre esto, cada libro o artículo ofreciendo su particular experiencia, pero aquí yo quiero compartir una visión más bien única y altamente significativa sobre esto, debida a Constance FitzGerald, monja carmelita y bien versada en diferentes escritores espirituales clásicos que tratan sobre la noche oscura del alma.

Destrozarnos la fe mutuamente

Destrozarnos la fe mutuamente

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

¿Es nuevo esto o solamente somos conscientes de ello? El odio y el desprecio están por dondequiera: en nuestras casas de gobierno, en nuestras comunidades, en nuestras iglesias y en nuestras familias. Estamos luchando, mayormente sin éxito, por ser afables unos con otros; mucho menos, por respetarnos mutuamente. ¿Por qué?  ¿Por qué está sucediendo e intensificándose esto?

La espiritualidad de Eugene de Mazenod

La espiritualidad de Eugene de Mazenod

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Durante los años en que he estado escribiendo esta columna, en raras ocasiones he mencionado el hecho de pertenecer a una congregación religiosa, los Misioneros Oblatos de María Inmaculada. Esa omisión no es una evasión, dado que ser un Oblato de María Inmaculada es algo de lo que estoy no poco orgulloso. Aun así, raramente doy publicidad al hecho de que soy sacerdote y miembro de  una congregación religiosa, porque creo que, cuanto escribo aquí y en otras partes, necesita cimentarse sobre cosas que están más allá de los títulos.

La ley de la gravedad y el Espíritu Santo

La ley de la gravedad y el Espíritu Santo

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Una teología y una ciencia cabales reconocerán que la ley de la gravedad y el Espíritu Santo son una sola realidad en el mismo principio. No existe un espíritu diferente de lo espiritual que pueda mantener lo físico. Existe un solo espíritu que habla por medio de la ley de la gravedad y el Sermón de la Montaña.

Piedad y humor

Piedad y humor

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

La piedad es enemiga del humor, al menos cuando algo que no llega a ser piedad se enmascara de piedad. He aquí un ejemplo: Una vez, conviví en una comunidad con un hombre excesivamente serio que, tras contar alguien un chiste poco decente, nos traía al orden con la pregunta: “¿Contaríais un chiste como ese ante el Santísimo Sacramento?” Eso no solo deshinchaba el chiste y a su relator, sino que también hacía desaparecer la animación del lugar.

 ¿Feliz Navidad o Felices fiestas?

¿Feliz Navidad o Felices fiestas?

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Lo que rodea, retorna, según parece. Los cristianos se apropiaron de una fiesta pagana y la sacralizaron con ocasión de celebrar el cumpleaños de Jesús, y ahora el mundo secular está devolviendo el favor. 

José y la historia de Navidad

José y la historia de Navidad

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Existen incontables personas, basílicas, iglesias, santuarios, seminarios, conventos, ciudades y urbes que tienen por nombre San José. Mi país nativo, Canadá, lo tiene por patrón. ¿Quién es exactamente este José?

Encender una candela de adviento

Encender una candela de adviento

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

En los días del apartheid que se dio en Sudáfrica, los cristianos tenían la costumbre de encender candelas y colocarlas en sus ventanas como un signo, para ellos y los demás, de que confiaban en que algún día esta injusticia llegaría a su fin. Una candela encendida en una ventana era un signo de esperanza y de declaración política. El gobierno no pasó por alto el mensaje.

Nuestros supercomplejos y atormentados egos.

Nuestros supercomplejos y atormentados egos.

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Después de todo, nuestras vidas no son tan serenas ni pacíficas. Por decirlo de algún modo, siempre somos algún tanto patéticos. Eso no debería alarmarnos. Patético no es un término peyorativo. La palabra proviene del griego pathos, que significa dolor. Estar patético es vivir dolorido, y todos nosotros vivimos así por el modo mismo como estamos hechos.

Richard “Rick” Gaillardetz – RIP

Richard “Rick” Gaillardetz – RIP

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Ninguna comunidad tendría que subestimar sus muertes. Es Mircea Eliade quien dijo eso. Lo que subraya su sabiduría aquí es la verdad de que aquello que dejamos de celebrar, pronto dejaremos de apreciar.

El banco de la iglesia y la academia

El banco de la iglesia y la academia

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Vivo a ambos lados de una frontera, no geográfica sino una que separa el banco de la iglesia de las salas de sesiones académicas de teología. Fui educado como católico romano conservador. A pesar de que mi padre colaboró políticamente en el Partido Liberal, la mayor parte de mi educación fue conservadora, particularmente lo tocante a la religión.

El desamparo en cuanto fructífero

El desamparo en cuanto fructífero

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

A veces somos lo más útiles y vivificantes en los precisos momentos en que nos encontramos lo más desamparados. Todos hemos estado en esa situación. Asistimos a un funeral y no encontramos nada que decir para mitigar la pena de alguien que ha perdido a un ser querido. Nos sentimos torpes e impotentes.

Amor más allá de la muerte

Amor más allá de la muerte

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Gilbert K. Chesterton declaró una vez que el Cristianismo es la única democracia donde aun los muertos logran votar. A la luz de eso, cuento dos historias. Un psicólogo, en una conferencia a la que asistí una vez, contó esta historia: Una mujer vino a verle en considerable necesidad de ayuda. Su inquietud tenía que ver con la última conversación que había mantenido con su marido antes de que este muriera.

El poder de las palabras

El poder de las palabras

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Las palabras nos proporcionan el significado. No podemos hacer ni rehacer la realidad, pero las palabras que elegimos para designar nuestra realidad pueden arrancarnos del hastío de la experiencia diaria.

Malos pensamientos

Malos pensamientos

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Alguien se mofó una vez de que pasamos la primera mitad de nuestras vidas luchando con el sexto mandamiento -No cometerás adulterio- y la segunda mitad, luchando con el quinto -¡No matarás!-. Aquí hay una verdad digna de examinar.

Un género más sutil de pobreza

Un género más sutil de pobreza

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Hay diferentes maneras de ser excluido en la vida. A comienzos de este año, murió uno de mis hermanos mayores. Por todos indicios, había llevado una vida ejemplar, entregada principalmente a los demás. Murió muy amado por todos los que lo conocieron. La suya fue una vida dedicada a la familia, la iglesia, la comunidad y los amigos.

Nuestro estilo de vida y nuestro superexplotado planeta

Nuestro estilo de vida y nuestro superexplotado planeta

por: Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

En un libro, The Book of Hope (El libro de la esperanza), en el que Douglas Abrams compartió autoría con Jane Goodwall, el autor hace esta declaración: Crear la raza humana quizá sea el más craso error realizado jamás por la evolución. Dice esto irónicamente, ya que reconoce que la aparición de la raza humana fue claramente proyectada por el proceso evolutivo y que, más bien que ser un error colosal, es la cima del proceso.

Nuestra más profunda soledad

Nuestra más profunda soledad

por: Ron Roheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) en En el exilio el

Robert Coles, psicólogo de Harvard, al describir a la mística francesa Simone Weil, indicó una vez que lo que ella sufrió en realidad y lo que motivó su vida fue su soledad moral. ¿Qué es eso? La soledad moral es lo que experimentamos cuando anhelamos la afinidad moral, esto es, un alma gemela, alguien que nos conozca, comprenda y honre todo lo más profundo y valioso que hay en nuestro interior.