Comentario al Evangelio del

Jesus Losada

Queridos amigos:

Hace varios años que el filósofo judío Levinas me ayudó a caer en la cuenta de lo que significa el rostro humano. Es la parte de nuestro cuerpo que nosotros nunca podemos ver directamente. Y, sin embargo, la parte que los demás ven. Más aún: el rostro es como una concentración de nuestro cuerpo entero para los demás. Son los demás quienes nos dicen: "Te veo hoy con mala cara" o "Tienes buena cara". Nuestro rostro es la ventana por la cual se comunica lo que somos. Comunican nuestros ojos y comunican nuestros labios. Una frente fruncida es señal de preocupación. Unos labios apretados indican rabia. Una sonrisa transmite alegría.

Si el rostro es un concentrado de humanidad, ¡qué fuerza adquieren las palabras del profeta Isaías ("No oculté el rostro a insultos y salivazos") o las del salmo 68 ("La vergüenza cubrió mi rostro")!
 
Junto al sentido del oído, hoy ponemos a punto también el sentido de la vista para contemplar el rostro de Jesús durante los próximos días. Se trata de un mapa en el que están registrados los gozos y sufrimientos de todos los hombres.

En vísperas de su muerte, el rostro de Jesús resume la entera trayectoria de su vida terrena: sus largos años de laboratorio nazareno y sus pocos meses o años de itinerancia misionera por tierras de Galilea y de Jerusalén.

¿Cómo veían el rostro de Jesús sus discípulos cuando le preguntaban, uno tras otro, incluido Judas, la pregunta del millón: "¿Soy yo acaso, Señor?". ¿Verían preocupación, rabia, frustración, derrota? ¿O verían un rostro luminoso, sobrecargado de amor en cada una de sus millones de células?

"Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro". Esta es la súplica que brota en un día como hoy en el que millones de personas se ponen en camino hacia los lugares donde van a pasar los días del triduo sacro.

¿Se puede vivir el triduo sacro estando de vacaciones? ¿Se ha convertido la Semana Santa en un simple período vacacional, salpicado con algún rito folclórico religioso a modo de relleno para tranquilizar la conciencia? Quizá podemos responder con sencillez. Se puede vivir el triduo sacro en cualquier lugar ... con tal de que no tengamos miedo a buscar y contemplar el rostro de Cristo. No importa tanto el lugar cuanto el coraje de dirigir nuestros ojos a ese rostro cubierto de insultos y salivazos y, sin embargo, hermoso, radiante, perdonador. Ese rostro se muestra en la liturgia de la iglesia y se muestra en las personas sufrientes que, sin duda, iremos encontrando. Por mucho derecho que tengamos al descanso, no podemos mirar en otra dirección, porque en el familiar con problemas o en el que nos sirve en un hotel podemos descubrir al Cristo que sigue sufriendo hoy. Volver la espalda a esos rostros tan reales es volver la espalda al Cristo que nos mira.

"Oculi nostri ad Dominum Jesum" canta la liturgia. "Nuestros ojos están vueltos al Señor Jesús". Ojalá podamos aguzar la vista para contemplar este rostro en cualquier lugar en el que nos encontremos durante los próximos días.

Comentarios
Blanca Muñoz
Blanca Muñoz

hace 4 días, 3 horas
Perdón señor
Perdón señor
Perdón a tu pueblo señor.
Me gusta 0
Teresa Tejedor
Teresa Tejedor

hace 4 días, 4 horas
Del mensaje común de estos tres textos, sin duda es el testimonio vivo de cómo Yahvéh Dios envía la Palabra como Sierva de él al mundo. Lo que subrayan los enviados es, que por causa de esa Misión, por causa de Él, son perseguidos con saña. Pero no disminuye en ellos la confianza y seguridad del Poder de su Misión a la que son fieles; ofreciendo sus rostros como pedernal, como mejilla, y en sus espaldas las ofensas contra esa Palabra a través de la cual : Testifican su confianza y fe puesta en Dios; y son para los que creen en Dios a través de ellos, la Luz del rostro de Dios; es decir Luz de las gentes. Asegurando -por la fe en él- que no serán avergonzados, que no serán defraudados. Jesús en el Evangelio, todavía es más preciso ya que asegura públicamente ante Judas y l » ver comentario
Me gusta 0
Raymundol R H
Raymundol R H

hace 4 días, 10 horas
Perdon Señor perdón, perdon Señor perdón, perdon Señor perdón, perdon Señor mio y Dios mio Jesucristo, amen.
Me gusta 0
Maria Lofiego
Maria Lofiego

hace 4 días, 10 horas
Señor Jesús, me conmueve hoy, la pregunta de Judas! Que rostro habrá puesto para preguntar si era él, quien te tracionaria. Y Tú, cómo habrás mirado sus ojos y su corazón, antes de contestarle? Cuántas veces en mi vida, habré puesto la misma cara de *inocente* y encima te traicione ? Pecando, ignorándote a Ti, que veías mis actos? Perdón, mil veces perdón, por hacerlo! Mi Jesús, Señor Mío y Dios Mío! Que mi conducta, mi reflexión de vida en esta Semana tan Santa, me ayude a *perdonarme a mi mismo* y a ofrecerme a Ti, en los que están cerca mío y no te conocen, todavía..Bendice Señor mi débiles fuerzas humanas y hazme * un discípulo tuyo* más responsable para cumplir lo que me encomiendas, cada día. Alabado, Adorado y Glorificado por Siempre, MI SEÑOR.
Me gusta 0
Toñi hernández
Toñi hernández

hace 4 días, 10 horas
judas pregunta Señor soy yo? Me pregunto, porque hace una pregunta que ya conocía? Seguro que para tranquilizar su conciencia, había visto a Jesús perdonar muchas veces, y pensaría, con soberbia, a mí también me perdonará, pero esa misma soberbia no lo dejó pensar que para eso hay que arrepentirse y pedir perdón; a veces nos cegamos y pensamos que como Dios es infinitamente bueno nos va a perdonar a todos todo, pero también tenemos que pensar que Dios es infinitamente justo, e imparte justicia, a cada persona según el grado de arrepentimiento, si no, no sería absurdo haber creado el sacramento del perdón? Si nos va a perdonar a todos, para que ese Sacramento? Pero nuestra soberbia nos ciega y como Judas nos vamos de la mesa del Señor. Le pido a la Santísima Virgen que no » ver comentario
Me gusta 0
Daniela Pedraza
Daniela Pedraza

hace 4 días, 11 horas
Muchas gracias por las reflexiones del evangelio...todos los dias me dirijo a esta pagina a buscar la palabra de Dios...Dios los siga bendiciendo para seguir llevando su palabra a cada rincon del mundo.
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

hace 4 días, 11 horas
Tal vez,también nosotros, alguna vez,como Judas vendemos
a Dios.En Jesús se inicia,la senda de la entrega.La traición de
Judas nos enseña que en nuestros corazones pueden anidar
las peores maquinaciones:como que el hombre puede decir
"no" a Dios,y que una mala pasión puede llevarle a traicionar
toda una amistad.En Judas no solamente hay un cambio de
caminos,se trata de una traición que pone al amigo en las manos de los peores enemigos,dentro de la gran amistad
ofrecida por el Maestro.Jesús sigue desvelando y asumiendo
traiciones.Sólo cabe reflexionar sobre la fidelidad a la amistad
con Cristo y con quienes permanecen fieles a su Amor.
Señor Jesús:Que no nos dejemos arrastrar por la ceguera de
la tentación y por la desesperación después de pecar.
(Salmo 68)Se » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 4 días, 12 horas
El árbol de los problemas

Árbol de los problemas El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer año de trabajo. Su cortadora eléctrica se dañó y le hizo perder una hora de trabajo y ahora su antiguo camión se negaba a arrancar. Mientras lo llevaba a su casa en mi automóvil, permaneció en el más absoluto silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos. Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa. Posteriormente me acompañó has » ver comentario
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 4 días, 12 horas
Entonces preguntó Judas, el que lo iba a entregar: «¿Soy yo acaso, Maestro?»
Él respondió: «Tú lo has dicho.».
Tengamos presente que el dio todo por nosotros . Valoremos todo lo que nos da, sus enseñanzas.
Nuestros ojos están vueltos al Señor Jesús". Ojalá podamos aguzar la vista para contemplar este rostro en cualquier lugar en el que nos encontremos durante los próximos días.
Me gusta 0
Lesiva
Lesiva

hace 4 días, 13 horas
Buenos días mis hnos. Conociendo a Cristo Jesús en el amor es imposible negarlo o traicionarlo pero aún sabiendo su divinidad lo hacemos Que Dios padre celestial nos permita gozar de esperanza, fe, perseverancia y confianza en su palabra.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 4 días, 13 horas
¿Soy acaso yo, maestro?

El evangelio no da muchas informaciones respecto a la persona que le dejó la sala para celebrar la Pascua. Jesús era de Galilea, no tenía casa en Jerusalén, no era fácil encontrar una sala grande en una ciudad donde la población se triplicaba en la celebración de la pascua. Una vez en la mesa y al atardecer, Jesús desahoga su corazón entristecido, “uno de vosotros me va a entregar”.
¿Acaso soy yo, Señor? ¿Acaso soy yo el que te puede cambiar por cualquier interés, cargo, placer, ideología? ¿Acaso soy yo Señor el que puede dar la espalda, traicionar al hermano solo, perseguido, maltrecho con el que Tú te identificas? ¿Acaso soy yo Señor…? Quizá hoy también, pensando en tantas personas que sufren al abandono, la persecución, la falta » ver comentario
Me gusta 0
Yamires Pinto
Yamires Pinto

hace 4 días, 14 horas
Hoy el Señor nos dice q apesar de toda circunstancia debemos siempre tener un rostro resplandeciente, vemos q con todo lo que al le hicieron siempre mostro un rostro de fe hacia sus condenadores. Jesus gracias por enseñarnos a perdonar.
Me gusta 0
susana carrillo
susana carrillo

hace 4 días, 14 horas
En aquel tiempo, uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, a los sumos sacerdotes y les propuso:

El texto Evangélico no tiene el verbo que juzga la acción a lo que fue el Apóstol de Jesús. Fue a hablar? fue a negociar? fue a entregarlo?
Es importante tener cuidado en la transcripción del texto bíblico. Es un acto de cuidado ya que como lo he escrito en otras oportunidades hay muchos errores de transcripción, errores de redacción, errores de ortografía.
No se si leen los textos o mensajes que les envío pero no he recibido respuesta alguna. Me gustaría recibir un comunicado de su parte pues es un deber comunicar por este medio y es un derecho recibir una una respuesta.
Espero se tomen correctivos en este aspecto de la redacción, la transcripción y la ortografía.
Gracias » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

hace 4 días, 14 horas
Preciosa reflexión, si que Dios permita que no seamos indiferentes con nuestro prójimo que veamos en su rostro a Cristo y que cumplamos con nuestro deber de ayudar en sus necesidades, que estos días de semana santa sean de reflexión y darnos al necesitado con la bendición de Dios,muchas bendiciones a todos y todas.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 4 días, 14 horas
Buscar el rostro de Dios"mirarlo ,verlo,descubrirlo , observar a cristo en ellos ,y mirarlo como Cristo ! Buscquen el rostro de Dios ,mientras El se deje encontrar!!! Mil veces lo dice en la Biblia !!! ,esta orden ,y es cierto que en las ,vivencias ,y dias ,de esta semana es una buena propuste de mirar el rostro de Dios¡ Señor que sepa ver tu rostro en mis hermanos ,de los que me cruzo en estos dias,de los que vonvivo ,y delos que tu me ponga en estos dias¡¡ Amen Amen Amen
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

hace 4 días, 14 horas
La traición es una de las acciones mas perversas que puede tener una persona y es que sus efectos son lamentables..e ahí el mal ejemplo de Judas que traicionó miserablemente a Jesús por treinta denarios... la historia sagrada es clara. .Jesucristo sabía que lo iba a entregar a sus verdugos para que lo condenen y lo crucifiquen ofrendando así su vida por nuestra salvación...deben haber sido momentos tristes y tensos los que vivieron sus discípulos en la última cena la misma que al realizarse se convirtió en la Santa Eucaristía. ..mientras que Judas al arrepentirse de su traición según testimonios procedió a suicidarse...tenemos varias lecturas en el Santo Evangelio que al final nos llevan a que mirando la cruz meditemos y reflexionemos de una vez por todas para que arrepentido » ver comentario
Me gusta 0
 serafin
serafin

hace 4 días, 14 horas
Abramos hoy bien nuestros ojos, que en el rostro del necesitado estamos viendo el rostro de Cristo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.