Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

Dios es constante en su amor

      La celebración de hoy me trae a la memoria aquel refrán que dice “qué poco dura la alegría en la casa del pobre”. Pasamos muy rápidamente de la celebración de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén a la lectura de la Pasión. Todo en la misma celebración. Oímos al pueblo aclamar a Jesús a su entrada en Jerusalén. Y poco después es el mismo pueblo el que grita ante Pilatos exigiendo que éste condene a Jesús a morir en la cruz. 

      Hoy nos podemos encontrar nosotros reflejados en ese pueblo. Ya hemos terminado la Cuaresma. Esos cuarenta días nos han ayudado probablemente a conocernos un poco mejor. Sabemos de nuestras incoherencias, de nuestras infidelidades, de nuestras debilidades. Al repasar nuestra vida recordamos que ha habido momentos en los que nos hemos dejado llevar por el entusiasmo. Fueron momentos en los que nos identificamos con Pedro y, como él, le dijimos a Jesús que le íbamos a seguir a donde fuese necesario, que siempre estaríamos a su lado. Como el pueblo de Jerusalén a la entrada de Jesús sobre el borrico, le aclamamos como nuestro señor y nuestro salvador. 

      Pero también recordamos los muchos momentos en que hemos sido también como ese pueblo de Jerusalén pero unos días más tarde. O como Pedro en el momento de la dificultad. Le hemos negado, hemos abandonado sus caminos y hemos puesto el corazón y la vida y la esperanza en otros señores que nos han llevado inevitablemente a la esclavitud y a la muerte. Como el pueblo de Jerusalén en el momento de la Pasión, hemos gritado “Crucifícale”. Y como Pedro hemos preferido decir que no le conocíamos de nada, que nosotros no sabemos nada y que nunca nos hemos cruzado con ese señor al que llaman Jesús. 

      Nuestra vida se va haciendo también de esas inconstancias e incoherencias. Pero frente a todo ello está la coherencia y constancia de Jesús, el Hijo de Dios, el enviado del Padre, empeñado en mostrarnos su amor hasta el final, hasta dar la vida totalmente por nosotros. Dios es tozudo en su amor. No se mueve ni un centímetro y, aunque nosotros digamos que no le conocemos de nada, sigue reconociéndonos como hijos y hermanos, como miembros queridos de su familia. Ahí está la clave de la celebración de la Semana Santa. Recordamos el amor de Dios por nosotros. Más fuerte que la muerte y, por supuesto, más fuerte que nuestro mismo pecado. El punto clave para entenderlo está en la mirada que lanza Jesús a Pedro cuando éste le ha negado por tercera vez. Fue una mirada llena de cariño. Le conocía bien en su debilidad. Pero no por eso le amaba menos. Hoy esa mirada nos llega a cada uno de nosotros. Nos conoce bien. Por dentro y por fuera. Y nos mira con cariño y amor total.

 

Para la reflexión

      Hoy entramos en la Semana Santa. Ya no es tiempo de mirarnos a nosotros y a nuestras faltas sino de contemplar el amor de Dios manifestado en Jesús. Convendría que encontrásemos un tiempo a lo largo de esta semana para leer con tranquilidad la Pasión de Jesús en los cuatro evangelios. Y dejar que ese relato de amor nos llegue al corazón.

Comentarios
Alejandro
Alejandro

hace 6 días, 11 horas
Dios se sacrifico por nosotros
Me gusta 0
Gloria Colman
Gloria Colman

hace 1 semana, 1 día
Cuando Jesús dice ; tengo sed , esta diciendo , dame tus pecados .y
Santa Teresa de Calcuta dice; mientras que no creemos que Jesús colmara nuestros vasos con su oceano de amor , seguiremos mendigando aguas turbias
Me gusta 0
Toñi hernández
Toñi hernández

hace 1 semana, 1 día
Gracias Señor, x haber muerto y resucitado por nosotros, te pido perdón por la de veces al día q colaboro con tu cruxifición y tb te pido q me ayudes más a corredimir contigo, cada incomodidad cada dolor cada rato de cansancio en el trabajo son para Tí para tu gloria, para q nos ayudes a nosotros pecadores a convertirnos, para q luchemos por ser fieles y no separarnos de tí, para ser apóstoles y llevar luz donde hay oscuridad, tú nos lo pedisteis momentos antes de la ascención, para q podamos con nuestro ejemplo y nuestra palabra llevarte muchas almas junto a tí. Jesùs gracias otra vez, por haberme creado, por haberme hecho cristiana y x haberte seguido con fidelidad. Ne
Me gusta 0
Alicia
Alicia

hace 1 semana, 1 día
Padre de bondad, en este día en que conmemoramos la pasion y muerte de tu hijo ,
TE damos gracias...

En La pasión de Cristo que recordamos hoy se identifica lo que es el ser humano.
Luchas, fracasos, gozo y sufrimiento., lo malo y lo bueno.

En Jesus se refleja todo lo bueno del ser humano.
La muchedumbre que lo acusa, sin razón
Y los que cobardemente conociendolo no lo defienden representan la doble moral de la humanidad que por sus propios intereses pasan por encima de lo justo y verdadero.

La pasión de Cristo es una constante en la humanidad.
Nuestro Señor lo sabe y por eso lo dijo:
":perdonalos porque no saben lo que hacen""
Es una realidad la maldad que pretende dominamos hasta hacernos sus servidores; PERO hay una gran Verdad, el Bien represe » ver comentario
Me gusta 0
Pedro C.
Pedro C.

hace 1 semana, 1 día
En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso”

Cuando leemos las profecías escritas muchos siglos antes de la vida pública del Señor, quedamos convencidos de la autenticidad de cuanto sucedió después.
Isaías: “No escondí el rostro ante ultrajes y salivazos. El Señor me ayudó; por eso no sentía los ultrajes”. Esta última frase nos invita a la renuncia al propio yo; así, como quería Jesús, el espacio vacío podrá llenarse con el amor debido a la humanidad entera, sin distinciones ni exclusiones.
No podría parecernos poco como Jesús inunda todo el orbe con el manantial de la divina gracia. Esto supone sobre todo una gran lección de humildad y amor en provecho de los demás.
Dice el salmo: “Dios mío, Dios mío. ¿Por qué me has abandonado?”
“Me » ver comentario
Me gusta 0
serafin
serafin

hace 1 semana, 1 día
Si reflexionamos algo en ésta cuaresma, que sea la semilla que germine hoy, aceptando a Jesús en nuestra vida.
Me gusta 0
Angela Toro
Angela Toro

hace 1 semana, 1 día
Hoy me han llegado muy acertadas las palabras del hermano José Manuel en su comentario... "No siempre lo que deseas es lo que necesitas".
Gracias por compartir todos los días sus comentarios... Bendiciones
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 1 semana, 1 día
Mirando a Jesús,manso y humilde de corazón,aprendemos a amar.
Amar, es creer en el otro.
Amar, es descubrir al otro.
Amar, es darse al otro.
Amar, es aceptar al otro.
Ama, es valorar al otro.
Amar, es hacer crecer al otro.
Amar,es abrirse con toda sinceridad al otro.
Amar,es buscar la felicidad del otro, y buscándola,encontrar la propia.
Amar,es una experiencia humana,entrañable,de cada día,difícil de describir,siempre mas grande.
El amor es confianza.
El amor es responder a las necesidades del otro.
El amor se nos pone en las manos para hacerlo crecer con nuestro esfuerzo.
El amor es verdadero cuando es de cada día y de todos los días.
El amor se apoya en el ser,no en el tener.
El amor que se trabaja no muere nunca.
Padre, en ti hemos aprendido el amor.En ti hemos » ver comentario
Me gusta 0
Vanessa
Vanessa

hace 1 semana, 1 día
Jesus nos invita en este tiempo de semana santa a que lo amemos sigamos su camino para llevar una vida estable sin conflitos es tiempo reflexion total entregemos todo nuestro amor a el nuestras dudas temores cristo no falla el te ama dio la vida por ti amemoslo hermanos amen
Me gusta 0
Jose Manuel
Jose Manuel

hace 1 semana, 1 día
Comentario: al Santo Evangelio de hoy, 14/04/2019.

Comenzamos así la Semana Santa de lleno en el misterio de la entrega, la muerte y la resurrección del Señor, pero un Señor muy diferente al que Israel esperaba... y quizás un Señor que sigue sorprendiéndonos a nosotros en el día a día. Ramos y palmas, triunfo y aleluyas, hosannas y cantos reciben a Jesús en Jerusalén. Es el comienzo de la Semana Santa, el centro de la fe de los cristianos, y comienza con esperanza y luz y gloria... con el reconocimiento de Jesús como Señor, como enviado, como Mesías. ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! Se abren las puertas del triunfo a Jesús y toda Jerusalén lo aclama y lo recibe con alegría y esperanza como enviado de Dios, y si no aclamasen los niños y mayores, las mismas p » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 1 semana, 1 día
El evangelio de hoy 14 de abril, nos invita, para que recordemos y reflexionemos todo lo que Cristo tuvo que padecer para redimirnos y reconciliarnos con el Padre Celestial, desde un principio el Señor se apropia del plan de salvación y de enseñarnos la compasión y misericordia que tiene con cada uno de nosotros, Cristo a cada paso que da nos muestra que vivir para Dios es el objetivo primordial, porque Él siempre estará hasta el final con nosotros, nos enseña la paciencia, el perdón y el amor, construyamos caminos que nos acerquen y nos lleven al Señor, participemos con fe y esperanza de este domingo, en el cual recordamos que Cristo fue recibido, con palmas de olivo y todo manto era puesto de alfombra por donde pasaba porque es el Rey, el que aboga por los pobres, por los triste » ver comentario
Me gusta 0
Jose Manuel
Jose Manuel

hace 1 semana, 1 día
LA MARIPOSA Y LA FLOR
La mariposa y la flor Cierta vez, un hombre pidió a Dios una flor y una mariposa. Pero Dios le dio un cactus y una oruga. El hombre quedó triste, pues no entendió por qué su pedido llegó errado. Luego pensó: Con tanta gente que atender... y resolvió no cuestionar. Pasado algún tiempo, el hombre fue a verificar el pedido que dejó olvidado. Para su sorpresa, del espinoso y feo cactus había nacido la más bella de las flores. Y la horrible oruga se había transformado en una bellísima mariposa. Dios siempre hace lo correcto. Su camino es el mejor, aunque a nuestros ojos parezca que todo está errado. Si has pedido a Dios una cosa y has recibido otra, confía. Ten la seguridad de que Él siempre te proporcionará lo que necesitas en el momento adecuado. No si » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.