Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

Sin agua no hay vida. Este preciado elemento de la naturaleza está empezando a ser un grave problema, pues lo necesitamos para vivir. Las políticas de producción y consumo todavía no se han decidido con determinación a llevar a cabo un crecimiento sostenible para cuidar y preservar el agua. El número seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, habla de ello: “El agua potable y limpia representa una cuestión de primera importancia, porque es indispensable para la vida humana y para sustentar los ecosistemas terrestres y acuáticos. Las fuentes de agua dulce abastecen a sectores sanitarios, agropecuarios e industriales. La provisión de agua permaneció? relativamente constante durante mucho tiempo, pero ahora en muchos lugares la demanda supera a la oferta sostenible, con graves consecuencias a corto y largo término. Grandes ciudades que dependen de un importante nivel de almacenamiento de agua sufren periodos de disminución del recurso, que en los momentos críticos no se administra siempre con una adecuada gobernanza y con imparcialidad. […] En algunos países hay regiones con abundante agua y al mismo tiempo otras que padecen grave escasez.”

La Palabra de Dios hoy nos habla del agua. El agua que brota del Templo descrita por el profeta Ezequiel y que va purificando y curando todo lo que encuentra a su paso. Representa la vida en Dios, cono el agua que recibimos en el bautismo, el agua que se asperja sobre nosotros en el acto penitencial de la pascua, en las bendiciones de los Ramos, al despedir los restos mortales de un ser querido… Agua bendita de la vida, utilizada en los sacramentos y celebraciones.

La misma en la que deseaba sumergirse aquel enfermo que llevaba treinta y ocho años padeciendo su postración sin poder llegar a tiempo a la piscina de Betesda, junto a la Puerta de las Ovejas en Jerusalén. No necesitó llegar a tiempo a la piscina, pues el mismo Jesús le curó con su Palabra de autoridad. El agua del Señor sanó su enfermedad.

Hoy te pedimos Señor que no nos falte el agua que Tú nos das, el agua de la Vida, el agua que sacia de verdad nuestra sed y que ofreciste a la mujer samaritana junto al pozo. Esta agua también es un bien escaso, pues no todos conocen de su existencia ni saben dónde ir a buscarla. Danos de beber de esta agua, Jesús.

Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf

Comentarios
Víctor Luna
Víctor Luna

hace 2 semanas, 6 días
Señor, Dios mío, quien me diera Agua Viva, la que brotó de tu corazón atravesado, esa que sana el cuerpo y el alma, la que todo lo limpia y lo purifica de inmediato.

Riega mi tierra árida y reseca para que le crezcan árboles frondosos de virtud con raíces profundas y que den frutos jugosos de caridad y misericordia para que se sacien mis hermanos.

Déjame crecer y fortalecerme junto de tus divinas fuentes sacramentales. Bendito Bautismo que me hace nacer de nuevo. Don confirmado de tu Espíritu que me hace tu guerrero. Comunión contigo que me alimenta el alma y me prepara para vida eterna. El Don de misericordia y reconciliación que me sana las heridas recibidas y me restaura tu Gracia.

Cristo Jesús, dueño de la ley y el sábado, que nos enseñaste que tu religión nace » ver comentario
Me gusta 0
Sonia Cristiani
Sonia Cristiani

hace 2 semanas, 6 días

Desde que estamos en el vientre de la madre, habitamos en una bolsa de agua, que es lo que nos da vida. Muy clara es la profecía de Ezequiel, al ver como el agua fluye por todos lados, es nuestro vital líquido. Y San Juan lo presenta, en su Evangelio, donde se nos el relata lo de la Piscina de Betesda, hay paralíticos, cojos y ciegos; especialmente un hombre que tenía 38 años de estar enfermo. Viene otra vez la curación del agua, con sólo sumergirse ya estaba sanado; sin embargo este hombre, con muchos años de enfermedad, nunca llegaba a tiempo para entrar al agua. Jesús lo sana con sólo pronunciar palabras de amor y dulzura "levántate, toma tu camilla y camina ". Hay crítica de los judíos porque trabaja en día sábado. Incluso, no querían que se llevara su camill » ver comentario
Me gusta 0
gladyslarrea
gladyslarrea

hace 2 semanas, 6 días
Las lecturas y comentarios de hoy traen a mi mente una hermosa alabanza de la hermana glenda que su coro dice: tu eres el agua viva tu eres el agua clara inundame inundame y todo se transformará en mi.Dios los bendiga.
Me gusta 0
susana carrillo
susana carrillo

hace 2 semanas, 6 días
Representa la vida en Dios, cono el agua que recibimos en el bautismo,
La palabra cono está mal empleada en el texto.
Al igual que la palabra: (asperja), el agua que se asperja sobre nosotros en el acto penitencial de la pascua.
Son palabras que alteran el mensaje.
Me gusta 0
Ignacio Silva
Ignacio Silva

hace 2 semanas, 6 días
Yo lo veo de esta forma, en cada Eucaristía al Salir del Templo cada uno de nosotros debe ser como ese torrente con las Bendiciones que nos da el Señor para empapar a otros de ese Amor que fluye de Jesús y María
Me gusta 0
Humar94
Humar94

hace 2 semanas, 6 días
Saludos y bendiciones para todos!
La voluntad y la misericordia del Señor es infinita; entre tantas personas enfermas que se encontraban fuente a la piscina de la sanación esperando su oportunidad, Jesús elige a aquel hombre que llevaba 38 años enfermo. Primero pregunta respetuosamente si quiere ser sanado y luego, con la autoridad que lo caracteriza, ordena que se levante, tome su camilla, y regrese a la vida; posteriormente, en el Templo, perdona sus pecados y le pide que no peque más. El encuentro con Jesús es un resarcir maravilloso que nos devuelve nuestra existencia; El nos sana, nos dignifica, perdona nuestras faltas y nos invita a vivir una vida nueva, en la fe, el amor y la caridad. Amén.
Me gusta 0
Serafin
Serafin

hace 2 semanas, 6 días
Sumergirse en las aguas del amor, para salir renovado en la fe.
Me gusta 0
Cristina
Cristina

hace 2 semanas, 6 días
La corriente del agua, que cada vez se hacia mas profunda y eso impedía el traslado con comodidad....los problemas mismos de la vida, las pruebas que nos manda Dios, los "obstáculos"...van a pasar, solo caminemos junto esa corriente de vicisitudes, cerca de los árboles (nuestra familia, amigos, seres que conocemos y nos enseñan con su propia vida), todo pasará y luego estaremos BIEN, Dios nos quiere enseñar algo, que veamos "la verdad" detrás de todo, que veamos a Jesús!
Gracias Padre Celestial por lo bueno y lo no tanto!
Bendecido día para todos.
Me gusta 0
Nataly
Nataly

hace 2 semanas, 6 días
Este evangelio nos habla de la fe y gratitud que le debemos a Dios pues bien sabemos nuestra vida esta en sus manos por tanto si tenemos algún problema el es el único que nos brindará apoyo y consuelo sincero pues el amor de Dios es grande y nuestra fe también debe serlo
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 2 semanas, 6 días
Dios nos da mucho la naturaleza , el aire que respiramos y el agua que tenemos.
Representa la vida en Dios, cono el agua que recibimos en el bautismo, el agua que se asperja sobre nosotros en el acto penitencial de la pascua, en las bendiciones de los Ramos, al despedir los restos mortales de un ser querido… Agua bendita de la vida, utilizada en los sacramentos y celebraciones.
Aquel hombre enfermo y Jesús lo sano . El agua del Señor sanó su enfermedad. Bendito seas por siempre Señor.
Me gusta 0
antonia
antonia

hace 2 semanas, 6 días
Gracias por los comentarios, nos sirven y están adaptados al mundo en que vivimos.AL leer las escrituras antiguas que en lo profundo llevan un gran mensaje, también me cuesta su interpretación a veces y el tomarlas al pie de la letra y de forma fanatica es lo que ha ocasionado tantos problemas a los letrados y fariseos de antes y pueden ocasionarnos lo mismo ahora si queremos poner o imponer la ley por encima del ser humano y no mirar primero la necesidad sincera de esa persona que nos encontramos por el camino de la vida y que ella lo sepa o no , sea creyente o no lleva el a.d.n. de Dios.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 2 semanas, 6 días
Dice el salmo:un río y sus canales riegan la ciudad de Dios.
En la ciudad de Dios no falta el agua de la gracia.Si permanecemos en esta ciudad seremos felices; sus aguas riegan las virtudes necesarias para vivir alegres y confiados...en paz con nosotros mismos y con los hermanos.En paz con Dios.
Pero si nos alejamos de la ciudad y no nos alcanza la gracia, estamos expuestos a la sequía, y en tierra árida solo crecen abrojos y zarzas.
Permanezcamos en la Iglesia (ciudad de Dios) Ella nos enseña a ser fieles,humildes,bondadosos, coherentes y generosos.Los sacramentos recibidos con fe son el río y los canales por donde pasa el agua de la gracia que nos da VIDA y fortalece. Miremos a los santos y veremos que todos viven en esta ciudad.
El enfermo del evangelio es curado por el agua d » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas, 6 días
Cristo…Estoy aquí contigo.

Cristo, cuando yo estaba enfermo en el hospital, y por mis pecados me has sanado con el perdón, ¿recuerdas?, en el Sacramento de la reconciliación. Escucho tu consejo: has quedado sano, no peque más no sea que te ocurra “ALGO PEOR” he sido. Y soy curado por la fe. La mayor enfermedad es perder la fe. Cuando estuve en el Hospital enfermo rezaba el Santo Rosario dos veces al día Mañanas y Tardes. Y lo hacía con enfermos como yo; y con las s Monjitas, Que ambiente más saludable, y Sano. Se nos olvidaban las enfermedades.

Rezar vosotros conmigo hoy el Santo Rosario de cada dia.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 2 semanas, 6 días
En este 2 de abril el evangelio nos invita para que, jamás perdamos la esperanza que tenemos en un Dios generoso, bueno, compasivo y misericordioso, si nosotros le respondemos positivamente jamás el Señor nos dejará solos, porque nosotros somos sus hijos, sus herederos y sus preferidos para compartir en el cielo el Banquete Celestial que tiene preparado desde el principio de los siglos, es por eso que debemos caminar firmes en la fe, aceptar que Dios nos ama, que no tiene límites ni fronteras, que siempre está pendiente de todo lo que nos pasa, porque sabe que somos débiles y frágiles, lo cual nos hace caer fácilmente en la tentación y cometer el pecado que tanto aborrece, estamos en ocasiones muy estancados y no queremos hacer nada dar a conocer a Cristo, sin embargo es necesari » ver comentario
Me gusta 0
Josefa María
Josefa María

hace 2 semanas, 6 días
Frente a la sequía que hace padecer innecesariamente al hombre y al mundo, regad vuestro corazón con el amor de Jesucristo y el manantial de la vida crecerá en uno y se extenderá a los otros como la semilla de la que brotó el fruto en el terreno de Dios cuya labranza diaria nos conducirá a cosechar la vida eterna por los siglos de los siglos, amén ????
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 2 semanas, 6 días
Así es,padre Lozano,que importancia tiene el agua.Nos has recordado cuentas veces aparece en los evangelios, como fuente de vida.Riega la tierra en sequía,le pedimos al Espíritu Santo en su oración
Me gusta 0
Jimena
Jimena

hace 2 semanas, 6 días
Hermoso comentario. A veces ni reparamos en cuánto dependemos de Su Gracia. El Señor de veras sostiene la Creación a pesar de la devolución ingrata que le hacemos. Considerar su Amor, su misericordia... cómo sigue siendo paciente nos reubica en un profundo agradecimiento. Al leer el comentario recordé también que "sangre y agua " brotaron del corazón de Jesús. Inclinémonos ante su Amor, que ha entregado hasta su Vida por cada uno. María nos enseña.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 2 semanas, 6 días
Rios de agua viva es la gracia de Dios y su Santo espiriru¡¡¡ Es su tiempo del Espieitu ,crezcamos ,pidamoslo,y actuemos con El!Amen Amen Amen
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas, 6 días
Comentario al Santo Evangelio de hoy, 02/04/2019.

La Reacción de Jesús es una orden “levante, toma tu camilla y echa a andar” Y el hombre fue curado. En su forma de hablar hay un tono de lamento: esta resignado pero también amargado: una actitud que hace pensar también en muchos católicos sin entusiasmo y amargados que se repiten a sí mismos: “Yo voy a misa todos los domingos pero es mejor no comprometerse”. Jesús primero cura al enfermo y luego lo invita a “no pecar más” Es precisamente este el camino cristiano, la senda del celo apostólico para acercarnos a las numerosas personas heridas en este hospital de Campo” La Iglesia.

La iglesia es un buen hospital de campo para rezar cada día el Santo Rosario, en grupo y media hora antes de la Santa Misa.

Me gusta 0
Leonel
Leonel

hace 2 semanas, 6 días
Podemos percibir que el agua es indispensable en el universo para que haya vida en la tierra asimismo Jesus es el agua viva indispensable para que haya vida eterna.Que es de lejos la mejor!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.