Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

La viña del Señor y sus frutos

La parábola de la viña expresa el amor, la fidelidad y el cuidado de Dios hacia el pueblo elegido, y la contumaz infidelidad de este último. Dios es el que ha creado a este pueblo, lo ha liberado, le ha propuesto una alianza de amor; pese a las infidelidades no ha dejado de enviarle emisarios, los profetas, que han hablado en nombre de Dios y han exhortado a renovar la alianza. Aunque con excepciones, el pueblo y sus dirigentes, han desoído una y otra vez esas llamadas, se han revuelto contra los enviados, los han despreciado, perseguido, matado. Cuando Jesús llega al cénit de su narración: “Por último les mandó a su hijo”, ya no habla del pasado: él es el hijo enviado por Dios como último recurso y como extrema expresión de su amor hacia su viña. Y la reacción de los labradores es una profecía de la de los sacerdotes y ancianos contra él.

Con su denuncia, Jesús les dirige una última llamada a ser fieles y a cumplir con su misión. Porque la elección no es un privilegio, sino un servicio sacerdotal, de mediación entre Dios y la humanidad. Igual que una viña no da frutos para sí, sino que los ofrece a todos, así los que Dios espera de Israel son frutos de santidad, justicia y salvación ofrecidos a todos los hombres sin excepción.

El fracaso de Israel, que rechaza a Jesús como Mesías y lo conduce a la cruz, pone de manifiesto el poder y la providencia de Dios, que no manipula la historia, pero sabe sacar bien del mal, vida de la muerte. Así, la infidelidad de Israel es ocasión para la apertura universal de la revelación bíblica, entregada a otro pueblo que produzca frutos, fundado sobre Jesucristo, la piedra desechada por los arquitectos, y convertida en piedra angular. Ese pueblo es la Iglesia, depositaria de una nueva alianza, que no pasará ya nunca, precisamente porque su fundamento es el mismo Cristo.

Ahora bien, la conciencia de ser el nuevo pueblo de Dios, y de que el vínculo que nos une con él no será revocado jamás, no debe hacernos olvidar que se trata también de una vocación sacerdotal, de mediación y de servicio. Hemos sido llamados a la viña del Señor no para holgar, sino para trabajar en ella, y para producir frutos de buenas obras, de santidad, de paz, de fraternidad y de justicia, y para ofrecer esos frutos a toda la humanidad, invitando sin coacción a quien quiera a unirse en este trabajo, a Cristo como los sarmientos a la vid (cf. Jn 15 1-6). Ser cristiano consiste en asumir una actitud de servicio y apertura.

En esta tarea que Jesús nos confía tenemos que tener una conciencia lúcida de nuestra debilidad, del peligro de ser infieles, como Israel. Sabiendo que la nueva alianza es definitiva, si nosotros no respondemos a la llamada de Dios con fidelidad, ¿dónde quedará la esperanza de la humanidad? ¿Quién salará la sal desvirtuada? (cf. Mt 5, 13). Lo que Jesús les dice hoy a los sumos sacerdotes y a los ancianos, nos lo dice también a nosotros. Nos invita a examinarnos del peligro de pretender hacernos dueños de la viña, de hacer de ella un coto cerrado, de ser incapaces de reconocer a los criados que Dios nos envía, los profetas de nuestro tiempo por medio de los cuales nos habla Dios.

El Evangelio de hoy es una dramática llamada de atención a todos los cristianos a salir de la modorra, a tratar de responder con fidelidad a la llamada de Dios, para poder dar frutos de santidad para la vida del mundo.

Comentarios
Maricarmen
Maricarmen

hace 4 semanas, 2 días
Gracias Señor!! por cada dia de luz y de paz que siento en mi corazon al leer tu palabra
Me gusta 0
Mireya
Mireya

el 22/3/19
Gracias Señor por tu palabra que es muy clara, me interroga y me anima a continuar luchando con mis debilidades. Señor que corresponda a tu gran amor, dando los frutos que Tú Santo Espíritu me inspire.
Me gusta 0
Jose Manuel
Jose Manuel

el 22/3/19
Producir frutos.

Y estas son las preguntas que me hago Yo; referente al Santo Evangelio de hoy; ¿Me considero un “soñador” como José o soy más bien pragmático como el hermano mayor o incluso los demás hermanos? Trato de explicarlo ¿Reconozco mi parcela en la viña del Señor? ¿La trabajo para mí o para Él? ¿Qué frutos descubro del trabajo en la viña del Señor? Pero ¿solo a los dirigentes judíos se dirige la parábola? Me temo que no. Pidamos al Señor la gracia de ser y sentirnos trabajadores responsables de la viña que nos ha encomendado, que la cultivemos con los talentos que de Él hemos recibido y que seamos siempre dóciles al Espíritu.

¿Rezo cada día el Santo Rosario “Si”?, ¿La Virgen María Forma Parte de mi vida? “Si” ¿Tomo cada día La E » ver comentario
Me gusta 0
Amparo
Amparo

el 22/3/19
Señor mío Jesucristo, perdona nuestros pecados y danos la nueva oportunidad de merecer ser tus hijos, siguiendo tu ejemplo de dar amor, de ser misericordiosos con nuestro prójimo, que no seamos egoístas y que ayudemos al hermano en cada uno de ellos estés presente y así sentir todo lo que necesitan , darles mucho amor con nuestras acciones.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 22/3/19
El evangelio de hoy 22 de marzo nos invita para que miremos a Cristo como nuestro Salvador, cada día debemos seguir con firmeza, alegría y amor la fe que profesamos, creer que Jesús es el dueño de la viña pero que nosotros día tras día debemos seguir sirviendo a todos aquellos que necesitan de nuestra ayuda, no seamos hipócritas con Dios, que solo lo llamamos, lo nombramos cuando estamos llevados, sin embargo, él nos ama infinitamente y sin límites, porque siempre se ha mostrado compasivo y misericordioso, no desechemos ese amor tan grande que no tiene, no hagamos persecución a quien nos abre caminos para llegar muy lejos, no despreciemos sus mandamientos, obedezcamos y hagamos la voluntad del Padre, no seamos fariseos, caminemos firmes por el sendero que Jesús nos enseña, no » ver comentario
Me gusta 0
Jose Manuel
Jose Manuel

el 22/3/19
Comentario Al Santo Evangelio de hoy, 22/03/2109.

Dios dio en herencia un terreno con una viña que hizo con sus manos “planto una viña, la rodeo con un cercado, allí excavo un hueco para el lagar y construyo una torre. Y dio la viña en alquiler a los campesinos “es lo que hace Dios con nosotros: nos dio la vida en alquiler. En cambio, esta gente vio aquí un buen negocio, una buena oportunidad: la viña es hermosa, tomémosla, es nuestra: se adueñaron de la palabra de Dios y obedecerle en la Iglesia. La parábola de los viñadores homicidas es una durísima crítica de Jesús a los sumos sacerdotes y fariseos, es decir, a los dirigentes de Israel, el Pueblo de Dios, porque, lejos de cultivar adecuadamente la “viña” para que diera los “frutos” esperados por Él, se pre » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 22/3/19
El Señor salva a sus elegidos. A los que son fieles y esperan en su palabra.

Esta historia de Jose y sus hermanos es muy hermosa.

Quien confía en Dios, aunque pasen cosas que no entiende, sigue confiando, porque es Dios el que sabe a donde lo ha de llevar.
Quien cree en Dios todas las cosas le pasan para Bien, como sucedió con Jose fiel a Dios en todo momento.

En la parábola del evangelio, de gran significado para nuestra vida, entiendo que, podemos disfrutar de todo lo que Dios puso en nuestras manos, pero siempre teniendo conciencia que es prestado.
Hay que dar frutos y entregar cuentas de todo lo que nos han confiado.
No podemos apoderarnos de lo que es de Dios.

El dueño de la viña, pone todo en nuestras manos nos deja trabajar, y espera nuestros frutos. » ver comentario
Me gusta 0
Serafin
Serafin

el 22/3/19
Reflexionemos si estamos dando de verdad, lo mejor de nosotros, sin aun falta algo, comencemos desde hoy.
Me gusta 0
Fabiola Baldeón
Fabiola Baldeón

el 22/3/19
Señor que no sea sorda a tu Voz
Tu palabra vivifica mi espíritu
Gracias, porque es el mejor camino seguirte a ti sin desmayar, envía tu Santo Espíritu para que me guie mi caminar y así llegar a la santidad
Me gusta 0
Nibe Diaz
Nibe Diaz

el 22/3/19
Buenos dias hermanos en Cristo, Jesus nuestro Señor, estamos en cuaresma, el tiempo en que recordamos todas las vivencias de nuestro Señor Jesus, mas dificiles, tuvo que soportar tantas torturas, desprecios, acosos, desiluciones, son tantas crueldades que no podriamos enumerarlas, hasta llegar a la muerte en la Cruz y todo por nuestros pecados, ojala todos pudieramos detenernos a pensar, a vivir a medittar lo que significa Semana Santa y vivieramos ponindonos en el lugar de Nuestro Señor Jesucrito y asi no hicieramos lo que hacemos en semana santa, acerquemonos en oracion para que el con su santo espiritu nos recuerde, como debemos vivir estos dias,
Bendiciones y que Dios nos guarde de todo mal,
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 22/3/19
Señor que cuidemos tu viña,para que Tú puedas recoger sus frutos.El Rosario,camino hacia la santidad
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 22/3/19
Jesús les dirige una última llamada a ser fieles y a cumplir con su misión.
Porque Dios espera mucho de nosotros , hacer fieles de corazón .
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 22/3/19
"Recordad las maravillas que hizo el Señor"
La maravilla más grande que hace el Señor es enviar a su hijo entre los hombres para redimirnos del pecado.Si conocemos a Jesús y le seguimos, experimentaremos los frutos de su muerte y resurrección. Llegaremos a vivir en plenitud la vida de hijos de Dios
(que es algo más que ser buenos)
"La creación,expectante,está aguardando la manifestación de los hijos de Dios"(Rm 8,19)
Cuando el hombre vive como hijo de Dios, como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo, sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios .Cuando la caridad de Cristo transfigura la vida de los cristianos, éstos alaban a Dios y con la oración, la contemplación y el arte de la caridad, hacen partícipes de ello a toda la creación (Papa Franc » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.