Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

La cruz y el servicio

Se suele pensar que el Antiguo Testamento sanciona un mesianismo de triunfo y de victoria, y de ahí las pretensiones de poder que tientan al grupo de los seguidores de Jesús, encarnado hoy en Santiago y Juan (y reflejado en la indignación de los otros), todavía demasiado impregnados por esa antigua mentalidad. Pero ya en los Profetas (lo vemos hoy en Jeremías) descubrimos claros indicios de que el verdadero mesianismo apunta en otra dirección, la que Jesús anuncia a los más allegados mientras va subiendo a Jerusalén. No es fácil entender ese anuncio. No lo era para los discípulos de primera hora, y no lo es para nosotros, por mucho que sepamos el dato de la muerte y resurrección de Jesús y lo recitemos sinceramente en el Credo. La tentación del éxito, del mesianismo de victoria, de la fe como garantía de salud o bienestar, nos sigue persiguiendo hoy, igual que entonces. Podemos probar a ensayar cómo traducimos nosotros en nuestra oración, de tantas y sutiles formas, la petición de la madre de los Zebedeos, revelando no sólo lo poco que entendemos el mensaje de la cruz, sino también lo poco atentos que estamos a las palabras de Cristo.

Jesús, maestro bueno, no desespera ante la cerrazón de sus seguidores, sino que aprovecha la ocasión para enseñarnos y, con su profunda pedagogía, introducirnos en la comprensión de la difícil lógica de la cruz. Es el camino del servicio. Aunque estemos tan inclinados al éxito, a ese éxito que supone la derrota de los rivales y los enemigos, podemos aprender y asumir el camino alternativo que Jesús ha escogido, el camino estrecho y empinado que lleva a la vida, por la vía del servicio. La bondad del servicio la entiende cualquiera, entre otras cosas, porque no supone la negación de la otra parte: en la lógica del poder queremos vencer, pero no que nos venzan (pues si uno vence, alguien tiene que salir derrotado); en la lógica del servicio, nos gusta que nos sirvan, sí, pero también podemos servir, haciendo a los demás lo que queremos para nosotros (cf. Mt 7, 12). Por esa vía tan sencilla y humana podemos ir aprendiendo el camino de la cruz al que nos invita Jesús, que no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.

Comentarios
Amparo
Amparo

el 20/3/19
Amado padre, el día de hoy te pido, ser útil a mis hermanos que los ayude y sea fiel al servicio de Jesucristo, tener presente que el vino a salvarnos a todos, entregando su vida. En cambio nosotros nos olvidamos de él.Ayudame a desprenderme en estos días de Cuaresma de toda distracción y orar .Acompañar al viacrucis cada viernes en mi comunidad. Amén.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 20/3/19
Señor mio y Dios mio ayúdame por favor para que no me olvidé de servir a mis hermanos alcohólicos y a la gente que trabaja conmigo y en mi casa que sea primero yo sirviendo a todos mis seres queridos, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

el 20/3/19
Paz y Bien la palabra de hoy me hace un llamado al servicio así como jesús vino a este mundo a servir y a dar su vida por muchos así de esa forma me ha enseñado a darme por mis hermanos , lo que yo quiero que hagan por mi eso mismo yo hacerlo por otros imitemos a jesús a servir y no hacer servidos
Gloria A Dios
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 20/3/19
debe ser sanado, experimentar la converción esa idea retriviutiba del bien, del apostolado ect..que uno realiza. en el fondo se esconde una gran envidia un deseo escalador, como que nos hagan Ya los nichos en los altares.
El seguimiento a Jesús nos invita a sentinos estigmatisados configurados en su dolor, en el dolor de recivir tración, negación, martirio porquienes menos pensabamos.
Lo de Jesús es una propuesta de amor hasta el Fondo, desearle el reino al otro en las peores circunstancia, apartarle la colera de Dios lo mas posible.
En efecto hoy nos encontramos en un camino lleno de traisiones diviciones etc..y la escalada se tornará mas intensa por lo que el Caliz que ha de ser bebido debe ser hasta el Fondo!
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 20/3/19
Jesús dejo muchas enseñanzas y que no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.
Debemos de aprender a servir también nosotros , sin pedir nada a cambio. Sino hacerlo de corazón , Jesús no dice a ti si y a ti no . sino a todos por igual . Aprendamos a ser humildes de corazón y aumentar nuestra fe. Amén .
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 20/3/19
E profeta se siente perseguido, expone a Dios su afán.

La misión es dura, porque decir la Verdad nos lleva a asumir riesgos que pueden legar hasta perder la vida.

Los enemigos se engañan si creen que matando al profeta la palabra también muere y están equivocados. La palabra dice, Si el grano de trigo muere, da mucho fruto.

Señor ayúdame a confiar en Ti, a vivir conforme a tu
palabra.

El evangelio nos muestra la gran diferencia entre el camino de Jesús y las aspiraciones del hombre.

Nos falta aun mucho camino por recorrer hasta comprender nuestra misión en esta tierra.

Jesús habla de renuncia y entrega hasta la muerte para dar dar la vida.

El hombre busca el poder, el dominio, la fama, el prestigio , aunque tenga que quitar la vida para conseguirlo » ver comentario
Me gusta 0
Humar94
Humar94

el 20/3/19
Saludos y bendiciones para todos!
Mientras Jesús da a conocer a sus apóstoles el significado de la Pascua, ellos están pensando en el poder y seguramente en quien tomará el mando. Típico de las características y deseos de los hombres!; pero El anula toda ansia de poder argumentando que se es el primero, siendo el último; algo difícil de comprender pero que en la lógica del Señor tiene su mayor argumento en el servicio y dar hasta la vida por el otro, como El lo hizo. Señor: Que seamos capaces de comprender que nuestro mayor poder está en amar y servir a los demás, amén.

Me gusta 0
Jorge Peña
Jorge Peña

el 20/3/19
" Basilio de Seleucia (¿-c. 468)
obispo

Sermón 24; PG 85, 282ss
“Manda que estos dos hijos míos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.”
¿Quieres conocer la fe de esta mujer? Considera, pues, el momento de su petición...La cruz estaba cercana , la pasión inminente, la muchedumbre de los enemigos a punto. El Maestro habla de su muerte, los discípulos se inquietan: antes de la pasión se estremecen al oír hablar de ella. Lo que escuchan los espanta y quedan turbados. En este momento, esta madre se distancia del grupo de los apóstoles y pide el Reino y un trono para sus hijos.

¿Qué dices, mujer? ¿Oyes hablar de la cruz y pides un trono? Se trata de la pasión y tú deseas el Reino. Abandonas a los discípulos a sus miedos y temores. Pero » ver comentario
Me gusta 0
Pablo Lopez Ber
Pablo Lopez Ber

el 20/3/19
Ayúdanos Señor a servir más de lo que pretendemos ganar para nosotros. Que seamos humildes y seamos verdaderos cristianos no pendientes del éxito a costa de quien sea. Que sepamos ser los últimos. Gracias por los comentarios.
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

el 20/3/19
La nobleza del alma de Jesús que siendo Rey de todos y de todo el mundo vino a servirnos y dar hasta su vida por nuestra salvación es sencillamente mas que un ejemplo una manera de vivir porque para Dios todos somos iguales ante El...hoy en el día a día de nuestra existencia nos cuesta saborear la humildad y no debe ser así..hagamos conciencia de que a más éxito mas humildad y como lo hacemos sino sirviendo al prójimo en la medida de nuestras posibilidades..ahí vamos haciendo camino.. desbrozando los obstáculos que se nos presentan siempre pensando en el misterio de la Cruz que tiene un gran significado y que hasta ahora es materia de estudio y discusión teológica. ..Amén
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 20/3/19
Gracias Señor por tu amor diste tu vida por nuestra salvación, nos enseñaste con mucha humildad el amor al prójimo a servir a los más necesitados no ambicionar ocupar los primeros lugares sino que el mejor valor de nuestras vidas sea la humildad, la entrega , el servicio sin distinciones , Dios Padre es quien reserva los lugares del reino, haz Señor amado que tengamos un rinconcito de tu morada, llevando siempre tu palabra que es vida y significa la bendición en nuestras vidas amén.
Me gusta 0
Serafin
Serafin

el 20/3/19
Revisteme hoy, Padre Eterno, de ese humanismo y humildad que tu, tan sabiamente nos conminas a seguir.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 20/3/19
"Sálvame,Señor, por tu misericordia"
Cuando no vivimos cómo hijos de Dios, a menudo tenemos comportamientos destructivos porque consideramos, más o menos conscientemente, que podemos hacer lo que nos plazca.
Lo contrario de vivir como hijos de Dios es el pecado;dejarnos llevar del egoísmo,la soberbia,la ambición,la comodidad,el afán de tener,de placer,
de sobresalir...son la fuente de los comportamientos destructivos hacia el prójimo, empezando por la familia, hacia las criaturas (la creación)
y hacia uno mismo(empezando por la salud)
O tomamos en serio la lucha contra nuestro egoísmo para vivir el plan de Dios, o nuestro egoísmo acabará con nosotros,con el prójimo y con todo lo que nos rodea.
Nuestra conversión es sobre todo una obra de Dios,pero nosotros debemos colab » ver comentario
Me gusta 0
Josep Maria
Josep Maria

el 20/3/19
El que quiera ser el primero, hágase el servidor de todos, como el Hijo del hombre.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 20/3/19
En este 20 de marzo, el evangelio nos invita para que no busquemos los primeros puestos o que nos rindan honores y pleitesía, no podemos querer lo mejor para nosotros, es mejor que vivamos en medio de la sencillez y la prudencia, ganar con esfuerzo y sacrificio todo lo que anhelamos, es mejor alejarnos de todo aquello que nos hace daño como la arrogancia o la prepotencia, la vanidad, el orgullo y tantas cosas que nos extravían del camino del Señor, somos seres frágiles porque siempre queremos lo mejor, lo bueno, lo que no nos cuesta, lo que de un modo o de otro sale gratis, sin embargo, hay que ser prudentes cuando tengamos que decir o pedir algo, estamos llamados para seguir con vocación a Cristo y seguir el camino que él nos señala, porque es necesario discernir todo lo que est » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 20/3/19
Con que grandeza y autoridad moral Jesús nos dice no vine a ser servido ,sino a servir! "El que quiera ser grande ,entre ustedes ,que se haga servidor"!que bello Señor recordar que lety camino tiene muchas añadiduras, pero no tenemos que hacer atajos a la cruz a ese camino de persecución y proclamación de tu nombre de dar sin mirar a quien, de amar din merecimiento,deponer la otra mejilla de visitar a alienados y enfermos!!! Que sepa Señor ver ,sentir y mirar con tus ojos misericordiosos ¡¡ y llevarte donde necesiten tu servicio y vivencia ! Para tu gloria Señor ! Y en tu nombre Amen Amen Amen
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 20/3/19
Jesús hoy voltea las visiones humanas y terrenales de sus discípulos y les abre un nuevo horizonte de comprensión sobre cuál ha de ser el estilo de vida de sus seguidores.

Nuestras inclinaciones naturales nos mueven al deseo de dominar las cosas y a las personas, mandar y dar órdenes, que se haga lo que a nosotros nos gusta, que la gente nos reconozca un status, una posición. Pues bien, el camino que Jesús nos propone es el opuesto: El que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo “Servidor”, “esclavo”: ¡no podemos quedarnos en el enunciado de las palabras!; las hemos escuchado cientos de veces, hemos de ser capaces de entrar en contacto con la realidad que significan, y confron » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 20/3/19
Comentario: al Santo Evangelio de hoy día, 20/03/2019.

Quien quiera ser el primero - o sea el más importante – que sea el último de todos y el servidor de todos. Quien quiera ser grande, que sirva a los demás. Los discípulos, discutían quién ocuparía el lugar más importante, quién sería seleccionado como el privilegiado, quien estaría exceptuado de la ley común, de la norma General, para destacarse en un afán de superioridad sobre los demás. Y Jesús les trastoca su lógica diciéndoles sencillamente que la vida auténtica se vive en el compromiso concreto con el prójimo, es decir sirviendo.

Somos grandes cuando con devoción rezamos el Santo Rosario cada día. Ella Nuestra Madre lo considera así para todos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.