Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

Varón justo

Dios, sin duda alguna, cumple sus promesas. Pero lo hace a su modo, salvaguardando siempre su libertad soberana, y superando, además, infinitamente nuestras expectativas. La promesa realizada a David y a su descendencia de una realeza para siempre no tiene el significado que, por el contexto, se entiende a primera vista. De hecho, la dinastía davídica tuvo un destino y un fin bien trágicos. Y, sin embargo, Dios restaura esa dinastía, pero no en un sentido monárquico y político, sino en la realeza de Cristo, que, vencedor del pecado y de la muerte, no pasará jamás. No será, pues, el reino de uno sobre muchos, o de unos pocos sobre todos los demás, o de un pueblo que somete y oprime al resto. Se trata de una realidad infinitamente más grande y más importante, de un valor infinitamente superior, porque supone el fin de los dominios despóticos, de las opresiones, de la violencia como forma de gobierno y de convivencia. Esas realidades, fruto del pecado, siguen vigentes, el mundo continúa caminando por sus viejas sendas, pero se abre paso en él una posibilidad nueva y superior: el Reino de Dios, la realeza de Cristo, la ley del amor y la fraternidad, que no es sólo promesa para un futuro indeterminado, más allá de la muerte, sino que está ya presente y operando en este mundo nuestro, gracias a la presencia encarnada del Hijo de Dios, el Cristo, el Ungido, en el que se cumplen definitivamente aquellas antiguas promesas de un reino sin fin, si bien no es de este mundo, pues no funciona como los reinos (y las repúblicas) mundanos.

Pero, ¿qué pinta José, el humilde carpintero, en todo esto? En primer lugar, que en él se cumple, según la ley, aquella antigua promesa. No es un rey, ni un príncipe, ni siquiera un noble, es un obrero anónimo, pero al que la Providencia salvífica de Dios ha situado en el centro de la historia. Es él el depositario legal de aquellas promesas ya remotas y casi olvidadas, el renuevo del tronco de Jesé (cf. Is 11, 1), el fruto inesperado de un árbol que parecía ya por completo seco y sin vida. Y es él, en consecuencia, el que transmite, según la ley, la sucesión davídica al verdadero David, el hijo de la Virgen, el verdadero Rey, Profeta y Sacerdote de la nueva alianza.

En José vemos con claridad una verdad de extraordinaria importancia para nuestra fe y para la vida de cada uno. Los grandes acontecimientos de la historia, esos que conmueven sus cimientos y hacen que varíe su rumbo, suceden gracias a personas humildes y anónimas que han hecho posible la aparición de los grandes y decisivos personajes. Es verdad que esto es así para bien y para mal. Los protagonistas que aparecen en los libros y las crónicas para bien y para mal no hubieran podido hacer nada sin la cooperación de muchos seres humanos anónimos, que crearon de un modo y otro las condiciones para la aparición de aquellos. No cabe duda de que no hay un acontecimiento más decisivo en la historia de la humanidad que la encarnación, la muerte y la resurrección de Cristo. Aquí es Dios quien ha intervenido. Pero lo ha hecho humanamente, humanizándose, haciéndose uno de nosotros. Y, por eso mismo, es normal que haya querido (y tenido que) contar con la cooperación en la sombra de personas que han hecho posible su venida a nuestra historia.

José es el prototipo del varón justo: el que sabe discernir la presencia de Dios, el que está dispuesto a retirarse con respeto, pero también a escuchar la voz de Dios que habla en sueños, y a actuar con diligencia, tomando decisiones, asumiendo riesgos, colaborando calladamente y en espíritu de obediencia con los planes de Dios.

Si en algo nos parecemos a José es en que somos también personajes anónimos, que viven y trabajan en la sombra de la historia mundial, cuyos focos iluminan a otros. Pero José nos enseña la importancia de ser justos, es decir, de estar abiertos y a la escucha, de trabajar con fidelidad y diligencia, de saber soñar, pero también tomar decisiones y asumir riesgos, para que en la historia sucedan acontecimientos positivos y salvíficos, en vez de las muchas catástrofes que la afligen (con las que también podemos colaborar si no vivimos como debemos); para que Dios pueda seguir viniendo a visitarnos con su voluntad salvífica, para que, en definitiva, Cristo siga reinando en nuestro mundo y las promesas de Dios, que superan toda expectativa, se puedan seguir cumpliendo.

Comentarios
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 6 horas, 48 minutos
Padre Bueno Padrenuestro bendito seas por todo el amor que nos tienes, bendito seas por darnos a mamita María cómo madre de nuestro Señor Jesucristo y madre nuestra, bendito y alabado seas por siempre Padre de misericordia y amor, amén.
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 7 horas, 56 minutos
José es el prototipo del varón justo: el que sabe discernir la presencia de Dios, el que está dispuesto a retirarse con respeto, pero también a escuchar la voz de Dios que habla en sueños, y a actuar con diligencia, tomando decisiones, asumiendo riesgos, colaborando calladamente y en espíritu de obediencia con los planes de Dios. Todo depende de nosotros de confiar en Dios , de nuestra fe.
De esa amor sin medidas a Dios de ser agradecidos día a día por lo que tenemos . Pero siempre saber escuchar su palabra , porque su Misericordia es grande hoy y siempre .
Me gusta 0
Serafin
Serafin

hace 8 horas, 22 minutos
Iluminamos Padre amado, para que por tu intercesión, podamos alcázar un estado pleno en el amor y la caridad con nuestros iguales.
Me gusta 0
Humar94
Humar94

hace 8 horas, 41 minutos
Saludos y bendiciones para todos!

José: hombre justo según la Palabra, que nos enseña cada día la humildad, la entrega, la responsabilidad y el cumplimiento del compromiso adquirido con Dios y con su familia; hombre trabajador, anónimo, sencillo, que no busca aparecer ni figurar, que no es prepotente, que no se jacta de su fuerza viril, que no humilla y ofende, sino que sabe que Dios le ha encomendado una noble tarea que él ha de cumplir cabalmente y que sabrá guardar silencio y retirarse en el momento oportuno. Señor: ilumina a todos los hombres que tu creaste, para que, con la fuerza de tu Espíritu, sepamos cumplir tu voluntad de manera sencilla y humilde, Así sea.
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 9 horas, 13 minutos
Padre José María,muchas felicidades y que San José,le ayude y le proteja
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

hace 9 horas, 27 minutos
El Evangelio nos enseña cosas positivas como la humildad , la prudencia , como José aceptó la voluntad de Dios, la fe es muy importante porque demuestra que ponemos nuestra confianza en Dios sin dudas, dejamos que el actúe en nuestras vidas y el nos responde ayudándonos en nuestras dificultades como no reconocer Señor bendito tu inmensa misericordia para conmigo gracias Padre Bendito por protegerme y cuidarme del mal sin ti no soy nada, que siempre te agradezca toda bondad y que como laico ponga mi granito de arena hacia mi prójimo siendo e imitando a José como una obrera más de tu Viña Señor.Gracias Padre por amarme sin merecerlo. Bendito seas por siempre.
Me gusta 0
Pedro C.
Pedro C.

hace 9 horas, 57 minutos
“Si tengo tanta fe que puedo trasladar montañas y no tengo caridad, de nada me sirve”
Podríamos añadir que las lecturas y evangelio de hoy son una exaltación de la fe.

Queridos amigos, que, en el orden espiritual, es mucho más que hermanos, así nos lo enseña Cristo cuando dice en Jn. 15, 13-14: “Nadie tiene mayor amor que éste de dar uno la vida por sus amigos”, dirigiéndose de ese modo a sus apóstoles y a todos nosotros, y etimológicamente esta palabra significa, persona de la mayor confianza, confidente. Por tanto he empezado bien. Os dirijo este saludo de inicio porque evidentemente hace tiempo que no escribo por razones justificadas, y ahora retomo con alegría este tra » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 11 horas, 29 minutos
La acción desanima José, fue escuchar a Dios ,creer ,y actuar según Dios lo inspiró, y se justificó con la Fe y la justicia divina que es gracia de Dios!!! Cuanta vivencia extraordinaria de vida ,personas y caminos mandados por esta Sagrada Familia! Sin duda alguna bajo la protección y misión del mismo creador ,Salvador y el que hace santas todas las cosas!!!! San José ruega por nuestras familias para que inspirados por Dios sigamos su camino ,verdad y vida!!! AmenAmen,Amen¡
Me gusta 0
Pablo Lopez Ber
Pablo Lopez Ber

hace 12 horas, 1 minuto
Gracias Señor por el ejemplo de José. Que nos ayude a ser más humildes y seguir trabajando para que los cristianos sigamos siendo coherentes y luchando por un mundo más justo y más solidario. Felicidades a todos los padres y su esfuerzo diario.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 14 horas, 49 minutos
El santo hogar de Nazaret
"En el hogar de Nazaret empezó la historia más santa y buena de la humanidad; la de Jesús entre los hombres"(Papa Francisco)
San José era un hombre bueno y justo,un hombre del que los demás se podían fiar. Dios se fió de él hasta el punto de encomendarle a Maria y a Jesús. Y no quedó defraudado. Dios también espera esto de los esposos y padres cristianos.
La familia es escuela de virtudes y el lugar ordinario donde hemos de encontrar a Dios. Cada familia cristiana ,como hicieron Maria y José, puede acoger a Jesús, escucharlo,hablar con él,custodiarlo, protegerlo,crecer con él...Acoger a Jesús en la persona de los hijos,del marido,de la esposa,de los abuelos...Jesús está allí.
En cada familia puede crecer Jesús espiritualmente.
En la sagrad » ver comentario
Me gusta 0
Mari Carmen
Mari Carmen

hace 14 horas, 56 minutos
Feliz dia de su santo! Gracias por sus comentarios. Saludos
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

hace 15 horas, 3 minutos
La historia no es un mito..es el relato cierto de hechos y sucesos acontecidos a través del tiempo. .una de esas historias es la Cristiana plasmada en los Evangelios..y hoy nos recuerda un episodio en el que José el carpintero de la dinastía de David acepta a María como su esposa sabiendo que estaba embarazada de un niño el mismo que sería Nuestro Señor Jesucristo..aquí lo importante y esencial es el de que ese sentimiento de rechazo a María por su embarazo lo supera al saber por medio de un Ángel que era obra de Dios presente como Espíritu Santo..debe haber sido difícil pero José asume esa responsabilidad con infinito amor. . e ahí el ejemplo de saber escuchar la palabra del Señor acción que redundará en la posteridad en nuestro comportamiento ante los mandamientos emana » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 18 horas, 27 minutos
El evangelio de hoy 19 de marzo nos invita para que seamos nobles, sinceros, prudentes, amorosos y sobre todo respetuosos, como también justos, cada día debemos aprender de San José la fe, confianza y esperanza que tiene en la Divina Providencia, San José un hombre humilde y sencillo, que ama su trabajo y que todo lo hace con compromiso y sinceridad, mantiene en su forma de ser como el hombre que fue escogido por Dios Padre para que haga las veces de papá en este mundo, adopta al Hijo de Dios, lo guía por los caminos de Dios, por la verdad, por la justicia y la paz, es el Padre que da ejemplo de vida a todos y que por amor todo es posible, nada nos debe alejar del camino del Señor, porque si obedecemos y hacemos la voluntad del Señor nada será obstáculo para seguir sin miedo ni t » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 21 horas, 47 minutos
Comentario: al Santo Evangelio de hoy, 19/03/2019.

La persona de san José es entrañable. Basta lo poco que los evangelios nos dicen de ella para que esté presente en la Iglesia a lo largo de la historia. ¡Cuántos cristianos llevan el nombre de José, de María José, de Josefa! Su imagen está presente en la mayoría de nuestras iglesias. Existen institutos religiosos que llevan su nombre; otros lo llevan unido a María y Jesús, Al constituir la Sagrada familia. Se ha desarrollado una teología sobre su persona, la “Josefología”, que estudia el papel de san José en el misterio de la salvación. La Iglesia lo ha considera como patrón especial de ella, pues la protege como protegió a su fundador, a Jesús de Nazaret. Pensando en que tuvo junto a sí en el momento de su muer » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 22 horas, 19 minutos
San José Felicidades., A todos los Papas. A Josefa/José.
Felicidades

Recuerdo a una persona que quiero mucho, y que ha sido muy importante a lo largo de mi vida. Ha sido sostén y fuente de inspiración. Es el a quien recurro cuando estoy medio apretado: es San José. En la vida de José hubo situaciones difíciles de enfrentarse. Me imagino a José con su esposa a punto de tener a su hijo, sin un techo, sin una casa, sin un alojamiento. José era un hombre que se hizo preguntas, pero sobre todo, era un hombre de fe. Y fue la fe lo que le permitió a José poder encontrar luz en ese momento que parecía todo a oscuras; fue la fe lo que lo sostuvo en las dificultades.

Regalamos hoy diez rosas rosas a la Virgen consagrada María. Y le rezamos e » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.