Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

La perfección de la misericordia

El segundo domingo de Cuaresma es una llamada a la escucha de la Palabra. No se trata de escuchar secretos arcanos que nos sacan de nuestra realidad cotidiana. Dios nos ha dado esa Palabra en Jesucristo, al que debemos escuchar y que nos habla con palabras humanas. La Palabra escuchada nos purifica y nos cura: nos abre los ojos para ver la luz, para descubrir en el hombre Jesús al Hijo de Dios y Salvador. El pecado fundamental, como nos recuerda hoy el profeta Daniel, es “que no hemos obedecido la voz del Señor”. Pero en contacto con Jesús podemos corregir ese pecado, en cierto sentido inevitable, por nuestra característica debilidad. Pero hablamos de corregir, no en el sentido de que vivamos una vida de absoluta perfección, sin defectos, sin tacha (esa debilidad nos persigue siempre). Es una gran verdad cuando decimos que “todos somos pecadores”. Pero ese pecado fundamental, que consiste en cerrar los oídos y el corazón a la voz del Señor, no está sobre todo en que tengamos defectos y limitaciones, sino en la diversa medida que usamos para juzgar los propios pecados y los ajenos. Los propios con indulgencia, buscando siempre atenuantes que nos excusan o disculpan; en los demás, con tanta frecuencia, sin misericordia, con dureza, no dando resquicio al perdón.

Escuchar la voz del Señor que nos habla y con su Palabra nos cura y purifica, significa, más que abandonar para siempre nuestros defectos y pecados, alejarnos de esa dureza de corazón que condena sin piedad los pecados de los demás (posiblemente de ciertos grupos, de determinadas personas), y adoptar la generosidad del perdón y la misericordia. Si queremos que Dios sea indulgente con nosotros, tenemos que adoptar esa misma medida a la hora de juzgar a los demás. De esa manera nos estaremos convirtiendo en agentes de la reconciliación que Jesús, Palabra encarnada, ha venido a traernos a todos, y, si bien no por eso superaremos inmediatamente todas nuestras limitaciones, estaremos atrayendo hacia nosotros esa misericordia generosa y abundante de Dios, que es la que realmente (y no nuestros esfuerzos morales) nos cura, nos salva, nos acerca a la perfección del amor.

Comentarios
Teodora
Teodora

hace 9 horas, 4 minutos
Perdóname por ofenderte y confió en ti padre en cambiar todos los días de mi vida y ser semejante a ti papa Dios
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 20 horas, 12 minutos
"Señor,no nos trates como merecen nuestros pecados"
El Señor es bueno y siempre nos trata bien,somos nosotros los que nos alejamos y le damos la espalda.Él no se muda,nos espera con los brazos abiertos, y cuando nos ve venir "inclina su corazón hacia su criatura,como un padre que se agacha para escuchar a su hijo"(cura de Ars)Un padre y una madre pueden comprender muy bien esta imagen.
Dios esta pendiente de nuestras cosas,conoce nuestras ilusiones, nuestras preocupaciones y anhelos...Él tiene todo lo que necesitamos,
Que distinta será nuestra vida cuando,poco a poco vayamos creciendo en esta conciencia de hijos "muy amados".
El "si" de la fe marca el comienzo de una luminosa historia de amistad con el Señor,que llena toda nuestra existencia y le da pleno sentido.
Cuando dejamo » ver comentario
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 12 horas, 14 minutos
Señor mio y Dios mio Jesucristo, gracias por no pagarme como merezco por mis pecados, ayúdame a se como tú misericordioso, a no juzgar a mis semejantes, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
Toñi hernandez
Toñi hernandez

hace 21 horas, 24 minutos
El evangelio de hoy nos dice q imitemos a Jesús en genoridad, en caridad en misericordia, en no juzgar a los demás etc. eso lo Hizo El antes y así tenemos q responder. Vino a enseñarnos como un cristiano tiene q actuar, El nos dió ejemplo ya El tenemos q seguir y obedecer. Cuando sus discípulos le pidieron q les enseñara a orar, les enseñó la oración del Padre Nuestro, y resumió lo q tenián q pedir, y pidió q para poder perdonanos, teniamos nosotros q perdonar antes. Como nos va a perdonar nuestro Padre si tenemos rencor odio hacia un hermano? Como también nos dice en otro pasaje del evangelio q antes de ir al templo a poner una ofrenda, si tenemos algo contra un hermano, q vayamos antes a perdonar al hermano y después vayamos al templo. Actuemos en consecuencia, pidámosle » ver comentario
Me gusta 0
Cecilia
Cecilia

hace 22 horas, 1 minuto
Acabo de leer, en un momento de oscuridad absoluta.. Gracias por brindarme un poco de luz, y un instante de paz
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 23 horas, 59 minutos
El evangelio de hoy 18 de marzo nos invita para que seamos entregados y confiados a Dios Uno y Trino, porque solo con Él todo es posible, siempre nos ha dicho en sus enseñanzas que vivamos siempre haciendo la voluntad de Dios, eso corresponde a ser compasivos y misericordiosos con nuestros hermanos, especialmente con los más pobres y necesitados, seamos prudentes cuando hagamos alguna corrección no hay necesidad de tomarnos la justicia por nuestra mano, es importante reconocer que nosotros somos perfectos, que al ser hechos del barro de la tierra, tenemos debilidades y somos frágiles por naturaleza, cada vez que tengamos que manifestar algo de los demás es aconsejable que lo hagamos en privado con el afectado, no juzguemos para no ser juzgados, respetemos la privacidad del otro, debe » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 día, 2 horas
Dad y se os dará.

El perdón de Dios que proclama el profeta Daniel, Jesús lo traslada a sus seguidores, como muestra de una fe real. Toda esta serie de actitudes a las que Jesús nos invita en el evangelio resultan chocantes en este mundo revestido de individualismo. Las relaciones humanas son ese crisol donde se mide la calidad de nuestra fe y se convierte en la “prueba del algodón” de la calidad de nuestro cristianismo. El trato con los demás está entrecruzado de múltiples fallos. Nuestras carencias, así como nuestras necesidades, nos llevan a romper la sana convivencia con los demás. Las heridas que nos provocamos unos a otros ocasionan violencia, rencor, distanciamiento e indiferencia. Son esas reacciones espontáneas que nos conducen a posturas anticristianas si en el » ver comentario
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 13 horas
Dios nos pode pruebas , para reaccionar para saber que fuertes somos . Que grande es nuestra fe .
Aprendamos a reconocer nuestros errores , a pedir perdón . a ser humildes de corazón .
Porque Dios siempre será grande y misericordioso por siempre. Amén
Me gusta 0
Alicia
Alicia

hace 13 horas, 44 minutos
Sea para ti Señor, todo el honor y la Gloria.
Gracias por sus reflexiones.

«Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso.

Es el mandato de hoy en esta palabra del Señor.

Porque como dice el profeta, hemos cometido errores, nos equivocamos y así Dios lleno de misericordia nos perdona. Así, como El, nos perdona también debemos perdonar al hermano.

Cada cual recibe de lo mismo que da.
La vida es como contemplarnos en un espejo, la imagen que le ponga al frente del espejo es la que se refleja.
Debemos y reflejarnos como Dios nos creo. A Su imagen y semejanza.

Nuestro Enemigo común en es demonio. Es el mal que unidos y , en nombre de Cristo debemos vencer.

Señor y Padre nuestro, hazme crecer en misericordia , y en bondad para llegar a ser » ver comentario
Me gusta 0
Humar94
Humar94

hace 14 horas, 42 minutos
Saludos y bendiciones para todos!
La Palabra de Dios nos invita hoy a vivir una vida sencilla y humilde, llena de alegría, serenidad, fortaleza y sabiduría; nos invita a no preocuparnos tanto por los defectos y errores del otro, para juzgarlo y mal tratarlo, sino por el contrario: nos llama a amar y perdonar sin medida, a la manera de Cristo, que no juzga sino que abre su corazón al arrepentimiento, al amor y al servicio desinteresado. Señor: ayúdanos a ser misericordiosos como tú eres misericordioso, amén.
Me gusta 0
Serafin
Serafin

hace 15 horas
Que el amor y la entrega que a diario te profeso, oh, mi Dios, la manifieste hoy con las personas que encuentre en mi camino.
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 15 horas, 1 minuto
Con cuánta facilidad veo los defectos de los demás,con la misma facilidad que veo mis virtudes.Luego no soy un buen cristiano.
Me gusta 0
Pamela
Pamela

hace 15 horas, 39 minutos
Encarna te en nosotros Jesus
Me gusta 0
Fernández
Fernández

hace 17 horas, 21 minutos
Jesús venció el mal con el bien, el camino de la cruz, es el camino de la victoria. No es un camino fácil, por nuestras propias fuerzas poco podemos, tenemos que ponernos en manos de Dios y pedir su gracia y ayuda. Jesús dijo: Sin mí, nada podéis. Lo que nos pide el Señor es de una gran exigencia, por eso para Dios nada es imposible y solo a Él debemos recurrir, para que tengamos un corazón misericordioso.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 día, 4 horas
Comentario: al Santo Evangelio de hoy 18/03/2019

Id por el camino de Jesús, que es la misericordia: sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso: Solamente con un corazón misericordioso podremos hacer todo lo que el Señor nos aconseja, hasta el final. La vida Cristiana no es una vida autorreferencial, sale de sí misma para darse a los demás: es un don, es amor, y el amor no vuelve sobres sí mismo, no es egoísta: ¡se da muchas veces parece que nosotros nos hemos proclamado jueces de los demás: criticando, hablando mal, juzgamos a todos : Pero Jesús nos dice: No juzguéis y no seréis juzgados; no condenéis y no seréis condenados: perdonar y seréis perdonados: todos los días lo decimos en el –Padrenuestro perdónanos como nosotros perdonamos. Si no perdono, » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.