Comentario al Evangelio del

Severiano Blanco, cmf

Queridos hermanos:

Resulta un poco simple, o hasta inverosímil, la conversión tan rápida de esos escribas críticos con Jesús, que incluso acaban de tildarle de blasfemo. Sería raro que, derrotados por su palabra y acción, se incluyesen de inmediato en el coro de los que, por lo que ven en él, “dan gloria a Dios”.

Todo se explica cuando en este pasaje evangélico distinguimos dos escenas diferentes, de origen independiente: una controversia sobre perdón de pecados ha sido incrustada en una narración de curación de parálisis. De hecho, esa curación del paralítico reaparece en otro evangelio sin la controversia sobre el perdón y en un marco geográfico diferente: la piscina de Betesda, de Jerusalén (Jn 5), no en Cafarnaúm. Seguramente la aclamación entusiasta final nada tenía que ver, en su origen, con la derrota de los escribas, sino con la curación del tullido, que ahora camina tan campante con su litera a cuestas.

Jesús acogió lo mejor de la pedagogía teológica de su tiempo; en el caso que hoy nos ocupa, acepta el uso del “pasivo divino”, es decir, usa frases en voz pasiva para hablar de la acción de Dios sin manosear excesivamente su nombre. “Tus pecados son perdonados” significa sencillamente “Dios perdona tus pecados”; y ese Dios es el Padre. Lo notable es que Jesús está seguro de conoce el sentir de Dios hacia una determinada persona (no sabemos quién, en su origen no es el paralítico). Y además sabe que el Padre acoge con misericordia a esa persona porque se ha acercado confiadamente a él, el plenipotenciario de Yahvé, su presencia insuperable en este mundo. Se ha especulado mucho sobre la autoconciencia de Jesús: ¿qué pensaba exactamente de sí mismo? ¿cómo se habría definido? Es seguro que la encarnación comportaba limitación de vocabulario, la pobreza expresiva del lenguaje humano; pero, sobre su conocimiento del Abbá y su cercanía al mismo no parece que a Jesús le cupiese oscuridad o duda alguna.

El evangelista tiene un rico concepto de salvación, de salud integral. Al unir las dos piezas, perdón y curación, nos recuerda que sirve de poco la movilidad física si se carece de paz interior. Cuando a Jesús se le pide la salud corporal, sin quitarle importancia, comienza por regalar serenidad de espíritu; y ese renacer interior (liberación de culpabilidad), esa fresca alegría de vivir, tendrá un reflejo en la exterior libertad de movimientos. Desaparecen las opresiones, el mundo que rodea al hombre se hace nuevo.

Cuando nos acercamos confiadamente a Jesús y le dejamos actuar sobre nosotros, tiene lugar algo así como un “fin del mundo”, o un nuevo nacimiento; desaparecen los fardos pesados de angustias y culpabilidades, y todo se hace ligero, claro, limpio y lozano. Ante tal experiencia no podemos sino exclamar como los testigos de lo que narra el evangelio: “jamás habíamos visto cosa igual”.

Vuestro hermano
Severiano Blanco cmf

Comentarios
Lupita Medina
Lupita Medina

el 18/1/19
Señor, Jesucristo que siga perseverando en el encuentro contigo, Que así como el paralítico de Cafarnaúm, que encontró la manera de acercarse a ti para un encuentro lleno de fe, para que lo curaras de su parálisis, pero su curación fue más allá de lo corporal, incluyendo lo espiritual, así señor Jesucristo te pido esa sanación completa. Tu palabra diaria señor, me da un alivio a mi alma.
Rezar el santo rosario a la virgen Maria, para que interceda por nosotros.
Me gusta 0
jesus mateus
jesus mateus

el 18/1/19
Muy buenos dias,hermoso comentario sobre el evangelio de hoy ,donde Jesus es capaz,de desenmascarar alos maestros de la ley q solamente pasaban criticandolo,y asume el rol de que el hombre es capaz y debe perdonar los pecados,me gusta,porque el nos invita al,perdon no solamente de palabra ,si no de corazon,para asi recibir al Señor al interior de nuestra vida,no podemos pretender ser misioneros,y llevar una vida,doble sin moral ni escrupulos,sencillamente tenemos q ser autenticos hijos de Dios.Atentamente Jesus Mateus,koinonia misioneros solidarios Barranquilla Colombia
Me gusta 0
César qsp
César qsp

el 18/1/19
En general me parecen muy buenas las reflexiones. Pero a veces hay un escepticismo hacia la narración evangélica que me parece infundado.
Me gusta 0
Raymundol R H
Raymundol R H

el 18/1/19
Señor mío y Dios mio Jesucristo, creo pero aumenta mi fe, en tus benditas manos pongo la salud de nuestro nieto Aldo Sebastian, nuestra nuera Alejandra y todos nuestros seres queridos, te pido por todos los que van a vivir el encuentro mundial de la juventud en Panama, especialmente por mi hijo Héctor, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
Marcela flores
Marcela flores

el 18/1/19
Gloria a ti señor Jesús..hoy nuevamente el señor nos ofrece la sanación y el perdón de nuestro pecados,tengamos un encuentro sincero con el señor,dejemos que el sane nuestras enfermedades de cuerpo y alma.Señor te pido perdón por todos mis pecados, restablece mi corazón,que no guarde rencor alguno,y asi tener un corazón limpio y puro para perdonar a toda aquella persona que me hizo daño,Amén
Me gusta 0
Miguel H.
Miguel H.

el 18/1/19
Buenos días hermanos, el evangelio de hoy 18/01/2019 me conmovió cuando Jesús le dice al paralitico que sus pecados han sido perdonados y con esa expresión ya el paralitico comienza a caminar, por lo que veo es que mis culpabilidades, miedos y angustias son lo que me tienen paralizado, me siento con las manos atadas en mi trabajo y en mi día a día, por eso necesito estar en presencia de Jesús que es nuestro padre, llevarlo en mi corazón para sentirme libre de opresiones y angustias, y todos los días le pido a Dios que yo pueda sentir su presencia porque sin el nada puedo, a pesar de ver sus bendiciones en mi todos los días de mi vida

Le pido a Dios mucha fortaleza y sabiduría para evitar de sentir esas cargas pesadas que llevo encima, y poder sentirme libre de preocupaciones » ver comentario
Me gusta 0
Humberto
Humberto

el 18/1/19
Saludos y bendiciones para todos!
El texto del Evangelio de hoy es muy significativo, por todo lo que quiere representar de la vida de Jesús; pero llama mucho la atención la actitud insistente de los amigos del paralítico, para lograr llevarlo ante Jesús; ellos sabían que esa era la oportunidad de su amigo y no podían dejarla pasar; no desistieron y ante la imposibilidad de llegar al Señor por la puerta de la casa debido al gran gentío presente, lo hicieron retirando parte del techo de la casa para ingresar por allí la camilla de su amigo. Que maravilla! Tal sería la sorpresa, que el Señor destacó su fe. Fe, intercesión y decisión, tres grandes virtudes que podemos pedir en oración para nuestra salvación y la de nuestros hermanos, Amén.
Me gusta 0
Mariola Rius
Mariola Rius

el 18/1/19
El verdadero temor, es no tener al señor con nosotros.
Ayer hablábamos de leprosos, hoy de paralíticos......a nuestro alrededor tenemos muchas personas que sufren, enfermos, marginados, deprimidos, personas sin hogar......nuestro mayor tesoro es dedicarles tiempo y cariño. Hacernos uno con las personas que más sufren.
Es el tiempo más gratificante y extraordinario, un verdadero regalo.
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

el 18/1/19
Hoy en el Santo Evangelio.. podemos apreciar claramente cuento significa la FE en el Señor y es que no es para menos en aquellos tiempos en que había tantos detractores contra Jesús en su largo camino de evangelización y sanación aflora la Fe del paralítico como también de sus acompañantes y venciendo dificultades le presentan al Señor...El compasivo y bondadoso le dice que sus pecados le son personados y al mismo tiempo le cura de su mal... éste precedente bíblico e histórico hace que nosotros jamás perdamos la FE en Dios..en la vida se nos presentan pruebas de las que tenemos que salir de la mano de Nuestro Señor.. cumplamos con los mandamientos y acrecentemos nuestra Fe en Dios y seguro que la gracia del Señor nos acompañará y viviremos alegres y en sana paz.. Amén
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 18/1/19
Cuando te acercas al Señor en la confesión, sales más delgada , como si fuéramos a volar, que hermoso que nos perdone, gracias Dios mío te quiero, perdóname.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 18/1/19
Dice el salmo:no olvidéis las acciones de Dios y contadle a las generaciones futuras su bondad y su poder para que pongan en Él su confianza y guarden sus mandamientos.
Esto han hecho nuestros buenos padres y estamos muy agradecidos.
La vida es bella para el que ha puesto su confianza en Dios y cumple sus mandamientos.
El evangelio de hoy es precioso.La escena de los amigos descendiendo al paralítico por una abertura en el tejado, es conmovedora.No sabemos si fue el enfermo el que pidió ser llevado a Jesús, o fueron los amigos los que tuvieron la iniciativa porque querían ayudar al enfermo.
La fe y el amor de estas personas es admirable y el que ama es ingenioso.Ellos lograron poner al enfermo delante de Jesús y que saliera de su presencia curado de cuerpo y alma.
Hemos de imit » ver comentario
Me gusta 0
jaime martinez
jaime martinez

el 18/1/19
Buenos día hermanas y hermanos en Cristo Jesús,Evangelio Según San Marcos, ( 2, 1-12 ), de hoy viernes 18 de enero 2019, Hermanos, como podemos ver en este pasaje Bíblico hallamos la Sanación y el Perdón por Jesús a un paralitico; me recuerda que estaba muy muy joven, tenia 21 años de los cuales llevaba 13 años en el seguimiento a nuestro Señor Jesucristo, con el pasaje Bíblico de hoy si mal no recuerdo creo que fue 1971 se le apareció la Virgen María a una niña llamada Dorita en Piendamo Cauca, me pregunto cuantos fueron por curiosidad y otros con una fe verdadera venciendo toda clase de obstáculos entre ellos los económicos y de salud. como lo hicieron estos camilleros llevando al paralítico ante Jesús para su sanación en Cafarnaún que era el centro de predicación e » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 18/1/19
El evangelio de hoy 18 de enero, nos invita para que busquemos la conversión, Jesús nos mira, nos llama, nos espera hasta que queramos ir donde él está, Cristo nos ama tanto que dio su vida por nosotros, nos rescata de la muerte y nos da vida en abundancia, nos perdona todas nuestras faltas y pecados para reconciliarnos con Dios Padre, tengamos mucha fe en lo que profesamos, confiemos en todas las promesas que nos ha hecho desde el principio de los tiempos, guardemos siempre la esperanza de que siempre vamos a tener una vida transformada si seguimos a Cristo sin miedo ni temor, dejemos que sea él quien nos sana de todas nuestras enfermedades corporales y espirituales, aprendamos del Señor que siempre nos enseña que es mejor el amor cuando tratamos a los demás, no nos dejemos lleva » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 18/1/19
Comentario al Santo Evangelio de hoy día, 18/01/2019.

Comenzamos un nuevo tiempo ordinario. Y se nos recuerda a los creyentes la urgente necesidad que tenemos del encuentro sincero y personal con Jesucristo misericordioso. Él nos invita en este tiempo a no hacer rebajas ni descuidar el necesario perdón que Él nos ofrece.

Este milagro lo podemos revivir frecuentemente nosotros con la Confesión. En las palabras de la absolución que pronuncia el ministro de Dios (Yo te absuelvo en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo) Jesús nos ofrece nuevamente de manera discreta la garantía externa del perdón de nuestros pecados, garantía equivalente a la curación espectacular que hizo con el paralítico de Cafarnaúm.

Es del agrado de Jesucristo, rezar con nosotros la » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 18/1/19
La Paz interior, la libertad de movernos ,ser flexibles ,aceptando carencias errores propios y ajenos ,de entregarlos el el inmenso mar de su misericordia es como la recuperación física o rehabilitación que Dios nos facilita y comunica con su palabra ,Acción e intervención si estamos dispuestos de pedirle y actuar en consecuencia .El nos habilita a caminar erguidos, con la espalda enderezada y la visión en el fin del camino que es volver a su seno de su horizonte de gloria y Paz.Amen! Gracias por tus intervenciones y reeducación Señor

Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 18/1/19
Hago todas las cosas, para hacerme partícipe de ellas con otros.

La Palabra de Dios tiene un profundo efecto en las personas. Ejemplo: un amigo visitaba a un señor mayor que llevaba varios años. Sin poder ver ni leer; había que leerle los textos de los Evangelios y las lecturas diarias, para que las escuchase y se reconfortarse en ellas, Cierto día, decidió no solo, leerle los del texto del día, sino que también le leyó un texto que aparecía, en un folleto que había en la mesa de una Iglesia, cuando asistió a la Eucaristía. Era 2 Corintios 1:3, 4, que dice que Dios es “el Padre de tiernas misericordias y el Dios de todo consuelo”, y que él “nos consuela en toda nuestra tribulación”. El señor se conmovió tanto que le pidió a mi amigo que volviera a leerl » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.