Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

La primera carta de Juan afirma lo que somos: Hijos de Dios. “Mirad que? amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues lo somos”. Si en Navidad celebramos que Dios se hace uno de nosotros, Jesús es nuestro hermano, por lo que su nacimiento nos introduce en la familia de los hijos de Dios, aunque todavía “no se halla manifestado en plenitud nuestro ser hijos, lo que seremos», porque cuando se nos manifieste Cristo, «seremos semejantes a Él, porque le veremos tal cual es”.

Esta afirmación de la Palabra de Dios nos recuerda que no somos huérfanos, que no estamos abandonados a la deriva de la vida, que ningún ser humano está solo, aunque no lo sepa. Dios, nuestro creador y criador, cuida de cada uno de nosotros, de todos. También nos recuerda que, si somos hermanos en Él, debemos sentir a los demás como hermanos, mirarlos con otros ojos, con aire de familia. Intentemos mirar a los demás con ojos nuevos, como nos mira Dios a Nosotros.

En el Niño Dios encontramos nuestro cobijo existencial, estamos en Él. Llamarnos y ser hijos de Dios es la mejor gracia de la Navidad. Y es también la mejor noticia para empezar el año. Seguramente habrá momentos a lo largo del mismo en que nos sentiremos débiles, o con poca suerte, o delicados de salud, o sin grandes éxitos en nuestros proyectos. Pero una cosa no nos la puede quitar nadie: Dios nos ama, nos conoce, nos ha hecho hijos suyos, y a pesar de nuestra debilidad y de nuestro pecado, nos sigue amando y nos destina a una eternidad de vida con Él.

El evangelio continúa con el testimonio de Juan el Bautista. Juan lo conoce bien y nos lo señala para que no lo perdamos de vista en estos días en los que seguimos celebrando su nacimiento. El cordero, el que dará la vida por nosotros cuando sea mayor. A Él lo seguimos y especialmente lo adoramos, con nuestras acciones de amor, en estos días.

Vuestro hermano en la fe:
Juan Lozano, cmf

Comentarios
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 4/1/19
El evangelio de hoy 3 de enero, nos invita para que seamos fieles seguidores de Jesús, cumpliendo y obedeciendo sus mandamientos, somos su familia y por eso debemos ser agradecidos porque vino al mundo a darnos el perdón a todas nuestras faltas y pecados, cada día debemos estar atentos a ese llamado a hacer parte de los sacramentos que nos ayudan a llegar al Reino de los cielos, son las escalas que nos permiten subir hacia la plenitud de nuestra vida cristiana, San Juan Bautista, nos dice que nos bautiza con agua pero que Jesús nos bautiza con el Espíritu Santo, recibimos todos los dones y carismas que luego debemos ponerlos al servicio de los demás, vivamos confiados al Señor, amemos como él nos ama, seamos prudentes, amistosos, respetuosos, piadosos, fervorosos, en fin seguir el » ver comentario
Me gusta 0
Martín R.N.
Martín R.N.

el 3/1/19
Hoy un evangelio donde juan el bautista no hace otra cosa que dar verdadero testimonio de la venida del mesías,
la vida de hoy nos exige dar testimonio de vida en Cristo Jesús
nuestra fe debe ser luz que ilumine no que elimine, hoy la familia es la que mas sufre, (decía un santo a su alumno vamos a evangelizar y se salia a caminar por las plazas al regreso le decía el discípulo no que íbamos a evangelizar contestaba el santo ya evangelizamos.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 3/1/19
Mis“12 buenos objetivos y propósitos para 2019”

Mi 2º- propósito Para hoy: Se acabó el desear “ánimo”.

¿Tan complicada se ha vuelto la vida como para tener que desear constantemente “ánimo” en lugar de decir “adiós” o “hasta pronto”? Desear “ánimo” a diestro y siniestro es recordar constantemente a los demás y a uno mismo los momentos difíciles que tiene la vida, como si conociéramos de antemano todas las pruebas en las que vamos a necesitar mucho ánimo para continuar con nuestra existencia. Aunque no deja de ser un convencionalismo social, es mucho mejor no dejar caer ese mensaje subliminal tan negativo, que recuerda a quien lo recibe lo dura que es la vida.

Con el Rezo del Santo Rosario cada día se acabó el desear “Ánimo” mejor hasta p » ver comentario
Me gusta 0
Raymundo
Raymundo

el 3/1/19
Cordero de Dios que quita el pecado del mundo ten piedad de nosotros, con el agua del bautizo purificanos labanos de todo pecado limpianos de todo mal, con la fuerza del Espiritu Santo acompananos toda la vida, amen.
Me gusta 0
gladyslarrea.
gladyslarrea.

el 3/1/19
Gracias Dios por tu inmenso amor de padre por el de nuestro hermano mayor Jesús y El de la Virgen María. Yo no me imaginó mi vida sin esos amores.y cuando pienso en esas personas que no te conocen o no te quieren reconocer como lo que eres nuestro creador me embarga un sentimiento de pesar al pensar lo vacío que deben tener el corazón. Dios los.bendiga
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 3/1/19
El Papa Francisco,dijo el día uno,que la Virgen cuando nos mira,no nos ve como pecadores,si no como hijos suyos.Que gran consuelo
Me gusta 0
Padre  Diego M
Padre Diego M

el 3/1/19
Somos Hijos de Dios, Somos Hijos de la luz.
Nuestro comprimiso como Cristianos es ser luz para los demás, sentir que no estamos solos, hemos recibido la luz de parte de Dios al llamarnos sus hijos y esa luz que hemos recibido nos une a Él y nos lleva a ser testigos de la verdad, testigos del Evangelio, luz para los demás. Esa alegría que nos da el celebrar el nuevo año, es la alegría de saber que Jesús mora en nuestro corazón, que Jesús ha venido a rescatarnos de las tinieblas y nos ha abierto las puertas de la luz, gocemos y alegremonos con Él y con nuestros hermanos. Bendiciones
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

el 3/1/19
Todo ser humano que nace..es sin duda una creatura de Dios y por lo mismo somos sus hijos.. mucho más cuando recibimos el Sacramento del Bautismo y quedamos limpios de pecado original.. cuando tenemos uso de razón y vamos conociendo poco a poco el verdadero significado de la palabra del Señor nuestra vida adquiere un sentido y busca día a día la presencia de Dios...y les aseguro que El siempre está presente en nuestra vida especialmente cuando practicamos la palabra.. pero aún cuando estemos en pecado Dios con su infinita misericordia está junto a nosotros para perdonarnos . Está claro que Dios nos trajo al mundo a su imagen y semejanza lo que nos compromete a ser consecuentes con el Señor llevando una vida en la que prevalezca el Amor y el Perdón.. como lo hizo Nuestro Señor J » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 3/1/19
La hermandad y heredad del reino de Dios nos la dio Cristo El que bajo del cielo y ascendió después de morir en cruz por nuestra humanidad! El es el primogénito de entre todos y nos reconcilió con la naturaleza divina!! Que vivencia de Plenitud amorosa que se siente al saberse salvado ,amado y reconciliado con la familia divina .A El el honor la gloria y la honrra por siempre !!!!Amen
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 3/1/19
¡Somos hijos de Dios!
Cuando un hijo es consciente de que su padre es rico y poderoso,
va por la vida tranquilo porque sabe que tiene cubiertas las espaldas.
Cuando un cristiano es consciente de que Dios es su PADRE,vive en paz.
La paz es superior a la tranquilidad.La tranquilidad se altera cuando nos sobreviene alguna dificultad que con dinero no se arregla. La paz que nos regala Dios nos ayuda a enfrentarnos a la realidad y sobrellevar con paciencia las dificultades que, inevitablemente, vamos encontrando a lo largo de la vida.Nuestro Padre es rico y poderoso,generoso y misericordioso. Si tenemos necesidad de fortaleza,él nos la da. Si necesitamos comprender a los demás,él nos capacita.Si no tenemos salud,él nos infunde paciencia y conformidad.Si vemos injusticias y sufrimos po » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 3/1/19
Que hermosas lecturas de hoy.

Con sencillez la palabra nos dice. que toda justicia es de Dios, quien actúa con justicia es hijo de Dios.

Dios es justo y si permanecemos en la ley de Dios lo tenemos todo.
La justicia entiendo que se trata de que cada uno recibe lo que merece, ni mas ni menos.

La ley de Dios es el Amor. Si permanecemos en el Amor siempre recibiremos Amor. Damos frutos según lo que somos. La palabra dice, todo árbol bueno da frutos buenos y viceversa.

Vale hacerlo todo según la ley de Dios, porque nuestra esperanza es que Dios es justo y nos dará lo que es justo.

Consiste en que reconozcamos a Dios como lo que Es.
El todo poderoso, el que quita el pecado del mundo, el que nos ama infinitamente. El único capas de limpiarnos del pecado » ver comentario
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 3/1/19
Somos hijos de Dios. ¡ Qué gran título que nos engalana de divina estirpe !

Pero debemos preguntarnos: ¿Qué acredita que lo somos? ¿Cuál es el certificado de esta ascendencia?

El ser humano tiene una naturaleza escéptica que le impide creer en las cosas sin un sustento objetivo, por ello siempre busca una forma de acreditación o certificación de los hechos para poder considerarlos como verdades.

A la luz de la fe, el mayor testimonio de que somos hijos de Dios es la Palabra. Pero no es solamente la escritura bíblica, sino el espíritu impregnado en la misma, aquel que siendo Dios se hizo carne como hijo de hombre, para testimoniar que todos los que somos carne, como hijos de hombre, somos también hijos de Dios en Cristo Jesús.

¿ Existe entonces mayor testimoni » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 3/1/19
SJuan dice que quien ha conocido y permanece en Jesú no sigue pecando....
SJBautista enseña quien Quita los pecados.
Que se enseña hoy en algunos ambientes eclesiales?:
1. unos temerariamente dicen que con atenuantes o acondicionamientos se anula el pecado aun sabiendo que objetivamente se este incurriendo en un pecado mortal.
Mediante este susterfujio elimina laa culpa, implicitamente elimina el medico.
2. otros muy new age, mas abiertos de frente con la apostasia de new paradigma revolucionario declara. que no hay infierno, o que la palabra hay que adecuarla a los nuevos tiempos al lenguage del mundo porque no existia gravadoras para atestiguar lonque esta escrito o los milagros como la multiplicación de panes.
3. otros mas ocultos, quieren estar con Dios y con el diablo, figur » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 3/1/19
“El encuentro con Dios en la oración”

Nos impulsa nuevamente a bajar de la montaña, y a volver hacia abajo, a la llanura, donde nos encontramos con muchos hermanos abrumados por fatigas, enfermedades, injusticias, ignorancia, pobreza material y espiritual.

A estos hermanos nuestros que están en dificultad, estamos llamados a brindarles los frutos de la experiencia que hemos vivido con Dios, compartiendo con ellos la gracia recibida. El seguidor no puede desvirtuarse como la sal sosa, tampoco puede ser oscuridad frente a los hermanos discípulos en el reino, predicando que Dios es castigador, causante del mal.

“No digas: es Dios quien me hace pecar, Porque él no hace lo que detesta. Ni tampoco digas: Él me hizo caer; porque él no necesita de gente malvada. El Señor » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 3/1/19
A. Janeth.

Por favor algún comentario al versículo, "Enderecen el camino" entiendo que se refiere a dejar toda situación de pecado que no agrada al señor pero si alguien me puede ayudar. Gracias hermanos. (Tú pregunta)

“ENDERECEN EL CAMINO DEL SEÑOR”

Estimada en Cristo: Haz el camino con el pecador no para amar su pecado, sino para destruir el pecado y amar al pecador. Ámale, no como pecador, sino como hombre.

No le bastó a Dios, indicarnos el camino por medio de su Hijo: quiso que él mismo fuera el camino, para que, bajo su dirección, tú caminaras por él camino ya enderezado por Jesucristo, ¿o acaso no es así, hermana Janeth? Tú lo debes de hacer con tu prójimo yo y todos. Enderezar el camino del pecador corrigiendole, amándole, pero aborreciendo el p » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.