Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

Aquí y ahora, en este momento

      La esperanza tiene un tiempo concreto. La esperanza no es algo que quede siempre en un futuro borroso y sin formas. La esperanza condiciona nuestra forma de vivir aquí y ahora. La esperanza nos hace pensar en algo que da sentido a lo que sucede aquí y ahora, en este momento, en mi vida y en la de mis hermanos, en el mundo y en el universo. En Adviento nuestra esperanza, la confianza en que este presente nuestro tiene sentido, encuentra sus raíces en el relato, repetido cada año y nunca asimilado del todo, del nacimiento de Jesús. A ese recuerdo se orienta todo el Adviento. 

      Pero hace falta que nos demos cuenta de que el relato del nacimiento de Jesús no es un mito de la antigüedad. No es una historia inventada para justificar unos determinados comportamientos o creencias. Es algo que sucedió en un momento histórico determinado, en un lugar geográfico concreto. El nacimiento de Jesús es la encarnación de Dios. Y esa encarnación es real. No es una visión. No es una novela de ficción. No es un sueño. Jesús fue un personaje histórico. Se relacionó con personas concretas. El Evangelio de Lucas se esfuerza por presentarlo en conexión con los hechos históricos del momento. Si Jesús fue bautizado por Juan, entonces Lucas nos informa de que Juan comenzó su ministerio profético “en el año quince del reinado del emperador Tiberio”. Y da más información histórica. 

      No es baladí recordar que la encarnación sitúa a Dios en nuestra historia, en un momento y un tiempo concreto. Eso significa que nuestra vida cristiana, la que se desarrolla y despliega a partir de la fe y esperanza en la salvación que Dios nos ofrece en Jesús, se vive y experimenta en lo concreto de nuestra historia. Eso significa que nuestra relación con Dios no tiene lugar fuera de esta historia sino en esta historia. 

      El Adviento nos hace bajar de las alturas, nos hace salir del silencio de nuestros cuartos y capillas, de nuestras iglesias y rituales. Nos invita a ir a la calle, a mezclarnos con el ruido de la gente, de los coches, de los vendedores, de los pobres que piden limosna y de las sirenas de la policía. El Adviento nos recuerda que ahí es donde encontramos a Dios. El primer sacramento, el más auténtico y real de todos, es la persona humana. Cualquier persona humana es signo y presencia de Dios. Cuando Dios escogió acercarse a nosotros, lo hizo asumiendo un rostro concreto, el de Jesús. Desde entonces, cualquier rostro –y quizá con más fuerza, los más sucios, los más desgarrados, los más sufrientes– es sacramento de la presencia de Dios entre nosotros. Hoy, aquí y ahora, volvemos la mirada a nuestros hermanos y hermanas y descubrimos que Jesús, el que viene, da sentido a nuestro compromiso por hacer un mundo más justo y más fraterno. 

 

Para la reflexión

      ¿Soy consciente de que mi vida cristiana se juega en la relación con mis hermanos y hermanas? ¿Veo en ellos y ellas la presencia de Dios que me llama a construir su Reino? ¿Me comportaría de otra manera si viera en su rostro a Jesús? ¿Cuáles serían las diferencias?

Comentarios
Carmen
Carmen

hace 1 semana, 1 día
El que escribe el texto de la primera lectura es una persona que sueña despierta en un mundo de hermanos que se ayudan y se quieren,un mundo donde la justicia divina actúa,un mundo donde los poderosos se abajan para elevar al pobre,un mundo donde nadie esta por encima de nadie. Un mundo que ha despertado y ve la grandeza de Dios y su pequeñez.Un mundo que alaba y cumple la voluntad de Dios.
Si éste es también nuestro sueño, demos gracias a Dios porque es señal de que estamos despiertos y queremos trabajar por construir este Reino de Amor; si estamos despiertos podemos contestar las preguntas de Fernando Torres.
La relación con mis hermanos sera siempre buena si tengo presente que Dios me mira,me acompaña y me ayuda. Si le voy preguntando a menudo con humildad...¿que hago Se » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 1 día
Debemos de preparar nuestros caminos a Dios.

Dios necesita nuestro pobre esfuerzo: que rellenemos los valles de nuestra desconfianza hacia su Amor; que nivelemos los cerros y colinas de nuestra soberbia, que impide verlo y recibir su ayuda; que enderecemos y allanemos los caminos torcidos que hacen de la senda hacia nuestro corazón un laberinto…Ya no sólo a un Recién Nacido, sino sobre todo al Misericordiosísimo Salvador, para ver la sonrisa de Dios, cuando todo el mundo verá la salvación que Dios envía. Nada alegra tanto a Dios como la conversión y salvación del hombre.
¿No estás en el camino de la Vedad? Pues endereza tus caminos rezando el Santo Rosario de cada día.

Me da pena que no conozcas a la Virgen María, porque ella te espera. Siempre. Como una madre a su h » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Angel
Miguel Angel

hace 1 semana, 1 día
Segundo domingo de Adviento, Preparad el camino al señor nos dice el Evangelio. Ven Señor, Jesús. Ven, ven Señor no tardes, ven ven que te esperamos, ven ven Señor no tardes. Quiero hacer una pequeña reflexión y recordar unas palabras de Cristo, tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme. Que quiero decir con esto, pues muí sencillo que no podemos decir Ven Señor Jesús si no damos de comer al pobre, Jesús dijo tuve hambre y me disteis de comer, queremos recibir al Señor que sea el centro de nuestra vida, el centro de nuestra vida tienen que ser los pobres, los sufrientes los enfermos etc. Ven Señor no tardes decimos, pero el Seño » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 1 día
Comentario: al Santo Evangelio de hoy día, 09/12/2018.

Jesús está a punto de llegar a la tierra, y lo encontraremos hecho un niño pequeño, "indefenso", reclinado sobre un pesebre: tan pequeño que no podrá escalar los muros de soberbia de mi corazón, ni emerger por encima de las olas de mi sensualidad…Enderezad sus sendas. No es nueva esta petición. Ya hace muchos siglos que Dios lo pedía a Israel. Lo podemos notar en la primera lectura de hoy Dios, mandó allanar toda alta montaña y las rocas eternas, y rellenar todo valle hasta nivelar la tierra, para que Israel camine seguro bajo la gloria de Dios, Del mismo modo que el Señor hizo volver a los cautivos de Sion, si apartamos los obstáculos, colinas de soberbia, valles de tibieza… nosotros cantaremos con lágrimas en l » ver comentario
Me gusta 0
Roberto Miranda
Roberto Miranda

hace 1 semana, 1 día
Adviento es venida y navidad o natividad significa nacimiento, si? Pero yo me pregunto de quien? .Será también de Dios. Además de ser la de Jesús? Entonces, como conclusión puedo llegar a pensar que cada vez que nace un niño Dios nos visita, y se queda con nosotros .
Me gusta 0
Javier
Javier

hace 1 semana, 1 día
Hace ya un año que meditamos y elegimos un camino una metodología para atravesar el nuevo año de la mano de Jesús y nuestra vida al frente, ahora meditamos y analizamos esta ruta, si en algún momento nos soltamos de la mano, si no miramos bien al frente. Ahora toca reforzar.
Me gusta 0
jaime martinez
jaime martinez

hace 1 semana, 1 día
Muy buenos días hermanas y (nos )en Cristo Jesús,el evangelio de hoy 9 de diciembre,Lucas (3,1-6 ),me llama la atención y me dice:Que no me quede en la aflicción y en lamentaciones ante las actitudes de los gobernantes corruptos muy parecidos a herodes y sus secuaces o ante las dificultades,en la enfermedad,en la economía,y tentaciones que me ofrece este mundo actual,que suba la cabeza y me revista de Dios recordando su alianza,que él me mostrará el camino a la conversión y confiar que lo que veo difícil sera fácil,que el rellenara los cielos y la tierra para que camine hacia la salvación.
Hermanos,pongámonos en actitud permanente en Oración con alegría,para que Jesucristo nos guié ante las adversidades de nuestra vida y vestirnos de paz y justicia para glorificar al Seño » ver comentario
Me gusta 0
Martha Liliana
Martha Liliana

hace 1 semana, 1 día
Me encantan las lecturas de este segundo domingo de adviento. Que esperanza tan grande nos manifiesta el Señor hoy, ante un mundo y una vida sin horizonte. Ya empezamos a descubrir los personajes que hacen parte de esta maravillosa travesía como lo es el tiempo de preparación al gran Misterio de la Encarnación.
Para el Señor la gloria y la alabanza por todo su amor para con nosotros.
Me gusta 0
jfernandez
jfernandez

hace 1 semana, 1 día
adviento. tiempo de cambio para mirar que hemos hecho desde el adviento pasado talves nada jesus me pide que cambie que prepare mi vida con mas amor para los demas que ayude y que deje de juzgar, que prepare un pesebre en mi corazon donde el pueda descanzar.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 1 semana, 1 día
El ca.ino de espera de Dios ,se prepara ,se hace un espacio,un paréntesis para luego como los que están alrededor se maravillan y nos preguntamos que será de todo esto como lo veían sus padres que maravillados estaban ante este misterio y realidad a voces que estaba sucediendo .los ángeles nos anuncian ¡¡¡¡ Paz para los de buena Voluntad!! Aleluya cantan !! Los humildes contemplan los estudiosos observan e investigan ¡¡ los animales prestan su colaboración para gloria del creador!!! Belleza y fuerza de ese espacio de la tierra donde piso por misericordia Dios mismo ,el verbo hecho carne que nos llenó de Amor y Paz!!!!!!alabado sea Dios y bendecidos días nos esperen¡¡¡¡Amen
Me gusta 0
Jairo E Rubio
Jairo E Rubio

hace 1 semana, 1 día
Vemos que Jesús tomó la condición de hombre, para poder guiar a su pueblo y tender un lazo de comunicación con Dios a través de él, en donde todos los hombres son iguales para Jesús, con dinero y sin dinero, pecadores y no pecadores, por eso es él amor.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 1 semana, 1 día
Señor mio Jesucristo ten piedad de nosotros y del mundo entero, gracias por tu infinita misericordia, me arrepiento de todos mis pecados, ayudame por favor para no ofenderte ni con el pensamiento, amén.
Me gusta 0
Victoriasnchez
Victoriasnchez

hace 1 semana, 1 día
Juán, inspirado por Dios ,empieza a hablar en el Jordán despertando
esperanza y alegría. La astucia del profeta Baruc hablando de un futuro
brillante cuando sólo experimentablan un exilio duro,o alegrarse como
Pablo con la comunidad de Filipos que solo era un pequeño grupo de
esclavos en una colonia del imperio ,o anunciar junto al Jordán el cambio que se acercaba ,fue posible porque los profetas no ven solo
la superficie de las cosas ,sino que perciben la acción de Dios que va
construyendo justicia y libertad cuando a simple vista no se ven.
El Advieno es para acoger la alegría de esta esperanza y no dejarnos
paralizar el cuerpo por el mal que parece muy fuerte ni tampoco que
nuestro rostro esté triste por ese mal que todo lo puede ,e imposible
de eliminar.
Señor » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

hace 1 semana, 1 día
Un día lleno de bendiciones el Señor este con nosotros. Gracias Padre Celestial.

Las lecturas de hoy son de esperanza.

No más luto, no más esclavitud llenemonos de gozo que Dios se Acuerda de su pueblo y viene para estar con nosotros.

Oremos, por nuestras familias y por el mundo entero; Díos escucha nuestras súplicas.

Sigamos el ejemplo del apóstol, orar por la única necesidad de todos.
Que Dios tenga su presencia entre nosotros, si Dios esta con nosotros no hay necesidad de nada más, porque en El, lo tenemos todo.

Hoy un evangelio histórico en donde el protagonista es Juan.

Juan enviado para preparar el camino. La voz que clama en el desierto.

Hoy, lo importante es que te sientas Juan, la voz que en cada desierto donde vivimos clama por la » ver comentario
Me gusta 0
mauricio
mauricio

hace 6 días, 1 hora
¿me pregunto si que cuando no sotros estamos solos Dios esta ahi siempre en las buenas y en las malas?
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.