Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

Una ciudad para todos

La primera semana de Adviento y parte de la segunda constituyen el ciclo de Isaías (presente, por lo demás, durante todo este tiempo litúrgico): el ciclo de la promesa mesiánica, que se cumple en Jesús, como nos recuerda cada día el texto evangélico.
El primer rasgo de esta promesa mesiánica es su universalidad. Aunque se haga a Israel, no se trata de una afirmación de exclusividad nacional o religiosa. La visión que afirma el monte del Señor y la ciudad santa, lo contempla como un punto de confluencia de todos los pueblos y naciones, que encontrarán en el cumplimiento de la promesa el camino de la paz, el fin de las enemistades.

¿Significa esto que para acceder a la salvación del Dios de Israel es necesario convertirse en judío? Algo de esto (un resto de nacionalismo) hay en el universalismo mesiánico de los profetas.

En Jesús se cumplen plenamente las antiguas promesas, pero en gran parte de modo distinto a como lo imaginaron los profetas y lo esperaban sus contemporáneos. Dios no se deja atrapar por nuestros esquemas, los supera siempre. Así, en lo que hace al universalismo de la promesa mesiánica, vemos hoy que no queda resto alguno de nacionalismo o de sometimiento de las otras naciones al pueblo elegido.

El centurión romano es un enemigo de Israel, un ocupante, representante de una fuerza poderosa y arrogante. Pero tanto en sus entrañas de misericordia hacia el criado enfermo, como en su actitud humilde ante Cristo (“no soy digno”), que reconoce su propia impotencia y confiesa su confianza en el poder de Jesús, se está cumpliendo la profecía de Isaías: se convierte en representante de esos pueblos que confluyen a Jerusalén, y que están forjando arados de las espadas, de las lanzas podaderas. Sabe lo que es el poder, el mando, pero también lo que significa estar sometido, ser obediente (“yo también vivo bajo disciplina”). Sabe, en suma, lo que es la responsabilidad. Y como responsable, se ocupa del bien de los que están bajo su cuidado. Pero descubriendo también los límites de su poder, acude al que reconoce como Señor de la vida y de la muerte, a uno que está sometido sólo a la voluntad salvífica del Padre y que tiene poder para dar órdenes sobre la vida y la muerte. Lo que cumple la visión universalista de Isaías es sólo la fe, la confianza que genera esperanza.  Pero la esperanza no es la pasividad de esperar sentados. Hay que preparar el encuentro, ponerse en camino, acercarse al monte Sión. En este pagano descubrimos lo que significa vivir en vela, lo que es una esperanza activa: vivir con responsabilidad para mandar y para obedecer, tener entrañas de misericordia para con los que sufren, ir al encuentro del que puede salvarnos, hacerlo con fe y confianza. Hacer de intercesor ante Dios, ante Jesús, de la salvación ajena: el extranjero se integra así, sólo por su misericordia y su fe, en el pueblo sacerdotal.

Desde hace siglos los cristianos repetimos las palabras del centurión antes de recibir la comunión. Tal vez sería bueno que meditáramos en ellas releyendo este texto evangélico: qué significa decir esas palabras, a qué nos compromete. En primer lugar, a avivar nuestra fe y confianza en el poder salvador de Jesús; además, a ponernos al servicio de un ministerio eucarístico: no vamos a la Eucaristía ni acudimos a Jesús sólo a pedir por nosotros, sino también como intercesores de los que sufren, de los alejados, de los que todavía no han encontrado el camino al monte del Señor, en el que Jesús acoge, cura y salva.

Saludos cordiales,
José M. Vegas CMF

Comentarios
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas
¡Para Dios no hay nada Imposible!

Hemos recibido, correos, de casi todos los países del mundo, sobre todo de habla Hispana, preguntando por el estado de Elisa Isabel, y preocupados, por ella, esto se ha desbordado pues no damos abasto contestando a todos y lo estamos haciendo, bien lo sabe la Virgen, María, y Jesucristo, tened paciencia, pero si os llega, por este medio de la Casa de Dios, Ciudad Redonda os diré que, con permiso, de los hermanos que lo supervisan, está bien y recuperándose. Elisa Isabel, ya come poco a poco, y comienza a vivir una vida casi normal. Hoy hemos celebrado su cumpleaños 43 años, que ha cumplido, pero su coeficiente de un 86%, es de una niña de meses, pues no habla, no oye, no percibe las cosas, en definitiva vive pero no se da cuenta de ello, » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Angel
Miguel Angel

hace 2 semanas
Comenzamos la primera semana de Adviento(preparación para la venida del Señor). El Evangelio de hoy nos habla de aquellas palabras que pronuncio el centurión y que pronunciamos nosotros antes de la Comunión, Señor yo no soi digno de que entres en mi casa(en mi corazón). Y es que nos llamamos cristianos, discípulos de Cristo pero solo llevamos el nombre, rezar, ir a misa, preparar la Navidad, poner las luces navideñas, no vale predicar, rezar etc, hacen falta hechos, todos somos débiles ante Dios, no podemos olvidarnos de aquellas palabras del centurión porque todos en algún momento estamos identificados, Señor yo no soy digno de que entres en mi casa. Hoy celebramos aun Santo Español San Francisco Javier, tomemos ejemplo de este gran santo, este si que fue un gran discípulo » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas
Comentario: al Santo Evangelio de hoy, 03/12/2018.

Sólo nos podemos acercar a Jesucristo con una actitud humilde, como la del centurión. Así podremos vivir la esperanza del Adviento: esperanza de salvación y de vida, de reconciliación y de paz. Solamente puede esperar aquel que reconoce su pobreza y es capaz de darse cuenta de que el sentido de su vida no está en él mismo, sino en Dios, poniéndose en las manos del Señor. Acerquémonos con confianza a Cristo y, a la vez, hagamos nuestra la oración del centurión. Es nuestra ciudad y nuestro pueblo, donde hay personas enfermas, conocidas unas, anónimas otras, frecuentemente olvidadas a causa del ritmo frenético que caracteriza a la vida actual: cargados de trabajo, vamos corriendo sin parar y sin pensar en aquellos que, por ra » ver comentario
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 2 semanas
Siempre en misa decimos no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastara para sanarme.
Realmente debemos de vivir eternamente agradecidos porque Dios siempre esta con nosotros en todo momento en todo lugar porque su Misericordia es eterna.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 2 semanas
Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa: di una sola
palabra y mi criado quedará curado.

Esta confesión se fundamenta en la esperanza; brota de la confianza puesta en Jesucristo, y a la vez también de su sentimiento de indignidad personal, que le ayuda a reconocer su propia pobreza. El centurión de Cafarnaúm no se olvida de su criado postrado en el lecho, porque lo ama. A pesar de ser más poderoso y de tener más autoridad que su siervo, el centurión agradece todos sus años de servicio y le tiene un gran aprecio. Por esto, movido por el amor, se dirige a Jesús, y en la presencia del Salvador hace una extraordinaria confesión de fe, recogida por la liturgia Eucarística. Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa: di una sola palabra y mi criado quedará cura » ver comentario
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 2 semanas
"Os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán en el Reino ; y muchos hijos del Reino serán echados fuera"
Lo dijo algunas veces exaltando la fe de extranjeros y paganos;
el centurión,la mujer sirofenicia,la cananea...
La advertencia de Jesús es muy fuerte puesto que quienes le siguen son judíos,comenzando por sus discípulos. En el Reino de Dios no hay privilegios,todos somos iguales ante Dios.El haber nacido en un hogar cristiano no garantiza nada. Los padres deben enseñar el camino correcto,transmitir la fe y ser testigos del amor de Dios, pero los hijos han de ser dóciles y hacer pequeños actos de fe para poner sus propios cimientos.La fe crece a base de actos de fe. Esto es muy hermoso porque cada uno en particular puede experimentar el amor de Dios e » ver comentario
Me gusta 0
Josefina
Josefina

hace 2 semanas
Buenos días:
Muchas gracias hermano José María Vegas por el resumen de hoy, sencillo y claro.
Yo soy de las que a veces me quedo sin comprender muy bien el mensaje del evangelio y sobre todo las lecturas del antiguo testamento. Las acepto, pero se me escapa su significado.
Gracias de nuevo por sus comentarios y que Dios le bendiga.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 2 semanas
Señor no soy digno de que entres a mi casa más una palabra tuya solo basta para sanarla!! Creo Señor más aumenta mi Fe!!! Dones ,gracias que el Señor nos da !! Fe Sanacion Gracias Santificantes ,para mi y mi entorno! También como diría la suplicante mujer ,fenicia hasta los perritos comen del banquete de los dueños! Pero tú Señor quieres que todos nos salvemos y nos mostraste el Camino, Verdad y vida.Allana nuestros senderos endereza nuestras espaldas y fortalece nuestras rodillas!! Para conocerte Amarte seguirte Señor¡¡ que seamos los muchos que llegamos desde Oriente y Occidente para tu casa y trono de gloria ¡¡ Tu reino señor para siempre!!Amen
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

hace 2 semanas
Quiero pedir disculpas..y relacionando el mensaje de hoy en el que el centurión ruega a Jesús por la vida de su criado.. permitanme q yo también solicite a todos y cada uno de ustedes Eleven una oración rogándole a Dios por la salud de mi madre Laurita ya que sufrió un severo quebranto.. anticipo mi gratitud.. Pero al mismo tiempo nunca dejemos de estar preparados para recibir a Jesús..en el corazón de cada uno están las alegorías de Navidad... amor.. perdón.. humildad.. regocijo.. solidaridad..etc. y automáticamente pasaremos una Navidad en paz y alegría.. Amén
Me gusta 0
jaime martinez
jaime martinez

hace 2 semanas
Muy buenos días hermanas y (nos) en Cristo Jesús,en el Evangelio de hoy lunes 3 de diciembre,Mateo 8,5-11),me dice:Que multiplique mi fe que Dios nos regalo,que con la fe Jesús viene y ayuda en los momentos difíciles de mi vida,que con su ayuda y mi fe,puedo mover montañas de preocupaciones y enfermedades que envenenen mi alma.
Hermanos, en la lectura del libro de Isaias,Dios nos llama a cambiar nuestra vida,y dejar aquello que contamina nuestra vida,Jesús no quiere hacerse el de oídos sordos a nuestras suplicas que sonaría como castigo,Jesús quiere encontrar varios centuriones con fe y con quien hablar y amar,que bueno que Jesús nos eligiera al ver nuestra fe viva.
Hermanos alejémonos de todo aquello que nos prostituye y nos aleja de Dios,no vendamos nuestra conciencia y nues » ver comentario
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

hace 2 semanas
"Señor yo no soy digna de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará paz sanarme". Estas palabras que le dijo el centurión al señor Jesucristo, que es de lo que hoy trata el evangelio, siempre al repetirlas en misa, me traen una profunda reflexión y mensaje, son palabras de fe y esperanza de cualquier pecador que desea la misericordia de Dios. Repitámosla en este tiempo de adviento, para que nos aliente a la esperanza.
Recemos diariamente El Rosario por todas las intenciones personales, por los niños discapacitados y por Elisa Isabel.
Me gusta 0
Janibel
Janibel

hace 2 semanas
Comentarios de las Lecturas de Hoy 3 de Diciembre del 2018

La primera lectura nos habla de la nueva Jerusalén, en la venida de Jesucristo será restaurada, irán de todas las naciones alabar al Señor, escuchar sus palabras, sus instrucciones de vida.
Será lugar de paz, de gozo entre los hijos de Dios.
Los que estén preparados en la FE, hayan recibido a Jesucristo en sus vidas, podrán ser partes de los que estarán en la nueva Jerusalén.
Vamos alegres a la casa del Señor.

El Evangelio de Hoy nos habla de la gran de FE del centurión, el accionar del centurión frente a Jesús, nos hace ver que él reconoció el poder de Jesús, que puede traspasar tiempo, espacio, cercanía, lejanía ; podemos orar por alguien aunque este del otro lado del mundo, lejos de tu casa, o tu ciuda » ver comentario
Me gusta 0
Luisca
Luisca

hace 2 semanas
muy buenas tardes en el Evangelio de hoy jesus nos invita a tener fe , para curar cualquier tipo de enfermedad , como dice la frase , jesus no soy digno de que entres a mi casa , pero como una palabra tuya bastará para sanarme. ejemplo cuando uno va a eucaristía y se siente débil ,con mucha fe debe recibir el cuerpo de nuestro nuestro señor jesucristo , y aceptar a Jesus y ver siempre nuestra fe en alegría y eficas para cambiar nuestras vidas.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 2 semanas
El evangelio de hoy 3 de diciembre, nos invita para que tengamos fe en Jesús Nuestro Señor, lo cual hace que aumentemos nuestra esperanza y confianza en Dios, cada día debemos buscar al Señor para que nos guie por el camino del bien, busquemos la conversión, limpiemos nuestra alma, nuestro corazón, nuestra mente de tantas cosas malas y negativas que tenemos en nuestro ser, hagamos que Jesús visite nuestra casa o sea nuestro corazón y habite en Él, dejemos que sea él quien lo limpie, dejémonos amar de Jesús, no despreciemos su amor, sigamos el ejemplo del centurión que confía plenamente en Cristo que es el camino, la verdad y la vida, entreguemos todos nuestros dolores, angustias y tristezas a Dios, quien siempre va a estar a nuestro lado para ayudarnos a salir de las tiniebla » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.