Comentario al Evangelio del

Carlos Sánchez

Hola, amigos y amigas:

Tanto hoy como mañana, las lecturas evangélicas nos invitan a la vigilancia en el seguimiento del Señor. La vigilancia es una actitud cristiana indispensable: un cristiano que deja de vigilar fácilmente se convierte en un cumplidor rutinario o, en el peor de los casos, en un creyente mediocre o disipado. No se trata de una vigilancia al estilo de muchos de los actuales medios de comunicación que se fijan detenidamente en la vida de los demás para criticarles o para cotillear, tampoco de una vigilancia exhaustiva de nuestros propios actos ya sea por miedo a la condenación o por afán de perfeccionismo. Jesús nos invita a otro tipo de vigilancia; veamos dos detalles del texto de hoy que convierten a la vigilancia en una actitud de fe capaz de renovar la vida del creyente.

El primer detalle es la manera como se debe vigilar: “Tened ceñida la cintura y las lámparas encendidas”; esto nos recuerda la noche pascual, en la cual Dios sacó a su pueblo de la esclavitud de Egipto y en la que pidió a los israelitas que durante la cena estén atentos a su paso y listos para emprender el camino liberador hacia la Tierra prometida. Los cristianos esperamos la Palabra de cada día con el cinturón puesto y con la lámpara encendida, listos para descubrir las llamadas de Dios que nos sacuden de la somnolencia, de la rutina y de la mediocridad y nos abren caminos nuevos, que nos sacan de los miedos, los pesimismos y las esclavitudes para hacernos resucitar y vivir con mayor coraje, amor y esperanza.

El segundo detalle es que los criados esperan que su amo regrese de una boda. El tema de la boda tiene para nosotros una fuerte resonancia pascual y escatológica: la boda del cordero es la fiesta de la unión plena de Cristo con su Iglesia, con la humanidad, con nosotros. Me llama la atención que en el texto se resalte dos veces la dicha o la felicidad de los criados que están listos para servir a su señor. Ellos tendrán la dicha de ser servidos por su señor. Sorprende cómo Lucas entreteje magistralmente en este pequeño texto el servicio, la espera, la vigilancia y la dicha. No tenemos otra manera de esperar como seguidores de Jesús: estar atentos a los que necesitan nuestro servicio, nuestra espera, nuestro cariño, nuestro esfuerzo, nuestro sacrificio; seguro que allí encontraremos nuestra felicidad, nuestro gozo porque descubrimos que en ese servicio misteriosamente somos servidos por el Señor.

Un saludo fraterno
Carlos Sánchez Miranda, cmf.

Comentarios
Aurea Bueno
Aurea Bueno

hace 4 semanas
Señor Jesús que aprendamos a estar vigilantes en las cosas que pasan en nuestra vida cotidiana y en la de nuestro prójimo, atentos a sus necesidades que seamos serviciales como nos enseñó Jesús, cuando venga el Señor que nos encuentre preparados haciendo la labor en su Viña para esperarlo que nos encuentre haciendo y dando lo mejor de nosotros por nuestros hermanos.
Me gusta 0
neyris soto pol
neyris soto pol

hace 4 semanas
Reflexiono sobre la palabra de hoy.
Dios nos habla hoy dando su mensaje claro y es que estemos vigilante esdecir en espera de su llegada y estadía en este mundo en el que somos arrastrado por tantas cosas que nos alejan por momentos, días, más bien busquemos la forma de encontrarnos con el mediante la oración, el rosario y las alabanzas en fin todo lo que nos lleva a sus pies
Me gusta 0
Jurgen calder
Jurgen calder

hace 4 semanas
Señor, estaremos vigilantes para que cuando llegues nuestras lámparas tengan mucho aceite y nuestra fe esté bien encendida.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 4 semanas
Señor mío Jesucristo que yo siempre esté en oración, para cuando tú me visites te reciba con todo mi corazón, amén.
Me gusta 0
Gozzi Quintero
Gozzi Quintero

hace 4 semanas
Libérame Señor de todas las ataduras de este mundo, todo te pertenece, tu me has proveído lo necesario, mientras esté aquí. Quiero desprenderme de todo con tu ayuda lo lograre. De ti viene a ti regresa. Amén.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 4 semanas
Comentario al Santo Evangelio de hoy 23/10/2018.

El cristiano no es un náufrago sin brújula, sino que sabe de dónde viene, a dónde va y cómo llegar; conoce el objetivo, los medios para ir y las dificultades. Tenerlo en cuenta nos ayudará a vigilar y a abrir la puerta cuando el Señor nos avise. La exhortación a la vigilancia y a la responsabilidad se repite con frecuencia en la predicación de Jesús por dos razones obvias: porque Jesús nos ama y nos “vela”; el que ama no se duerme. Porque el enemigo, el diablo, no para de tentarnos. El pensamiento del cielo y del infierno no podrá distraernos nunca de las obligaciones de la vida presente, pero es un pensamiento saludable y encarnado, y merece la felicitación del Señor: Jesús, ayúdame a vivir atento y vigilante cada dí » ver comentario
Me gusta 0
El campanero
El campanero

hace 4 semanas
Debemos estar siempre vigilante a la venida del Señor.Puede ser un amigo,un vecino,una circunstancia.El se nos puede presentar en cualquier momento.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 4 semanas
<>
Cuando Cristo dice que su venida está próxima y sin embargo, vendrá súbitamente, de manera inesperada, dice que para nosotros esta espera parecerá larga... ¿Cómo es que el cristianismo falla continuamente, y sin embargo dura? el Señor quiere que permanezcamos con todo nuestro ser con la mirada puesta en la inminencia de su retorno; se trata de vivir como si eso que puede llegar no sabemos cuándo, debiera llegar en nuestros días. Vivir vigilantes pues no sabemos ni la hora ni el día.
No dormiros; rezar el Santo Rosario cada día.
Me gusta 0
Martín R.N.
Martín R.N.

hace 4 semanas
Hoy el evangelio nos anima al compromiso como cristianos
también nos alienta que si cumplimos como tal seremos dichosos, y nos anuncia la paz a todos.
Podemos acercarnos al Padre con un mismo Espíritu.
Me gusta 0
Conrado
Conrado

hace 4 semanas
Dios cada día nos dice algo nuevo, nos pide algo nuevo por ello debemos estar siempre en vigilia.
Vigilia y vigilancia son dos palabras que para los cristianos son iguales.
Estar en vigilia significa estar despiertos con la lámpara encendida y atentos a lo que el Señor nos dice cada día y lo que nos pide.
esa es la forma mejor de estar preparados para la venida del Señor.
Me gusta 0
iluminada
iluminada

hace 4 semanas
El evangelio de hoy nos invita a estar despierto a vivir una vida responsable en el nombre de Dios a se fieles creyentes y vivir una vida sana dedicándoles el tiempo necesario y cumpliendo los mandatos de Dios
Me gusta 0
Mauricio P. H.
Mauricio P. H.

hace 4 semanas
Gracias hermano Carlos Sanchez por su comentario que nos ayuda a comprender y a darnos una luz de lo que quiere nuestro Señor Jesucristo en nuestras vidas, mi Señor Jesús ayúdanos a siempre tener nuestras lámparas encendidas y nuestra cintura ceñida por tu palabra divina, ayúdanos a aguardar por ti con mucho gozo y mucho amor, gracias por darnos la dicha de tu amor, gracias por salvarnos en la cruz, gracias por no tener en cuenta nuestras limitaciones, gracias porque en los momentos cuando pareciera que no hay esperanza tu nos levantas en tus brazos y nos llenas de mucho amor, no hay nada comparable al amor de Dios por medio de Cristo Jesús nuestro Señor, que la gracia de su amor nos acompañe siempre.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 4 semanas
El evangelio de hoy 23 de octubre, nos invita para que estemos alerta al llamado definitivo de Cristo, estaremos respondiendo a ese juicio amoroso, compasivo y misericordioso que Dios tendrá con nosotros, cada día debemos estar reflexionando que nuestro destino es el Reino de los cielos, por eso debemos estar dispuestos a seguir y obedecer los mandatos de Dios, participar de los sacramentos y frecuentar la Reconciliación con el Padre y la Sagrada Eucaristía donde el Señor se entrega en el Altar para darse como alimento, para que tengamos fuerza para llegar al Reino de los cielos, debemos estar ceñidos con el cinturón de la oración, del arrepentimiento y del amor a Cristo en los más pobres y necesitados, seamos y estemos vigilantes para gloria de Dios, vivamos al estilo de Cristo » ver comentario
Me gusta 0
Pedro C.
Pedro C.

hace 4 semanas
“Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas.”

Quiso el Señor poner a S. Pablo en el momento y lugar en que era imprescindible.
También dijo Jesús: “No he venido a traer la paz, sino la espada”. Los padres se enfrentarán con los hijos, y los hijos con sus padres; los esposos con sus esposas; los hermanos entre sí . . .” y será muy laborioso el logro de la paz. No obstante anunció Pablo: “Él ha abolido la Ley y creado un hombre nuevo y ya nunca seréis extranjeros, sino ciudadanos de los santos, edificados sobre el cimiento de los apóstoles y de Él mismo, que es la piedra angular, (aquella que desecharon los arquitectos). Él ha reconciliado a los dos pueblos por medio de la cruz”. Y éste ha sido sin duda el único e insustituible precio de la paz.
Dic » ver comentario
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 4 semanas
El comentario de Carlos Sánchez nos ayuda a entender con claridad el sentido del evangelio de hoy. La vigilancia es imprescindible para avanzar y vivir responsablemente la vida, que es un don precioso de Dios.
Todo el tiempo de nuestra vida es poco para hacer el bien, para dedicárselo a Dios y a los hermanos. ¡Que pena cuando se mata el tiempo!
Señor,mantennos despiertos y activos en el servicio de los que necesitan nuestra atención y nuestro amor.
Muchas gracias
Me gusta 0
Viviana
Viviana

hace 4 semanas
Gracias por estar siempre señor y darnos tu palabra que nos lleva y nos anima a estar siempre en tu espera. Te amo padre .
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 4 semanas
No tenemos otra manera de esperar como seguidores de Jesús: estar atentos a los que necesitan nuestro servicio, nuestra espera, nuestro cariño, nuestro esfuerzo, nuestro sacrificio; seguro que allí encontraremos nuestra felicidad, nuestro gozo porque descubrimos que en ese servicio misteriosamente somos servidos por el Señor. Siempre debemos de estar atentos Dios nos pone pruebas para saber que hemos aprendido día a día de su palabra.
Me gusta 0
Humberto
Humberto

hace 4 semanas
Saludos y bendiciones para todos!
La Palabra de Dios nos invita hoy a estar preparados, vigilantes, a no desfallecer en nuestra misión apostólica, porque no sabemos ni el día ni la hora de la segunda venida de Cristo.
A pesar de las dificultades, de los ataques y tentaciones del mundo, nosotros debemos estar atentos y vigilantes en la fe, la bondad y el amor. Concédenos Señor tu misericordia infinita y llénanos de la alegría de la esperanza, Amén.
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

hace 4 semanas
Paz y bien , la palabra de hoy me hace una invitación ha estar atento listo preparado , me invita a estar siempre en comunión con Dios , a estar siempre dispuesto a ayudar y a servir dentro de mi iglesia de mi comunidad de mi familia y de los pobres y mas necesitados y principalmente de los pobres de espirito que no conocen el evangelio un llamado a la evangelización , para cuando el amo venga te encuentre listo y cuando llame tu le abras asi el te premiara , por eso dice estar atento que no se sabe ni la hora ni el dia , estar siempre al servicio de Dios y seguir sus mandatos ,Gloria a dios
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

hace 4 semanas
Señor, ayúdame a ser fiel a tu amor, que persevere en mi preparación y que esté preparada para tú segunda venida mi señor Jesucristo.
Me gusta 0
Roxana
Roxana

hace 4 semanas
Alabado seas Señor por tu palabra que sostiene nuestra esperanza día a día, gracias por fortalecer mi espera, por aumentar mi fe y la de mis hermanos. Me pides confiar y dejar que tu presencia me sirva la dicha y la felicidad en el encuentro con mis hermanos. Alabado seas porque das sentido al sacrificio de cada momento de mis días. Amén.
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

hace 4 semanas
como es el siervo dormilón?
1. no cumple su deber.
2. tiene otros planes.
3. se cree jefe en ausencia de su jefe y falsea en la casa ser el jefe.
4. no ama ni al jefe .
5. esta falta de caridad hace que todos en la casa se pierdan
Me gusta 0
Jordi Calpache
Jordi Calpache

hace 4 semanas
El amor del Padre, la gracia de nuestro Señor, y la comunión del Espíritu Santo es la mejor tenencia que se puede desear y desearía un cristiano
Me gusta 0
Luis Aured
Luis Aured

hace 4 semanas
No entiendo por qué el comentario al Evangelio de hoy dice textualmente: "El tema de la boda tiene para nosotros una fuerte resonancia pascual y escatológica".
No veo nada escatológico en una boda. Espero y deseo que sea una errata y que, en cualquier caso, expliquen qué quieren decir.
Gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.