Comentario al Evangelio del

CR

Se dice en castellano de los que se meten a discutir cosas inútiles y muy enrevesadas que se meten en cuestiones “bizantinas”. Es que parece ser que a los bizantinos les gustaba discutir y dialogar horas interminables aunque fuese de cosas tan inútiles como el sexo de los ángeles. Leyendo la primera lectura de este día, parece que en la comunidad de los corintios, también había muchos bizantinos a los que les gustaba dedicarse a discutir sobre cuestiones “bizantinas”. Porque el tema de la resurrección da mucho de sí. Si vamos a resucitar, ¿qué resucita: nuestra alma o nuestro cuerpo? Y si resucita nuestro cuerpo, ¿qué cuerpo va a ser: el que tenemos ahora o uno nuevo? Pablo trata de dar una respuesta pero todo se queda en atisbos, intuiciones, ideas difíciles de explicar en la realidad que nos toca vivir. ¿Qué es eso del hombre celestial?

En el fondo, lo que nos quiere decir es que más allá de hablar de lo que no sabemos, y posiblemente no sabremos nunca, creemos en Jesús. Creemos que Dios le ha resucitado a una vida nueva y plena. Y creemos que Dios nos resucitará a nosotros también a una vida nueva y plena. Por eso, vivimos en la esperanza, porque creemos en un Dios de vida, que da y regala la vida a todos los vivientes. Y viviendo así es como somos ya esos hombres y mujeres nuevos, capaces de vivir la fraternidad y el amor con todos. Igual que Dios.

La fe es la semilla que se ha sembrado en nuestro corazón. Como en la parábola del Evangelio, la Palabra de vida y esperanza ha sido sembrada en nosotros. Ahora es tarea nuestra acogerla, vivirla, hacerla crecer, multiplicarla, para que llegue a los corazones de todos, para que la fraternidad del Reino no sea un sueño imposible, convertido muchas veces en una pesadilla horrible, sino una experiencia de vida. Para que nadie se sienta excluido de la mesa del banquete del Reino. Vivir es así es dejarse de cuestiones “bizantinas” y aterrizar en la vida de cada día. Porque lo que Jesús nos pide no es divagar por los cielos sino transformar las relaciones con nuestros vecinos, acoger a los excluidos, compartir el pan con el hambriento, hacer que la justicia llegue a todos... Estas son las cuestiones “reales” en las que nos tenemos que comprometer los seguidores de Jesús.

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 22/9/18
comentario: al Santo Evangelio hoy, 22/09/2018.

Si viviéramos con más confianza en la Providencia divina, seguros ¡con una firmísima fe! de esta protección diaria que nunca nos falta, ¡cuántas preocupaciones o inquietudes nos ahorraríamos! Desaparecerían un montón de quimeras que, en boca de Jesús, son propias de paganos, de hombres mundanos de las personas que son carentes de sentido sobrenatural. Tenemos todos los motivos para andar con optimismo en esta tierra, con el alma desasida del todo de tantas cosas que parecen imprescindibles, puesto que vuestro Padre sabe muy bien lo que necesitáis! Él proveerá. Dijo David: Pon tu destino en manos del Señor, y él te sostendrá. Así lo hizo san José cuando el Señor lo probó: reflexionó, consultó, oró, tomó una resolu » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 22/9/18
En este 22 de septiembre, el evangelio nos invita a abrir nuestro corazón y que el Señor prepare el terreno para que haga germinar la semilla de su Santa Palabra, cada día nosotros escuchamos sus enseñanzas acompañadas de su ejemplo de vida, sin embargo, nuestra terquedad nos hace cambiar de rumbo porque nos dejamos manipular del mundo que ofrece cosas pasajeras que dan felicidad, es nuestro deber buscar la forma de ser más entregados a seguir el camino de Cristo, es necesario hacer un pare y dedicarnos a reflexionar sobre el tipo de tierra que posee nuestro ser, no podemos seguir senderos que nos extravían de la verdad, la justicia, la paz y ese amor de Dios Nuestro Padre, recibir diariamente y con generosidad abundante tantas cosas que nos hacen asegurar el Reino de Dios, pero nue » ver comentario
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 22/9/18
Quien se acoge a lo terrenal, se somete a la desilusión y al dolor porque lo terrenal muere y la ilusión desaparece; en cambio, quien se acoge a lo Eterno, se entrega a la esperanza, y como lo eterno no muere, la esperanza no se disipa.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 22/9/18
El grano que cayó en tierra buena..., dio fruto al ciento por uno.

Si me preguntáis qué es lo que quiere decir Jesucristo al hablar de ese sembrador que salió de madrugada a esparcir la semilla en su campo, hermanos, os digo que ese sembrador es el mismo buen Dios que comienza a trabajar para nuestra salvación desde el comienzo del mundo enviándonos profetas antes de la venida del Mesías para enseñarnos que debíamos ser salvados. No se contentó enviándonos a sus servidores, sino que vino él mismo y nos señaló el camino que debíamos tomar, y nos anunció la palabra santa. ¿Sabéis lo que es una persona que no se alimenta de esta palabra santa?... Se parece a un enfermo sin médico, a un viajero extraviado sin guía, a un pobre sin recursos. Es del todo imposible, hermanos » ver comentario
Me gusta 0
cesar12
cesar12

el 22/9/18
Bendito sea Dios por enviar a su hijo y darnos la salvación!
Me gusta 0
Jorge Emilio
Jorge Emilio

el 22/9/18
Ayer fue la palabra de Dios la que nos hablaba de que para Dios son santos todos los que estamos dispuestos a cambiar de vida, como lo hizo San Mateo al levantarse de una vida disolución y mundana y seguír a Jesús. Hoy Dios nos habla de diversos grados y formas de santidad. Todos son santos, pero unos apóstoles, otros en diferentes lugares y trabajos de servicios o responsabilidades, otros, pregonando la palabra en la oficia, en toda reunión familiar o de amistad. Otros siendo ministros de la palabra y orientando a muchos para que no perdamos tiempo en comunicar que Dios lo perdona todo cuando uno quiere ser perdonado. El fruto es 20,40,60, o 100. El premio es la vida y la felicidad eterna. Luego los más vírgenes y sacrificados verán a Dios con mayor felicidad. Pero todos entra » ver comentario
Me gusta 0
spalletta gust
spalletta gust

el 22/9/18
Jesús, hoy me dices que el sembrador salió a sembrar. Tú eres el divino sembrador que todos los días quieres venir a mi alma.

Te agradezco, amado Jesús, todo lo que haces por mí.

Yo sé que en mi alma no todo es tierra buena. Sabes que soy camino donde tus palabras muchas veces no penetran por causa de la rutina y que el enemigo termina arrebatándomelas.

Soy terreno pedregoso, lleno de inconstancia, pronto para hacer propósitos, pero tardo para cumplirlos y mantenerlos.

Soy una maraña de espinas donde tantas cosas me preocupan e inquietan y tengo muy poco tiempo para pensar en Ti… para hablar contigo. Y cuando por fin encuentro tiempo para Ti, la mayoría de las veces no hago más que pedirte.

Gracias, porque a pesar de todo, nunca has cesado de trabajar pacientem » ver comentario
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

el 22/9/18
Que con nuestras actitudes en nuestra vida diaria y nuestra caridad con el prójimo, entreguemos nuestra vida a nuestro señor Jesucristo, con un corazón y un espíritu renovado para un día merecer la gloria.
Me gusta 0
ramon py
ramon py

el 22/9/18
Cada vez que escuchamo la palabra de Dios tenemos que abrir nuestro mente y corazon con humildad y sencillez y vamo a descubrir que en la palabra de Dios vamos a descubrir mucho secreto que Dios nos tiene a los humilde de corazon bendiciones
Me gusta 0
CARLOS CR
CARLOS CR

el 22/9/18
Todos en este viaje por esta aula llamada Tierra debemos ser sembradores, los que creemos en Jesús y sus enseñanzas debemos de revisar el tipo de semilla que depositamos en "la Tierra". Saludos y Bendiciones desde Costa Rica!
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

el 22/9/18
Paz y bien en esta palabra me habla q este sentrado en lo bueno en lo importsnte en las obras q no este pensando en cosas bizentinas o cosas no son de importancia como hacer justicia .amar a nuestro pojomo.compartir con los pobres y desamparados q el obrar es mas q solo pensar , y tambien me invita a que habra mi corazon para q Dios deposite esa semilla en mi , que es la fe q la da Dios , y q yo tengo la responsabilidad de q esa fe o esa semilla de fruto y en abundancia me invita hacer esa tierra fertil de la parabola para Dios cresca en mi corazon y asi pueda dar testimonio y frutos de las maravillas q Dios tiene para cada uno de nosotros , gloria a Dios .
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 22/9/18
Señor Dios, te doy gracias por permitirme hoy como siempre entrar en tu palabra leerla y reflexionar con ella.
ermite Señor que esta palabra sea fecunda en mi y todo lo haga según tu voluntad.

San Pablo es muy claro en todo lo que dice, y esta semana su enseñanza nos esta despertando sobre como debemos comportarnos, como cristianos.

Hoy nos hace reflexionar sobre lo que es la resurrección, y puede ser que no la logre entender, pero, no es cosa que deba preocuparme, lo mas importante es que tenga fe en Jesucristo y así como El resucito también nosotros resucitemos para gloria de Dios.

Lo importante es que seamos un terrero fértil para que la palabra de Dios que todos los días es sembrada en mi y en ti crezca y de fruto .
De la semilla nace la vida, Tu palabra es » ver comentario
Me gusta 0
tomas Garcia Ag
tomas Garcia Ag

el 22/9/18
La palabra del dia de hoy una reflexion maravillosa,un mensaje q nos invita creer mas en nuestro ceeador,bendiciones.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.