Comentario al Evangelio del

CR

La muerte es siempre dolorosa e incomprensible. Marca una separación, una distancia, que nos resulta insoportable. Se nos rompen las entrañas de puro dolor. Siempre es así. Pero la muerte de un joven es más dolorosa si cabe. Es una vida truncada sin haber conseguido sus objetivos mínimos, sin haber tenido la oportunidad de llegar a su plenitud. Podemos comprender entonces un poco el dolor de la madre. Ver morir a un hijo es duro. Más cuando éste es joven.

Jesús llega a la ciudad, ve la procesión, se acerca y se compadece. Devuelve la vida al chico y la vida a la madre. De un golpe. Ahí está toda la historia. Así es Dios. No pregunta. No pone condiciones. No le interesa saber si aquella viuda y su hijo difunto eran judíos ortodoxos, adoradores de alguna deidad extraña o vete a saber qué. El dato es irrelevante. Lo único que cuenta para Jesús es el dolor, el sufrimiento de aquella mujer. Así es Dios. Es un dato a tener en cuenta también en nuestra vida y para el funcionamiento de nuestras parroquias y comunidades cristianas. La gente lo entendió a la primera: “Dios ha visitado a su pueblo.” En la acción de Jesús vieron la mano de Dios. Dios se identificaba para aquella gente como el que curaba, el que resucitaba, el que daba la vida y la esperanza.

Luego viene la comunidad cristiana. Tratamos de seguir los pasos de Jesús. Tratamos de hacer como él hijo para ser testigos de la presencia de Dios en nuestro mundo. Nos hemos terminado convirtiendo en una comunidad muy compleja. Millones de creyentes. Cientos de lenguas y culturas diversas. Una organización complicada (parroquias, diócesis, conferencias episcopales, unidades pastorales, carismas, comunidades laicales, religiosos y religiosas, seglares, movimientos, universidades, monjes y monjas...). Todos, no hay que dudarlo, con muy buena voluntad. Pero la misma complejidad y variedad provoca que surjan los conflictos. Es inevitable. Hay diversos y abundantes servicios en la comunidad cristiana. Como dice Pablo, hay apóstoles, profetas, maestros, los que tienen el don de curar, el don de gobierno, el don de interpretar lenguas... pero todos al servicio de una única fe, de un solo objetivo: dar testimonio de la presencia de Dios en nuestro mundo, del Dios que cura, que resucita, que da vida y esperanza. Quizá, por esto mismo, termina Pablo diciendo aquello de que deberíamos aspirar a los carismas mejores.

Comentarios
Angelines
Angelines

el 18/9/18
Jesús es compasivo , sin condiciones, aquí tenemos una muestra más, lo que tiene que llevarnos a dar gracias, aunque nos sorprendamos de su corazón misericordioso.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 18/9/18
En este 18 de septiembre, el evangelio nos invita a permanecer con Cristo porque es el camino, la vedad y la vida, Jesús nos invita para que escuchemos atentos su palabra, que meditemos, discernamos y obremos con ella, Jesús nos resucita de la muerte que nos hace caer en el abismo del odio, la violencia, del rencor, del egoísmo, de la envidia, del rechazo a nuestros hermanos especialmente a los más pobres y necesitados, hagamos todo lo posible para seguir el camino que Cristo nos señala, él es la vida misma que nos resucita de la maldad que guardamos en nuestro corazón, estemos atentos al llamado que nos hace el Señor cuando nos encontramos en el mundo de los vicios y los placeres, en ese mundo del pecado del cual no queremos salir, permitámosle que nos abra el camino y nos reinte » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 18/9/18
Comentario: al Santo Evangelio de hoy, 18/09/2018.

Con la lectura del fragmento del Evangelio que nos habla de la resurrección del joven de Naím, podría remarcar la divinidad de Jesús e insistir en ella, diciendo que solamente Dios puede volver un joven a la vida; pero hoy preferiría poner de relieve su humanidad, para que no veamos a Jesús como un ser lejano, como un personaje tan diferente de nosotros, o como alguien tan excesivamente importante que no nos inspire la confianza que puede inspirarnos un buen amigo. Los cristianos hemos de saber imitar a Jesús. Debemos pedir a Dios la gracia de ser Cristo para los demás. ¡Ojalá que todo aquél que nos vea, pueda contemplar una imagen de Jesús en la tierra! Quienes veían a san Francisco de Asís, por ejemplo, veían la imagen » ver comentario
Me gusta 0
Nestor
Nestor

el 18/9/18
Dios es mi creador. Y de el depende mi llegada y partida de aquí.
Jesus, es mi Dios en este mundo designado por su padre, y en ambos confió plenamente y acepto mi destino, mi camino, con total conviccion de mi fe catolica hasta el final de mis dias en esta vida terrenal.
Me gusta 0
carmencarbonell
carmencarbonell

el 18/9/18
Gracias Señor por enseñarnos.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 18/9/18
Para Dios nada es imposible!! Su misericordia !!!es infinita, su Amor y compasión es envolvente!! No es por mérito de los humanos es sólo Amor , confianza , humildad y sumo Bien¡¡¡ Recordando cuando les hablaban en el camino de Emaus a los pereginos " ardian nuestro corazones'Cuando hablaba con la Siriofenicia que admirable fe de esperar de lad migajas de la herencia del reino! Que hermoso cuando dice una sola cosa es lo importante crecer en el conocimiento y estar con Dios(cuando la hermana de Maria le reclamana de que la ayudara a los qehaceres domesticos)que hermoso es conocer el Amor y la justicia de Dios es distinta y poco see asemeja a la de los hombres y da mucha Paz experimentarla y reconocerla¡¡¡ Señor creo mas aumenta mi Fe!!!Amen.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 18/9/18
Jesús con su misericordia. Resucita al joven del pueblo de Enain, le conmovió la tristeza de la viuda y lo regresó a la vida, hoy nos quiere resucitar a nosotros salvarnos del pecado para ser personas nuevas volver a nacer a las cosas de Dios que nos darán la verdadera paz, tranquilidad y felicidad siguiendo los caminos del Señor.
Me gusta 0
jose omaña
jose omaña

el 18/9/18
Que bella reflexión, querido Jesús síguenos haciendo _-conscientes_de todo aquello que has hecho por todos... Amén...Felíz Día...Hermanos Queridos...
Me gusta 0
Humberto
Humberto

el 18/9/18
Saludos y bendiciones para todos!
A diferencia del Evangelio del día anterior, aquí no hay intercesores; es el mismo Jesús quién toma la iniciativa, se conmueve, más que del joven, creo yo que de la viuda de Naim porque en una sociedad de aquella época en donde las mujeres y los niños cuentan muy poco, sería difícil para aquella viuda, quedarse completamente sola. Bien lo dicen los testigos posteriormente: "El Señor ha visitado a su pueblo" para redimir, proteger y devolver la dignidad a cada ser humano, sin importar raza, credo, o nación. Señor: ten compasión de todo aquel solo, triste, desplazado, relegado por la sociedad, amén.
Me gusta 0
 Martin R.N.
Martin R.N.

el 18/9/18
Padre santo hoy en estos tiempos sigues pasando y encontrado dolor en la familia especialmente en las madres por la perdida de un hijo tiempos dificiles donde la juventud se nos adelanta sigues esperando al joven como la montaña.
Sabemos que la juventud es la esperanza de Dios.
Bendito seas y alabado por todos nosotros padre nuestro
Me gusta 0
Maria Ines
Maria Ines

el 18/9/18
Hoy nuestro Señor Jesucristo nos invita a no pasar desapercivido ante el dolor del hermano, muchas veces estamos encerrados en nosotros mismos que olvidamos ver el dolor del que tenemos a nuestro lado. Aprendamos de Jesus son muchos lo que sufren solos sin nadie que acompañe su dolor. Dios nos bendiga a todos.
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

el 18/9/18
Paz y bien , las lecturas de hoy muestran como el amor de jesús , es un amor puro ,que no se fija en lo pecador que somos , siempre esta dispuesto ayudarnos ,a hacer nuestras cargas mas livianas , así como a esa madre que sufría por su hijo muerto Dios lo volvió a la vida , por su compasión de ver el sufrimiento de esa madre , asi jesus quiera hacer ese milagro en nuestras vidas quiere volvernos a la vida , esa vida en cristo sin pecados ,también nos invita a ser ambiciosos , a pedir lo mejor , pero lo mejores dones del espíritu santo y perseguir los mejores carismas , para ser mejores servidores de su palabra de su evangelio , gloria Dios
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 18/9/18
Las lecturas de hoy son muy hermosas.

Las palabras de San Pablo llenan de paz nuestro corazón.

Siendo todos distintos y con distinta vocación, somos uno en Cristo Jesús.
Si pensamos si, como Pablo lo dice, entonces no tendremos egoísmos ni odios, ni entramos en competencias por ser los primeros , porque cada uno debe sentirse feliz con lo que tiene y explotar lo mejor posible el don que Dios le dio.

Así colaborado todos y cumpliendo su función hacemos real el reino de los cielos entre nosotros.

Sabed que el Señor es Dios: que él nos hizo y somos suyos.
Hermoso pensamiento del salmo de hoy.
Le pertenecemos a El quien nos creo y nos ama, por eso se compadece de nuestro sufrimiento, como lo vemos En el evangelio de hoy cuando Jesús resucita al hijo de esta muj » ver comentario
Me gusta 0
valentina peña
valentina peña

el 18/9/18
hoy vemos que la muerte es dolorosa para el que no conoce de dios. no tiene edad solo la persona debemos tratar de prepararnos y aceptarla como un paso muy importante hacia el encuentro con dios. y confiar en el para un dia resucitar con el. porque solo dios tiene misericodia. como aquella que estubo con el hijo unico de esa viuda el cual el señor nos presenta su amor¨. su esperanza de salvacion del resucitado el cual se hace presente en el mundo dandono confianza. tambien tenemos que educarnos en la fe. y cree en dios como unico salvador doctor profeta y rey por exelencia. es el dios que cura que salva da vida. esperanza amor y confianza en si mismo.
Me gusta 0
Raymundol R H
Raymundol R H

el 18/9/18
Señor mío y Dios mio Jesucristo, tú que tienes el poder de resucitar a los muertos ten piedad de nosotros y del mundo entero, amen.
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

el 18/9/18
Mi señor Jesucristo, que mas quiero en la vida, si tu siempre estas presente en mi vida, reflexionando sobre el evangelio de hoy y relacionándolo con muchas de mis situaciones que he pasado en la vida, ahí has estado siempre a mi lado, acompañándome y siempre lo estarás porque siempre te quiero a mi lado para poder sostenerme en toda tribulación. Señor Jesucristo jamas te apartes de mi. Amen.
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 18/9/18
La error como ofuscación de la verdad puede conducirnos a la muerte tanto corporal como la espiritual.
Mientras S. Pablo encamina a la iglesia a una UNIDAD en la Fe, en el Espíritu de Verdad, en el “Espíritu de la Verdad Evangélica” no es cualquier verdad!!, En Lucas se ve a Un JESUS que reanima hasta un cuerpo muerto. Es que Jesús es la VIDA, es el la VERDAD, fuera de El no seremos capaces de vivir. El error en la comunidad o la tristeza que nos suele acompañar ofusca reanimarnos sanarnos, ver la plenitud de la verdad, la plenitud de la vida. Jesús interrumpe en ese escenario, El no se detiene ante la tristeza o la perdida, y entra en la historia del hombre (entonces la mujer, figura la Iglesia). El hombre de hoy esta llamado a tomar la cruz y seguir a Jesus, no al hombre muer » ver comentario
Me gusta 0
Ana Gaby
Ana Gaby

el 18/9/18
Dios con su infinita bondad nos ha dado a todos dones y carismas para ponerlo en manos de nuestros hermanos ayudarlos en todo momento para darlos gratuitamente ya que gratuitamente lo hemos recibido, para darle todo el honor y la gloria al verdadero Dios por quien se vive.
Me gusta 0
Myriam Pulido
Myriam Pulido

el 18/9/18
Hoy esta mi madre en una cama de hospital esperando una cirugia. Estamios colocando en manos de Dios su vida y su pronta recuperacion que todo salga bien
Me gusta 0
Madelis
Madelis

el 18/9/18
Me gusta la lectura de hoy, me llena de fe saber que hay un Dios Tan bueno y misericordioso con la humanidad, el es puro amor y nos da el regalo de la Vida .. gran don es vivir y ser amado por jesus.
Me gusta 0
Yanet Ocampo L
Yanet Ocampo L

el 18/9/18
Señor ayúdame a ser cada día un mejor miembro de ese cuerpo que eres tú.
Que sea capaz de dejar ese desgano Y esa pereza espiritual que no me deja avanzar y poder mostrar tu rostro ante mis hermanos.
Perdóname por no mostrar esa cara de resucitado, y hacer que otros resuciten contigo.se mi fortaleza ante tantas dificultades y luchas que enfrento tanto espirituales como materiales que encuentre siempre en ti esa paz que tanto necesito. Gracias a este medio que nos permite a través de la palabra revisarnos interiormente. Para ir buscando un cambio positivo en nuestra vida. El Señor les vendiga.
Me gusta 0
Jaime Cortes E
Jaime Cortes E

el 18/9/18
Amén a las reflexiones. Una invitación: Dejémonos resucitar por Cristo Señor de la Vida.
Bendiciones
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.