Comentario al Evangelio del

CR

Exaltación de la Santa Cruz

“La señal del cristiano es la santa cruz”, repetíamos en el viejo catecismo. Por eso vemos esta señal, al bautizar a los niños, en los “cruces” de los caminos, en la cabecera de la cama, en la delantera de los coches, en el recuerdo de los muertos, al salir de casa, y en mil momentos. También abusamos de ella. Cuando hacemos la cruz de una manera mágica u ostentosa; cuando la llevamos –cruz de pasión e infamia- como adorno precioso o señal de dignidades. 

La cruz es la cruz de nuestro Señor. Es el instrumento de nuestra redención. La muerte en cruz era el suplicio reservado sólo para los esclavos, tan cruel como lleno de ignominia. ¿Cómo se podía pensar que la redención podía venir de la impureza de un cadáver?  Sin embargo ahí está la paradoja. Un hombre inocente carga con todos los pecados de la humanidad. Condenado, no condena. En el mayor dolor brilla el mayor amor.  La cruz de Jesús, dando muerte al pecado, es causa de reconciliación. Reconciliación de los hombres con Dios. Pero también de gentiles y judíos, de la economía de la ley y de la economía de la fe. 

Pero aún sorprendemos otra paradoja que da nombre a la fiesta de hoy. Este condenado, sometido a la máxima humillación, envilecido, desnudo, es exaltado, elevado como la serpiente en el desierto, en signo de salvación para cuantos le contemplan. Es la exaltación del amor: “Tanto amó Dios al mundo que le entregó a su Hijo”. La Pasión de San Juan que leemos el Viernes Santo contempla a Cristo en la Cruz, lleno de majestad.

Que bien estaría que en este día nos parásemos a contemplar la santa cruz. Y, después de un silencio de asombro, podríamos recitar textos tan bellos, y al alcance de todos, sobre Cristo crucificado. Por ejemplo: “Delante de la Cruz los ojos míos” (Sánchez Mazas). “Pastor que tus silbos amorosos” (Lope de Vega). “El Cristo de Velázquez” (Unamuno).

Luego vendrían los buenos propósitos de no abusar o frivolizar con el signo de la cruz. Nada de adornos con crucifijos lujosos, no hacer la señal de la cruz repetidamente de manera que se banalice, etc. Por supuesto, y en un orden muy distinto, no he visto a ningún maestro espiritual que enseñe el victimismo, el dolorismo y todos espiritualismos que busquen el dolor por sí mismo para parecerse más a Jesús. Jesús nos dice que tomemos “nuestra” cruz y le sigamos. Pues, venga, tomemos nuestra cruz, amemos como Jesús nos mandó, perdonemos y bendigamos a los que nos maldicen, estemos dispuestos a ser perseguidos por la justicia. Si amamos, siempre encontraremos la cruz. Entonces, sí que podremos repetir con San Pablo: “Lejos de mí gloriarme sino en la cruz de Cristo”.

Comentarios
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 1 semana, 4 días
El evangelio de hoy 14 de septiembre, nos invita para que seamos personas llenas de fe, creyendo en Cristo que vino al mundo a salvarnos y o para condenarnos, el Señor carga su cruz y nos lleva por el camino de la verdad, la justicia y la paz, Jesús, nos reintegra a la vida a través su sacrificio, de su entrega al mundo para redimirnos y reconciliarnos con el Padre Celestial, cada día debemos reflexionar sobre el gran amor que tiene Dios Uno y Trino para restaurarnos la vida, estamos en un mundo perverso, donde todo es válido, el odio, el rencor, la envidia, el egoísmo, el desprecio a los hermanos, especialmente a los más pobres y necesitados, la prepotencia, la soberbia y el orgullo, todos estamos llamados a evadir estos antivalores que solo traen guerra y desesperación, vivamos » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 4 días
La Cruz que lleva el Rosario.

¿Si tienes un Rosario?, observaras que lleva una Cruz, con Jesucristo, en ella al final del Rezo se suele besar. También está la Virgen María, en forma de medalla, al final también se suele besar. ¿Sabéis porque se besa Al final del rezo? Porque de tanto rezarlo cada día, ¿le tomamos tanto cariño? que sentimos el beso, de amor, como algo nuestro, muy cercano y familiar, y no pedimos nada porque no es necesario después de un beso se deja en el además del amor, la unión, el afecto, la despedida hasta el día siguiente que lo rezare otra vez, un suspiro de alegría y pensamiento de, Jesús Mío, Madre mía, en silencio, y para dentro de tu corazón. Por el camino pensaras en cosas diferentes, de la vida, tocaras con el dedo el crucifijo de Jesuc » ver comentario
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

hace 1 semana, 4 días
Después de Cristo, la cruz ya no es más un signo de muerte y humillación, sino un altar de salvación.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 4 días
Exaltación de la Santa Cruz.
En el ambiente cultual de Canaán se tributaba culto a las serpientes, bien como amuletos o como símbolos de fertilidad. Una serpiente de bronce elevada sobre un hasta brindará al evangelio de Juan la ocasión de la fuerza salvadora de Cristo alzado en la cruz. En Jesús crucificado contemplamos el rostro compasivo de nuestro Padre que, a nuestra cruel pequeñez y a nuestra obstinación pecadora, responde con más amor, con más vida, con salvación. La cruz merece nuestro respeto y veneración; pero ¿advertimos siempre que hablamos de la cruz que en ella hubo un crucificado? ¿Acaso no persisten hoy calvarios que esperan ser identificados y salvados? Cuando Cristo regrese, esta cruz aparecerá primero en el cielo, como cetro precioso, viviente, verdadero » ver comentario
Me gusta 0
Angelines
Angelines

hace 1 semana, 4 días
Qué gran generosidad la de Dios, enviar a su propio Hijo, a su querido y único Hijo. La cruz es el mayor signo del amor de Dios para los que creemos y queremos que ese amor permanezca toda la eternidad.
Me gusta 0
antonia
antonia

hace 1 semana, 4 días
Gracias por los comentarios a todos los que pongan el amor ,la coherencia y la verdad. en A. T, el hombre califica a dios con caracteres y pasiones humanas, vengándose de las debilidades humanas, castigando y matando al que no cumplia o no seguía los dictamenes divinos, pienso que Dios no haría eso, que seria la mente humana la que escribía y actuaba " ojo por ojo y diente por diente",vemos como Jesus en la cruz perdonaba a sus enemigos, pero aun queda mucha propaganda negativa dictada por el hombre narrando lo que quería Dios que no era sino lo que quería la mente humana, y esto sigue haciendo daño y haciendo crecer el fanatismo. Que a través de todos los medios podamos ir aportando el verdadero Mensaje con la ayuda del Espiritu.
Me gusta 0
M.calero
M.calero

hace 1 semana, 4 días
Lo q está claro, es q la cruz no la llevamos nosotros solos, Cristo nos ayuda y Él lleva el mayor peso, me contaron una vez, una bonita historia, de un hombre q le pidió a Jesús q le ayudará a llevar la cruz, el Señor le dijo, q siempre estaría a su lado, q si miraba al suelo vería sus huellas y las de él. Al morir, el hombre le reprochó q en el peor momento de su vida, lo había dejado solo, xq no había más q sus huellas en el suelo, entonces el Señor le dijo: No eran tus huellas, sino las mías, es q yo te llevaba en brazos.....
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 1 semana, 4 días
Señor Jesús, La cruz más grande y pesada Tú la has cargado ya,
para que al mirar la tuya pueda la mía llevar

Como todo ser humano fue tan grande tu dolor
que sentiste el abandono la impotencia y el horror.

Son el peso del pecado de toda la humanidad
que tu soportas humilde porque nos quieres salvar.

Que nuestro amor incipiente crezca fortalecido
y el día que que tu nos llames podamos decir contigo:
Todo esta cumplido

Miremos siempre a la cruz para coger fortaleza
y no cansarnos de amar aunque sea con pobreza.

Muchas gracias y feliz día
Me gusta 0
fernando
fernando

hace 1 semana, 4 días
considero buena la explicacion del la liturgia, pero considero que quedo coja y le falto mas profundización teológica sobre la segunda parte del evangelio, Jesús ha venido a salvarnos para que los que creamos tengamos vida eterna, Es exagerado el comentario sobre la cruz, le falta mas profundidad.
Saludos
Me gusta 0
Pablo Lopez Ber
Pablo Lopez Ber

hace 1 semana, 4 días
Cuanto nos amó Dios para entregar lo que más quería para nuestra salvación y nacer y morir como el rey más humilde de la historia. Gracias Señor. Ayúdanos a no hacer de la cruz una banalidad.
Me gusta 0
spalletta
spalletta

hace 1 semana, 4 días
El Evangelio de hoy nos propone las palabras dirigidas por Jesús a Nicodemo: “Dios, amó tanto al mundo, que dio a su Hijo unigénito”. Escuchando esta Palabra, dirigimos la mirada de nuestro corazón a Jesús Crucificado y sentimos dentro de nosotros que Dios nos ama, nos ama de verdad, y ¡nos ama mucho! Esta es la expresión más sencilla que resumen todo el Evangelio, toda la fe, toda la teología: Dios nos ama con amor gratuito y sin límites. Así nos ama Dios. […]
San Pablo nos recuerda: “Pero Dios, que es rico en misericordia --no olvidarlo nunca, es rico en misericordia-- por el gran amor con que nos amó, precisamente cuando estábamos muertos a causa de nuestros pecados, nos hizo revivir con Cristo”. La Cruz de Cristo es la prueba suprema del amor de Dios por nosotro » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

hace 1 semana, 4 días
Seamos gratos al amor de Cristo quién entregó su vida por nosotros para salvarnos por lo que debemos seguir sus enseñanzas, orar siempre para que a través de su espíritu tengamos las ideas claras de lo que debemos hacer por nuestros hermanos y para seguir creciendo a favor del Reino de Dios.
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

hace 1 semana, 4 días
Siendo el Evangelio nuestra norma y guía espiritual..hoy el mismo nos envía un mensaje profundamente lleno de Fe y de Amor hacia Cristo crucificado ..La Cruz tiene un significado infinito porque es la foto o la expresión de la Vida,Pasion y Muerte de Jesús.. que la Cruz siempre sea para el mundo el motivo de arrepentimiento y de oración.. porque si Jesús con su muerte nos salvó y nos redimió nosotros debemos ser consecuentes y vivir a imagen y semejanza de el , obrando siempre en función del amor de la paz y de la solidaridad con nuestros semejantes
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 1 semana, 4 días
Señor Jesús Hijo de David ten piedad de nosotros especialmente de de mi que soy un pecador, por favor aumenta mi fe que nunca dude de tu amor, amén.
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

hace 1 semana, 4 días
Solo te pido señor que me ayudes a llevar mi cruz, con amor, así como tú la aceptaste por amor a nosotros y por nuestra salvación. Gracias señor Jesucristo por tu regalo de vida eterna. Amen.
Me gusta 0
Ana Gaby
Ana Gaby

hace 1 semana, 4 días
Me quiero quedar con la sustitución de la primera lectura donde Dios se abajo por nosotros, se despojo de su condición divina y de su rango, mostrándonos todo el amor que nos tiene dando la vida por nosotros en la cruz.
Bendito sea Dios, Bendito sea su santo Nombre, bendita sea su cruz y bendiat sea su sangre derramada por nosotros.
Me gusta 0
Merwing
Merwing

hace 1 semana, 4 días
Pues, venga, tomemos nuestra cruz, amemos como Jesús nos mandó, perdonemos y bendigamos a los que nos maldicen, estemos dispuestos a ser perseguidos por la justicia. Seamos dignos de hacernos la señal de la cruz.
Diciendo en el nombre del padre y del hijo y del espíritu santo.
Amén
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

hace 1 semana, 4 días
Paz y bien la lecturas de hoy me hacen una invitación a imitar a jesús ya que el siendo hijo de Dios no se jacto de su condición divina sino que se rebajo a lo mas profundo fue humillado latigado despojado de sus ropas y le dieron una muerte de lomas bajó de esa época de cruz que solo los maleantes la tenían, pero el fue obediente de su padre Dios hasta la muerte , pero Dios la exaltó por lo mas alto , y jesús resucita venciendo a la muerte y junto con todos nuestros pecados , para que en el crea no muera sino que tenga vida eterna , Dios nos ama tanto que entrego a su hijo para el perdón de nuestros pecados , así que en que quiera ser cristiano seguidor de la palabra de jesucristo que tome su cruz y que lo siga , gloria a Dios
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.