Comentario al Evangelio del

CR

Queridos amigos:

El P. Kolbe, misionero franciscano en Japón, se encontró en su tierra polaca con la llamada del Señor a vivir lo que había anunciado: La bienaventuranza de los pobres. Detenido por las fuerzas de ocupación e internado en el campo de concentración de Auschwitz, entregó su vida a cambio de un padre de familia condenado a muerte, el 14 de agosto de 1941. Tuvo el valor de asemejarse a Jesucristo, incluso hasta la muerte.

En nuestro entorno no es difícil ver la marca en la frente de los que gimen afligidos por las injusticias. También llegan a nuestro templo para recordarnos que la Gloria del Señor está por encima de ellos. Siguiendo el pensamiento de Sábato de ayer, "se me encoge el alma al ver a la humanidad en este vertiginoso tren en que nos desplazamos, ignorantes atemorizados sin conocer la bandera de esta lucha, sin haberla elegido... Una de las metas de esta carrera parece ser la productividad, pero ¿acaso son estos productos verdaderos frutos? Estamos en camino pero no caminando, estamos encima de un vehículo sobre el que nos movemos sin parar... Ya nada anda a paso de hombre... y quizás, la aceleración haya llegado al corazón que ya late en clave de urgencia para que todo pase rápido y no permanezca. Este común destino es la gran oportunidad, pero ¿quién se atreve a saltar afuera?".

Creyentes, como Maximiliano, dan el salto. Sigue hablando Sábado: "Uno se anima a llegar al dolor del otro y la vida se convierte en un absoluto. La más de las veces, los hombres no nos acercamos, siquiera, al umbral de lo que está pasando en el mundo, de lo que nos está pasando a todos, y entonces perdemos la oportunidad de habernos jugado, de llegar a morir en paz, domesticados en la obediencia a una sociedad que no respeta la dignidad del hombre... Pero las heridas de los hombres nos reclaman".

El P. Kobe muere de hambre de pan, pero saciado en la generosidad. Supo en su aislamiento de silencio y de grito, de oración. Quizá, "tampoco sabemos ya rezar porque hemos perdido el silencio y también el grito".

Comentarios
Miguel  Angel
Miguel Angel

el 14/8/18
Os aseguro que si no os haceis como niños no entrareis en el Reino de los Cielos dice el Señor. De donde proceden las guerras, los atentados, los accidentes de coches, los asesinatos, las muertes, los atracos, los robos etc, de los adultos, y los adultos hacemos sufrir a los niños, con esto esta dicho todo, si quereis entrar en el Cielo haceros como niños, seamos todos como niños eso es lo que Dios quiere, no hagamos sufrir mas a los niños, seamos como ellos, inocentes y humildes amandonos unos a otros eso es lo que Dios quiere, y cumpliendo sus Mandamientos, al cesar lo que es del cesar y a Dios lo que es de Dios, cumpliendo sus Mandamientos y amandonos unos a otros, seamos como niños y no les hagamos mas sufrir, seamos como niños, yo no lo digo, lo dice Dios, lo dice la Palabra » ver comentario
Me gusta 0
Carlos castella
Carlos castella

el 14/8/18
el conseguir el camino del cielo es mantenerse firmes en la fe seguir el verdadero camino de Jesucristo como lo dijo el ser como unos niños para alcanzar el cielo
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 14/8/18
En este 14 de agosto, el evangelio nos invita a ser sencillos y humildes frente a Dios Nuestro Padre, debemos conservar la inocencia y la sinceridad con la cual se dirigen los niños a quienes los rodean, de igual manera tiene una confianza absoluta cuando sus padres los tienen en sus brazos, se entregan totalmente y jamás se les conoce el miedo y el temor cuando son acogidos por sus padres, porque en los niños se refleja que cuando se está al lado de Jesús, nada nos atemoriza o nos intimida porque es el Señor quien coloca en nuestro ser todas las acciones que debemos hacer en medio de la comunidad, sabemos que Dios nos colocó en este mundo para que enfrentemos y luchemos para que haya igualdad entre los seres humanos, que no estemos clasificando entre ricos, pobres e indigentes, ant » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 14/8/18
Comentario: al Santo Evangelio de hoy, 14/08/2018.

Si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el
Reino de los Cielos. (Mt 18,3).

Por tanto, entendemos que aquello que valora el Padre no es tanto "ser pequeño", sino "hacerse pequeño". «Quien se haga pequeño, ése es el mayor en el Reino de los Cielos» (Mt 18,4). Por esto, podemos entender nuestra responsabilidad en esta acción de empequeñecerse. No se trata tanto de haber sido uno creado pequeño o sencillo, limitado o con más capacidades o menos, sino de saber prescindir de la posible grandeza de cada uno para mantenernos en el nivel de los más humildes y sencillos. La verdadera importancia de cada uno está en asemejarnos a uno de estos pequeños que Jesús mismo presenta con cara y ojos.
Para termina » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 14/8/18
Mi querido Padre: Te escribo esta carta porque hace mucho tiempo que no te hablo en privado quiero que sepas que te quiero mucho y que hoy martes, estoy diciendo que estoy un poco de aquella manera pero no es cierto porque tú sabes que te quiero, mucho y la verdad es que pronto, estaré en la calle y saldré contigo para siempre estar juntos necesito eso que se llama oxígeno, pero, sólo si tú quieres porque en realidad las cosas quiero aceptarlas como tu mes las mandes, ahora quiero que mi vida este llena de tu amor y tú eres amor por eso estoy contigo

Me gusta 0
Marlene
Marlene

el 14/8/18
La palabra de Dios nos enseña ser como niños pequeños con un corazón sencillo y alegre de aprender cada día de sus enseñanzas y ejemplos de fe,esperanza para crecer en el amor fraternal que todos unidos podemos encontrar la paz que nos conducirá al Reino de Dios en su perfecta justicia y lo demás añadido será aleluya/:
Con la ayuda del Espíritu Santo iluminado nuestro caminar lo podemos lograr de la mano de Nuestra Madre Santísima Virgen María que nos animan al rezar juntos el Santo Rosario a través de la oración para seguir siempre avanzando en nuestras vidas pase lo que pase que con Jesús nada nos faltará.Que siempre estarán a nuestro lado en cada momento y lugar donde estemos en el mundo abrazándonos con su amor infinito en misericordia enderezandonos hacia el verd » ver comentario
Me gusta 0
Josefina
Josefina

el 14/8/18
Miguel Angel,me ha llegado tu reflexión sencilla y clara a la vez.
En la vida aprendemos a ser adultos y nos olvidamos de ser como niños. Que difícil es volver atrás cuando se ha perdido la inocencia, pero ahí está Jesús para recordarnos que seamos como niños, no que seamos niños.
Me gusta 0
Maricel Macías
Maricel Macías

el 14/8/18
Que tristeza da el desconocimiento y poco valor que algunos otorgan a las Escrituras, a los consejos de Jesús. Tantos niños con condiciones especiales motoras y cognitivas son objeto de burlas y desprecios. Pobreza de amor y de compasión.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 14/8/18
Como niños¡¡¡ dice Jesús, hacerse como un ser que espera enteramente en otros, que les creen y ama porque los alimentan en tiempo y forma , que pide cuando quiere n algo , que se van a dormir confiados e sus cuidadores , que están en brazos de su madre seguros¡ creciendo t cumpliendo su desarrollo que necesita de otros para empezar a caminar y hablar !! Que tiene todo providencialmente de su s padres o sustitutos ! Que son la esperanza y alegría de los mayores etc confiar confiar y confiar y abandonarse al creador para que seamos obras de sus manos!!Amen
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 14/8/18
Señor mío Jesucristo. Te pido por la salud de nuestro nieto Aldo Sebastian, que no se pierda en la enfermedad, protejelo por favor de todo mal, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
 valentina peña
valentina peña

el 14/8/18
el evangelio de hoy nos enzeña a ser solidario y a tener misericordia con la humanidad a vivir el evangelio y a practicarlo
segun l voluntad de dios asemejadose al p. kolbe y a sus dicipulos.
Me gusta 0
Daniel Flores
Daniel Flores

el 14/8/18
Gracias Padre, por llevarme diariamente al redil cada dia. Bendito sea tu santo y glorioso nombre.
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

el 14/8/18
Señor mío, que siempre te busque en el silencio y en el grito de oración para pedir tu divina misericordia. Tu palabra es un alivio para mi alma, Señor Dios nuestro. Amen.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 14/8/18
Permite Señor que al igual que los niños que hablan la verdad y claridad nosotros también seamos humildes sencillos de corazón donde salen la mejores intenciones para nuestro prójimo, que seamos esas ovejitas fieles que sólo se acogen a su pastor , que no abandonemos la viña del Señor porque hay mucho que hacer por nuestros hermanos bendiciones
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

el 14/8/18
Paz y bien , la palabra de hoy me hace un llamado a la convercion , me dice que sin convercion no tendre el reino de los cielos , que sea como niño con un corazón puro , humilde sencillo sin remordimientos ni odio , con la pureza que un niño tiene , y para eso yo necesito volver a nacer en cristo dejar que ese hombre viejo muera , junto con todos los pecados que de adulto tenga y renazca en cristo jesus asi podre ser como esos pequeños que son la luz para muchos hogares que son la felicidad para muchos padres ,un fuerte llamado a la convercion y a vivir mi vida de una forma diferente no como el mundo me la ofrece , si no siguiendo y imitando a jesús , para poder construir un mejor mundo un mejor futuro para esta nueva generación de niños y jovenes que conozcan la palabra de jesús » ver comentario
Me gusta 0
Carlos Rafael
Carlos Rafael

el 14/8/18
<>

Para la Gloria de Dios, me pongo a pensar cuantos niños abandonados, cuantos niños pidiendo una moneda, cuantos niños vendidos a la pornografía, cuantos niños que se dedican a robar y drogarse.
Y nos preguntamos... y los padres?
Los padres tenemos una gran responsabilidad de enseñar y educar , y también de amar. Hay que recordar que nuestros hijos son "prestados" y al final Dios nos pedirá cuentas y nos dirá: ¿Que hiciste con los hijos que te di?
Seamos ejemplo vivos del amor y misericordia de Dios para nuestros hijos y los niños abandonados y necesitados.
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 14/8/18
Suponed que un hombre tiene cien ovejas: si una se le pierde, ¿no deja las noventa y nueve en el monte y va en busca de la perdida? y si la encuentra, os aseguro que se alegra más por ella que por las noventa y nueve que no se habían extraviado. Lo mismo vuestro Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.»
Realmente debemos de reflexionar este mensaje que es muy cierto.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 14/8/18
Dependientes de El, Como niños de su Padre.

Si tenemos esta conciencia, que es Dios quien nos provee de todo, y quien nos alimenta material y espiritualmente, entonces comenzamos a entrar en el Reino Prometido.

Hacer todo conforme a su voluntad, nunca por nuestra cuenta.
Alimentado tú alma al igual que alimentas a tu cuerpo, saboreando la palabra que nos da el Señor al igual que saboreas un rico manjar.


Ni la fama, ni la riqueza, ni el poder en este mundo, representan grandeza para Dios, porque todo es pasajero. Y fallamos cuando buscamos todo esto antes que la humildad y la sencillez.
Cuando lo tenemos todo y fácil corremos el peligro de olvidar que dependemos de nuestro Creador.


Oremos al Padre Celestial para que su Espíritu nos guie en el caminar » ver comentario
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 14/8/18
El señor nos dices que tenemos que ser como Niños para entrar en el Reyno de los cielos y seguir sus mandamientos y hacer las cosas bien y amarnos unos a otros como él nos amases Dios de paz y Amor y bendiciones para todos
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 14/8/18
Los Santos en sus vidas ejemplares son un ejemplo a seguir.Los avatares de la vida nos alejan de estos ejemplos y nos preocupan en exceso.Perdon Señor enseñame tu camino
Me gusta 0
Humberto
Humberto

el 14/8/18
Saludos y bendiciones para todos!
Gracias Señor porque das a conocer tus misterios a la gente humilde sencilla; a la gente más "pequeña" ante los ojos de los hombres"; para ti el más importante en el Reino de los Cielos no es el más poderoso o el más adinerado, ni el que haya ocupado grandes cargos aquí en la tierra, sino aquel que cumple tu sagrada voluntad. Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.