Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

El pan que da la vida

      Hay muchas clases de pan. Quizá porque hay muchas clases de hambre. Hay personas que viven pensando y deseando tanto el pan de mañana que se olvidan de disfrutar el pan que tienen delante ahora mismo. O quizás lloran porque ayer no tuvieron pan, sin ver el banquete que está preparado ante ellos. También están los que sólo son capaces de preocuparse por su propio estómago, incapaces de darse cuenta de que hay hermanos y hermanas cerca que carecen del necesario pan.

Comentario al Evangelio del domingo, 5 de agosto de 2018      Y la mayoría de la humanidad trabaja duramente cada día para procurarse el pan, o el arroz, o el maíz, necesario para sobrevivir, para poder llegar al día siguiente. Sólo ellos saben lo necesario que es el “pan nuestro de cada día”. Y generalmente son ellos los que mejor saben gozar, y agradecer, y disfrutar del pan que tienen en la mesa cada día, tanto si es fruto de su trabajo como si es un regalo. Cuando la vida se vive pendiente de un hilo, todo lo que se tiene es pura gracia y se recibe como un regalo.

      Los que habían comido del pan que les había dado Jesús, fueron a buscarle, cuando se dieron cuenta de que había desaparecido. Habían gozado tanto. Estaba tan rico aquel pan. Para aquellos cuya vida había significado sólo lucha y sufrimiento el hecho de haber sido regalados con semejante banquete, un poco de pan y un poco de pescado, fue motivo suficiente para ir a la búsqueda del que se lo había regalado. Por eso, buscan a Jesús.

      Ciertamente aquellos que buscaban a Jesús, de los que nos habla el Evangelio de hoy, no entendieron a la primera lo que significaba que Jesús fuera el “pan de vida”. Ellos lo que entendían con total claridad era el pan y el pescado que comieron, que Jesús les había dado, que les hizo sentirse saciados y quizá les posibilitó hasta dormir una buena siesta. Y lo entendían sencillamente porque tenían hambre. Será necesario un largo proceso hasta que lleguen a pasar del hambre físico al hambre de vida que era el que Jesús les estaba ofreciendo saciar. Pero, al menos, el primer paso ya lo han dado. Por el contrario, los que no tienen hambre desprecian el pan, los que se sienten saciados no necesitan de nada. Jesús puede estar en su vida, pero no pasará de ser un adorno más.

 

Para la reflexión 

      ¿Qué tipos de hambres descubrimos en nuestro mundo? ¿En nuestra comunidad? ¿En nuestra familia? ¿En nosotros mismos? ¿Es Jesús sólo un adorno en nuestra vida o en nuestra familia o realmente encontramos en él el “pan de vida”? ¿Qué significa para nosotros que Jesús es el “pan de vida”?

Comentarios
Alicia
Alicia

hace 1 semana, 6 días
Gracias. Ciudad Redonda.
Gracias Padre Fernando por su reflexión.

Gracias Señor y Padre nuestro por todo lo que pones en el corazon de las personas que que día a día con su ejemplo y testimonio nos hablan de tu Amor.

Danos siempre Señor ese alimento que perdura.
Que reconozcamos Señor, que de ti viene toda clase de provision.

Perdona Señor si al seguirte solo lo hacemos por interes.

Renuevanos Señor, para que con alegria , esperanza y humildad reconozcamos que nuestra vida depende de Ti.

Amen. Feliz domingo para todos ¡¡¡

Ayer sábado en nuestra comunidad, recibieron el orden sacerdotal 3 jovenes.

Damos gracias a Dios por estos nuevos pastores.. El Señor les guie y de sabiduria en su ministerio.
Amen






Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 6 días
Comentario: al Evangelio de hoy, 5 de Agosto de 2018.

El pan del alma es Cristo, el pan vivo bajado del cielo que alimenta a los suyos, ahora a través de la fe, y por la visión en el mundo futuro. Porque Cristo habita en ti por la fe, y la fe en Cristo es Cristo en tu corazón. Posees a Cristo en la medida que tú crees en él. Así como la verdad es una, así también una sola fe en la verdad es la única guía y alimento para los creyentes, y el mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece. Así pues, vivimos todos del mismo pan y cada uno recibe su parte; y sin embargo Cristo está todo entero para todos, excepto para los que rompen la unidad... En el don que yo recibo poseo a Cristo entero y Cristo me posee todo entero, igual » ver comentario
Me gusta 1
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 1 semana, 6 días
El evangelio de hoy 5 de agosto, nos invita a buscar el pan que nos sacia y que jamás vamos a tener hambre, como humanos solo pensamos en el alimento material y no nos preocupamos por el alimento espiritual, Cristo se convierte en el alimento que jamás se acaba y nos alimenta para que tengamos vida eterna, nos da la fuerza para que sigamos sin cansancio el trayecto que nos conduce hacia el Reino de los cielos, no seamos como aquella gente que seguía a Jesús, que solo buscaban saciar su hambre material, no seamos oportunistas, acaparadores, falsos, mentirosos e hipócritas que nos quedamos con alguien hasta quitarle todo, no, nosotros debemos buscar la forma de ser más sinceros y acercarnos más a Cristo con humildad y sencillez, reconociendo nuestras faltas y pecados para pedir perd » ver comentario
Me gusta 0
Fernando M.Á.
Fernando M.Á.

hace 1 semana, 6 días
Jesús, pan de vida. Ójala fuéramos capaces de sentir verdadera hambre de Él. Esta hambre de vida en plenitud nos sacaría y podríamos alimentar a nuestros hermanos, que tienen ese hambre, aunque muchas veces no sean conscientes de ello.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

hace 1 semana, 6 días
El Juez del Mundo.

¡Oh, Juez mío! Tómalo todo no quiero que este título de juez enfríe mi corazón. En realidad si te amo es porque eres definitivo. Si tu juicio pudiera ser deformado, sería débil, y ¿qué ventaja encontraría mi debilidad al apoyarse en lo caduco? Pero lo que Tú habrás dicho de mí, nadie podrá desmentirlo; lo que hayas escrito nadie podrá enmendarlo, y el día en que hayas proclamado lo que soy, mirándome bien a los ojos, me dirás que soy de los “tuyos”, y que mi tiempo de prueba ha concluido; ese día sin crepúsculo te bendeciré con todas mis fuerzas, porque eres el que no cambia. Tú me has impuesto la obligación de esperar ese inefable plazo, y de esperar en Ti, Juez mío, la vida eterna. Y este juicio del mundo ha comenzado ya. Aunque los homb » ver comentario
Me gusta 0
Carmen
Carmen

hace 1 semana, 6 días
El pan que Jesús nos da es su misma carne y sangre. El que comulga conscientemente se va transformando en otro Jesús.
Los buenos propósitos no se pueden cumplir sin este alimento; nuestras fuerzas espirituales son muy limitadas y tienen poco aguante.
Una niña de diez años decía que se había propuesto ser muy obediente, pero se daba cuenta de que no podía. Ella tenia buena voluntad pero le fallaban las fuerzas. Sus buenos padres y catequista le ayudaban, y poco a poco descubrió que con la ayuda de Jesús si podía ser buena. Ahora, cuando comulga lo hace con mucha devoción y se notan sus efectos. Es una niña obediente y servicial; su meta es hacer felices a los de su alrededor. Ella dice que ha descubierto el tesoro escondido
Aquí se ve muy claramente el poder de transf » ver comentario
Me gusta 0
Alejandro
Alejandro

hace 1 semana, 6 días
Gracias!!!! Jesucristo por tu inmensa misericordia, gracia, amor,y sobre todo por tu perdón . honor y gloria ati por siempre señor.
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

hace 1 semana, 6 días

Tal vez,en alguna ocasión nos hayamos hecho esta
pregunta:¿De qué vivimos? ¿Cuál es para nosotros
el alimento principal?La respuesta la tenemos en Jesús
que nos dice:"Yo soy el pan que da Vida".Los judíos,a
través de su fe eran conscientes,que Dios los alimentó
en la travesía del desierto.Las sequedades y dunas de arena ardiente no eran terrenos apropiados para el
alimento,tampoco el hecho de estar de camino no les
permitía organizar los cultvos a largo plazo,por ello,sin
el alimento encontrado como "don",hubiesen muerto.
En la dureza de nuestros desiertos,Jesús es el pan
verdadero,el alimento que nos da una Vida eterna que
atraviesa nuestros malos momentos y los cambia.
Muchos alimentos "perecederos"nos movilizan para
coseguirlos y disfrutarlos.Se nos ofrecen pe » ver comentario
Me gusta 0
Miguel Angel
Miguel Angel

hace 1 semana, 6 días
Hoy la Palabra del Señor nos dice, No trabajéis por la comida que se acaba, sino por la comida que permanece y os da Vida Eterna. Yo soy el Pan de Vida. Es precioso el Evangelio de hoy, Reflexionemos bien esto, No trabajéis por las cosas terrenas, pasajeras, Jesús nos dice trabajar por el alimento que no se acaba, por el Pan de Vida. A quien ponemos en el centro de nuestro corazón? A DIOS o a las cosas terrenas, el trabajo el dinero, la familia. Trabajar por el alimento que no se acaba. No vale creer en Dios y poner el trabajo o el dinero antes que Dios, siempre Dios en el centro del corazón, dice el Señor no trabajéis por el alimento que se acaba, sino por el alimento que permanece, Yo soy el Pan de Vida dice el Señor. Cuando comulguemos pensemos en estas Palabras Yo soy el Pan » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 1 semana, 6 días
Renovarse de mente y espíritu!! Pensar como Jesús a vinos nuevos odress nuevos ! Y el ta.bien nos dio un espíritu Santo para la eternidad compartiendo.ocompartiendo noss su herencia para la vida nueva
Alimentados con el pan que bajo del cielo engendrado en la naturaleza humana para hacernos hermanos y darnos su realeza ¡¡¡A El el poder y la gloria por siempre!!! Pan vivo que bajo del cielo!! Para darnos por siempre la naturaleza divina!!!sigamos ofreciéndole los dones de mente cuerpo y espíritu para que sigamos alimentados por su cuerpo y sangre sacramentado¡¡¡
Me gusta 0
Spalletta
Spalletta

hace 1 semana, 6 días
El ayuno de comida, la abstiencia sexual, la sencillez en la vida, en el deseo nos preparan para recibir a Cristo como pan , manos a la obra, de a poco lo lograremos
Me gusta 0
Marcelo López
Marcelo López

hace 1 semana, 6 días
Con frecuencia alimentamos nuestro cuerpo, mente y espíritu con pasajeros momentos, personas, cosas, que pronto dejan más hambre y vacío. O a lo mejor envenenan y matan nuestra alegría, paz, familia. Buscar el alimento verdadero que perdura, no en lo humano material sino en la comunión con Dios y los hermanos, Pan vivo que nos da la Vida plena. Feliz Domingo llenos de Dios y su amor
Me gusta 0
Graciela
Graciela

hace 1 semana, 6 días
Señor iríamos en este día por la comida que nutre santifica y perdura!!!! Señor tenemos hambre y sed d3 justicia y amor Daños tu Paz sin tener en cuenta nuestro pecado.Sino la Fe en tu Iglesia¡¡ y por medio de tu padre que te dijo " No tienen vino"" Daños por medio de su humano pedido el vino de tu alegria de salvación !!
Me gusta 0
Áurea Bueno
Áurea Bueno

hace 1 semana, 6 días
Gracias te doy Jesús por ti amor a nosotros tu eres el pan de vida. Quién te sigue no tiene hambre ni sed material tu lo llenas todo con ti inmensa misericordia, eres el camino de la verdad que nos llevará al Padre ero para esto tenemos que ser obedientes y perseverantes en los caminos del Señor.
Me gusta 0
Miguel Angel
Miguel Angel

hace 1 semana, 6 días
Yo soy el Pan de Vida dice el Señor. Tu Señor eres el centro de mi corazón y nadie mas. Tu Señor eres el centro de mi corazón y nadie más. Tu Señor eres el centro de mi corazón y nadie mas. AMEN.
Me gusta 0
Jorge Ademir Ho
Jorge Ademir Ho

hace 1 semana, 6 días
El amor maravilloso de Cristo que Dios nos Brinda cotidianamente por su infinita piedad y misericordia, es el pan del cielo que alimenta nuestras vidas y nuestras almas.
Me gusta 0
Luz María
Luz María

hace 1 semana, 6 días
Solo decirles lo hermoso que hizo Jesus ante mis ojos, en 3 oportunidades cuando se transformó su cuerpo, la hostia en sangre en hilos de sangre que salían de ella, hasta llenar el pote de vidrio, donde lavaba los corporales y purificadores...El me llamo,así con un milagro eucarístico, y El es mi vida, lo Amo con todo mi corazón,en su Cuerpo y Sangre... El es el Cordero de Dios, que al igual que los discípulos de Juan, me llamo para hacerme misionera de su Amor que da la vida y hasta la última gota de su sangre por los hombres y así nos Ama, bendición y paz !
Me gusta 0
Matilde
Matilde

hace 1 semana, 6 días
Que hermosa reflexión; sentir que nuestra vida depende de un hilo, todo lo que recibimos es por gracia de Dios
Me gusta 0
valentina
valentina

hace 1 semana, 6 días
Para mi Jesús , su vida , su manera de mirar a las personas y a las cosas , su palabra , sus sentimientos y deseos , es decir , su persona , todo eso es mi pan de cada dia. Nutrirme de El en la oración y en la eucaristía para intentar , llena de su gracia hacer lo mismo y ser yo también alimento para los demás.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

hace 1 semana, 6 días
Señor mío Jesucristo dame siempre tu alimento espiritual por medio de la eucaristía, bendito seas por siempre Señor, porque por medio de tu cuerpo y de tu sangre me das vida eterna, bendito y alabado seas, Señor mío y Dios mío, amén.
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

hace 1 semana, 6 días
Hoy el señor Jesucristo, nos ofrece el mayor de los regalos "El pan de vida" que es él. Dios nos regaló a su hijo Jesucristo para vivir en él y con él. Quien come de este pan tendrá vida eterna. Señor que siempre deseé el pan que me da la vida, para que un día vaya a gozar de tú santa gloria. Amén.
Me gusta 0
Marlene
Marlene

hace 1 semana, 6 días
En la palabra de Dios nos enseña a ser obedientes en su voluntad y fe
para seguir avanzando en nuestras vidas con la esperanza de cambiar nuestros corazones dudosos,ambiciosos y egoístas en corazones bondadosos llenos de alegría de su amor infinito en su misericordia.

"Sagrado Corazón de Jesús en ti confío"
"Sagrado Corazón de María sed la salivación mía"

Gracias Señor por todo que nos enseña con tu palabra diariamente junto a Nuestra Madre Santísima Virgen María que nos abraza y anima para seguir avanzando en la vida día a día..
Que el Espíritu Santo nos ilumine siempre nuestro caminar..
También a sus comentarios que juntos crecemos en la fe.
Un feliz Domingo para todos.
Me gusta 0
Víctor Páez
Víctor Páez

hace 1 semana, 5 días
La gran verdad que muchos no han entendido es que conocer a Jesús realmente te levanta, te reanima, te da una nueva razón para vivir. El no tener a Jesús nos deja vacíos, cuando Jesús llega a nuestra vida, nos llena, nos alimenta y este alimento nos da la fuerza para continuar a una vida llena de satisfacción.

Su palabra dice que Él nos llama a nosotros, Él nos ha escogido a nosotros primero, si tu estas en Jesús, o apenas sientes curiosidad por acercarte a Él, es simple y sencillamente porque Jesús te ha escogido, y te está llamando. Se te está dando el privilegio de alimentarte de El: alimentarse de Él va más allá de un lindo ritual.

Si no te alimentas de Él, nada que sustituya al pan de vida calmará tu inquietud, (comes y no te llenas, tratas de ser feliz ocupá » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.