Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

Jesús bendijo los panes y los repartió

      El problema de la alimentación ha sido uno de los asuntos más urgentes para la mayor parte de la humanidad a lo largo de la historia. Hoy lo sigue siendo para muchos millones de personas. Cada mañana sienten el hambre no satisfecha y todos sus esfuerzos se dirigen a encontrar lo necesario para subsistir. ¿Parece imposible? Pues es verdad. Y nos referimos al hambre material, al hambre de pan o de arroz, a la falta de lo más necesario para poder sobrevivir. 

Comentario al Evangelio del domingo, 29 de julio de 2018      El Evangelio de hoy nos cuenta cómo Jesús multiplicó unos pocos panes y peces y dio de comer a una multitud. Se dice que eran cinco mil hombres, sin contar a las mujeres ni a los niños. Eran gente desesperada. Quizá por eso habían abandonado sus casas y se habían lanzado al desierto a seguir a aquel predicador. Le seguían esperando quizá encontrar una palabra de aliento, algo que les infundiese nueva esperanza. 

      El milagro de Jesús no sólo consiste en darles de comer. Lo más importante es que consigue hacer de aquella multitud una familia que, sentados juntos, comparten la comida. Hace de ellos una fraternidad. Por eso termina sobrando comida. Si no se hubiese dado ese cambio cualitativo en la relación entre aquellas personas, no habría sobrado nada. Seguro que todos hubiesen luchado por acaparar toda la comida posible. No habrían hecho más que mirar por sus intereses, por saciar su hambre, la de entonces y la del día siguiente. No había ninguna razón para compartir con los otros. Pero se produce el milagro. Jesús les hace descubrir que, al compartir el pan, se empieza a vivir de una forma nueva, que el bienestar del otro es la condición de mi bienestar, que en familia es mucho más fácil satisfacer la necesidad y que termina por sobrar pan. 

      Al hacer el milagro, Jesús da una nueva esperanza a aquellas personas. Es lo que les hace decir: “Éste sí que es el profeta que tenía que venir al mundo”. Jesús, mensajero y vocero de Dios, da esperanza a los que están desesperados, acoge en familia a los que están solos y da de comer a los que tienen hambre. 

      Con Jesús se abre también ante nosotros una nueva esperanza. Debemos ser portadores de ella para nuestro mundo. Los cristianos nos comprometemos a reunir, a compartir lo que tenemos, a acoger. No queremos dividir ni odiar ni separar. Creemos que podemos vivir unidos en el amor con el vínculo de la paz. Creemos que es posible superar el odio que mata y destruye. A eso nos comprometemos para esta misma semana que comienza. 

 

Para la reflexión

      ¿Dónde crees que hay signos de división en tu barrio o en tu familia? ¿Qué podrías hacer para reunir a los que están dispersos en torno a la mesa de la comunión? ¿Crees que la misa de cada domingo es un signo de unión? ¿Qué podrías hacer para mejorarla?

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 29/7/18
A todos los Hermanos en la fe de Ciudad Redonda.

Recordaros, que en Nicaragua: Hoy Las Madres lloran en estos momentos, hay razón suficiente para llorar, porque han matado a sus hijos sin motivos ni razón, cada día mueren hermanos nuestros, y sin saber ¿porque?... No hay nadie que pueda parar esta catástrofe, solo la oración, y el consuelo dirigiéndonos a ellos en confianza, para decirles que estamos a su lado, cada día, en el dolor que sufren, oramos, a Dios, nuestro Señor en estos momentos pidiendo por ellos, a Jesucristo, y a la virgen María, en el Santo Rosario, Segundo Misterio, por favor pedir, pedir por nuestros hermanos de Nicaragua para que cese la matanza innecesaria a inocentes, del pueblo ya de una vez, por el Amor de Dios, Jesucristo y María Amen..
Rezar el » ver comentario
Me gusta 0
Rony fuentes
Rony fuentes

el 29/7/18
Que dios los bendiga por tener esta opcion de ver las lecturas de cada dia para saber mas de dios y ser mejores cada dia bendiciones
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 29/7/18
Comentario: al Evangelio, de hoy día 29 de Julio, de 2018.

Podemos contemplar cómo se forja en nuestro interior tanto el amor humano como el amor sobrenatural, ya que tenemos un mismo corazón para amar a Dios y a otros. Generalmente, el amor va abriéndose paso en el corazón humano cuando se descubre el atractivo del otro: su simpatía, su bondad. Es el caso del muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces. Da a Jesús todo lo que lleva, los panes y los peces, porque se ha dejado conquistar por el atractivo de Jesús. ¿He descubierto el atractivo del Señor? A continuación, el enamoramiento, fruto de sentirse correspondido. Dice que mucha gente le seguía porque veían las señales que realizaba en los enfermos Jesús, les escuchaba, les hacía caso, porque sabía lo que » ver comentario
Me gusta 0
Maria Jaimes
Maria Jaimes

el 29/7/18
Hoy en dia Jesus sigue reuniendonos en la Eucarístia para compartir el pan y sigue sobrando. Jesús nos invita a reunirnos con las personas de la comunidad, familiares, etc aportar de lo que tenemos y darle a los necesitados. Así veremos que a nosotros tampoco nos faltará si lo compartimos lo que tenemos
Me gusta 0
En busca de Fe
En busca de Fe

el 29/7/18
Gracias CR, por la reflexion. Que la palabra del Señor nos llene de su amor.
Muchas bendiciones a todos.
Me gusta 0
Lina Vargas
Lina Vargas

el 29/7/18
Me gusta... No está mal
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 29/7/18
El evangelio de hoy 29 de julio, nos invita para que aprendamos a ser solidarios con todos aquellos que nos rodea, no podemos estar enraizados en el egoísmo, en la autosuficiencia, en creernos más que los demás y no ayudar a quienes nos rodean, cada día debemos estar dispuestos a colaborar con aquellos que nos rodean, nuestra caridad debe empezar desde el hogar, enseñemos a los niños a compartir desde lo mucho o poco que tengan, que aprendan a dar demás lo que les falta y no desde lo que les sobra, demos de corazón, demos con el alma y hasta que nos duela, aprendamos a ser como Jesús que está dispuesto a escuchar a todos aquellos que anhelan y desean conocerlo, que buscan que los ayuden a seguir adelante, no nos quedemos estáticos esperando que otros nos arrastren, vamos nosot » ver comentario
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 29/7/18
La gente del evangelio de hoy esta hambrienta de esperanza. Necesitan oír de labios de Jesús las bienaventuranzas y le siguen sin llevarse nada para comer.La necesidad del pan de la palabra es superior a la del pan material; el hombre necesita la esperanza más que el pan se se come.
La gente no pedía pan ,fue Jesús quien se compadeció de ellos y propuso a los apóstoles que les dieran ellos de comer. Los apóstoles, desconcertados, no podían entender estas palabras,ya que el dinero que llevaban no alcanzaba para poder saciar a todos, y entre la gente sólo habían encontrado un niño que llevaba unos pocos panes y peces que generosamente entregaba.
Con esta pequeña aportación Jesús hace el gran milagro de la multiplicación de los panes y los peces.El niño dio todo lo que t » ver comentario
Me gusta 0
Pedro C.
Pedro C.

el 29/7/18
“Dáselos a la gente que coma. Porque así dice el Señor: comerán y sobrará”.
También, “quien come de este pan y bebe de este vino vivirá eternamente”.

Así dice la primera lectura: “Abres tú la mano, Señor, y nos sacias. Les das a todos la comida a su tiempo, y sacias de favores a todo viviente”. Como se ve la Escritura se cumple desde sus dos vertientes, Antiguo y Nuevo testamento, el Señor nunca te deja ni te margina. A veces nos parece sentir que vagamos solos por este mundo, tristes y frágiles, incluso que no seremos capaces de remontar el vuelo; pero a poco que invoquemos a Jesús e imploremos su auxilio, reemprendemos con presteza el buen camino y volvemos a la unidad con todos, de todos y por todos “tal y como pide la vocación a la que hemos sido convoca » ver comentario
Me gusta 0
Maricel Macías
Maricel Macías

el 29/7/18
Es importante destacar que jamás debe subestimarse o despreciarse a quienes poco tienen, cuántas veces de lo poco ha surgido lo grandioso?
Sobraron doce canastos..... los doce discípulos saciados espiritualmente serán los portadores de la fe.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 29/7/18
Sed y hambre calmadas alrededor de El¡ comunión y fraternidad del que llama y responden auque sea por necesidades¡¡ pero la impronta de comunidad no se borra más la saciedad de paz y alegría de los que comulgan con El es insuperable!!gloria ! Al que nos da de comer cada día nuestra ración de pan de vida !!! Su eterna palabra¡
Me gusta 0
Enrique Calero
Enrique Calero

el 29/7/18
El Evangelio de hoy... vemos la acción de gracias y la multiplicación del pan para satisfacer el hambre de la multitud.. pero esa hambre es más espiritual q material.de todas maneras es hermoso ver qué es posible sentarse y participar el pan de cada día en familia...en comunidad con humildad y sin egoísmo.. aprovecho éstas líneas para expresar mi preocupación por la no colaboración del hermano Carmelo ..sus interpretaciones al Santo Evangelio y su mensaje nos hace falta.. que Dios nos bendiga .. amén
Me gusta 0
antonia
antonia

el 29/7/18
Si recemos juntos por Nicaragua, que cesen los crímenes absurdos a esas personas, es un dolor terrible. Pienso que no rezamos o unimos fuerzas como deberíamos, que la misa es un formulario a veces y una rutina en donde no seguimos el Mensaje de Jesús, que seria orar todos al mismo nivel y en disposición de acogida, de ver y acoger a los que tienen dificultades, a los que se sienten solos y a los que se alegran con las alegrías de otros Jesus nos escucha y nos atiende si de corazón nos reunimos en su nombre y hacemos lo que El transmitió, y tal como vivimos las eucaristía no se parecen a lo que JESUS nos recomendó. El que tenga luz que alumbre y Dios lo acompañe.
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 29/7/18
Jesús pregunta a Felipe:¿Dónde encontraremos pan
para tanta gente? Hoy también nos la hace Jesús por
tantos millones de personas que pasan hambre.Ya
que si hay pan,habrá que iniciar la búsqueda hasta
encontrarlo.Un primer hallazgo de cinco panes y dos
pescados es el inicio.Un muchacho los ofrece,Jesús los
recocoge para todos,los bendice y empieza el reparto.
Al final hay pan y pescado para todos y sobra.Jesús
ha hecho un signo:La salvación incluye el alimento
necesario,también el corporal.Este desafío lo retoma
el Papa Francisco cuando nos habla de una"ecología
imtegral".Tenemos que reorganizar el consumo para
cuidar el planeta,salvar las vidas hambrientas,de tal
manera que dignifiquemos todo lo viviente.
Jesús,hermano de los pobres,ayúdanos a trabajar por
» ver comentario
Me gusta 0
Ana Maria
Ana Maria

el 29/7/18
Un poeta que se llama José Miguel escribió un libro, y hubo cuatro versos los cuales también pueden ir aplicados a Jesús y les voy a decir por que
El poema se titula : a un amigo y a una vida y dice:
La niñez vivimos juntos,
los secretos compartimos.
Amigos así no hay muchos
como nosotros lo fuimos.
Primer verso:la niñez vivimos juntos:pues aunque ahora se ha perdido la costumbre..pues antes recuerdo yo que los padres de pequeños tanto al ir a la cama como al levantarse nos enseñaban a rezar las cuatro esquinitas, al Ángel de la guarda etc y yo fuí una de esas que mis padres me enseñaron a rezar así que en ese sentido fui privilegiada.de ahí el primer verso de lo de la niñez pues desde un principio empezamos a convivir con Jesús.
Los secretos compartimos: Yo y creo q » ver comentario
Me gusta 0
Diácono Héctor
Diácono Héctor

el 29/7/18
Hoy Jesús nuestro amoroso señor no invita a ser generosos hasta más allá de lo que podemos en Tartagal salta Argentina Vi está semana a originarios indios niños mujeres hambrietas pidiendo pan, menos mal que algunos que almorzamos en el lugar le pudimos dar algo pero no es suficiente hoy seguro que no tienen pan,allí habitan siete etnias originarias de nuestros hermanos indios.
Me gusta 0
neudis alfonzo
neudis alfonzo

el 29/7/18
Dios es unico en su santa misericordia,y es que nos permite tener también misericordia hacia nuestros hermanos todos necesitamos de una mano amiga en cualquier momento de nuestras vidas que pasamos por penurias y tristezas entre ellas el hambre material y espiritual si no tenemos a el rey y su gracia con nosotros dentro de nuestro corazón no lograremos tener paz y no podemos compartir ni una cosa ni
la otra animados en su espíritu sin fe es imposible agradarle desde Venezuela anaco específicamente les invito a participar en su santa eucaristía y comer todo de su pan y beber de su sangre para ser purificados y ser merecedores de verle algún dia a sus ojos y que nos diga bienvenido hijo
Me gusta 0
Diego De la Ros
Diego De la Ros

el 29/7/18
Maravilloso. Cuantas personas pueden dar un poco del pan que les sobra. Compartir en función de la fraternidad de toda una comunidad.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 29/7/18
Señor gracias por todo lo que me das, te pido por favor que siempre me alimentes con tu palabra, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
Áurea Bueno
Áurea Bueno

el 29/7/18
Gracias Señor porque a través de tu Evangelio nos enseñas a compartir y fraternizar con nuestros hermanos de lo que tenemos tu diste de comer multitudes , enseñando el bien común de lo poco lo multiplicadores, siempre hay que buscar el bien de nuestros hermanos por encima de nuestros propios intereses. Bendiciones
Me gusta 0
Rosita
Rosita

el 29/7/18
Cuánto dolor en Nicaragua José Manuel!!! Que este Pan reflexionado se eleve como Oración por Todos Ellos. Termina el Evangelio con el alejamiento de Jesús para ir a estar a solas con Su Padre. Jesús necesitó elevar su Oración al Padre, que la necesidad de Él sea la nuestra. "La Oración hace Milagros" "Y elevando los ojos al cielo ..." Jesús elevó primero su Oración y el Milagro llegó" Recemos en comin- unión por el pedido de Toda la Humanidad. Besitos a Todos. Cariños Rosita. La Oración llega y hoy los visité nuevamente. Con Amor Rosita.
Me gusta 0
Milton Acuña
Milton Acuña

el 29/7/18
gracias Padre Santo por tu misericordia, en el hogar donde se comparta el alimento de la palabra así sea de vez en cuando, nunca faltará la comida, donde hay para 3 también alcanza para 4,5,6, bendito el Señor Jesús por toda la eternidad.
Me gusta 0
Juan Silvera Ra
Juan Silvera Ra

el 29/7/18
Doy gracias a Dios, a Jesucristo y al Espíritu Santo por su amor a mi familia y mi persona. La lectura de hoy nos exhorta a compartir con los hermanos necesitados siempre con la fe puesta en Diis, quién es finalmente nuestro proveedor. Dios les conceda el alimento material y espiritual a todas las familias del mundo y que pongan toda la esperanza en Dios.
Me gusta 0
Dolores
Dolores

el 29/7/18
Gracias Jose Manuel por promocionar el rezo del Santo Rosario y por pedir a nuestros hermanos de Ciudad Redonda unirse a la petición por Nicaragua, mi patria. Estamos necesitados de ella. Hoy los Nicaragüenses estamos experimentando tiempos muy difíciles en todos los sentidos, pero el gran milagro que se ha dado es la renovación de nuestra Fe, pues hoy más que nunca todos los Nicaragüenses estamos unidos en El Señor y se ha visto cómo jamás una unión patente en la Fe. Todos estamos dando nuestro apoyo a nuestros Obispos y Sacerdotes y le cuento que inclusive los no católicos dan testimonio de Fe en nuestros Sacerdotes!
Un milagro patente!! Gracias a todos por sus oraciones.
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 29/7/18
No tengo posesiones, pero les brindo el pan de mi oración.
Me gusta 0
Marlene
Marlene

el 29/7/18
La palabra de Dios nos enseña en la fraternidad con nuestro prójimo desde un corazón bondadoso en compartir alegría y ayuda porque todos somos hermanas y hermanos de un mismo papá es padre nuestro de todos.

En las misas semanales y Dominicales recordamos como este gesto de amor infinito en su misericordia nos llena el corazón de alegría al compartir la Eucaristía en la comunión junto a nuestros hermanos y hermanas de fe es muy lindo cuando cada uno lo sigue al recibirlo con mucho cariño.
¡Es admirable! Todos unidos en una mesa de unidad donde somos servidores unos a otros llevando la paz y armonía a nuestro hogar al compartir la palabra de Dios junto a Nuestra Madre Santísima Virgen María al rezar el Santo Rosario que nos llena de su amor bondadoso.
He vivido está exper » ver comentario
Me gusta 0
Humberto
Humberto

el 30/7/18
Saludos y bendiciones para todos!
El signo realizado por el Señor en el evangelio de hoy, tiene un mensaje contundente: Compartir con el hermano lo mucho o poco tenemos; no solo en el aspecto material, también nuestros dones y carismas hay que ponerlos al servicio de los demás para que den el fruto deseado. Una voz de aliento, una sonrisa, una palabra o un gesto amable, contribuyen al bienestar de quien los necesita y nos ayuda a salir de nosotros mismos. Señor: crea en nosotros un espíritu compasivo, para dar a los demás lo mejor de nosotros, Amén.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.