Comentario al Evangelio del

CR

Queridos hermanos:

Terminamos la semana escuchando otra de las llamadas parábolas del Reino que el evangelista Mateo ofrece agrupadas. En los próximos días, fortalecidos ya por la celebración del domingo, se nos proclamarán más.

Nos encontramos hoy ante el trigo y la cizaña, que crecen mezclados en el campo; en un campo en el que los enemigos del Reino han ido haciendo también su trabajo. Muchos de nosotros pertenecemos a generaciones educadas en la contemplación de la misericordia de Dios, en la conciencia de su deseo de salvar a todos y de su infinita paciencia. Corremos el peligro (y a veces hemos caído en él) de minusvalorar la fuerza del mal, del que está sembrado en el campo del mundo y del que anida dentro de cada uno de nosotros. Con frecuencia, con el paso de los años, hemos ido poniendo palabra a esta experiencia: el mal existe; el mal tiene fuerza; el mal pelea dentro de cada uno de nosotros, a veces incluso con procedimientos muy sibilinos; el Reino tiene enemigos, y nosotros a veces bailamos a su ritmo.

Por eso la parábola suena tan bien y nos invita gozosa y confiadamente a la esperanza. La fe nos invita a ser lúcidos, a vivir en sencillez, pero también en astucia, a calcular bien el peso, la medida y el coste de la torre antes de edificarla. Hay cizaña; y de vez en cuando colaboramos con ella. No caigamos en ingenuidades que Dios no desea.

Pro al tiempo se nos ofrecen mil ayudas para que el trigo termine con la cizaña en nosotros, para que el bien venza claramente la batalla al mal, para que el Reino pueda seguir abriéndose camino con nuestra ayuda.

Hoy es sábado. María de Nazaret camina con nosotros todos los días del año, pero hoy podemos invocarla de modo especial, unidos a los millones de creyentes que lo hacen: María, madre y hermana, ayúdanos a dar buen fruto, a acoger mejor la Palabra, a proclamar con nuevo entusiasmo que viviremos como quiere el Señor. Santa María, ruega por nosotros.

¡Buen fin de semana, hermanos! ¡Que el Señor os conceda un buen domingo!

Comentarios
Dolores
Dolores

el 29/7/18
Sólo me gustaría hacerle una pregunta a Jose Manuel, cuántas veces al día rezas el Rosario?
Me gusta 0
Jorge Emilio
Jorge Emilio

el 28/7/18
No son todas las almas templo de Dios?
Dios habla con Jeremias para decirle que no podemos quedárnos tan conformes con nuestros pecados y luego ir a nuestro interior para decirle a Dios que nada a pasado o que nos perdone después de nuestras fechorías. Arrepentimiento y conversión es lo que Dios quiere de nuestras almas.
Dios es amor y nos ama a todos entrañablemente. Pero es necesario dejar el pecado definitivamente.
Por otra parte, el maligno no está en nosotros sino fuera de nosotros. Así lo atestiguan los primeros capítulos del Génesis. Y, también Jesús en la parábola de la cizaña. El enemigo viene de fuera y se acerca en la sombra, cuando el alma está más debilitada. Por eso siembra cizaña en nuestros corazones. Dios no puede vivir en el mismo templo que el ene » ver comentario
Me gusta 0
carmen tovar
carmen tovar

el 28/7/18
La parábola de hoy o el evangelio,nos llama a reflexionar que no debemos sembrar sizaña a nuestro hermanos(en el trabajo,escuelas,universidades en nuestra comunidad etc)creemos que les estamos haciendo un daño,pero resulta que también nos lo hacemos a nosotros mismos.La cosecha de esa siembra se nos puede revertir a nosotros mismos.Nuestro padre Salvador no aprueba tan grande pecado.El nos enseño a sembrar amor para descosechar amor.AMEN
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 28/7/18
Dios nos dices que tenemos que hacer cosas buenas y limpiar nuestros corazón para así entrar en la Gracias de Dios y primero no sembrar zisaña con el hermano vivir en Paz y con un corazón limpio sin rencores ni envidia que el señor nos ilumine nuestros corazones para así dar frutos buenos y amarnos unos a otros y bendiciones para todos
Me gusta 0
Olga García
Olga García

el 28/7/18
Que la bendición de Dios siempre nos acompañe y nos de fuerzas para luchar contra todas las asechanzas del enemigo, para que salgamos siempre victoriosos y triunfe el bien sobre el mal. Santísima Virgen María intercede por nosotros amén.
Me gusta 0
fernando
fernando

el 28/7/18
muy buena parabola y exelente explicacion , debemos tener fe saber que siempre Dios y la Virgen Maria siempre estan cuidandonos.Pero tambien debemos estar atentos a no caer en la trampa del maligno para no crear sizañas .entonces nuestra semilla dara el fruto que Dios quiere .paz,amor ,misericordia que DIOS les bendiga
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 28/7/18
La palabra de Dios siempre viene a traernos Vida.

Gracias Señor por tu palabra y gracias por esta pagina y por poner estas reflexiones en sus corazones.


Pongamos mucha atención a la palabra que Dios nos dice por medio del profeta.
Actuemos conforme al Bien. Ya sabemos que no se trata solo tener buenas intensiones y hablar de lo que debemos hacer.
Hay que actuar conforme a su palabra, y entonces El Señor habitara entre nosotros.


El evangelio es muy significativo y hay varias enseñanzas.
Somos el campo donde Dios sembró buena semilla.

Dios nos creo buenos y en libertad, pero utilizamos mal esa libertad y nos dejamos llevar por el enemigo lo escuchamos a el, y lo dejamos entrar en nuestro campo.

Ahora para arrancarlo, tenemos que acudir a Dios, por nuestra » ver comentario
Me gusta 0
Lupita Medina
Lupita Medina

el 28/7/18
El señor Jesucristo nos dejo todas estas parábolas tan llenas de fe, esperanza y caridad, pidamos al Espíritu Santo y a María Santima para que las comprendamos y las apliquemos en nuestra vida diaria. Virgen Santima ayúdanos a comprender lo que nos dice el evangelio y aplicarlo en nuestra cotidianidad y con nuestro prójimo. Amen.
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 28/7/18
Como conocemos si un árbol es bueno por sus frutos que los da a su verdadero momento quizás muchos pocos o rebosantes !! Y el terreno puede ser el mismo que para una cizaña crecen juntos pero las obras me dan la coherencia de lo expresado en la Fe!! Y el amor que quiero dar en el Señor para construir su comunidades¡¡ Señor que tengamos sed de ti del Dios vivo! Amenkufa
Me gusta 0
Antonio
Antonio

el 28/7/18
Es una terrible realidad y muy actual, dentro de nosotros conviven las dos fuerzas. Solo la misericordia infinita nos dará la paciencia para enfrentar los anti valores y esperar a que la verdad sea revelada. Pidamos a Nuestra medianera su intercesión para discernir y actuar en congruencia.
Me gusta 0
Eva Maria
Eva Maria

el 28/7/18
Es curioso, porque aún en lecturas del juicio de Dios, sólo observó y siento su infinito amor, compasión y misericordia. Todo yo, ser de debilidad, aún queriendo hacer el bien, me sale el mal y aún haciendo el bien existe una falsa vanagloria del yo puedo, cuando hasta el bien hecho es por gracia y misericordia de Dios. No puedo dejar de ser quién soy, debil y pecadora, de acción,, pensamiento, omisión, palabra, yDios no puede dejar de ser quién es, Padre, Creador, cuyo amor, paciencia, misericordia, benevolencia, hacen que a pesar de decirme no, te equivocas, sufres por el camino erróneo que has escogido, si le llamo desde mi más absoluta desesperación, tristeza y dolor, vuelve su rostro hacia mí y corre con sus brazos abiertos para abrazarme, consolarme y ayudarme. No puede » ver comentario
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 28/7/18
Señor ayudame para que yo sea buena semilla y pueda estar contigo cuando tú me llames a cuentas, bendito seas por siempre Señor, amén.
Me gusta 0
Catherine
Catherine

el 28/7/18
Buen día cómo haría para pedir un consejo necesito de una ayuda espiritual estoy viviendo una situacion algo complicada y me siento como la palabra de hoy la cizaña invade mi vida y aunque soy consciente de que actuó mal solo quiero dejar salir mis sentimientos
Me gusta 0
Pánfilo Ireneo
Pánfilo Ireneo

el 28/7/18
Qué grande es nuestro Dios que nos habla de manera tan sencilla para que podamos entenderlo y seguir sus huellas.
Hoy su palabra nos invita a estar despierto ante tantas distracciones que este mundo nos ofrece. Estar despierto es buscar la iluminación del espíritu santo, vivir según la palabra de Jesús y aprender a convivir con el mal o las tentaciones sin dejarnos dominar por ellas.
Cristo es nuestra fortaleza, la luz que nos ilumina y la sabiduría que nos hace ver la diferencia entre el bien y el mal. Escuchemos sus palabras y vivamos el amor con humildad de corazón.
Gracias Jesús por tanta misericordia. Guianos hacia ti. Amén
Me gusta 0
angelines
angelines

el 28/7/18
Buenos dias , hermanos de Ciudad Redonda.
Gracias por darnos todos los dias estas lindas reflesiones ,pues para mi es la mas sabrosa comida que el Señor me da .
Un saludo y que Dios los bendiga.
Me gusta 0
GABRIELA
GABRIELA

el 28/7/18
Hola hermanos de Ciudad Redonda
Llegué a esta página gracias a un sacerdote dominico y estoy muy feliz y agradecida con las reflexiones y el aporte espiritual que brindais por este medio.
Dios les bendiga
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 28/7/18
Si, la cizaña existe en la vida de cada uno y se llama pecado.
Tenemos tendencia a querer vivir la vida fácil y cómoda ; huimos del sacrifico y tenemos miedo al sufrimiento. Esto nos lleva a cometer toda clase de pecados y acallamos nuestra conciencia, los que somos creyentes, diciendo que Dios es misericordioso,conoce nuestra flaqueza y nos perdona.La cizaña tiene fuerza y astucia.
La hora de la siega llega cuando reconocemos el mal, le ponemos nombre, nos arrepentimos y reparamos. Si no hay reparación es que no somos sinceros. El arrepentimiento nos lleva a hacer una buena confesión y así quemamos toda la cizaña.
¡Que suerte tenemos los católicos! Somos cizaña y trigo a la vez. Pecadores y santos.
Si nos decidimos por la santidad nuestra cizaña se debilitará, perderá » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 28/7/18
EL JUICIO DE ESTE MUNDO

Señor, lo que me encanta y lo que asusta en ti es que eres inevitable; más que inevitable, definitivo. Cuando hayas acabado de pasar a través de los hombres, quedará eternamente establecido que los unos se encontrarán a tu derecha y los otros a tu izquierda. Después no habrá más cuestiones. Cada uno quedará fijado para siempre. Tu obra no puede ser continuada por nadie, ni habrá otro redentor que salve a los que te hayan desconocido. Y este juicio del mundo ha comenzado ya. Aunque los hombres lo quieran o no, Tú estás en medio de ellos. Pueden obrar como si te desconocieran, pero aparentar que se desconoce la piedra angular, no impide estrellarse en ella. Tú estás instalado en nuestro universo, y nos juzgas a todos, permaneceremos eternamente fijado » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 28/7/18
El evangelio de hoy 28 de julio, el evangelio nos invita a ser compasivos y misericordiosos, todos tenemos una segunda oportunidad siempre y cuando seamos conscientes que hemos cometido errores y estamos dispuestos a corregirlos o enmendarlos, cada día debemos reflexionar sobre aquellos que les gusta sembrar cizaña debido a la envidia, al odio, a la venganza y a tantas cosas negativas que nos ciega el alma y el corazón, entonces estas actitudes no pueden caber en ningún Hijo de Dios y hermano de Cristo, sin embargo el Espíritu Santo nos da la fuerza para reconocer el daño que nos causan unos o que nosotros con nuestras actitudes podemos condenar a otras, a cada instante debemos revisar no alejarnos de Dios, somos su espiga y no la cizaña que lo que busca es acabar con la confianza y » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 28/7/18
Comentario: al Evangelio de hoy, día 28, de Julio, de 2018.

Dios había creado el Hombre bueno y perfecto, pero que el enemigo vino y sembró el pecado. He allí la caída de Adán, terrible caída que dio la entrada al pecado en el corazón del Hombre. ¿Hay que arrancar la cizaña? Diremos nosotros. No, responde el Señor, no sea que, al recoger la cizaña, arranquen a la vez el buen grano. Esperen hasta la ciega. El corazón del Hombre debe permanecer así, hasta el final, una mezcla de bien y de mal, de vicio y de virtud, de luz y de tinieblas, de buen grano y de cizaña. Dios no quiso destruir esta mezcla, rehaciendo nuestra naturaleza adónde solamente habría buen grano. Él quiere que combatamos, que trabajemos en impedir que la cizaña invada todo. El demonio viene a sembrar l » ver comentario
Me gusta 0
Mauricio S
Mauricio S

el 28/7/18
Muy cierta esta parábola, y bella la reflexión. Gracias.
En el mundo afuera del templo, siempre estaremos rodeados del bien y del mal. Por lo cual debemos de estar atentos en todo momento.
Es muy difícil hoy en dia, con tanta tecnología y forma de vida que sin darnos cuenta podemos dañar, entorpecer, una buena acción.
Pidamos que cada día el señor nos provea de un mínimo de su sabiduría para realizar nuestras actividades diarias con rectitud e inteligencia.
Como el sembrador que con calma decidió dejar la mala hierba crecer junto a la buena siembra, debido a su debilidad y tierna raíz sin profundidad. Pero al final se separara lo bueno de lo malo.
Tal como todos nos tocará afrontar el juicio al final de nuestros días. Me pregunto en cual de las dos cosechas desearía es » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.