Comentario al Evangelio del

Aristóbulo Llorente cmf

 

      La primera lectura es un relato actual, actualísimo, de lo que puede hacer el poder cuando no es capaz de limitarse, cuando se convierte en un poder abusador y todopoderoso. Frente a ese poder el débil no puede hacer nada. El que está en el poder puede hacer lo que quiera. Siempre encontrará una justificación, siempre encontrará un requiebro legal para decir que ha actuado según la ley. Y, cuando no es así, tendrá, valga la redundancia, el poder suficiente para esconder lo que ha hecho, para echar la culpa a otro, y salir con bien del apuro. No sólo con bien, sino consiguiendo sus objetivos. Así ha sido en tiempo de Ajab, rey de Israel. Y en los tiempos actuales. La impunidad suele dormir en la misma cama que el poder. No hace falta poner ejemplos porque seguro que todos los lectores tienen más de uno en la cabeza. Podemos lanzar la mirada a nuestros gobernantes pero también a los vecinos o a los miembros de nuestras familias. Y no será difícil que encontremos algún ejemplo concreto de esta realidad. 

      Frente a esta realidad que pone frente a nosotros la primera lectura, de dentro nos sale un grito, un clamor: “No hay derecho”. Y brota con más fuerza porque los más afectados por esas actitudes de los que están en el poder, suelen ser siempre los más débiles, los pobres de nuestro mundo. “No hay derecho”. Así se expresa con fuerza el salmo responsorial.

      Pero no nos podemos quedar en la primera lectura y en el salmo responsorial. Luego viene el Evangelio. Y Jesús parece que hace un planteamiento completamente opuesto. Por sus palabras entendemos que es consciente del problema. Sabe, porque vive en este mundo y no en uno imaginario, que hay personas que abusan de los demás, que agravian a los demás, que abofetean, que quieren poner un pleito con el objetivo único de quitarle la túnica al que solo tiene una, que te piden un favor pero que nunca van a ser capaz de hacerte un favor a ti. Todo eso lo sabe Jesús. Son los ejemplos que él mismo pone. Sacados de la vida. 

      Pero Jesús da una respuesta diferente. Su “No hay derecho” tiene otras consecuencias sorprendentes. Lo que hay que hacer es ofrecer la otra mejilla, dar la capaz directamente al que nos la quiere quitar, ahorrándole el pleito, hacer el favor al que nos lo pide y hacerlo con exceso: acompañar dos millas al que nos pide que le acompañemos una y dar al que nos pide prestado. 

      Vamos a ser sinceros: nos cuesta entender esta posición de Jesús. Nos cuesta más llevarlo a nuestra vida. Lo que nos sale de dentro es defender nuestros derechos y los derechos de los pobres. Y, si es necesario, aplastar al poderoso abusón y abusador. Lo que nos sale de dentro es el “ojo por ojo y diente por diente.” Pero Jesús se mueve en la órbita del Reino. Y eso es otra cosa, otra forma de mirar a la realidad, otra forma de construir la relación entre las personas. 

      La verdad es que, bien pensado, llevamos muchos años aplicando el “ojo por ojo y diente por diente” y nos ha ido como nos ha ido. Tenemos una historia plagada de guerras, venganzas sin fin y sangre. Podríamos probar con lo que nos dice Jesús. Igual esta historia comenzaba a ir de otra manera. Más fraterna y más al estilo del Reino del que tanto habló Jesús.

Comentarios
Miguel Angel
Miguel Angel

el 18/6/18
Oración en poesia. Tu poder multiplica, la eficacia del hombre, y crece cada día, entre tus manos, la obra de tus manos.
Nos señalaste un trozo de la Viña, y nos dijiste: " VENID Y TRABAJAD". Nos mostraste una mesa vacia , y nos dijiste: "LLENADLA DE PAN".
Nos presentaste un campo de batalla, y nos dijiste: "CONSTRUIR LA PAZ". Nos sacaste al desierto con el alba, » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 18/6/18
El evangelio de hoy 18 de junio, nos invita para que aprendamos a vivir con nuestros semejantes, por eso debemos ser fieles y justos con quienes nos rodean, debemos estar pendientes y siempre pensando en hacer el bien, estamos llamados para ayudar a los demás, a ser comprensivos con todos aquellos que sufren, que se angustian, que lloran, que son perseguidos y desterrados, debemos buscar la paz para vivir conforme a la voluntad de Dios, debemos estar reflexionando sobre el bien que debemos hacer y a ser cada vez más generosos, a abrir nuestro corazón para brindar amor, ternura, consejo, a tener compromiso, a ser obedientes con los mandamientos de la ley de Dios, a ser conscientes de ser compasivos y misericordiosos, a perdonar o pedir perdón, haciendo a un lado el rencor y la venganza, » ver comentario
Me gusta 0
Alejandra
Alejandra

el 18/6/18
Buena reflexión al decir que siempre hemos aplicado el "Ojo por ojo" y nos ha ido como nos ha ido. Me vinieron tan bien estas palabras justo ahora que atravieso problemas familiares. Dios los bendiga.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 18/6/18
Todas las culturas y las distintas épocas se han situado ante la muerte.

Como delante de un enigma sin resolver, ¿Por qué se nace? ¿Por qué se muere? ¿Dónde se va después de muertos? ¿El hombre nace para morir? ¿Qué es la muerte? En Cristo todas estas preguntas encuentran respuesta...Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato. Sal 89
Un hombre que se declaraba no creyente, le confiaba un día a un amigo sacerdote: Yo no frecuento la iglesia. Pero a veces, con ocasión de la muerte de algún conocido, tengo que ir al cementerio. Allí escucho a los sacerdotes o a los pastores. Dicen: Este hombre o esta mujer resucitará. Yo miro a la gente que está alrededor. Nadie se sobresalta ni se inmuta. Y yo sé que son creyentes. Yo que no creo en » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 18/6/18
Me lo ha enseñado Jesús: Créelo ¿tú decides?

Jesús nos enseña que el odio se supera en el perdón. La ley del talión era un progreso, pues limitaba el derecho de venganza a una justa proporción: sólo puedes hacer al prójimo lo que él te ha hecho a ti, de lo contrario cometerías una injusticia; esto es lo que significa el aforismo de «ojo por ojo, diente por diente». Aun así, era un progreso limitado, ya que Jesucristo en el Evangelio afirma la necesidad de superar la venganza con el amor; así lo expresó Él mismo cuando, en la Cruz, intercedió por sus verdugos: «Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen» (Lc 23,34). No obstante, el perdón debe acompañarse con la verdad. No perdonamos tan sólo porque nos vemos impotentes o acomplejados. A menudo se ha confu » ver comentario
Me gusta 0
Maria Dolores
Maria Dolores

el 18/6/18
Hagamos caso a Jesús, y pongamos la otra mejilla. Él sabe muy bien que es difícil pero ¿acaso dudamos de que está siempre con nosotros, y nos da la fuerza para poder hacerlo?. Él quiere que seamos felices, y ése es el camino. Buenos días a todos y pongamos en práctica la Palabra.
Me gusta 0
Silvia Hernande
Silvia Hernande

el 18/6/18
GRACIAS
Me gusta 0
cristobal
cristobal

el 18/6/18

Tendríamos que aplicar el 2x1, es decir, por cada 1 que recibamos dar 2. Esto es cristiano aunque no comercial. Pero Jesús echó a los mercaderes del Templo. O quiso echarlos, al menos.

Esta manera es una muy buena e inteligente forma de desarticular al que abusa del poder- Nos obliga a ser generosos y desprendidos pues los tesoros no están en la Tierra si no en el cielo.

De lo que tengas da lo mejor igual que la viuda.



Me gusta 0
Rmoreno
Rmoreno

el 18/6/18
Estas palabras me llaman mucho la atenció.....Dios me libre de cederte la heredad de mis padres!! Me recuerda de como nuestro señor Jesucristo nos ensena de cómo debemos hablar y a orar.....también me recuerda que en sus últimos momentos en la cruz nos regala una madre.... y aunque alguien quiera pagarme o darme “una vina mejor” no la ceda.
Me gusta 0
Gregorio
Gregorio

el 18/6/18
PARA MARIODEGUILLON: te doy gracias por indicarme como se llamaba el Abad que pronuncio las palabras que transcribi en mi comentario del pasado domingo. Me complace saber que mis comentarios, los cuales antes de hacerlos, oro al Señor para que sea su Santo Espiritu, el que ponga el comentario que considere oportuno y que pueda tocar el corazón, asi como aliviar a algun hermano que lo este pasando mal en esos momentos.
Gracias nuevamente y que el Señor te siga bendiciendo a ti y a toda tu familia.
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 18/6/18
Señor, escucha mis gemidos
Atiende mis súplicas
Gracias Señor por tu Palabra, anima mi Espíritu porque me enseñas a que la violencia genera más violencia, no hay que devolver mal por mal, porque eso daña La Paz qué hay en mi corazón No hay que permitir que dañen mi corazón ni permitir que se dañe, nadie puede ser herido, sino por sí mismo, lo más importante es La Paz qué hay en mi corazón y esa paz viene de Ti mi Señor, donde está tu tesoro ahí está tu corazón.
Si uno maneja el pensamiento se deja de pensar en lo que te hicieron, porque guardar lo que te hicieron hay que desechar todo lo malo, al bagazo poco caso, siempre pensando lo que sufrió mi Padre celestial quien soy yo para no recibir cualquier cosa que me hagan o me digan, permite Señor que me resbalé t » ver comentario
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 18/6/18
Amor y verdad, cuanto cambiaríamos al mundo,si supiéramos amar y con la verdad por delante.Esforcemonos por amar a nuestros hermanos
Me gusta 0
Álvaro
Álvaro

el 18/6/18
Es en la práctica de la misericordia donde encontramos el camino genuino del Evangelio. Dios me amó y murió en la Cruz por mí, Jesús no hizo distinción de personas...
Cuando, a veces, pretenda hacer la justicia por mi cuenta; cuando me venga la soberbia intentando humillar a los demás, o fijarme, solamente en sus defectos, es el momento de fijarme en Jesús, que me amó y se entregó por mí. Es el momento de recordar que todos somos miserables, que solo Dios es perfecto. Por tanto, solo descubriendo el insondable Corazón de Cristo, abierto por nuestros pecados, encuentro la razón última de este Evangelio: no juzgar, no "dar ojo por ojo", perdonar siempre y acudir a la fuente de la misericordia, para alcanzar el perdón. Si acudo al Sacramento de la Penitencia, descubro en él l » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 18/6/18
Si Señor tu nos enseñaste a perdonar las ofensas, pero es necesario aclarar el porque de las cosas que se hicieron y que no estaban bien, sino que ofendían, el perdón se hace de corazón , pero no solo dejar pasar sin poner fin al abuso , las palabras tienen que hacer reflexionar al que agravia para que no vuelva hacer daño, pedirle a Jesús que nos regale mucha fortaleza para no actuar como él que nos ofendió para ponernos en paz con nuestra conciencia y seguir para adelante en el camino del Señor.
Me gusta 0
José Antonio
José Antonio

el 18/6/18
AJAB el avaro, podría titularse este comentario.Impresiona hasta dónde puede llegar nuestra ambición, hasta dar muerte a un hermano.El evangelio en cambio nos propone la generosidad.
Y tantas veces nos dice el evangelio que se siente más feliz quien que quien recibe.Meditemos esto y roguemos al dueño de la mies que nos ayude a ser cuidadosos con los bienes y usarlos en beneficio de los demás, siempre generosos.-
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 18/6/18
Dios nos dices que tenemos que vivir en paz con los hermanos y no tener envidia celos arrogancias rencores egoísmo y tener amor con los demás y seguir sus mandamientos y llevarse de consejos unos a otros y bendiciones para todos
Me gusta 0
Jesús Coronado
Jesús Coronado

el 18/6/18
Desde que vino Cristo al mundo el punto de vista de cada hombre se inclina hacia la drástica invitación "Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a ti". Por tanto todo Cristiano bautizado ve a la persona de Cristo en los demás; poner en obras todo lo que pedimos a Cristo, por ejemplo si pides a Dios paz empieza buscando TÚ la paz
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 18/6/18
Jesús nos dice poner la otra mejilla , pero no somos capaces de hacerlo porque siempre estamos a la defensiva . Debemos de entender y comprender +en hacer las cosas con amor en dar siempre la mano y ayudar sin medidas.
Me gusta 0
veronicavelarde
veronicavelarde

el 18/6/18
La historia de Nabot es lo q se repite día día como dice el comentario vemos hnos q se disputan la herencia de sus padres , en los grupos de jóvenes q se disputan la enamorada y para sacarlo del camino lo matan , los mismos gobernantes abusan de su autoridad para conseguir sus objetivos pero todo esto a que los lleva si miramos bien vemos q se ven vanagloriados x conseguir sus objetivos pero con el tiempo vemos igual su destrucción y como dice la frace Díos tarda pero nunca olvida . Si queremos conseguir algo q sea x nuestro propio esfuerzo sin valernos de nadie , actuar con honradez ,humildad y amor siempre mirando con la mirada de Jesús al hno , hacer el bien es fácil pero nos cuesta mucho hacerlo a quien no lo merece y ahí esta el detalle nos hacemos jueces criticando lo uno y o » ver comentario
Me gusta 0
Denis Rosales
Denis Rosales

el 18/6/18
paz y bien
La injusticia el abuso ,el poder , son tiempos modernos donde hemos perdido todo tipo de valores morales cristianos somos parte de este mundo que nos ha enseñado la avaricia el odio, el rencor y estamos peor que el pueblo de israel en egipto oprimidos por lo mas ricos y poderosos , pero viene jesús ayudarnos ,biene en nuestro auxilio , pero no como el mundo dice ,no como quisiéramos el fuego no se apaga con fuego, viene a enseñarnos a combatir con el amor con el mismo amor que el nos amo cuando lo matamos lo crucificamos y nos ha enseñado amar en la dimencion de la cruz , a ese que te critica que te hace daño , al que te pega en la mejilla , al que te quiere quitar lo tuyo , amar de esa forma es imposible si Jesús no esta en nuestro corazones , Si jesús no ha echo u » ver comentario
Me gusta 0
Araceli
Araceli

el 18/6/18
Como siempre la Palabra de Nuestro Señor nos da paz
y nos enseña que no hay nada tan grande como el amor
el rencor y sed de venganza a los únicos que daña es a nosotros mismos
Por más pequeñas que sean nuestras acciones, como la semilla de mostaza pueden aportar a lograr grandes sueños
Me gusta 0
Néstor Matos A.
Néstor Matos A.

el 19/6/18
La lectura de hoy 18-06-2018 nos enseña de como es el tener poder y por el mal uso de este poder es que aveces se abusa del poder y pensamos que ya el mundo es nuestro y que podemos decidir por ello el futuro y la condición de nuestros hermanos sin querer aceptar que el creador y dueño de todo lo que tenemos es Dios Creador


quién dio poderes divinos y humanos a nuestro Señor Jesucristo y por eso tenemos que emular o imitarlo para pensar y actuar con amor hacia nuestro prójimo y pedir a Dios por esas personas que hacen mal uso del poder para que les ilumine y les llene de su Espíritu Santo y se hagan un auto examen de la forma como están pensando y actuando y que no es lo que desea nuestro Dios.
En el evangelio de hoy Jesús nos sigue enseñando a que no debemos alimentar nu » ver comentario
Me gusta 0
John Chumpitaz
John Chumpitaz

el 19/6/18
Cristo es el modelo de nuestra vida. De abrinos a ese compromiso con Dios voluntarimente cumpliendo con su palabra .
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.