Comentario al Evangelio del

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf

SOMOS TESTARUDOS,

NOS RESISTIMOS AL ESPÍRITU SANTO


 

     Esteban no está simplemente cuestionando la Ley de Moisés, o algún aspecto concreto de la misma. Como Jesús, va al centro. Si el signo exterior de que se pertenecía al pueblo de Dios era la «circuncisión» (según la alianza con Abraham, Génesis 17, 10-14), Esteban les reprocha que el signo se ha quedado en algo puramente externo y falso. Porque lo que había que «circuncidarse» eran el oído y el corazón.

     Ya sabemos que en la cultura bíblica, el corazón representaba el centro de la persona, el yo, la propia identidad. Pero podemos andar con una «coraza» puesta, de modo que nos «protegemos» contra la voluntad de Dios, no permitimos que la Palabra de Dios afecte, transforme y se incorpore a lo que somos, pensamos, hacemos y sentimos. Por muchas palabras que digamos, o muchos signos exteriores que nos pongamos. La voluntad de Dios nos rebota. Es lo que Jesús y Esteban echan en cara al pueblo,  a los ancianos y escribas. Con palabras muy duras: «Siempre os resistís al Espíritu Santo».

    Y en cuanto al oído: Israel se ha llamado el «pueblo de la escucha». Un texto fundamental, que es a la vez la plegaria más sagrada del judaísmo y que repiten diariamente, se encuentra en Deuteronomio  6, 4-9, empieza así: Escucha Israel...

    Pero es frecuente que, al escuchar, pongamos como unos filtros en las orejas, de modo que escuchamos selectivamente: lo que está de acuerdo con nuestras ideas, lo que no nos inquieta, lo que nos interesa, lo que nos da tranquilidad, lo que confirma nuestras ideas... Con respecto a los demás, ¡y con respecto a Dios y su Palabra! Tener circuncidado el oído significa dejarse juzgar, cuestionar, afectar, alterar, cambiar los criterios y la mente... conforme a lo que nos va «diciendo» Dios. 

    Es más: el pueblo, los ancianos y los escribas no habían sido capaces (o no les daba la gana) de reconocer la Palabra de Dios que venía por boca de sus profetas, así que los perseguían y eliminaban. Con tal de no cambiar la vida, los comportamientos erróneos, con tal de no dejarse cuestionar y exigir, se cerraba la boca de los mensajeros persiguiéndolos y eliminándolos. Esto es lo que hicieron con Jesús, y lo que Esteban sabe que van a hacer con él. Si persiguieron al Maestro, también perseguirán a sus discípulos. El propio Jesús ya lo había advertido. 

El Papa Francisco (17 de Abril de 2013), hablando del Concilio Vaticano II, se preguntaba:  ¿Hemos hecho todo lo que nos dijo el Espíritu Santo en el Concilio?». «No», fue su respuesta. 

«Festejamos este aniversario» casi levantando «un monumento» al Concilio, pero nos preocupamos sobre todo de «que no nos dé fastidio. No queremos cambiar». Y hay algo más: existen voces que quieren retroceder. Esto se llama “ser testarudos”, esto se llama querer “domesticar al Espíritu Santo”, esto se llama convertirse en necios y lentos de corazón».

También entre nosotros se manifiesta esa resistencia al Espíritu Santo. Para decirlo claramente: el Espíritu Santo nos da fastidio. Porque nos mueve, nos hace caminar, impulsa a la Iglesia a ir adelante. Y nosotros somos como Pedro en la Transfiguración: “Ah, que bueno es que estemos aquí, todos juntos”. Pero que no nos dé fastidio. Queremos que el Espíritu Santo se amodorre. Queremos domesticar al Espíritu Santo. Y esto no funciona. Porque Él es Dios y Él es ese viento que va y viene, y tú no sabes de dónde. Es la fuerza de Dios; es quien nos da la consolación y la fuerza para seguir adelante. ¡Pero sigamos adelante! Y esto incomoda. La comodidad es más bonita. 

«También en nuestra vida personal, en la vida privada sucede lo mismo: el Espíritu nos impulsa a seguir un camino más evangélico, y nosotros: “Pero no, es así, Señor...”». 

 

Pues sí: sigue habiendo quienes le echan la culpa a aquella «reunión» de casi todos los males de la Iglesia de hoy, y quisieran dar marcha atrás al tiempo, recuperar lo que «perdieron», reivindicar las sacrosantas tradiciones y modos de tiempos pretéritos, sin «creerse» que el Espíritu sigue hablando y guiándonos hoy.  

    En otro momento, decía el Papa: "el hombre debe tener el corazón siempre abierto. El «siempre se ha hecho así» es un corazón cerrado y Jesús nos ha dicho: ‘os enviaré el Espíritu Santo y Él os conducirá a la verdad plena’. Si tienes el corazón cerrado a la novedad del Espíritu Santo, ¡nunca llegarás a la verdad plena! Y tu vida será una vida mitad y mitad, una vida remendada con cosas nuevas, pero sobre una estructura que no está abierta a la voz del Señor. Un corazón cerrado, porque no eres capaz de cambiar los odres". Cerrado o incircunciso.

Y atentos también a nuestra propia vida personal: por dónde nos empeñamos en ir, estar o hacer... y por dónde quisiera llevarnos el Espíritu Santo.

           Por eso, concluimos esta reflexión, con los deseos del Papa: «esta es la gracia que hoy quisiera que todos nosotros pidiéramos al Señor; la docilidad al Espíritu Santo, al Espíritu que viene a nosotros y nos hace seguir adelante por el camino de la santidad, esa santidad tan bella de la Iglesia. La gracia de la docilidad al Espíritu Santo».

(¿Qué más voy a añadir yo, si mejor que el Papa no soy capaz de decirlo? La cosa es... hacerlo, ponerlo en práctica).

Enrique Martínez de la Lama-Noriega, cmf 

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 16/4/18
El Corazón Humano de María:

El corazón de María nos muestra todas las encontradas emociones que un corazón es capaz de sentir. Es el corazón de la Virgen uno tan grande y tan generoso, que es además nuestro propio refugio. Su corazón es, además de ejemplo y con dignidad sobresaliente para ser admirado, el consuelo para la aflicción. ¿Cuánto no comprenderás nuestros humanos dolores ella que enfrentó el dolor más profundo que se pueda experimentar? Pero el corazón humano de nuestra Madre en Cristo no solo es un ejemplo de ternura amorosa o de abyecto dolor. María en su corazón es la Madre del buen consejo, y quien mejor nos puede enseñar a vivir el amor al prójimo.

Ella Intercede siempre por nosotros, rézale el santo rosario en compensación, a su abnegada, virtud » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 17/4/18
El evangelio de hoy 17 de abril, nos invita para que aceptemos que Cristo es nuestro Salvador, nos libera de la muerte eterna, nos reconcilia con el Padre y nos ayuda a salir victoriosos del pecado, nos alimenta con su Cuerpo y con su Sangre bajo las especies del pan y el vino, se entrega por completo para que seamos salvos, cada día debemos agradecer a Dios Uno y Trino por darnos el alimento que nos dará fuerza para llegar al Reino de los cielos, el Señor quiso darse voluntariamente y sufrir todo tipo de dolor y tortura, llegando hasta una muerte de cruz, solo por volvernos a la vida de gracia, nos resucita de la muerte y nos da fortaleza para soportar tantas cosas negativas y persecuciones por seguir a Cristo Salvador, estamos en un mundo donde se vive con envidia, egoísmo, rencor, o » ver comentario
Me gusta 0
Gonzalo
Gonzalo

el 17/4/18
Te reconocemos al partir el Pan. Darnos un aliento de alegria de gozo fraternidas vivamos en Amor y concordancia. Union con el Señor respeto a la eucaristia a los sacramentos qu siempre estemos unidos a ti
Me gusta 0
Pilar González
Pilar González

el 17/4/18
Gracias querido Enrique: que Dios te Bendiga y el Espititu te siga iluminando. Un fuerte abrazo
Me gusta 0
Fabiana
Fabiana

el 17/4/18
Excelente comentario y reflexión! Muy pertinentes las palabras de nuestro querido Francisco: dejemos de ser testarudos ante el Espíritu!! ????
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 17/4/18
Señor mío y Dios mío, en tus manos encomiendo mi Espíritu, eres mi roca mi baluarte,gracias por quedarte en la Eucaristía como pan vivo bajado del cielo, que cada día sea mi alimento Espiritual que necesita mi cuerpo para vivir en este valle de lágrimas. Tu Palabra de hoy me dice que tu promesa será cumplida, y das en mana a quien lo necesita quien se abre a tu Amor, en ese alimento se siente tu presencia Señor, porque nos llena de gozo y paz, transforma mi Espíritu y puedo dar sin esperar nada.
Que siempre esté preparada para recibirte en mi corazón y así me deje guiar por tu Santo Espíritu que vivifica mi Espíritu Amén
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 17/4/18
Jesús contestó al gentio (yo incluyo las webs): «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás»
Hoy hay quienes ponen en duda a Dios y cren mezclar hambre para justificar el adulterio y decir igual que por ahi que se viene a Jesús (es decir pecado igual a gracia o ya no es pecado es una "debilidad, una fragilidad"), también plantean tener sed (ser contaz) de maldad, corrupción, es decir sostener una vida de pecado y tener Fe en Jesús como si renunciando a aquello lo imposibilitara de vivir, es decir prefiere prostituir su cuerpo en lugar de ser saciado por el cáliz de Jesús. Este viejo paradigma, como el mismo satanas, en el fondo lo que busca es poner en duda a Dios a sus mandamientos (ponerlos en conflictos o como met » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 17/4/18
Tiempo del Espíritu.no lo resistamos. Como al señor cuando bajo de los cielos! El Santo Espíritu es el mismo que que engendró en María,El mismo que de su saludo saltó de gozo su pariente Juan , el mismovqie acompaño a los pastores a glorificar al Jesús niño el mismo que guió a los Reyes de Oriente a ver al rey de reyes mismo que reconoce desde los cielos al señor en el Jordan .elqie guia a dejar todo al los que siguen a Jesús y que nos sigue guiando haciendo frutificar los dones y dándonos los carísimas que nuestras comunidades necesitan.Es como el viento no se sabe de dónde viene y hacia donde va pero nos hace saber que está en el amor que sentimos en lo que hacemos.Señor envía un poco de tu Espíritu y renovaras la faz de la tierra.Apresurate a auxiliarnos Amen
Me gusta 0
Joel Mejía
Joel Mejía

el 17/4/18
Señor el pan vivo bajado del cielo nos das vida en abundancia . Luz q ilumina nuestro caminar. Daños sabiduría siempre para entender tu santa palabra.
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 17/4/18
Dulce Corazón de María,sed la salvación nuestra
Me gusta 0
Gustavo Flores
Gustavo Flores

el 17/4/18
Buenos días, muchas veces vemos a Jesús y no le aceptamos, en nuestros hermanos necesitados ya sea material o espiritual. por tal motivo Jesús nos dice que creyendo en el nos dará vida! pero, vida eterna. que hermosas palabras que nos reconforta en medio de las tempestades que sufrimos algunas veces. Dejemos que el espíritu Santo nos guíe y conduzca nuestra vida y nos hará libres. Señor Jesús denos fuerza para dar testimonio de ti. Desde de la comodidad del hogar, del trabajo, compartiendo con los demás, aprovechemos esa oportunidad y demos testimonio de Jesús
Me gusta 0
mercedes S
mercedes S

el 17/4/18
Dios es nuestro señor que dió la vista por nosotros por los pecados del mundo entero el es el camino la verdad y vida y qué hizo muchos milagros y nos llena de su Amor con el Espíritu Santo y Reyna entre nosotros y que Dios los bendiga siempre en el nombre del padre del hijo y el Espíritu Santo
Me gusta 0
LUIS HERNANDO
LUIS HERNANDO

el 17/4/18
Hoy la palabra en los hechos de los apóstoles, nos sigue narrando la historia de Esteban el cual los escribas y los fariseos han acabado con su vida, empujándolo, ultrajándole y apedreándole, él cae de rodillas e implorándole con la mirada al cielo le pide a nuestro padre que no les perdone este pecado tan malvado que han hecho con él, mi padre Jesucristo nos defiende y como dice el salmista “a tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu” de esta manera Esteban le ha entregado su espíritu a Dios nuestro padre y con estas palabra murió. Mi padre Jesucristo hoy en el evangelio le sigue explicando al pueblo al gentío, que el pan viene del cielo, que el pan no viene de Moisés, y les dice estas palabras «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 17/4/18
Señor Jesús gracias por tu inmenso amor y por tu sacrificio en la cruz para nuestra salvación, ayúdanos a ser dóciles al espiritu santo, que a través de tu evangelio comprendamos que tu eres el único camino de verdad y vida, para llegar al Padre, no nos abandones, que tu mensaje a través de tu palabra sea luz en nuestra vida que no sea,os testarudos, que aceptemos las críticas para corregir nuestra vida cuando estamos actuando mal, que sie,pre oremos para tener esa fortaleza de espíritu para vencer las tentaciones como humanos que somos, que nos dejemos guiar por tí , que caminemos hacia la luz que nos ofreces, que con nuestro actuar seamos dignos de tí, para poder recibir tu pan que es vida plena.amén.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 17/4/18
Señor dame siempre de comer y de beber tu cuerpo y sangre para tener vida eterna, amén.
Me gusta 0
Maritza Sonia
Maritza Sonia

el 17/4/18
Gracias Dios por esta humilde pecadora, a quien escuchas, eres mi : roca, consuelo, fe y esperanza de un futuro mejor después de mi muerte. Solicito tu gracia del Espíritu Santo que realiza la transformación del cuerpo y alma, fuego ardiente que llena todo tu ser, habrán el corazón y el los llenara de toda energía y nacerán nuevamente. Realizen su vida en este mundo.
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 17/4/18
"el hombre debe tener el corazón siempre abierto. El «siempre se ha hecho así» es un corazón cerrado y Jesús nos ha dicho: ‘os enviaré el Espíritu Santo y Él os conducirá a la verdad plena’. Si tienes el corazón cerrado a la novedad del Espíritu Santo, ¡nunca llegarás a la verdad plena! Y tu vida será una vida mitad y mitad, una vida remendada con cosas nuevas, pero sobre una estructura que no está abierta a la voz del Señor. El Señor no pide tan poco y nosotros solo debemos de entregarnos a la medida del Espíritu Santo.
Me gusta 0
Patricia
Patricia

el 17/4/18
Amen.
Me gusta 0
Néstor Matos A.
Néstor Matos A.

el 17/4/18
El evangelio de hoy es una llamada de atención que Jesús nos hace para que por la fé seamos creyentes de su existencia y que no debemos dudar de ello y cuestionar con preguntas que a nada bueno nos conducen puesto que, por el bautismo estamos en camino a la santidad y que para ello nos valemos de la palabra de Dios que,es el mejor alimento que tenemos cerca de nosotros.
Me gusta 0
Martín González
Martín González

el 17/4/18
Jesús es el pan vivo, bajado del cielo, el único que sacia nuestro espíritu.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 17/4/18
Muchas gracias, por tan valiosos comentarios¡¡¡¡ . El Señor les bendiga.

Lo importante de conocer la historia es la enseñanza que nos deja.
El pueblo se molestó con las palabras de Esteban, se sintieron acusados de ser cortos de entendimiento para comprender los mensajes de Dios por medio de los profetas, y eliminaron al mensajero, pero no al mensaje.

Esteban murió, pero sus palabras están más vivas que nunca, generación viene y generación va, y el mensaje permanece. Todo pasara pero mis palabras no pasaran, dice el Señor.

Los que piden signos a Jesús , como dice el evangelio, debe ser que no tuvieron la oportunidad de ver lo que había hecho con los enfermos que sano , y los endemoniados que curo , y cuando alimento a la multitu » ver comentario
Me gusta 0
Veth U G
Veth U G

el 18/4/18
Seamos dóciles al Espíritu San, permitamos su inspiración y guía en cada amanecer. Gracias Enrique MARTÍNEZ.
Me gusta 0
Blanca Rosa
Blanca Rosa

el 18/4/18
Bendito y alabado seas mi Jesús Sacramentado!!! Amén!!!
Me gusta 0
Sara del Valle
Sara del Valle

el 18/4/18
Abierta a leer a tan fuertes comentarios a las lecturas de la semana hasta las lágrimas! La gracia de la docilidad al Espíritu Santo»...es lo que pido Señor.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.