Comentario al Evangelio del

Adrián de Prado Postigo, cmf

Queridos hermanos:

Hoy es Miércoles Santo. Un día «santo» porque en él se trasluce el misterio último de la libertad del hombre. No se trata de una libertad cualquiera: es la libertad del ser humano que ha sido hecho capaz de pronunciar su palabra y ofrecer su servicio delante de Dios.
Dios se nos ha hecho tan cercano en Jesús –somos tan libres a su lado- que a veces dejamos de ser conscientes de que dicha libertad es nuestra condición más propia. Vemos al Señor yendo y viniendo entre los hombres, lo vemos hablándolos y dejándose preguntar por ellos, tocándolos, esperándolos, corrigiéndolos, entrando en sus casas, sentándose a sus mesas. Y nos parece que su cercanía es una obviedad, algo que es así y no puede ser de otra manera: quizá a veces nos sintamos lejos del querer de Dios pero no solemos dudar de que Él tiene que estar al alcance de nuestro querer.

Sin embargo, la libertad de que gozamos no es una prerrogativa del hombre, sino un fruto de la liberalidad de Dios. Un Dios que pudo haber permanecido oculto en la esfera de su gloria, alejado de toda volubilidad humana. Pero Él nos habló y nos dio la libertad de hablarle; se entregó a nosotros y nos dio la libertad de entregarnos a Él. Lo dice Isaías, en una imagen que bien puede aplicarse al mismo Cristo: «Yo no me resistí ni me eché atrás: ofrecí la espalda, (...) las mejillas, (...) el rostro». En Jesús, Dios hizo posible que nos relacionásemos con él por nuestra propia voluntad, incluso hasta el extremo de poder pleitear contra él y hasta condenarle en un juicio sumarísimo.

El evangelio muestra con claridad esta libertad mayúscula de que gozamos. Tenemos, en primer lugar, una palabra libre ante Dios: «¿Soy yo acaso, Maestro?», pregunta Judas. «Tú lo has dicho», dice Jesús. Nuestra palabra tiene consistencia delante de Cristo, incluso cuando es una palabra blasfema, envenenada. Tenemos también, en segundo lugar, una misión libre ante Dios: «¿Dónde quieres que te preparemos la cena de Pascua?», dicen los discípulos. «Id a la ciudad», dice Jesús. Nuestro servicio tiene consistencia delante de Cristo, incluso si es un servicio torpe o ingenuo. Podemos inquirir a Cristo y obedecerle, podemos hablarle y servirle... Ahora bien, nuestra palabra y ofrenda, que son libres ante Dios, acabarán corrompiéndose si no se convierten poco a poco en lo que están llamadas a ser: palabra y ofrenda libres con y para Dios.

Dejemos hoy que la libertad del hombre llegue hasta nosotros en todo su misterio, que Cristo nos diga a cada uno: «Tú lo has dicho». Y al hablarle, ¿será nuestro diálogo el culmen de la amistad o el comienzo del desencuentro?

Fraternalmente:
Adrián de Prado Postigo, cmf.

Comentarios
Gregorio
Gregorio

el 26/3/18
A Jesús que es todo amor, se le tuvo que romper el corazón a trozos cuando fue traicionado ¡nada menos! que por un discípulo Suyo “Judas”.
Este evangelio me ha hecho revivir un vía crucis que monte con imágenes y sonido para un sacerdote Dominico amigo mío Chus Villarroel “Vía crucis de la Gratuidad”, en la segunda estación del vía crucis “Jesús Traicionado por Judas”, mi amigo Chus dice: “El beso de Judas, Señor, es mi beso, el beso de cualquier hombre, ¡que contradicción! con un gesto de amor te traicionamos, los hombres somos así, hacemos daño muchas veces con nuestros besos, aun queriendo ser buenos nos sale lo malo, no hay bondad en nosotros para poder besarte, para poder abrazarte ni a ti ni a los hermanos, estamos como Judas encerrados en nuestros in » ver comentario
Me gusta 0
Miguel  Angel
Miguel Angel

el 27/3/18
MIERCOLES SANTO. Estamos a mitad de Semana Santa, mañana es JUEVES SANTO, dando paso al VIERNES SANTO. Ayudemos a llevar la Cruz del dolor al hermano, no voi a decir hoy mas, simplemente que acompañemos a Cristo en su dolor, esta mui bien entrar a este foro pero os invito a rezar el VIACRUCIS bien en casa o todos juntos en los actos de la Iglesia. Ahora mismo e oido en la television que el tiempo respete la procesion, estamos tontos o que y perdon por la palabra, sera lo que Dios quiera, HAGASE TU VOLUNTAD SEÑOR, el que dice que el tiempo respete siento decirlo pero no cree en Dios o es un ignorante, acompañemos a Cristo en su dolor y dejemos de mirar al Cielo, el protagonista de la procesion es el DIOS CREADOR y sera lo que Dios quiera, Gracias Dios mio por ese regalo tan maravillos » ver comentario
Me gusta 0
Silvia Hernande
Silvia Hernande

el 28/3/18
amen
Me gusta 0
Robert
Robert

el 28/3/18
Judas había perdido toda la confianza en Jesús. El esquema de Mesías que Jesús le estaba proponiendo no encaja en su concepción judía. Se da cuenta que el camino que está siguiendo Jesús no le llevará a luchar contra los romanos y liberar a su pueblo, constituyéndose en un rey poderoso, como lo fue David. Judas encuentra en los intereses materiales, el dinero, una vida llena de poder, egoísta, complaciente, sensual.
Esa pérdida de confianza le ha llevado a vender a Jesús ante los sacerdotes por 30 monedas de plata. Las 30 monedas las encontramos en el Éx 21, 32 donde se pone precio a la muerte de un siervo: «si el buey cornea, dando muerte, a un siervo, se pagarán 30 siclos de plata al dueño del siervo y el buey morirá apedreado». Judas se convierte por este convenio d » ver comentario
Me gusta 0
Israel Millán
Israel Millán

el 28/3/18
Feliz y bendecido dia..Las situaciones actuales nos aterran, nos arrugan el alma,la desintegración familiar producida por la salida (huida) de muchos de sus miembros en busca de oportunidades para mejorar su calidad de vida, nos lleva a ser extraños para nuestros hermanos, nos indica cuanto hemos resistido, cuantas veces hemos colocado la otra mejilla, que cantidad se veces se hacen presentes los ultrajes contra nosotros, pero mi Señor en ti confiamos y confiaremos siempre, seguro estamos que tu bondad y misericordia nunca nos abandonará, al final la victoria sobrevendra y el mal será derrotado, tu nombre será colocado sobre todo nombre y la paz y la unión entre las familias reinaran por siempre.. .Amén.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 28/3/18
En este miércoles santo, el evangelio nos invita a ser personas sinceras y transparentes con los amigos, y más cuando han sido en muchas ocasiones nuestro aliciente, que han sufrido y llorado junto a nosotros, es inútil más tarde pedir perdón, aunque se lo reciba, después ya no es lo mismo, porque la confianza se pierde y todo queda en duda, ya la amistad es muy diferente, se puede perdonar y se puede perdonar, pero la realidad es que debemos profundizar y seguir el camino que Dios nos señala, el Señor nos hizo libres para tomar decisiones, sin embargo a partir de esa libertad nos volvemos personas ásperas y creemos que todo está a nuestro favor, reflexionemos que en esta vida todo debe ser hecho con la fe, la esperanza, la caridad, la verdad y sobre todo el amor, construyamos » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 28/3/18
Ayer vimos el relato del discípulo amado S. Juan mostrar a un Jesús “que esta turbado en su espíritu” al dar la noticia de la existencia de un traidor mundanamente reinante en el colegio apostólico. Hoy el evangelista Mateos nos relata que ahora son los discípulos “Ellos, consternados” por la misma noticia.
Creo que cotejando ambos evangelios Jn 13 :21 y Mateo 26:22 en el contexto que nos ocupa, queda claro que la situación es específicamente sobre la traición y no al miedo que Jesús pueda tenerle a la cruz.
pero que quieren mostrar los santos evangelios con esta situación en el corazón de los interlocutores que estamos sometido a la tensión de la traición constante?
Creo que San Pablo no da una luz importante y que utiliza la misma palabra en griego “lypoúmai” » ver comentario
Me gusta 0
Angel Cortez
Angel Cortez

el 28/3/18
El profeta Isaias nos muestra el corazón de Jesucristo en el trance de su Pasión y su plena confianza en Dios en medio de las torturas. El Salmo nos muestra que una relación íntima con el Padre nos sostiene aún siendo atribulado y traicionado por uno de los suyos sin embargo nada lo hizo apartarse de su misión porque como dio a conocer vino para hacer la Voluntad de su Padre. No importa ninguna circunstancia adversa cuando tenemos comunión con el Padre porque no nos interesa otra cosa más que obedecer su Palabra!!!!!
Me gusta 0
antonia
antonia

el 28/3/18
Dios conoce nuestro actuar desde dentro y a veces hacemos el mal que no queremos y otras consolamos y somos consolados. Pero no es fácil usar la libertad, era mejor que Dios Padre la tuviera por nosotros, se que eso serian robores, pero seria un consuelo. Comprendo que los letrados y fariseos judíos esperaban a otro Mesías con poder sobrehumano que destruyera el yugo romano y los salvara con su gran poder divino de todas las miserias humanas, ya que lo esperaban con mentalidad de hombres, "mi reino no es de este mundo "su actuar confunde a los que escribieron y a los que interpretaron las escrituras con mentalidad de hombres y ahora Jesús nos dice; "NO SOLO AMAR AL AMIGO SINO AMAR Y PERDONAR AL ENEMIGO", por eso no quería que le dieran publicidad a las obras de sanación y demás qu » ver comentario
Me gusta 0
papa francisco
papa francisco

el 28/3/18
Meditación del Papa Francisco
Este acto dramático marca el inicio de la Pasión de Cristo, un doloroso camino que Él elige con libertad absoluta. Él mismo lo dice claramente: "Yo doy mi vida.. Nadie me la quita: la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y el poder de recobrarla". Y así comienza el camino de la humillación, del despojo, con esta traición. Es como si Jesús estuviera en el mercado. 'Este cuesta treinta denarios'. Y Jesús recorre este camino de la humillación y el despojo hasta el final.
Jesús alcanza la humillación completa con la "muerte en la cruz". Se trata de la peor de las muertes, la destinada a los esclavos y a los delincuentes. Jesús era considerado un profeta, pero muere como un delincuente. Mirando a Jesús en su pasión, vemos como en un espejo t » ver comentario
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 28/3/18
En tu Palabra de hoy me cuestiona ya que mucha veces con mis debilidades
Vuelvo a crucificarte y a venderte; perdóname Señor! Hoy día quiero dejar todo lo que sola no puedo hacerlo y dejarlo para que tú sigas haciendo tu obra en mi porque quien confia en Ti jamás queda defraudada
El señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una Palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído para que escuche
Gracias Señor por tu Palabra de aliento porque no es fácil seguirte y no amarte y amarte y no hablar de ti pero lo que para mí es imposible para Ti es posible. Te Amo Señor con todo mi corazón. Amén
Me gusta 0
Dunia Dávila
Dunia Dávila

el 28/3/18
Hágase Tu Voluntad.
Quiero ayudarte a llevar esta Cruz
Hágase Tu Voluntad
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 28/3/18
Dios es Amor y entregó su vida por nosotros y tuvo tanta confianza que y por no se le pude tener confianza a nadie solamente a Nuestros señor Jesucristo que vive y Reyna por los siglos de los siglos Amén y bendiciones
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 28/3/18
Ayer vimos el relato del discípulo amado S. Juan mostrar a un Jesús “que esta turbado en su espíritu” al dar la noticia de la existencia de un traidor mundanamente reinante en el colegio apostólico. Hoy el evangelista Mateos nos relata que ahora son los discípulos “Ellos, consternados” por la misma noticia.
Creo que cotejando ambos evangelios Jn 13 :21 y Mateo 26:22 en el contexto que nos ocupa, queda claro que la situación es específicamente sobre la traición y no al miedo que Jesús pueda tenerle a la cruz.
pero que quieren mostrar los santos evangelios con esta situación en el corazón de los interlocutores que estamos sometido a la tensión de la traición constante, como una pre-pasión misma?
Creo que San Pablo no da una luz importante y que utiliza la misma palab » ver comentario
Me gusta 0
Víctor Páez
Víctor Páez

el 28/3/18
¡Dulcísimo Jesús Nazareno, Dios y Redentor mío, que llevando sobre tus hombros la cruz, caminas al Calvario para ser en ella clavado! Yo pobre pecador soy la causa de tu Pasión dolorosísima. Te alabo y te doy gracias, porque como manso cordero recibiste sobre tus hombros el madero de tu suplicio, para expiar en él mis pecados y los del mundo entero. Perdóname, ¡oh buen Jesús! Reconozco mis culpas y tu bondad inmensa al borrarlas con tu preciosa Sangre. Te amo sobre todas las cosas y prometo serte fiel hasta la muerte. Sosténme, oh buen Jesús, con tu gracia y condúceme por el camino de tus mandamientos a tu reino celestial. Así sea.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 28/3/18
Que este miércoles santo nos sirva para reflexionar en la traición de Judas y nos haga comprender que muchas veces también tricionamos la confianza del señor cuando desobedecemos, cuando no hacemos su voluntad cuando entendemos mal la libertad de la cual gozamos y buscamos satisfacer nuestros propios intereses y no los del bien común, en la actualidad hay tanto hermano que necesita mucho una palabra de consuelo, una solidaridad, sepamos ayudar con mucha humildad y amor a nuestro prójimo siguiendo las enseñanzas de Jesús para ser dignos de compartir el banquete de la gloria de Dios, sigamos el camino angosto del Señor pero camino de vida y que a pesar de los problemas o dificultades que se nos presenten en nuestra vida seamos capaces de levantarnos con la ayuda de Cristo y segui » ver comentario
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 28/3/18
Inicio de la semana santa para reflexionar y ser mejores cada día . Jesús nos da cada día con su palabra que todo depende de nosotros para seguir adelante que nosotros debemos de creer en él y no perder nuestra fe.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 28/3/18
Señor si tú en nosotros quién contra nosotros, si tú en mi quién contra mi bendito sea tu santo nombre, amén.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 28/3/18
El evangelio nos plantea las dos situaciones de la humanidad, quienes creemos en JESÚS, y hacemos lo que es nos pide, así como lo hicieron sus discípulos: obedientes a sus normas y la manera de vivir en el amor a DIOS mismo y al prójimo; y la segunda, quienes no le creen y hacen lo que hicieron sus verdugos: entre esos están aquellos que dicen creer en DIOS, pero están en la desobediencia, la falta de amor, la falta de asistencia a los sacramentos, el continuo pecado en sus vidas sin inmutarse, y los que niegan totalmente la existencia de DIOS y su hijo, y persiguen a quienes lo hacen.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 28/3/18
De nuevo las palabras del profeta se refieren al Señor Jesús. Él es, quien todo lo puede y todo lo soporta. ¿Por qué? Porque el espíritu de Dios esta con El. El Espíritu le anima le acompaña, es su defensor, su consuelo.
Para nuestro momentos de crisis por cualquier circunstancia esta es la enseñanza, que nuestra fe en Dios sea más grande que todo y, que si creemos en El, sabemos que nos sacara adelante y que todo lo malo pasara.

Fuerte enseñanza en este evangelio. No puedo decir que sea mejor que Judas, el pecado está también en mí, muchas veces llegan a mi mente los malos deseos. Pero sé que está en mi aceptarlo consentirlos o rechazarlos.
Una cosa importante me sirve para luchar contra lo que el mal me ofrec » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.