Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, Misionero Claretiano

Queridos amigos:

Terminamos la segunda semana de Cuaresma con esta bien conocida parábola del padre misericordioso. Es el mensaje más precioso de nuestra religión cristiana: Dios es amor que se transforma en misericordia. Es  un amor tan profundo que le brota de las entrañas; no es un amor para quedar bien, o que se reserva sólo para algunos, los más buenos. Y es un amor tan perfecto que se entrega más a fondo  con los más perdidos.

El evangelio no nos oculta la cruda realidad que tuvo que enfrentar Jesús cuando contó estas parábolas: la oveja perdida es el pecador, la moneda perdida es el pecador, el hijo que se va de casa es el que amarga la vida de su padre. ¿Cómo puede ser que Dios Padre tenga tanta preocupación por el que se había alejado? Los que se consideraban buenos y justos no aceptaban esa forma de actuar de Dios Padre, por mucho que Jesús les hablara de Él e invitara a todos a imitarle.

Con estas parábolas Jesús revela su experiencia de Dios como Padre, un padre que ama con igual medida tanto a su hijo mayor como al menor; la diferencia de este amor la impone la forma de reaccionar de los dos hijos.

El mayor cree que ha hecho los méritos suficientes para ganarse todo el amor del padre, porque no ha fallado en ninguno  de sus mandatos y por tanto tiene que ser recompensado, mientras que la conducta del menor, debe ser castigada. Es incapaz de comprender la debilidad de su hermano  y de alegrarse con su regreso. El mayor miraba sólo sus propios derechos y  era inflexible ante el pecado de su hermano menor.

Lo escandaloso, lo incomprensible  de la parábola es comprobar que el hijo menor es quien acapara el amor del Padre a pesar de todo lo que ha hecho. ¡Y además se va a celebrar en la casa un gran banquete para festejar  su regreso!

El hijo mayor no tolera la gratuidad del amor divino, un amor que él  exige como «la paga» que se debe dar a una buena conducta. El amor  de Dios es gracia, pura benevolencia del Padre, porque Él es bueno de verdad y su “justicia” se llama misericordia.

Yo he visto llorar a un padre de familia al escuchar esta parábola que contó Jesús.

Dijo: “Yo eché a mi hijo de casa porque ya no lo aguantábamos más. Mi vida es todo lo contrario a este padre que besa y abraza al hijo que regresa. Y aguanta la crítica y agresividad del hijo mayor.  Estoy lleno de amargura y no hago más que pensar en el hijo que se me fue. Ahora os pido que recéis para que mi hijo vuelva y Dios me dé la fuerza para abrirle de nuevo las puertas de casa y perdone mi pecado”.

Jesús tocó el corazón de este padre de familia y después de dos mil años de haber contado la historia de los dos hijos, un padre se convirtió hoy y abrió su corazón a la compasión. El lunes pasado nos decía el evangelio: “Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso”.

Vuestro hermano en la fe
Carlos Latorre
Misionero Claretiano
carloslatorre@claretianos.es

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 2/3/18
Comentario del santo evangelio, de hoy día,3 de Marzo, según san Lucas.

Si tuviéramos que elegir un pasaje que resumiera el Evangelio tal vez esta parábola del Hijo pródigo sería la escogida. Lucas, en el personaje del Padre, nos muestra cómo es el corazón de Dios y en las actitudes de los dos hijos refleja cómo es el corazón del ser humano.
¿A quién no le ha ocurrido en algún momento de su vida que un acontecimiento o una persona, o tal vez el vacío de vivir lejos de Dios, le ha hecho reflexionar, abrirse a la gracia de Dios y volver de nuevo a la casa del Padre? Todos, de alguna manera, tenemos algo de estos dos hijos, pero a lo que estamos llamados los cristianos es a ser como el Padre, misericordiosos con todos. En esta Cuaresma os invito hermanos, a que hagáis un vi » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 2/3/18
EL VIA CRUCIS DE LA VIRGEN DOLOROSA

Décima Estación: “Jesús es despojado de sus vestiduras”Oh, querida Madre Dolorosa… en este momento recuerdas ese glorioso momento cuando tuviste a Jesús por primera vez en tus brazos en medio de la pobreza del portal de Belén. Lo envolviste en pañales y lo colocaste en un pesebre. Querías que no pasara frío, que no estuviera desnudo, sino que esa ropita que le habías hecho con tanto amor cubriera su inmaculado cuerpo. Qué dolor para ti, María, ver a tu hijo despojado de su ropa… tú que viviste para cubrirlo, protegerlo y cuidarlo, hoy lo ves indefenso, desnudo… muriendo en la misma pobreza en que nació. Y de pronto ves, Madre, en el rostro de Jesús un gesto de profundo dolor, y es que al quitarle la túnica, también arrancaron » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 2/3/18
Comentario del santo evangelio, de hoy día,3 de Marzo, según san Lucas.

Si tuviéramos que elegir un pasaje que resumiera el Evangelio tal vez esta parábola del Hijo pródigo sería la escogida. Lucas, en el personaje del Padre, nos muestra cómo es el corazón de Dios y en las actitudes de los dos hijos refleja cómo es el corazón del ser humano.
¿A quién no le ha ocurrido en algún momento de su vida que un acontecimiento o una persona, o tal vez el vacío de vivir lejos de Dios, le ha hecho reflexionar, abrirse a la gracia de Dios y volver de nuevo a la casa del Padre? Todos, de alguna manera, tenemos algo de estos dos hijos, pero a lo que estamos llamados los cristianos es a ser como el Padre, misericordiosos con todos. En esta Cuaresma os invito hermanos, a que hagáis un vi » ver comentario
Me gusta 0
Eduardo Báez
Eduardo Báez

el 3/3/18
La historia del hijo pródigo, aún continua hoy en día, los padres viven echando los hijos de la casa, terminan siendo una carga para la sociedad, de manera que confiemos el Todopoderoso, con nuestra oraciones, llegará la sabiduría de cómo oriental a las personas.

Jesús nos enseñó a perdonar y estoy de acuerdo, que debemos transmitir esa enseñanza, en la forma más simple .

Cuando perdonamos no quitamos una carga, no sentimos limpio y lleno de amor.

Me gusta 0
Mujer sincera
Mujer sincera

el 3/3/18
Es una verdadera vergüenza y falta de respeto que se utilice y utilicen la Palabra de Dios, para quedarse con lo que no les corresponde, con la justicia que no les pertenece, aludiendo de esa forma que no adeudan. La justicia es justicia Siempre. Y lo que adeudan en todos sus términos debe ser saldado como corresponde con total honradez. Dado que son varios los deudores que están reteniendo Todo lo que adeudan. La Cuaresma es tiempo de hacer las cosas como corresponde, no solamente en la reflexión personal, sino asumiendo el Todo: (que cada uno adeuda todo). Y CUMPLIR EN LAS PRESENTACIONES y saldar todo lo adeudado, no eludiendo responsabilidades. Cuaresma es tiempo de no hacer más el negar todo, sino asumir que hay una verdadera mujer, que aboga » ver comentario
Me gusta 0
rosa villamarin
rosa villamarin

el 3/3/18
muchas veses pensamos q somos perfectos y q todo hacemos bien, sin darnos cuenta de nuestro egoismo ,nuestrafalta de amor , de comprencion ante la falta o debilidad del hermano . Si pensamos como humanos nunca descubriremos el amor y la misericordia de Dios ,por eso hns es nescesario dejarnos guiar por el Espiritu Santo para ser misericordiosos como nuestro Padre Dios fhv
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 3/3/18
El evangelio de hoy 3 de marzo, nos invita a encaminarnos hacia el Padre quien nos ama infinitamente, no ve las faltas que hemos cometido y está solo para acogernos y darnos el perdón, sigamos el ejemplo del hijo menor que después de haber pedido la herencia que le correspondía, de haber caído en vicios y placeres, de ser la persona más botarata, de haber pasado por ostentación y aparentar hasta lo que no tenía, cae en la miseria, donde nadie lo recoge, nadie lo ayuda, cae en la peor de la miseria, en el abandono total, recapacita y busca regresar a su casa, pedir perdón, llorar su pecado frente a su padre, quien lo recibe con alegría y amor, lo reintegra al hogar, lo hace nuevamente persona, le sigue dando la confianza, la alegría y la felicidad, hoy debemos buscar a Dios, reco » ver comentario
Me gusta 0
Lucia Bernardi
Lucia Bernardi

el 3/3/18
El evangelio ,las lecturas de hoy , dan pie, ha un hermoso comentario que diré a continuacion.
No tiene nombre la misericordia de Dios , El es Padre , El es Bueno , y Bueno todo lo que hace , nosotros sus hijos nos cuesta comprender esto, porque nuestra capacidad e inteligencia son precarias, que bondad ! Hay en el corazon de un padre que espera a su hijo !!! .
Me gusta 0
Chema Arribas
Chema Arribas

el 3/3/18
Aunque todo te vaya mal, sentirte incondicionalmente amado por alguien, da sentido a tu vida, te aleja de la desesperación.

El amor hace fácil lo imposible. El amor es más fuerte que el odio; al final, siempre vence.

Las madres, los padres son los únicos que aman así; Dios es madre y Padre (no lo dudes, aunque a veces sea muy difícil de ver)
Me gusta 0
gabriela o.
gabriela o.

el 3/3/18
Hola Mujer sincera, lei tu comentario. Veo que estas muy exaltada y nerviosa. Lo lamento, tus palabras son muy duras y no entendí tu mensaje, aunque entre ellas se ve que eres una mujer de Fe. Cofia en Dios, que todo estará BIEN, te lo prometo <3
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 3/3/18
Dios nos resume en esta parabola el amor perfecto capas de perdonar todas nuestras culpas porque sabe lo frágiles que somos, quien no quiere tener un padre así, amén.mb
Me gusta 0
Francisco
Francisco

el 3/3/18
En esta parábola nos presenta Jesús a su Padre, compasivo, misericordioso, abierto con bondad infinita a sus hijos, dispuesto al perdón cualquiera que sea el pecado. Es de suponer que el hijo pródigo, arrepentido de haber elegido un camino desviado, y, por tanto, alejado del Padre, cambiaría de vida, ya en el seno de la casa paterna. Nuestro Padre Dios nos perdona tantas cuantas veces caigamos en falta, siempre que el arrepentimiento sea sincero y estemos dispuestos a obrar de otra manera. Nuestra sociedad ha de estar atenta a ese pecado estructural que es dejar a los refugiados y a los emigrantes a su suerte, en medio de los rigores de este tiempo de frío, hielo, lluvia y viento.
Me gusta 0
mariodeguillon
mariodeguillon

el 3/3/18
La parábola del Padre misericordioso nos llama a preguntarnos a los que somos iglesia, cual es nuestra actitud ante la misericordia de nuestro Papá del cielo.¿lo imitamos o tenemos la soberbia del hijo menor?¿qué hacemos en nuestras comunidades con los hijos pródigos que vuelven?¿y con los hermanos que son más de izquierda o de derecha, o de centro según nuestras posturas?¿Rezamos por los hijos pródigo o por los que nos atrevemos a llamarlos pródigos, porque somos buenitos y ellos no?¿Y por los hermanos cristianos que alaban al Señor desde otras religiones?¿y los hermanos musulmanes y los hermanos judíos, y los que adoran a Dios desde sus creencias tribales (algunas ancestrales)?¿Y por los ateos y los agnósticos (muchos de ellos que lo son por nuestros antitestimonios? » ver comentario
Me gusta 0
antonia
antonia

el 3/3/18
Gracias por los comentarios, el perdón libera y encontrar la vida donde se pensaba que no existía merece todas las fiestas y alegrías compartidas. Ese debe ser DIOS ,un amor y una misericordia que no puedo entender con mente humana, como tampoco entiendo para los que no se arrepienten como se tienen que acoger? .Cuando hay sencillez y querer volver a la casa del Padre todo se puede comprender ;ya que nos es por acumulación de méritos y de cumplir normas como vas a tener mas misericordia y acogida de parte de DIOS sino por el amor como actuemos. Como actuar y festejar cuando no hay arrepentimiento? supongo que será como los que mataron a Jesús "Padre perdónalos porque no saben lo que hacen"
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 3/3/18
La parábola del evangelio nos enseña a ser misericordiosos como el padre es misericordioso, nadie es perfecto tenemos errores entonces debemos aprender a perdonar los errores de los otros , cuando hay arrepentimiento de corazón, porque el Señor nos perdona pero quiere que seamos sinceros, a veces nos alejamos de Dios por las cosas del mundo, pero un día reflexionamos y volvemos al camino y el Señor se alegra y nos recibe con todo su corazón de Padre y nos enseña con su ejemplo que así debemos proceder con misericordia.
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 3/3/18
Señor Dios de infinita Misericordia
que perdonas mis pecados, tu Palabra lo dice, que sales al encuentro del pescador que se arrepiente, así sucede hoy en la actualidad, cuantos hijos se van de casa y muchos padres
No los saben perdonar pero El no, sale al encuentro de ese hijo que se va y comete errores en su vida y el Padre Amoroso le dice pasa entra a
mi casa que hoy voy a cenar contigo
Es un ejemplo de Perdón y Misericordia para nosotros que muchas veces no sabemos perdonar ni aceptar al que vive en el entorno del hogar. Permite Señor que sienta tu abrazo, porque Dios es Amor
Y debo amarte sobre todas las cosas que esta Cuaresma vuelva a Ti, para vivir ese grande Amor que tienes para mí y tus hijos que abren el corazón para que vivas en El.
Me llenas de Paz, y esa Pa » ver comentario
Me gusta 0
David ayala M.
David ayala M.

el 3/3/18
Cuánto tenemos que aprender de este Padre que lo único que quiere es amar al hijo que estaba perdido y ha retornado a la vida y por eso celebra el banquete de la vida. Recordaba, leyendo este evangelio, sobre el caso de una madre que no echó a su hijo drogadicto, a pesar que su esposo la abandonó por esta causa. Se aferró a Jesús y a la Virgen María y consiguió rescatarlo a su hijo y a su hermano mayor que también cayó en ese terrible pecado.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 3/3/18
Que siempre nuestra oración sea , no solo por nosotros sino por el pueblo, como vemos que lo hace el profeta Miqueas.

Toda es respondida por el Señor, se dice que como la lluvia no regresa sin haber empapado la tierra, también así es la oración que dirigimos al Señor, no regresa a nosotros vacía.
Orar, Orar sin cansancio, todos lo necesitamos. Siempre unidos al Padre, jamás separados de Él, y confiando siempre en su infinita misericordia.

Como lo dice el Salmo, El es siempre misericordioso y no guarda rencor, nos perdona y nos recibe.

Porque nuestro Padre celestial es misericordioso como lo muestra Jesús en la maravillosa parábola de hoy.

En este ejemplo conocemos realmente quien es nuestro Padre, y nos conocemos nosotros también, porque » ver comentario
Me gusta 0
Milagros Pozo
Milagros Pozo

el 3/3/18
Dios es grande y poderoso, perdonas a todos lo que estén limpio de corazón y lo acepte a el, nosotros debemos copiar de el y tener misericordia con nuestros hermanos, igual como el la tiene con nosotros, amemos todos como hermano, sin importar nuestros defectos, con amor para los prójimos en mundo seria diferente.
Me gusta 0
Maria Asunta
Maria Asunta

el 3/3/18
Me gusta mucho el enfoque de la Misericordia del Padre, para mi es muy importante el fondo que tuvo que tocar el hijo que queriendo gozar la vida al máximo sin esforzarse para nada, exige lo que el Padre tiene para heredarle y goza de todo, pero la consecuencia de su decisión la tiene que vivir cabalmente y al darse cuenta, al tomar su responsabilidad de lo que ha hecho, decide volver al Padre arrepentido y consiente de que ya no merece ser tratado como hijo. Dios formó hombres y mujeres perfectos pero nos dio libertad y libre albedrío y es allí donde gozamos o padecemos las consecuencias de nuestras buenas o malas decisiones. El Padre no manda a buscar al hijo que decidió irse... el Padre espera lleno de amor y misericordia el tiempo necesario para que el hijo reconozca su error, se » ver comentario
Me gusta 0
Doris Estrada
Doris Estrada

el 3/3/18
Queridos Hernanos:
Los poderes del Padre su amor fraternal para sus hijos es infinito, solo el puede hacerlo todo perfecto el es toda misericordia. Hoy día en una sociedad tan corrupta, nuestros hijos se ven envueltos en drogas y muchos problemas, los padres se desesperan, y los corren des pues viene otro problema haberlos corrido ,Hernano busca a tu hijo no lo dejes solo q te necesita, El Señor dejo a sus 99 ovejas y se fue a buscar la perdida y la encontró temblando de frío, con solo el hecho de buscarla (o ) le estás demostrando tu amor y recapacitará. Que nuestro padre lleno de misericordia nos de sabiduría para orientar a nuestros hijos
Me gusta 0
ENGRACIAGONZALE
ENGRACIAGONZALE

el 3/3/18
SI LA palabra de dios nos habla de la misericordia y ser compasivo debemos alabarlo siempre con todo amor y bendecirlo a el señor
Me gusta 0
jesus mateus
jesus mateus

el 3/3/18
Jesus,nos relata,esta,parabola del padre misericordioso q siempre esta dispuesto al perdon y a abrir su corazón misericordio con ese,eterno amor de padre,Talvez nosotros no alcanzemos a ver esa dimension de un Dios q no falla ,q es capaz de perdonar hasta,el mas grave de,los pecados,y q,muchas veces,nosotros q,nos creemos cercanos,a el,juzguemos y,muchas veces hasta peleamos en la,oracion,con Dios para,q,el,nosde,las,cosas,a nosotros,entre ellas,el perdon,y no a,aquellas,personas,q,se han,alejado de,el..Jesus nos muestra q Dios es miserordia,sabiduria y amor.Atentamente su hermano en,cristo Jesus mateus,Barranquilla Colombia.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.