Comentario al Evangelio del

Severiano Blanco, misionero claretiano

Queridos hermanos:

Los publicanos constituían el sector más aborrecido en tiempos de Jesús. Y na faltaban razones objetivas para ello, pues Palestina había sido conquistada por Roma y los publicanos eran los representantes de ese poder de ocupación. Eran colaboracionistas, por tanto antipatriotas; y frecuentemente eran tramposos y aprovechados en el cobro de los impuestos supuestamente para Roma. Además eran religiosamente impuros: tenían contacto frecuente con los paganos (los “perros”), a quienes debían hacer entrega de lo recaudado.

El trato de Jesús con publicanos, sobre todo el hecho de comer alguna vez con ellos (un judío no puede juntarse con cualquiera, y menos a comer, cf. Hch 10,28), tuvo que desconcertar en extremo a quienes, por otra parte, le veían como un profeta, que solo sabía hablar de la vida en fidelidad al Dios de la alianza.

La llamada de Leví es un paso “fuerte” en el proceder de Jesús. Ya no será un juntársele eventualmente, sino un convivir. Los evangelistas han sabido describir la escena con simplicidad pero con un gran mensaje catequético: Jesús es el que pasa, mira y llama, eso sí, con autoridad irresistible. Leví es el que, ante la mirada y llamada de Jesús, deja todo y le sigue. Jesús es el gran valor, como el tesoro escondido en el campo por cuya adquisición uno se desprende de todo (cf. Mt 13,44).

Surge el seguimiento, concepto central en la vida de Jesús y la del discípulo. “Seguir” no es un mero compartir camino, sino sobre todo compartir sentimientos e ideales, compartir la vida. El seguidor se convierte en otro Jesús, se compromete como él, asume el camino hacia Jerusalén, expone su vida. Surge ese “ya no vivo yo, pues es Cristo quien vive en mí” (Gal 2,20).

Con la llamada de Leví a su seguimiento, Jesús crea comunidad y comunión de vida donde era impensable. Los marginados son acogidos; y “en gran número”. Y la escena constituye el contexto para que Jesús haga una de sus afirmaciones solemnes: “he venido a llamar a los pecadores”. En aquel ambiente social y religioso significa: “lo que teníais por irrecuperable no lo es”.  

Si unimos este mensaje al del profeta Isaías, surge una conclusión a la vez elemental y fascinante: las cosas pueden ser de otra manera. Es un adelanto del mundo futuro, aquel que se anuncia al final del Nuevo Testamento: “He aquí que hago nuevas todas las cosas”  (Apocalipsis 21,5).

En este tiempo fuerte, en esta cuaresma, Jesús nos llama a colaborar en la nueva creación, a que no seamos quienes murmuran de su proyecto y le buscan las vueltas, sino quienes encuentran en el Señor su delicia y en sus planes la pasión de su vida.

Vuestro hermano
Severiano Blanco cmf 

Comentarios
José Manuel
José Manuel

el 13/2/18
Al Final de nuestras vidas no seremos juzgados por cuantos diplomas hemos recibido, cuánto dinero hemos conseguido, o cuantas cosas grandes hemos hecho. Seremos juzgados por: Yo tuve hambre y me disteis de comer, Estuve desnudo y me vestiste. No tenía casa me diste posada.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 13/2/18
Isaías nos hace una invitación preciosa en este día, Bendecir, dar y recibir bendiciones, Cada vez que invocamos al Señor Él nos responde, le pedimos que quite de nosotros, el yugo que nos pesa, que nos oprime que no nos deja avanzar en el camino. El escucha atendiendo y dando respuesta a nuestra oración. Dar al hambriento , no solo el pan, la comida que alimenta el cuerpo, hay muchas hambres en nuestro mundo que necesitan ser saciadas, hambre de esperanza, hambre de fe, hambre de amor, hambre de una sonrisa, de un gesto de compasión, de compañía en la soledad, hambre de paz hambre de perdón, hambre de Dios. Y ahí está nuestra bendición, en ser Luz en la oscuridad del hombre, de nuestro mundo.
Reza el Santo Rosario con la Virgen María. Cada día, en Radio María. 3:00, horas » ver comentario
Me gusta 0
papa Francisco
papa Francisco

el 17/2/18
Meditación del Papa Francisco

El amor de Dios recrea todo, es decir, hace nuevas todas las cosas. Reconocer los propios límites, las propias debilidades, es la puerta que abre al perdón de Jesús, a su amor que puede renovarnos en lo profundo, que puede recrearnos.

La salvación puede entrar en el corazón cuando nosotros nos abrimos a la verdad y reconocemos nuestras equivocaciones, nuestros pecados; entonces hacemos experiencia, esa bella experiencia de Aquel que ha venido, no para los sanos, sino para los enfermos, no para los justos, sino para los pecadores. Experimentamos su paciencia --¡tiene mucha!--, su ternura, su voluntad de salvar a todos. Y ¿cuál es la señal? La señal es que nos hemos vuelto ‘nuevos’ y hemos sido transformados por el amor de Dios. Es el sabers » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 17/2/18
El evangelio de hoy 17 de febrero, nos invita a seguir caminando con Cristo, porque es la verdad, la justicia, la vida y la paz; escuchemos la voz del Señor, solo así tendremos la felicidad que tanto queremos y la buscamos, sigamos el ejemplo de Leví, quien deja todo y sigue a Cristo, igual nosotros debemos hacer lo mismo, ir con Jesús a todas partes para llevar el mensaje de salvación, vivamos firmes en nuestra fe, no permitamos que su llame se apague, Jesucristo llama a cada uno de nosotros por nuestro nombre para que nos dejemos transformar, que limpie nuestra alma, que sane nuestro ser y que nos ayude a llevar una vida de servicio, de entrega y de conversión, amemos las cosas de Dios, solo a través de ellas podemos llegar a compartir el Reino de los cielos y el Banquete Celestia » ver comentario
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 17/2/18
Enséñame Señor tu camino y veré y haré cosas grandes para Ti mi Amado Jesus. Que tu Palabra que lo escuchó cada día sea haga realidad en mi vida porque solo tú Señor tienes Palabras del Vida Eterna. Tu Palabra de hoy es muy Clara "Sígueme" siempre recuerdo cuando me llamaste cuando me elegiste y me llamaste para preparararme y te doy gracias porque son 25 Años de ese llamado y mi vida no ha sido color de rosas he tenido más espinas que rosas, pero siempre te digo aquí estoy Señor para hacer tu voluntad, siempre dejándome guiar por tu Santo Espíritu, solo así he podido caminar cojido de las manos de Jesus y María porque son los enfermos los que necesitan de Ti no los sanos y tú siempre buscas al que más necesita de tu presencia, sino que a veces somos necios, sordos y To » ver comentario
Me gusta 0
Isabel
Isabel

el 17/2/18
es lindo nuestro dios que cada día nos aconseja nos anima nos llama nos da esperanza nos recuerda las promesas q nos ha echo y q tantas veces hemos ya escuchado en esta nueva cuaresma q hasta hoy nos permite vivir q el mismo nos ayude para seguirle de todo corazón haciendo su voluntad colaborando en nuestra medida con los q nos necesitan les pido sus oraciones en mi comunidad tenemos proyectos materiales q queremos realizar en nuestra capilla de nombre nuestra señora del perpetuo socorro y nuestros recursos son muy pocos oremos para q la divina providencia nos favorezca para honra y gloria de nuestro amado dios .gloria al padre gloria al hijo gloria al espíritu santo .dios les bendiga amén y amén.
Me gusta 0
Josefina Ramire
Josefina Ramire

el 17/2/18
Gloria a ti señor Jesús. Que este tiempo de cuaresma sea para seguir tu camino.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 17/2/18
Jesús fue claro en sus intervenciones, cuando manifestó yo vengo a sanar los que están enfermos no a los sanos, efectivamente a donde debemos encaminar nuestra labor laica es a los que nos necesitan, seremos bendecidos si en nuestra vida hacemos un buen servicio al prójimo, siempre procurar que nuestros hermanos tengan la oportunidad de conocer a Jesús, llevar el evangelio a tiempo y a destiempo esa es nuestra principal labor laica, que el Señor los bendiga amén.
Me gusta 0
Maria Auxiliado
Maria Auxiliado

el 17/2/18
El Señor nos llama, estemos atentos, el nos pide dejar todo lo que nos perturba y seguirlo y él nos dará un corazón puro y su espíritu, caminaremos por su sendero, cambiaremos y cambiaremos nuestro entorno, estemos en oración constante. Señor danos tu salvación Dios nos bendiga
Me gusta 0
Marco Vinicio
Marco Vinicio

el 17/2/18
Padre bendito, Dios del universo, padre nuestro, te pido tu santa bendición por todos mis hermanos que sufren en el mundo; por los niños que están desamparados, por los que estan siendo abandonados por sus padres, para que tu mi Dios, les proveas de abrigo y de un alma caritativa que se haga cargo de estos inocentes y si tu me puedes poner en el camino a uno de estos pequeños para darle todo tu amor. Amen mi Dios amen.
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 17/2/18
Dios aborrece el pecado pero no el pecador, apenas en el pasado miércoles de ceniza nos dijo arrepiente y cree en el Evangelio, si nos arrepentimos de corazón Dios nos perdona y nos espera con los brazos abiertos bendito sea su santo nombre, amén.
Me gusta 0
Mary de la O
Mary de la O

el 17/2/18
Me encantó lo de:

“Lo que teníais por irrecuperable, no lo es”
Me gusta 0
spalletta
spalletta

el 17/2/18
Que lindas palabras las de Isaias, que lindo el salmo y que belleza las palabras del papa Francisco !! reconocer la verdad del pecado que hay dentro nuestro
para ser perdonados , como el cobrador de impuestos.
Me gusta 0
Jesus Vasquez
Jesus Vasquez

el 17/2/18
Te seguiré Jesús hasta que me den las fuerzas de este cuerpo enfermo "YA NO VIVO YO, ES CRISTO QUIEN VIVE EN MI".
Me gusta 0
juan pelaez
juan pelaez

el 17/2/18
en DIOS confió y no temo
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 17/2/18
La palabra de hoy comienza diciendo: Esto dice el Señor. Entonces, pongamos toda nuestra atención a lo que dice, porque esto significa vida para nosotros.

Dios nos pide, una conversión sincera, donde haya un corazón dispuesto y sensible hacia las necesidades de los demás. Sin envidias, rencores, odio, injurias críticas, y rechazos, para que el Señor así pueda manifestar su gloria en nosotros y nos lleguen las bendiciones que ya están dispuestas para cada uno.

La Gracia de Dios trasforma al pecador. Levi, debía ser una persona que como muchos que lo tienen todo, se sienten solos tristes vacíos, que aunque estén sanos por fuera están enfermos por dentro.

Por eso su respuesta al Señor fue inmediata, y no pudiendo ocultar su alegría, ofr » ver comentario
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 17/2/18
Jesús Vázquez que te mejores y que Jesús viva siempre en ti.Voy a rezar el rosario
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 17/2/18
Dios es compasivo y misericordioso y grande es su misericordia y siempre está con nosotros para que miremos sus grandezas y para Dios todos somos iguales y nos Amas a todos bendiciones
Me gusta 0
marcelo pastor
marcelo pastor

el 17/2/18
QUIERO QUE JESUCRISTO ME SANE DE MI CUERPO ENFERMO DE DOLORES EN LA CABEZA CORAZON ME DE FUERZAS ME DE SABIDURIA TENER HIJOS TENER MI CASA PROPIA
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.