Comentario al Evangelio del

Severiano Blanco, misionero claretiano

Queridos hermanos.

El evangelio de Marcos está montado sobre un armazón cuyos apoyos centrales son dos curaciones de ciego: una en Betsaida, que se narra a continuación del ingenuo diálogo que hemos escuchado, y otra en Jericó, que viene dos capítulos después.

Los discípulos de Jesús quedan en este evangelio muy malparados, como torpes para leer en profundidad las acciones y las palabras del Maestro. En esta composición pedagógica los únicos que hasta el presente (y vamos por la mitad del evangelio) han reconocido a Jesús como Mesías o Hijo de Dios han sido algunos demonios o endemoniados; mientras que los pobres seguidores ni siquiera han percibido que Herodes Antipas se siente incómodo con Jesús ni que algunos fariseos tienen sus reservas frente a la osadía de este original Maestro. Al parecer, los discípulos mismos, los íntimos de Jesús, podrían sucumbir a tal sensación de incomodidad y a tales reservas.

En esa situación, Jesús les pide que abran los ojos, que el evangelio tiene opositores. Pero, en su cortedad de entendederas, piensan que les habla de otra cosa (verdad es que el texto parece de acertijo, más propio de Jn que de Mc: “a ver quién sabe a qué llamo levadura…”). A ellos por el momento los preocupa más la comida material que el pensamiento del Maestro, esta vez expuesto con sutileza. La levadura les recuerda antes el pan que un cierto virus espiritual que pueda ir propagándose contra ellos.

La respuesta de Jesús es contundente. ¿Cómo pueden estar preocupados por el pan los que han sido testigos de la capacidad del Maestro para proporcionarles cuanto puedan necesitar? Jesús les reprocha su lentitud en el aprendizaje, y también su falta de profundidad en la visión, su superficialidad. Los invita a no quedarse en la corteza de las cosas, sino a mirar los acontecimientos en profundidad.

¿Nos guardamos nosotros de cierta “levadura ambiental” que pudiera entrar en colisión con nuestras convicciones evangélicas? ¿Tenemos la necesaria precaución y sentido crítico ante lo que hay a nuestro alrededor, para saber tomar y dejar? A veces nos encontramos con creyentes que se adaptan a cualquier cosa, simplemente con el pretexto de que “todo el mundo lo hace”, o, por el contrario, “eso ya no lo hace nadie”, como si el argumento sociológico-cuantitativo definiese la bondad o maldad de las cosas.

El evangelio narrará a continuación (mañana no lo leeremos por ser Miércoles de Ceniza) la curación del ciego de Betsaida. Solo la intervención de Jesús sobre nuestros ojos interiores, sobre nuestra vida, nos da el criterio certero. Si su evangelio no llega a permear nuestra mente y nuestro corazón, nos dirá también: “¿tan ciegos estáis?”

Vuestro hermano
Severiano Blanco cmf  

Comentarios
José Mnauel
José Mnauel

el 11/2/18
Las cartas de Santiago son directas y claras. Su mensaje lo entendemos todos. En el texto del día de hoy nos encontramos con una afirmación relevante: Dios no es quien tienta. La tentación, como inclinación al mal la tenemos en nuestro interior, en nuestros, deseos que arrastran y seducen. Lo que viene de Dios es el bien, como nos dice Santiago, nunca el mal. Los seres humanos somos las primicias, los primeros, los más relevantes, los más queridos de sus criaturas. Para nosotros quiere el bien. El bien esencial, que no es otro que ser cada vez más y mejor lo que somos: personas humanas creadas a su imagen y semejanza. Un bien que hemos de buscar a través de las vicisitudes de la vida, que no son siempre agradables y deseables. Incluso en esas situaciones al mirar a Dios y su proye » ver comentario
Me gusta 0
Jesús Ángel
Jesús Ángel

el 13/2/18
Cuánto me gusta su comentario y como nos invita a profundizar en el evangelio sin misticismo y bajo la lupa de la realidad, tiene expresiones reales del mundo de hoy y Vd. nos las trae aquí para abrirnos los ojos y fijarnos que si los apóstoles solo veían pan y estaban junto al MAESTRO, nosotros que lo tenemos más difícil ¿qué vemos?, ¿cómo es nuestra fe?, recordad a Bartimeo. Fe y Fe necesitamos, Danos FE
Me gusta 0
Pedro C
Pedro C

el 13/2/18
"A cada uno le viene la tentación cuando su propio deseo le arrastra y seduce".
"Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes"

La carta de Santiago- aquí el autor de la misma debía llevar largo tiempo de estudio y de experiencia- está escrita para un auditorio escasamente formado y de fe nada profunda. Dice, primero, el autor que el "deseo concibe el pecado"; pero ya los Mandamientos otorgan a los malos deseos la categoría de pecado. Luego afirma que "Dios no tienta a nadie porque no conoce la tentación", aquí tiene el sentido de que ésta no cabe en el alma ni en la mente del Creador, pero el conocimiento de ella es perfecto en Él: el ser no tiene secretos para Dios. Sí está muy claro que "el pecado engendra muerte" (pérdida de la gracia sobrenatural). » ver comentario
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 12/2/18
A veces nos desesperamos tratando de encontrar palabras para hablar con Dios y siempre fracasamos -fracaso- porque tratamos de “convencer” a Dios para que su voluntad se identifique con la nuestra, -con la mía-, y si no lo consigo me siento frustrado y traicionado por un Dios que me trata mal. No termino de creer que Dios sabe mis necesidades, que no necesita que se las cuente, sino que, humilde y sencillo, me deje llevar por Él y sea capaz de decir sinceramente, con convencimiento: “hágase tu voluntad”.

Reza el Santo Rosario cada dia.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 13/2/18
El evangelio de hoy 13 de febrero nos invita a escuchar, discernir y obrar con la palabra de Dios, allí está inmersa la esperanza, la confianza, el amor, la felicidad y todo, estamos llamados a seguir con la misión que es creer y seguir extendiendo el Reino de los cielos, cada día debemos ser personas fieles a Cristo, a no preocuparnos tanto de las cosas materiales como si lo debemos hacer con las cosas espirituales, no podemos dejarnos llevar de las cosas del mundo, porque nos separan del amor de Dios, nos extravían del camino del Señor, siempre debemos estar dispuestos a seguir por el sendero que Dios nos señala, no nos dejemos llevar por la envidia, el egoísmo, la mentira, la corrupción, el odio, la violencia, el robo, el asesinato y tantas cosas que nos aniquilan y nos tiran » ver comentario
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 13/2/18
El evangelio de hoy nos enseña que debemos reconocer lo que viene de Dios y lo que procede del hombre, que no llene nuestra vida las cosas materiales, porque eso retrasa lo que es de Dios, que nuestra vida tenga por prioritario hacer el bien, la misericordia con nuestro prójimo, la solidaridad, la esperanza, esas son las cosas que nos acercan a Dios, tenemos que saber distinguirlas, abrir nuestros oídos para escuchar y nuestros ojos para ver, como decía Jesús a sus apóstoles alejarse de lo falso acercarse a lo verdadero pidamos al Padre, sabiduría para no equivocarnos, porque Dios es un Dios de amor de él viene lo bueno, él no nos induce al pecado o a la maldad, nos deja en libertad de discernir entre lo bueno y lo malo, por eso es que la oración debe ser nuestra fortaleza para a » ver comentario
Me gusta 0
Antonio Mirko
Antonio Mirko

el 13/2/18
Me pregunto ¿porque en el mundo actual es más fácil ser seducido por lo que viene del mal que por lo que viene de Dios, a pesar de que hemos visto más maravillas de bien que de mal y hemos recibido más dones de Dios que del maligno?. Entonces: ¿porque está incoherencia en nuestro vivir?

Cierren los ojos hermanos y extiéndanse dóciles sobre el caudal del Señor, porque su voluntad, que viene cargada de misericordia, amor, justicia y sabiduría, nos conducirán a buen derrotero.
Me gusta 0
Nicolas Campos
Nicolas Campos

el 13/2/18
¿Por qué te quejas que no tienes alimento? Jesús nos reprende esa falta de fe; muchas veces nos quejamos porque no tenemos lo que queremos y no nos damos cuenta que hay un pan en nuestra mesa y que el Señor lo multiplica todos los días para que todos los días podamos alimentarnos. Invito a que hagamos un inventario de todo lo que el Señor nos ha dado y dejemos de quejarnos por lo que según nuestro criterio nos hace falta. Jesús se dirigía a los que estaban en la barca con Él; a los que estaban cerca; por lo tanto, hay que subirnos a la barca que es la Iglesia para estar cerca de Jesús es necesario llevar ese pan para compartirlo con los demás hermanos; porque sólo así, Jesús podrá multiplicarlo para dar de comer a los demás. Llevemos el pan de la Fe, la esperanza y la ca » ver comentario
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 13/2/18
Dio siempre cuida de nosotros y nunca nos deja solos y cubre nuestras necesidades y y nunca pasamos hambre su misericordia es tan Grande que dio de comer a muchas gentes saciarse bendito sea su santo Nombre y bendiciones
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 13/2/18
El Señor nos pode pruebas que dependerá de uno de salir adelante de querer enfrentar las cosas . El no derrumbarnos por los que nos pasa sino en saber enfrentar todo obstáculo donde esta tu fe. El Señor es rico y misericordia el es nuestro guía y al debemos de aferrarnos siempre.
Me gusta 0
Jhon  Barragán
Jhon Barragán

el 13/2/18
hoy me ayudó mucho su comentario del evangelio que bueno que existen estas herramientas tecnológicas... Dios le siga bendiciendo e iluminando este camino... Gracias
Me gusta 0
Raymundo
Raymundo

el 13/2/18
Todo viene de Dios, bendito sea Dios, qué permite que caiga la lluvia sobre buenos y malos, amén.
Me gusta 0
domingo legon
domingo legon

el 13/2/18
en el evangelio de hoy jesus nos muestra que no solo de pan vive el hombre y que las intenciones que tenemos todos los humanos que dios no permita que caigamos en ellas amen.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 13/2/18
Muy importante el tema que trata hoy, el apóstol Santiago.
Dios no tienta a nadie. Es común que culpemos a Dios de las cosas malas que nos suceden. El mal y el bien están dentro de nosotros, andan juntos, somos libres de elegir. Es nuestra responsabilidad. Entonces apartemos el mal, la semilla esta, pero no dejemos que crezca en nosotros. Dios nos dio las herramientas para hacerlo, Cristo y su palabra.

Como decía mi abuela, cuanto te tiente el mal, debes decir: Apártate Satanás conmigo no contaras, porque dije mil veces Jesús, Jesús, Jesús.

Por eso somos dichosos todos, como dice el salmo, los que hemos tenido orientación con la palabra de Dios, desde niños , y nuestro agradecimiento lo debemos demostrar con las palabras, trasmitie » ver comentario
Me gusta 0
LUIS HERNANDO
LUIS HERNANDO

el 13/2/18
La palabra de hoy me sigue enseñando cosas nuevas, Dichoso el hombre que soporta la prueba, éste mensaje nos dice todo, estamos bien, lo tenemos todo y vivimos renegando de todo, nos apartamos de los más importante, de nuestro padre Jesucristo, él no lo ha dado todo, nunca nos acordamos del padre que nos ha dado la vida, la oportunidad, para llegar a éste mundo, él nos trajo desnudos, sin nada, y después con el tiempo él nos da la recompensa, una familia, un trabajo, felicidad, amor, ternura, paz, entre otros. Que miserables y desinteresados somos. Tan torpes sois, así nos dice mi padre precioso cuando no entendemos ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís?, mi padre amado, mi padre fiel, mi padre que es mi único amigo verdadero y fiel, cuando somos len » ver comentario
Me gusta 0
Ulises Hernande
Ulises Hernande

el 13/2/18
13 de Febrero, Tal vez vivir felices, haciendo lo que mas nos gusta hacer o trabajar, cuando una persona, empieza a escuchar las necesidades de los demás, comúnmente las vuelve sus necesidades, pero las necesidades de los demás no son la nuestras, Jesus no da el pan a los apóstoles, no lo necesitan, se preocupan por algo que aun no ocurre, las decisiones son propias, incluso seguir el evangelio de amar a nuestros hermanos, Jesus siempre invita a tomar la responsabilidad de decisión en nuestras manos, les habla a los apóstoles de no dejarse influir, cuantas veces no buscamos un consejo con alguien cercano, que es lo que verdaderamente nos convence???, Las palabras de esa persona o el espíritu?? Jesus nos dice en este dia escucha a tu espíritu, puede ser una mala decisión la tomada, » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.