Comentario al Evangelio del

José Mª Vegas, cmf

Dios en busca del que se ha perdido

Si en la Palabra de Dios de ayer, en la primera lectura Dios venía como un don y en el Evangelio se recordaba lo que nosotros debemos hacer para recibir la salvación, parece que en el mensaje de hoy se invierten las tornas. Isaías nos avisa de la necesidad de preparar activamente la venida del Señor: levantar valles y abajar montes y colinas, enderezar lo torcido e igualar lo escabroso. Hacer el bien que podemos, reparar el mal en lo posible, realizar, en suma, las obras de la justicia, conforme a la propia conciencia, allanan y facilitan la venida del Señor, pues, al fin y al cabo, la justicia (la ley natural, los diez mandamientos, como lo queramos llamar) también procede de Dios. Pero, si bien, esas obras preparan y facilitan, no son suficientes. Nadie puede salvarse a sí mismo, por más justo que sea: “Nadie puede salvarse a sí mismo ni pagar a Dios un rescate” (Sal 49, 8), porque además, ¿quién es justo ante Dios?: hasta el justo cae siete veces (Prov. 24, 16). No podemos fiarnos de nuestra propia justicia, ni exigirle a Dios la salvación. Pero el consuelo ante esta evidencia (“¡consolad a mi pueblo!”) es que el Señor tampoco espera pasivamente, ni viene sólo a juzgarnos por lo que hayamos hecho, sino que a la esperanza activa por nuestra parte, se le añade la venida activa, la activa búsqueda por parte de Dios. Si nos alejamos de Dios, Él no se queda sentado a ver cuándo volvemos arrepentidos, sino que como un buen pastor se pone en marcha, a buscar a la oveja perdida, como el padre bueno, sale al encuentro del hijo “cuando éste estaba todavía lejos” (Lc 15, 20).

La espera activa del tiempo de Adviento debe traducirse en los creyentes, en la Iglesia toda, en una actividad de búsqueda del que se ha perdido, de los que viven alejados de Dios. Ni el temor, ni el ambiente adverso, ni una falsa concepción de la tolerancia, deberían frenarnos en este movimiento de búsqueda, que tan bien se corresponde con esa “Iglesia en salida” a la que nos invita el Papa Francisco, y que reproduce además el mismo movimiento de Dios para con nosotros. Cristo es el Dios que busca al que se ha perdido. Pero es también el hombre encontrado por Dios. Nosotros, encontrados por Dios en Cristo, tenemos que salir con Él a la búsqueda de nuestros hermanos, que, exiliados de Dios, no saben que es un Padre lleno de amor y que los está buscando. Tal vez deberíamos proponernos en este tiempo cosas sencillas, que ayuden a recuperar el verdadero sentido cristiano de la Navidad, como invitar durante las fiestas no sólo a cenar o a comer, sino también a la participación en la Eucaristía, a rezar al comenzar nuestros encuentros familiares, a realizar signos que resalten la presencia activa de Dios entre nosotros.

Saludos cordiales
José M.ª Vegas cmf

Comentarios
María Isabel
María Isabel

el 12/12/17
Nuestro Dios es misericordioso y nos espera siempre, pero siempre busca a su oveja perdida. El siempre nos ama, me regocijo en el señor.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 11/12/17
Para Dios no hay nada imposible. Ha hablado la boca del Señor—»Dice una voz: «Grita”. Respondo: «¿Qué debo gritar?”. “Toda carne es hierba y su belleza como flor campestre: se agosta la hierba, se marchita la flor, cuando el aliento del Señor sopla sobre ellos sí, la hierba es el pueblo; Se agosta la hierba, se marchita la flor, pero la palabra de nuestro Dios permanece por siempre. Contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. Decid a los pueblos: «El Señor es rey él gobierna a los pueblos rectamente. Por los siglos de los siglos. Amen

Me gusta 1
JURGEN CALDER
JURGEN CALDER

el 11/12/17
Cuantos años he vivido envuelto en el pecado, insensible a las necesidades de mis hermanos, paralizado sin poder hacer bien alguno.
Senior, ordenarme que tome mi camilla, me ponga a andar por el sendero del bien, y dé Gloria a Dios.
Me gusta 1
JURGEN CALDER
JURGEN CALDER

el 11/12/17
Cuantos años he vivido envuelto en el pecado, insensible a las necesidades de mis hermanos, paralizado sin poder hacer bien alguno.
Senior, ordenarme que tome mi camilla, me ponga a andar por el sendero del bien, y dé Gloria a Dios.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 12/12/17
El amor de DIOS hacia nosotros es tan grande, que es ÉL, el que siempre nos busca, y quien lo creyera, para perdonarnos, para manifestarnos que su único interés es salvar nuestras almas del macabro y eterno infierno, y su lucha contra este perverso enemigo es solo por nosotros, ya dio su vida por nosotros y estaría dispuesto a darla otra vez si fuera necesario. ¿usted se ha sentado a pensar en esto? ¿usted daría su vida por un hermano o por un hijo?, ¿cuantas veces?; somos unos seres muy ingratos, inconscientes, y aun seguimos aliados a ese al que tantas veces nos hace daño, nos aliamos al enemigo para atacar a nuestro defensor. a veces somos mas perversos que el mismo diablo.
Me gusta 0
Miguel  Angel
Miguel Angel

el 11/12/17
El Mundo en el que vivimos hay mucho mal, guerras, robos, asesinatos, etc. Adviento es el tiempo de la conversion es el tiempo de arrepentirse de los pecados. Adviento es el tiempo de obedecer al Buen Pastor y regresar al redil. Escuchemos la voz del Pastor, escuchemos la voz de Cristo. El Buen Pastor esta de camino. Reflexionemos porque somos obejas perdidas, que cosas nos han separado del Buen Pastor. Que tenemos que cambiar en nuestra vida para volver al redil de Dios esta Navidad, cambiemos de corazon, arrepintamonos, el Señor llega y su Brazo manda. Preparemos el camino del Señor, preparemos el camino del Buen Pastor, Volvamonos al Pastor, separemonos de los lobos separemonos del pecado. Tu Navidad sera del color que tengas tu el corazon. Reflexionemos.
Me gusta 1
carmen tovar
carmen tovar

el 12/12/17
El buen pastor nos invita en este tiempo de adviento a que nos arrepintamos de nuestros pecados porque somos ovejas perdidas y nos esta llamando a seguirlo,preparemos el camino del Buen Pastor.Vive esta navidad segun tengas tu corazon.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 12/12/17
El evangelio de hoy 12 de diciembre, nos invita para que, estemos dispuestos a recibir a Cristo en nuestras vidas, porque Él no quiere que caigamos en la tentación y que nos perdamos en el pecado, que el Señor viene a nuestro encuentro con misericordia y compasión, para liberarnos del pecado y de la muerte eterna, hoy más que nunca, estamos llamados a vivir haciendo su voluntad, a ser fieles testigos de su amor ilimitado e infinito, caminemos firmes en la fe que profesamos y pidamos al Espíritu Santo, para siempre nos ayude a mantener encendida la llama de la fe, descubramos en cada hermano nuestro que sufre, que se angustia, que se desespera, que permanece triste, en fin, poder mirar cómo Dios se hace presente en las personas más sencillas y humildes, Cristo nos enseña que es Él » ver comentario
Me gusta 0
Papa Francisco
Papa Francisco

el 12/12/17
Meditación del Papa Francisco
Un Dios al que no le gusta perder, no es un buen perdedor y por esto, no pierde, sale de sí y va, busca. Es un Dios que busca: busca a todos aquellos que están lejos de Él. Como el pastor, que va a buscar a la oveja perdida. El trabajo de Dios es ir a buscar para invitar a la fiesta a todos, buenos y malos.
Dios no tolera perder a uno de los suyos. Pero esta será también la oración de Jesús, en el Jueves Santo: «Padre, que no se pierda ninguno de los que Tú me has dado». Es un Dios que camina para buscarnos y tiene una cierta debilidad de amor por los que están más alejados, que se han perdido... Va y los busca. ¿Y cómo busca? Busca hasta el final, como estos pastores que van en la oscuridad, buscando, hasta que la encuentra; o como la mujer, » ver comentario
Me gusta 0
Marisol Gonzále
Marisol Gonzále

el 12/12/17
Id a la fuente,a la raíz vayamos a la oración a la oveja negra Cristo siempre nos abre las puertas estemos vigilantes. No tengáis miedo de seguirle. Caminemos con El nos acoge con los brazos abiertos. Que nuestros corazones siempre estén llenos cargados de Amor hacia Ti. Y que limpios estén siempre. Alcanzado el Cielo
Me gusta 0
Isabel Valencia
Isabel Valencia

el 12/12/17
El señor nos busca. Con corazón de padre. Y nosotros desde el desierto de la espera, desde el Adviento nos dejamos encontrar
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 12/12/17
¿Cuál es la clave de la felicidad?
“Generalmente, las personas materialistas son menos felices y más propensas a deprimirse. Hasta el simple hecho de querer tener más dinero ocasiona problemas emocionales y también físicos, como dolor de garganta, de espalda y de cabeza. Además, esas personas tienden a beber en exceso y a consumir drogas. Todo apunta a que el afán por las riquezas hace que la gente se sienta desdichada. Acumular riquezas y dedicarse a los placeres no da sentido permanente a la vida. Así lo ilustra el caso del rey Salomón. Él disfrutó de todo eso y más, pero llegó a la conclusión de que lo que daba verdadero propósito a la vida era otra cosa: “Teme al Dios verdadero y guarda sus mandamientos. Porque este es todo deber del hombre. ¿Y qué conlleva guar » ver comentario
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 12/12/17
El Emmanuel el dios entre nosotros vivamos esta navidad..El vive ¡¡¡el verbo encarnado¡¡ .
Me gusta 0

el 12/12/17
Muchas gracias por todo
Me gusta 0
Jacqueline
Jacqueline

el 12/12/17
Que bueno es el Señor y que bien hace su palabra.
para mi adviento es la preparación de nuestro propio nacimiento y así como cuando hacemos preparativos para un niño próximo a nacer así también esta época es dejar ataduras de comportamientos negativos y hacer el bien a nosotros mismos limpiando nuestra alma de rencores, vicios o malos pasos y llenar nuestro espíritu de alegría y benevolencia y así nacer también con Cristo ha una vida más perfecta tratando de no caer en los errores del pasado
Me gusta 0
mvrosito
mvrosito

el 12/12/17
Hoy, Jesús nos lanza un reto: «¿Qué os parece?» (Mt 18,12); ¿qué clase de misericordia practicas? Quizás nosotros, “católicos practicantes”, habiendo gustado muchas veces de la misericordia de Dios en sus sacramentos, estemos tentados a pensar que ya estamos justificados ante los ojos de Dios. Corremos el peligro de convertirnos inconscientemente en el fariseo que menosprecia al publicano (cf. Lc 18,9-14). Aunque no lo digamos en voz alta, quizás pensemos que estamos libres de culpa ante Dios. Algunos síntomas de que este orgullo farisaico echa raíces en nosotros pueden ser la impaciencia ante los defectos de los demás, o pensar que las advertencias nunca van para nosotros.

El “desobediente” profeta Jonás, un judío, se mantuvo inflexible cuando Dios mostró pena p » ver comentario
Me gusta 1
Carmen
Carmen

el 12/12/17
Si Señor por favor enseñarme a buscar sin miedo a qué de enfaden, si lo hacen bueno y qué. Te quiero perdóname.
Me gusta 0
los carmelitas
los carmelitas

el 12/12/17
• Una parábola no es una enseñanza que recibir de forma pasiva o que relegar en la memoria, sino que es una invitación para participar en el descubrimiento de la verdad. Jesús empieza diciendo: “¿Qué les parece?” Una parábola es una pregunta con una respuesta no definida. La respuesta depende de nuestra reacción y de la participación de los oyentes. Tratemos de buscar la respuesta a esta parábola de la oveja perdida.
• Jesús cuenta una historia muy breve y muy sencilla: un pastor tiene 100 ovejas, pierde una, deja las otras 99 y va en busca de la oveja perdida. Y Jesús pregunta: “¿Qué les parece?” Es decir: “¿Ustedes harían lo mismo?” ¿Cuál será la respuesta de los pastores y de las demás personas que escuchaban a Jesús que cuenta esta historia? ¿Har » ver comentario
Me gusta 0
ramon py
ramon py

el 12/12/17
Hoy celebramos la fiesta la virgencita de Guadalupe patrona de America le pedimo siempre q interceda p nosotro y por nuestra y q como ella acudamos rapido a las nesesisades de los demas.nos recuerda q demos ser solidario y no egoista con todos y le pedimosa Dios q tengamos esa fe de Maria y q aumente en nosotro cada dia la fe para preparar bien el camino de Dios para su llegada virgencita ruega y bendice a todas la persona nesesitada y por America Amen
Me gusta 0
s p a ll e tt a
s p a ll e tt a

el 12/12/17
Dios es un ejemplo de locura sana. Como puede descuidar a 99 ovejas para ir por la perdida?
Menos mal que Dios es así, que tiene esta forma de ser, tiene demasiado amor, demasiado aprecio al punto de arriesgarse a perder 99 ovejas. Es un Dios intrépido, virtud necesaria en la vida. No sigue las normas de los pastores tradicionales, sigue la norma del gran amor que nos tiene, es decir su norma es ese fuego interno, que quema de locura por nosotros.
Que Dios nos toco!! La locura de la pasión, a quien se le ocurre hacer sufrir de ese modo a su propio hijo, solo por amor ????
Es una persona muy muy muy especial nuestro Dios, admirable sobre todo por tener tanto amor.
Me gusta 0
Mercedes Rocca
Mercedes Rocca

el 12/12/17
Como me gustaría haber sido en algún momento la oveja que se perdió, para que Jesus y yo nos encontremos y me cargue en su cuello.. sentirlo muy cerca ..me encanta ese Evangelio.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 12/12/17
En esta navidad pidamos a Nuestro Padre Celestial, para que perdone nuestros pecados y si nos hemos alejado del camino correcto para que regresemos al redil, que él siempre siga siendo nuestro pastor, nuestro Padre protector, oremos implorando su misericordia para que el mal que está en la sociedad no nos alcance y que esta etapa de adviento nos sirva para reflexionar sobre nuestras vidas, no solo pensando en nosotros sino en los demás y en lo que debemos hacer para
ayudarles a seguir a Jesús para buscar su salvación hay muchísimo que hacer por nuestros hermanos de esta manera alcanzaremos tambien nuestra salvación , que el Señor nos encuentre dignos ante sus ojos oremos cada día por nuestra conversión amén.y
Me gusta 0
Merwing
Merwing

el 12/12/17
Señor hoy todo te lo dejo a ti . La salud de mi Hermana y de todos mis seres queridos . Y este día que derrame muchas bendiciones. Mi Fe es grande porque yo tego tu mano cuando más lo necesito.
Gracias Señor por tu infinita Misericordia.
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 12/12/17
Tenemos que adorar al señor que izo el cielo y la tierra y sus palabras tienen poder el señor es inconfundible siempre estás con nosotros y nos guía nuestros pasos tenemos que Amarnos unos a otros como nos amó Dios y siempre misericordioso Amen y bendiciones
Me gusta 0
Nicolas Campos
Nicolas Campos

el 12/12/17
Jesús este día lanza un reto a los Servidores Católicos a buscar la oveja que perdida. Ni siquiera se refiere a una oveja extraviada; es decir, aquella que caminando junto con las demás ovejas, por alguna razón se extravió; sino que hace alusión a aquella oveja que a lo mejor nunca formó parte del rebaño. A esa oveja manda a buscar. A aquellos hermanos que aunque aseguran creer en Dios, pero nunca se han acercado a formar parte de la Iglesia, nunca han vivido un retiro, aquellos hermanos que por los afanes de este mundo, no tienen tiempo para dedicárselo a Dios. A esas ovejas que llenan los estadios en un partido de fútbol, pero mantienen vacíos los templos por su ausencia. Hay que ir a buscar esas ovejas para llevarles la buena noticia de salvación. También hay que buscar la » ver comentario
Me gusta 0
LUIS HERNANDO
LUIS HERNANDO

el 12/12/17
La palabra de hoy nos enseña que mí padre nunca se aparta de nosotros, él nunca nos deja solos, siempre nos acompaña, nos guía, siempre nosotros somos los que nos alejamos de él, y quedamos como ovejas aquellas pérdidas oveja, como aquella que se apartó del rebaño y, nuestro padre que está en los cielos nos protege, nos cuida, nos da salud, nos aparta del mal, siempre nos busca y nos dirige por el camino recto. yo lo amo con todo mi corazón y con toda mi alma, siempre le pido que me de mucha misericordia para nuca apartarme de su rebaño, feliz navidad para todos.
Me gusta 0
Laura Leonor
Laura Leonor

el 12/12/17
Evangelio según san Lucas 1, 39-48
12 de Diciembre día de la Virgen de Guadalupe
Oración a la Virgen de Guadalupe

Préstame Madre tus ojos,
para con ellos poder mirar,
porque si con ellos miro,
nunca volveré a pecar.
Amén Así Es!”
Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
Ruega por nosotros.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 12/12/17
EL Profeta escucha la voz de Dios que le envía a dar palabras de consuelo.
Al que sufre, por cualquier motivo, enfermedad, soledad, tristeza, injusticia.
Que el pueblo lo sepa. El Señor, viene en persona para restaurar todo lo que esta dañado, perdido, descarriado.

Viene en busca de la oveja perdida para sanarla y liberarla de su encierro.

la misión es de todos, dar palabras de consuelo, en estos momentos en que el mundo vive en tanta oscuridad.
Cada cual en donde se encuentre puede llevar la luz de la palabra, a los otros a medida que la recibamos trasmitámosla con paciencia, con entusiasmo, con fe.

Pidamos al Señor, para que todos escuchemos la voz del Pastor y dejemos que su palabra nos de vida abundante y eterna.

Demos gracias al Señor, y pidamos perdón » ver comentario
Me gusta 1
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.