Comentario al Evangelio del

José Mª Vegas, cmf

Para que veamos maravillas

La primera lectura nos presenta una cuadro maravilloso, que describe lo que supone la presencia del Señor al que esperamos: el desierto florece y, con él, el corazón humano, que se llena de alegría y siente que la vida renace, se curan sus enfermedades y son superadas sus limitaciones. La alegría por la presencia salvadora del Señor expresa el carácter de don, de gracia, de regalo que su venida lleva consigo. Así suena el precioso texto de Isaías. Pero esto no significa que debamos esperar sentados. Todo en el Adviento nos habla de una esperanza activa, de que tenemos que ponernos manos a la obra para preparar la venida del Señor. Y este es el mensaje del Evangelio, en el que vemos cómo se cumplen las profecías del AT: aunque Jesús ya está presente entre nosotros, tenemos que porfiar por encontrarlo, hemos de poner algo por nuestra parte, superar los obstáculos que, en este mundo, nos impiden llegar hasta él.

En el texto de Lucas se dice que el gentío impedía a unos hombres piadosos acercar hasta Jesús al paralítico postrado en la camilla. Ese gentío podemos entenderlo como la masa, las opiniones comunes, los prejuicios (a favor y en contra) que rodean a Jesús. Es necesario buscar espacios y tiempos abiertos, sin escatimar esfuerzos, que hagan posible el contacto personal con Cristo. Si es preciso hay que abrir boquetes en los tejados, romper barreras físicas y, sobre todo, sociales. Sólo así, en el encuentro personal, podemos experimentar la fuerza sanadora de su Palabra. En primer lugar, la curación fundamental, el perdón de nuestros pecados, que nos debilitan, nos atan y hacen dependientes, nos impiden caminar con autonomía y libertad. Pero Jesús nos libera de esas otras ataduras que, tal vez, sin ser pecados, nos paralizan también de tantas maneras: los complejos y miedos, las heridas acumuladas a lo largo de la vida, los respetos humanos, los prejuicios, la incredulidad en torno, que, en este texto, está representada por esos supercreyentes, los fariseos, que no creían, sin embargo, en la posibilidad del perdón, de la rehabilitación del que estaba postrado (si lo estaba, pensaban, sería como consecuencia de sus pecados…). Es verdad que en esta vida nunca nos liberamos del todo. El paralítico, ya restablecido, tiene que cargar con su camilla. Es un símbolo del peso de la vida. Pero es también un recuerdo de la curación recibida: aunque cargando con la camilla, ya puede caminar por sí mismo. De hecho, las cargas de las que Jesús nos libera se convierten en experiencia con la que podemos ayudar a otros a obtener la liberación. El paralítico podía contar cómo había sido curado, podía ofrecer a otros su camilla para llevarles hasta Jesús. Y es que la hermosa utopía de Isaías está en camino, en curso de realización, sobre todo por la presencia entre nosotros de Jesús, pero también porque nosotros, curados por Él, podemos contribuir con el testimonio de nuestro amor a irla haciendo realidad.

Saludos cordiales
José M.ª Vegas cmf

Comentarios
Gregorio
Gregorio

el 9/12/17
El comentario de D. José Mª Vegas, es, sin ninguna duda, lo que tenemos que hacer los cristianos, los verdaderos seguidores del Señor, ¡DAR TESTIMONIO! Y “CARGAR CON NUESTRA CAMILLA”, tal como dice D. José Mª Vegas: “Es un símbolo del peso de la vida”, si hermanos, es el peso de nuestra vida, pero: “también un recuerdo de la curación recibida”. Todos nosotros, estoy seguro, en algún momento de nuestra vida, hemos sido sanados, restaurados, y, porque no, complacidos en algún deseo solicitado y pedido con fe a Nuestro Señor, pues bien, estas gracias concedida, esta “curación recibida” debemos y tenemos que dar testimonio de ellas a todos nuestros hermanos y al mundo entero dando gracias y alabando al Señor, no nos las podemos callar, el Señor nos da todas esas » ver comentario
Me gusta 1
Miguel Angel
Miguel Angel

el 10/12/17
Hoy tenemos presentes a los enfermos. Tenemos presentes a aquellos familiares y amigos que hicieron todo lo posible para llegar a Cristo aunque fuera por el tejado. Ayer domingo la Palabra de Dios en la primera lectura nos decía, Consolad, Consolad a mi pueblo. Eso es lo que Dios nos pide que nos consolemos los unos a los otros como hermanos. Que consolemos especialmente a los que sufren como es el caso de los enfermos. Ayer domingo decíamos en el Salmo, Muestranos Señor tu perdón y danos tu Salvación. Te pido Señor que perdones a mis familiares que han perdido la fe a consecuencia de otro familiar, Señor que seamos con los enfermos igual que esos hombres del evangelio que no perdieron la fe en Cristo. Perdona Señor a todos los que pierden la fe a consecuencia de ver enfermos. Per » ver comentario
Me gusta 0
sandra
sandra

el 11/12/17
Esta parte del evangelio nos debe hacer acordar las obras de la madre Teresa de Calcuta y sus colaboradores que se parecen mucho a la personas que llevaron al paralítico ante Jesús para que el señor lo cure. Nada les impidió llegar hasta el. Y cuántos muchos hermanos ayudan a muchos paralíticos. Que para ellos y todos nosotros se cumpla lo establecido en la primera lectura. Amen
Me gusta 0
Maria José
Maria José

el 11/12/17
Precioso y esperanzador comentario. Necesitamos el perdón de los pecados. Pero no sólo eso. También ayuda con nuestras limitaciones, que no tienen porqué ser pecados. Gracias
Me gusta 0
Papa Francisco
Papa Francisco

el 11/12/17
Meditación del Papa Francisco

Jesucristo al comienzo le dice: "¡Ánimo, hijo, tus pecados te son perdonados". Tal vez esta persona quedó un poco sorprendida porque quería sanarse físicamente. Luego, frente a las críticas de los escribas, que entre sí lo acusaban de blasfemia, porque solo Dios puede perdonar los pecados, Jesús lo cura también en el cuerpo.

De hecho, las curaciones, la enseñanza, las palabras fuertes contra la hipocresía, eran solo un signo, un signo de algo más que Jesús estaba haciendo, es decir, el perdón de los pecados, porque es en Jesús en quien el mundo viene reconciliado con Dios, este es el milagro más profundo:

Esta reconciliación es la recreación del mundo: se trata de la misión más profunda de Jesús. La redención de todos nosotros l » ver comentario
Me gusta 0
Gladys
Gladys

el 11/12/17
Hoy nos pone el ejemplo del paralítico y los amigos. Tal vez parálisis física, pero ahora nuestra parálisis es espiritual, es temor, miedo, poco o nada de fe. Necesitamos amigos comprometidos en la iglesia que nos acerquen, que abran el techo y nos ayuden a colocarnos cerca del Señor que todo lo puede. Siempre estarán presentes fariseos pero el Señor con una sola palabra, con una mirada, con su presencia sana lo imposible para el hombre. !Ánimo, valentía, fuerza, el Señor nos espera!
Me gusta 0
s p a ll e tt a
s p a ll e tt a

el 11/12/17
Nos duele leer el evangelio, porque nos vemos reflejados en los doctores de la ley. Pero ánimo !! Viene Jesús con la misión de reconciliarnos con su Padre.
El ingenio por llegar a Dios , la intrepidez es de mucho valor y se convierte en un deber. La intrepidez es la astucia del bien.
( en este evangelio, lograron llegar a Jesús a través del tejado, se las ingeniaron)
No hace falta seguir las reglas sociales, hacer la cola para entrar en la casa y llegar a Jesús ( cosa que no hubieran podido de ese modo), hay que saltearse las normas sociales y no preguntar a nadie como hacer para llegar a Jesús, directamente hacerlo, ejercitando nuestro ingenio, serán con palabras dulces? será hacer un ayuno de vez en cuando? será ir a un lugar carenciado y generar alguna propuesta? será cump » ver comentario
Me gusta 0
Graciela L.
Graciela L.

el 11/12/17
Amén, gloria a Dios, bendito y alabado seas mi Señor Jesús, como no dar testimonio de ti si eres único y haces maravillas, Señor aumenta mi fe cada día, la de mi familia y la de todos mis hermanos, tu palabra nos da vida eterna.
Me gusta 0
Ricardo orozco
Ricardo orozco

el 11/12/17
este 2do domingo de adviento jesus nos invita a descubrir el gran descuido en nuestra sociedad la espiritualidad podemos descubrir el gran interes que muestra el ser humano en sobre salir como ser famoso tener un doctorado, deportista profecional etc y no esque sea malo pero desafortunadamente emos olvidado lo mas importante que es la espiritualidad y es ahi donde como bautizados tenemos la obligacion de emitar a juan bautista anunciar convinsentemente que volbamos a dios con un sincero arrepentimiento ahi donde nos encontremos cada dia tenemos la oportunidad si juan lo hizo en el desierto y tuvo efecto agamoslo tu y yo con nuestra sociedad
Me gusta 0
Angela
Angela

el 11/12/17
Gracias Senor y ayudanos a cargar con nuestra camilla que cada dia de nuestra vida seamos como el paralitico que ensenemos en el caminar contigo el buen ejemplo a los demas y que de tu mano agarrados no soltemos la camilla para dejar entrar el pecado en nuestra vida oh en las vidas del hermano mas necesitado de tu amor infinito porque contigo podemos caminar y dar testimonio de tu grandioso amor por nosotros tus hijos Amen
Me gusta 0
Raul tucuman
Raul tucuman

el 11/12/17
Si todos los dias cargamos la cruz de cristo podremos.ser participes de la.salvacion ayudnando a los que estan tan alejados de Dios pongamos todos nuestra fe en cristo para que aleje los pecados del mundo amen.
Me gusta 0
Angela
Angela

el 11/12/17
Gracias Senor y ayudanos a cargar con nuestra camilla que cada dia de nuestra vida seamos como el paralitico que ensenemos en el caminar contigo el buen ejemplo a los demas y que de tu mano agarrados no soltemos la camilla para dejar entrar el pecado en nuestra vida oh en las vidas del hermano mas necesitado de tu amor infinito porque contigo podemos caminar y dar testimonio de tu grandioso amor por nosotros tus hijos Amen
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 11/12/17
Hoy no quiero emplear palabras y frases bonitas,tengo la sensación está mañana que eso solo me sirve de escudo para disfrazar mis carencias.Perdon a Dios y a todos vosotros hermanos
Me gusta 0
carmen tovar
carmen tovar

el 11/12/17
Buenos dias hermanos,una vez mas las lecturas de hoy nos invita a ser generosos con los que sufren(por enfermedad,por sus pecados,por la falta de Fe,por sentirse solos etc)no degemos de ayudarlos como el paralitico para que lleguen hasta Jesus,consolemos a nuestros hermanos como nos lo pide Dios.Amen
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 11/12/17
Señor Bendito, si tu obras maravillas , tu nos sanas fisica y espiritualmente por lo que debemos dar testimonio, nos das oportunidad en la vida fe de dar frutos para tu reino, es poco lo que damos para tanto que nos das, te pido con todo mi corazón para que mientras nos concedas la vida , vayamos difundiendo tu palabra para que como los amigos del paralítico tengamos fe y confianza de que vamos a ser escuchados que lograremos mas obreros para tu viña, que nuestros frutos sean agradables a tí, que dejemos atrás lo que nos ata y nos levantemos con el entusiasmo de hacer el bien por los demás , cumpliendo nuestra labor de cristianos. Gloria a Dios.
Me gusta 0
Sara del Valle
Sara del Valle

el 11/12/17
Buen día, queridos hermanos hoy compartimos la lectura mi madre y yo y como siempre le comparto a mi mamá vuestro comentario y lo disfrutamos con placer. Mami estuvo enferma hoy está saliendo de una bronquitis, pero en las lecturas y el comentario hicieron que encontrará el espacio oportuno para compartir su experiencia , mami tiene 87 años, y el miedo la llevaba a un estrés que la debilita. Luego de leerle el comentario me cuenta su experiencia en esto de buscar un espacio personal con Dios y la hacía quedarse dormida pero se despertaba sintiendo que Dios la despertaba y "él no tengas miedo" esto va a pasar" la emociona contarlo!
Hermanos una vez más desde este espacio compartido doy gracias a Dios en ustedes. Gloria a Dios.
Me gusta 0
Eduardo
Eduardo

el 11/12/17
No importa si tu vida haora es un desierto donde no resulta nada para bien ,pero las lecturas de hoy es un mensaje que nos da Dios que en su presencia daremos frutos que nunca antes dariamos,
El evanjelio nos da entender que hay muchos hermanos que no pueden llegar a jesus ya sea por sus atafuras al mundo esta paralisado estan postrados en una vida muerta sin jesus nosotros como hisieron los amigos de aquel paralitico hay que buscar la forma de hacer que estas personas tengan un contacto con jesus para que los sane espiritualmente y puedan cargar con esa camilla y den testimonio para hacer llegar a otros al frente de jesus, hermanos hay que unir nuestra fe como hisieron estos personajes una fe corporativa para que podamos enfrentar cualquier cosa que se nos ponga al frente y hacer lle » ver comentario
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 11/12/17
Gracias a el señor tenemos muchas maravillas el nunca nos deja solos con la misericordia de su Amor Dios nos da siempre un nuevo día es un regalo maravilloso bendecido Amén
Me gusta 0
Juan C. Álvarez
Juan C. Álvarez

el 11/12/17
Todos somos "paralíticos" de alguna capacidad en algún momento de nuestra vida, aveces por alguna afección o dolencia física, por alguna carencia material o por nuestra dificultad para escuchar, para ayudar, para perdonar, para reconocer nuestras propias limitaciones fruto del ego y, en no pocas ocasiones, nuestra dificultad para perdonarnos a nosotros mismos. Mucho tiene que ver con nuestra altivez solapada en los convencionalismos de "éxito" terrenal que nos hace creer autosuficientes y nos impide reconocer nuestra debilidad y nos distrae del camino que nos conduce al Maestro. Sólo Él con su Amor, nos libera, plenifica y realiza con su Misericordia. Debemos aprender a gustar de sentirnos Necesitados de su Amor, de su Consuelo, de su Perdón, de su Liberación y eso pasa por el rec » ver comentario
Me gusta 0
Nicolas Campos
Nicolas Campos

el 11/12/17
Decían: "Hoy hemos visto maravillas". Esas palabras mágicas debemos repetirlas cada día, porque cada día vemos maravillas. Hoy he visto tantas maravillas porque desperté y pude ver, sentir, oler, escuchar, respirar. Vi la maravilla de tener una familia, un lugar donde pasar la noche; luego vi que tenía un pan para mitigar el hambre y cuando llegue a mi lugar de trabajo, vi que aun me esperaban. Ahora Jesús nos llama a que muchas de esas maravillas que Él hace en nuestras vidas, las compartamos con aquellos que sufren porque a lo mejor tienen alguna parálisis espiritual y no han descubierto que Jesús quiere sanarlos. También debemos de compartir ese pan porque el mismo Jesús dijo: Lo que hiciste con uno de mis pequeños, conmigo lo hiciste. Amen.
Me gusta 0
joseluisbonilla
joseluisbonilla

el 11/12/17
Saludos.
Jesús es el gesto de amor más grande que nuestro Dios nos dió, para poder llegar a El.
Que afortunados somos.
Se les ama.
José Luis.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 11/12/17
excelente mensaje, muchos de nosotros aunque caminamos, y podamos hacer muchas cosas, sin darnos cuenta quizás, estamos mas parapléjicos, que el personaje del evangelio, nuestra parapléjia, es espiritual, no caminamos hacia DIOS, no nos movemos en función de su palabra, no rompemos las barreras del mundo que nos separa de JESÚS, y lo peor, no nos esforzamos por salir de esa pereza espiritual, sabiendo que el fruto de esta lucha es la salvación eterna, y no la condenación eterna. !Pilas, la vida terrenal es como un abrir y cerrar de ojos comparados con la eternidad¡
Me gusta 0
Pablo Z
Pablo Z

el 11/12/17
Hola hermanos, recordaba lo que dice San Pablo en I Corintios 13, sobre el amor que lo es todo, que se ubica por encima de todo... Ahora yo pienso en la Fe, si tan solo pudiéramos creer ciegamente en Jesús; Si nuestra fe es sincera y sin reservas nuestra vida es transformada completamente, renovada y nos llenamos de la gracia y amor de Dios... Bendiciones!!!
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 11/12/17
Muy hermosas son las palabras del profeta, siempre llenas de esperanza.
Todo será restaurado, sanidad, perdón, reconciliación, el mal derrotado en todas sus formas, todo será superado en Dios, que se hace persona con nosotros.

El salmo nos dice que hay que escuchar lo que dice el Señor. Es el primer paso escuchar lo que me dice el Señor, estar atento.

En este Evangelio, vemos como es de importante orar por los demás, porque Dios escucha la oración cuando se hace con fe, nuestros buenos deseos porque otros estén bien son recibimos por el Señor.

Si vemos , aquí Jesús se fija en la fe de los que conducen la camilla, no tanto en la fe del enfermo.

Es mu bonito saber que podemos llevar a otros al Señor, para ser sanados y cuando oramos El, nos escucha.

Seño » ver comentario
Me gusta 0
Lalita
Lalita

el 11/12/17
Aunque voy con un día de retraso, y ya Miguel Ángel citó hoy esta frase de la primera lectura de ayer, espero me disculpéis. Es imborrable para mí.

"Consolad, consolad a mi pueblo". Así dice el Señor.

Me hace pensar en qué puedo hacer para cumplir esta petición del Dios.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.