Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, misionera claretiana

Queridos hermanos:

Todo juicio tiene mucho de discernimiento o al menos debería tenerlo. Y el discernimiento se entreteje, al menos, con tres actitudes básicas: ver, interpretar y decidir. El evangelio de hoy nos lo recuerda:

  • Es importante ver y saber lo que vemos. Porque no todo lo visible llegamos a verlo, porque hay muchas maneras de mirar para ver.
  • Es importante interpretar lo que vemos. Porque casi nada es evidente e inequívoco en la vida, porque el dato puro no mueve la historia ni los sueños ni las decisiones. Somos lo que interpretamos y eso nos mueve hacia un lado o hacia otro.
  • Es importante decidir. Porque de nada sirve ver e interpretar si no hay arrojo para llevarlo a la práctica. Cuantos proyectos habrán quedado en nada porque al final no nos hemos atrevido a dar un paso, tomar una decisión, decir sí o no en lugar de dejarnos llevar por la vida.

Si entendemos así nuestra capacidad de juzgar, se entiende mejor que Jesús nos invite a juzgar por nosotros mismos, a no necesitar de tribunales, mediadores ni pleitos externos porque somos capaces de resolver nuestras propias contiendas. Pero no olvidemos los tres pasos: ver-interpretar-decidir. ¿Has intentado alguna vez confrontar o consensuar algo con alguien que no discierne? ¿o con quien no llega a tomar ninguna decisión? Es una pesadilla. Imposible.

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, misionera claretiana

Comentarios
Ver 31 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.