Comentario al Evangelio del

José Vico Peinado, cmf

Queridos amigos:

Hoy es 13 de mayo, una fiesta mariana con mucha raigambre popular. Los cantos marianos resonarán en el Santuario de Fátima y en otras muchas reuniones de las comunidades eclesiales.

Esto me ha hecho centrarme en el primer versículo del salmo interleccional: “Cantad al Señor un cántico nuevo”. Decía S. Agustín -comentando otro salmo que inicia de la misma manera- que sólo el hombre nuevo conoce el cántico nuevo, porque cantar es señal de alegría y expresión de amor y, por eso, quien ha aprendido a amar la vida nueva y alegrarse con ella sabe cantar el cántico nuevo. Cantad al Señor un cántico nuevo. “‘Ya estamos cantando’ decis”. Cantáis sí, cantáis. Ya os oigo. Pero procurad que vuestra vida no dé testimonio contra lo que vuestra lengua canta. Cantad con vuestra voz, cantad con vuestro corazón, cantad con vuestra boca, cantad con vuestras costumbres. Preguntáis qué es lo que vais a cantar. Preguntáis qué alabanzas debéis cantar. Pues tened en cuenta que la alabanza del canto reside en el mismo cantor. Sed vosotros mismos el canto que vais a cantar. Vosotros mismos seréis su alabanza, si vivís santamente.

Cantar el cántico nuevo con maestría no es cuestión de buena voz, ni de buen oído, ni tampoco de afinamiento. Es cuestión de vida. De vivir una vida acorde con la Buena Noticia. Para cantar el cántico nuevo uno tiene que renunciar al hombre viejo y vivir en novedad de vida. Hay que llevar una vida de resucitado. ¡Que María, la llena de gracia, nos estimule a vivir así!

Vuestro hermano
José Vico Peinado cmf

Comentarios
Ver 24 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.