Comentario al Evangelio del

José Vico Peinado, cmf

Queridos amigos:

A pesar de la franqueza de Jesús, los judíos no le reconocen como el Mesías. Ellos inquieren y requieren a Jesús, pero están prejuiciados. Le piden que no les tenga en suspenso; que les diga. Pero Jesús no les dice. Se lo ha dicho ya con mil palabras, que ellos no escuchan, porque no quieren escuchar. Esta es la razón de su obcecación: que no quieren escuchar. No se parecen a sus “ovejas” que “escuchan su voz”, porque tienen espabilado el oído y abierto el corazón para acoger su testimonio, como el testimonio del Padre Dios. Ellas le siguen. Y, en su seguimiento, se saben seguras. Nadie las arrebatará de la mano del Pastor, que las ha recibido como un don de Dios y en su nombre las cuida. Es cierto que, cuando se hiera al Pastor, se dispersarán las ovejas. Pero, después de reunidas, adquirirán una fuerza enorme. Será la fuerza del Resucitado. La fuerza del Espíritu Santo, que superando el miedo, las capacita para hablar y dar testimonio sin ambages allí donde están.

El libro de los Hechos nos dice, en el párrafo que hoy recoge la primera lectura, dónde estaban los discípulos y cómo actúan, después de la persecución provocada por lo de Esteban. Están huyendo, pero no se callan como perros mudos, sino que proclaman y dan testimonio del Resucitado. Así actúan.

Hay algo que me sorprende en esta proclamación testimoniante. Normalmente no predican la palabra más que a los judíos. Pero “algunos” se ponen a hablar a los griegos, anunciándoles al Señor Jesús. ¿Quién o quiénes les habían convocado a realzar esta misión? Los responsables de la Iglesia de Jerusalén no, ya que se enteran, cuando les llega la noticia. Entonces envían a Bernabé, que es “un hombre de bien, lleno de Espíritu Santo y de fe”. El ve la acción de la gracia de Dios. Y le da alegría, de que esos, que podían haber sido juzgados como individualistas o como carismáticos anárquicos, hayan realizado con atrevimiento lo que han hecho, a pesar de los problemas que se creen.

Yo creo que actuaciones como éstas tienen que hacer pensar a la comunidad eclesial de nuestro tiempo y al modo cómo afrontar los problemas.

Vuestro hermano
José Vico Peinado cmf

Comentarios
Ver 22 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.