Comentario al Evangelio del

Julio Corredor Sáenz, cmf

Apreciados amigos y amigas de la Palabra hecha Vida:

También como a los discípulos, a nosotros nos cuesta comprender el mensaje de Jesús. La novedad de la experiencia de Jesús, la alegría de su propuesta y la alternativa de su mensaje está marcado por la incomprensión de sus discípulos; y del resto de personas que entran en contacto con esa novedad. Lo novedoso siempre es conflictivo.

Y uno de los principales factores de éste conflicto es que a veces cuesta mucho escuchar, al menos, escuchar bien. Hay muchos obstáculos, porque la gente no siempre se comunica con claridad o no usa las palabras adecuadas, o porque cuando escuchamos reaccionamos emocionalmente a lo que se nos dice. Pero quizás el obstáculo más común para escuchar es pensar que ya sabemos lo que el otro nos quiere decir, y por lo tanto no prestamos atención suficiente a sus palabras, porque ya tenemos la mente llena de nuestros propios pensamientos.

Y ante los discípulos,  más que reprochar ésta actitud de incomprensión, advierte: Cuidado con la levadura de los fariseos y de Herodes. El utilizó la levadura, como la sustancia que se riega en la masa y la hace crecer.

¿Cuál es la levadura de estos dos personajes?

La de los fariseos, tal vez sea una actitud que puede contagiar de manera invisible y especialmente  es la de oponerse al Proyecto de Dios y ponerse delante de éste, saber más que Dios mismo.  Así sin darnos cuenta podemos ser igual que los Fariseos.

La de Herodes: Mandó matar a los niños menores de dos años. Y así todos los datos lo presentan como un hombre Zorro, palabras de Jesús. Persona astuta, que maneja la intriga, como un camaleón: con los romanos habla el lenguaje de ellos, así mismo con los judíos, especialmente con el Sanedrín. Tiene cómplices en todos los lugares. Con el solo poder de acomodar la verdad y buscar cómplices para mantenerse en el poder. Es la levadura de la actitud amiga de la complicidad, de la verdad a medias, del interés mezquino, del chisme, de la tentación de la mentira por la conveniencia, de la alianza para el mal.

Estas dos levaduras han estado presentes en diferentes estamentos sociales, religiosos,  eclesiales y jurídicos, y el pan se ha contaminado y ha contaminado todo lo que alcanza.

¿Nos hemos acomodado a la lógica del mundo despreciando consciente o inconscientemente la propuesta de Jesús?

Comentarios
Ver 21 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.