Comentario al Evangelio del

José Luis Latorre, cmf

Queridos amigos

La parábola de Jesús nos pone en guardia contra un peligro: “guardar las formas” y no hacer la voluntad del Padre. En tiempo de Jesús eran las autoridades religiosas de Israel las que se comportaban así, y hoy quizá hacemos lo mismo muchos cristianos, ya que cumplimos con las normas y leyes de la Iglesia, pero nos cuesta aceptar la voluntad de Dios que se manifiesta en las llamadas del Papa, por ejemplo, a salir a evangelizar, a no tener miedo a manifestarnos cristianos, a acoger a todos (refugiados, extranjeros, emigrantes…) y tratarlos como personas, a no dejarnos llevar por el consumo, la ostentación, la vanidad, a no juzgar ni condenar a nadie, a respetar al que piensa distinto,  a ser más solidarios con los pobres y necesitados, a comprometernos más en la propia comunidad…

Jesús nos invita examinar sinceramente nuestra vida y a pedir a Dios la gracia de la conversión porque siempre podemos hacer más. Mientras tenemos un soplo de vida podemos hacer alguna cosa; el cristiano se jubila cuando se muere, mientras tanto está en activo y Jesús cuenta con nosotros para construir su Reino. Los años no pueden ser un obstáculo para trabajar por y para Dios. En el Reino de Dios todas las manos son necesarias y útiles; nadie puede decir que se puede prescindir de él o que no está preparado…

Al cristiano se le conoce por sus obras, por su forma de vivir y actuar. Cuando Juan Bautista envía a sus discípulos a preguntar a Jesús si Él es el Mesías, Jesús le responde que le digan a Juan lo que están viendo y oyendo: los sordos oyen, los ciegos ven, los enfermos son curados, los pecadores son perdonados, los pobres son evangelizados…, es decir que le cuenten a Juan las obras que hace por los demás. Las obras que hacemos por los otros dicen quiénes somos y cómo pensamos.

Hoy celebramos la memoria de Santa Lucía, protectora en muchos lugares de la vista. Importante que Santa Lucía nos aumente la vista (nos dé buen ojo) para prepararle a Jesús un buen regalo para la Noche Buena; no podemos celebrar el cumpleaños de Jesús sin llevarle algo. Seguro que el Espíritu te está indicando el presente especial e importante que tienes que ir preparando ya. 

Comentarios
Ver 16 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.