Comentario al Evangelio del

José Luis Latorre, cmf

Queridos amigos

La corona de Adviento nos indica a quién esperamos: a Jesús, luz del mundo. Cada domingo que pasa encendemos una vela: estamos más cerca de la Navidad, la gran fiesta de la luz y de la vida. El Adviento es un camino que hacemos hasta llegar a Belén a adorar al Niño Dios, y la Palabra que escuchamos durante este tiempo nos va indicando con qué actitudes debemos acercarnos.

Hoy el Evangelio nos presenta una actitud no muy correcta: cuando Jesús pregunta, sus interlocutores por cobardía o por orgullo contestan “no sabemos” cuando en realidad sí sabían la respuesta. No querían comprometerse ni quedar mal ante la gente. Tal vez pretendían que Dios actuase como ellos pensaban; que Dios se acomodase a sus planes y deseo

Para reconocer a Jesús como “la estrella” –la luz- hay que ir a Belén como los pastores y los Magos: con un verdadero deseo de aceptar al Niño como JESÜS, es decir el Dios Salvador. Jesús se da a conocer a los humildes y pequeños que tienen un corazón limpio de orgullo e hipocresía; un corazón que acepta con confianza los proyectos e ideas de Dios. 

En América hoy es la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, la Patrona del Continente. Transcribo estas hermosas palabras que nos indican qué lugar ocupa María en la vida de los cristianos americanos: “A lo largo de los últimos quinientos años hemos visto a María caminando, como en el evangelio, por nuestros valles, llanuras y montañas. La hemos visto entrar a nuestras casas, sin protocolos ni privilegios, solo saludando y compartiendo lo mejor de su vida, Jesús de Nazaret. Por su sencillez y ternura no podemos aguantar las ganas de gritarle a Dios: Gracias por permitir que la Madre de nuestro Señor haya puesto su morada en nuestro continente. Gracias, María, porque, a pesar de la pobreza y las debilidades de nuestro pueblo, sigues poniendo tu corazón en nuestras vidas, en nuestras familias y en nuestras comunidades… Gracias, María, porque hemos aprendido de ti un estilo de fe que, como en las bodas de Caná, nos dice: “haced lo que él os diga”.

Comentarios
Ver 13 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.