Comentario al Evangelio del

Luis Manuel Suarez, cmf

Queridos amigos y amigas:

Se ha dicho que "una palabra de verdad vale más que el mundo entero". Y así es. Porque las personas estamos hechas para descubrir la verdad y vivir según ella. Así nos creó Dios y así encontramos la paz del corazón.

Hoy el evangelio nos invita a ser fieles a la palabra dada y a ser fieles a la verdad. Porque ciertamente, la tentación de la mentira está acechando, bajo distintas formas: disfrazar la realidad, no enfrentar las cosas como son, engañar a otros para sacar provecho…

El Maligno es también llamado “el padre de la mentira”, porque le gusta confundir, distraer y falsear las cosas.  Frente a él, Dios es luz sin tiniebla alguna, y está por la verdad. Y nos ayuda a conocer la verdad, aceptarla y vivir desde ella.

He ahí el reto: conocer la verdad del mundo, que puede ayudarnos a vivir en él de una manera responsable; conocer la verdad de las personas, acogiendo sus límites y agradeciendo sus capacidades; conocer la propia verdad, asumiendo nuestra historia y mostrándonos disponibles para realizar nuestra aportación al mundo; conocer la verdad de Dios, revelada en Jesucristo, y haciéndola eje de la vida.

Ser fieles a la palabra dada y ser fieles a la verdad: he ahí uno de los pilares de la propuesta cristiana. Porque “nada hay oculto que no llegue a saberse, ni nada escondido que no llegue a revelarse”.

En nuestra búsqueda de la verdad, no estamos solos. Jesús es “la Verdad”, a la vez que “el Camino” y “la Vida”. Y en los momentos de oscuridad o de duda nos recuerda: “la verdad os hará libres”.

Señor Jesús,
tú que eres el Camino que conduce a la Verdad y a la Vida,
disipa mis tinieblas
y dame la luz para vivir con autenticidad.

Vuestro hermano en la fe:
Luis Manuel Suárez, cmf (luismanuel@claretianos.es)

Comentarios
Ver 4 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.