Comentario al Evangelio del

Carlos Martínez

Queridos amigos: Paz.

El tiempo pascual es kairós comunitario. La lectura de los Hechos de hoy es uno de esos textos paradigmáticos, o mejor, programáticos, de todo grupo que quiere caminar en cristiano. ¿Era reflejo de la realidad? Casi con toda seguridad, no. Pero sin duda era el ideal claro hacia el que querían aspirar. Y soñaban así porque había muchos datos objetivos que atestiguaban estar en esa línea. El pasaje posterior es Bernabé vendiendo su campo y entregando el dinero a los apóstoles. Esto me ayuda a entender mejor el texto y nos ayuda un poco más a comprender nuestra vida comunitaria. No vivimos el ideal, pero ciertos gestos, algunas vivencias, determinados acontecimientos, no pocos hermanos y hermanas,... nos impulsan a soñar con aquel ideal que selló la primera Iglesia con un solo corazón.

Hace un par de semanas estuve en una profesión perpetua. Dos jóvenes decían sí a Dios para siempre. Ninguno se llamaba Bernabé y que yo sepa no tenían tierras para vender y poner el dinero ante los superiores. Pero han dejado todo y han dicho sí a vivir en una comunidad compartiendo la fe, viviendo en comunión fraterna, en unanimidad de sentimiento, en participación de bienes espirituales y materiales, en misión compartida. Aún con ellos seguimos sin ser comunidad perfecta. Pero acaso ¿no es un buen signo de esperanza para seguir luchando por la utopía del Reino?

Vuestro amigo.
Carlos