Comentario al Evangelio del

Oscar Romano, cmf

A la paz de Dios:

Donde dije digo, digo Diego… es la fórmula utilizada por todos aquellos que en alguna ocasión se han visto obligados a recular.

Donde dijeron, digo… es la fórmula utilizada por Jesús para superar la ley antigua. Ya no vale con el no matarás, ahora es el momento de dar vida, de dar la vida, de defender la vida… Ya no es suficiente llevar la ofrenda al altar, es el momento de estar a buenas con tu hermano.

La religión que más nos acerca a Dios es aquella que pasa por el hermano. Frente a la tentación de olvidarnos del mundo para centrarnos en Dios, Jesús afirma que solo desde el mundo, desde la forma de tratar al hermano, podemos llegar a Dios. Se dijo… pero yo os digo…

PD: Hoy podemos dedicar el día a pensar en lo que vale y en lo que no vale para acercarnos a Dios. Quizá ayude este poema (Agustín Millares):

Te digo que no vale
meter el sueño azul bajo las sábanas,
pasar de largo, no saber nada,
hacer la vista gorda a lo que pasa,
guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale
que el amor pierda el habla,
que la razón se calle,
que la alegría rompa sus palabras,
que la pasión confiese: Aquí no hay sangre.

Te digo que no vale
que el gris siempre se salga
con la suya, que el negro se desmande
y diga “cruz y raya”
al júbilo del aire.

Vuelvo a la carga y digo: Aquí no cabe
esconder la cabeza bajo el ala,
decir “no lo sabía”, “estoy al margen”,
“vivo en mi torre” y “no sé nada”.
Te digo y te repito que no vale.

Comentarios
Ver 4 Comentarios
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.