icono estrella Nº de votos: 0

Voto de castidad

Bonifacio Fernandez, cmf -

No falta quien propone que suprimir el voto de castidad es la solución de los problemas de la Iglesia católica. Si no fuera por el voto de castidad la Iglesia sería muy atractiva. Se multiplicarían las vocaciones, se llenarían los templos, se acabarían las crisis de la fe y los escándalos. Si los curas pudieran formar familias, se acabarían los excesos del clericalismo y del autoritarismo. Así se le proponen al Papa. Es una solución muy sencilla. De efectos mágicos.
Y es que los curas célibes dan mucha lástima. Los pobres curas que siguen sin poderse enamorar ni casar. ¡Siguen con el cilicio de la castidad!

Divulgar
Debe ser una de las características de la condición periodística el tener que hablar de muchas cosas sin saber adecuadamente sobre aquello de lo que se trata. Esa característica se acrecienta entre nosotros cuando se habla de religión. Y se llenan columnas de los periódicos y de las páginas web impartiendo opinión sobre “omni re scibili” en esos temas. Tal vez sin haber leído un libro. Ni siquiera un artículo largo sobre el asunto en cuestión.  Sobre religión todo el mundo opina; cualquiera tiene autoridad. Cuando se trata de astronomía, es claro que hay que preguntar a un profesional; cuando se trata de medicina, tiene que ser doctor con buen currículo. En cambio, cuando se trata de religión cristiana… Como si no hubiera universidades y facultades y revistas especializadas. Y personas competentes.

Sin trivializar
Poco importa el sentido evangélico de la castidad por el reino. Nada preocupa el valor y el sentido evangélico del celibato por el reino de Dios. Que tenga que ver con la forma de vida de Jesús no cuenta para nada. Que tenga que ver son la radicalidad de la relación de amor ministerial es algo obsoleto. Que sea esencial para la construcción de comunidades realmente fraternas es absolutamente irrelevante. Se quita y en paz. ¡Todo solucionado!

Castidad conyugal
Parece que en una sociedad progresista y avanzada del siglo XXI ya no tiene cabida el tema de castidad. Antes era una virtud; pero ahora ya no. Por supuesto, tampoco hay lugar para la castidad conyugal. Parece ser que la relación conyugal no tiene que ser expresión de donación y entrega entre esposo y esposa; no tiene que incluir sexo y ternura, expresión corporal y comunicación verbal (que eso significa castidad). Parece que la expresión sexual del amor conyugal tiene que ser ejercicio de dominio y poder, de posesión y disfrute, sin respetar al cónyuge, sino utilizándolo a su pesar (que eso es la falta de castidad).
Pero, claro está, que hemos progresado mucho. Hemos aprendido a aborrecer la palabra castidad; da vergüenza mencionarla. Ahora se vive la poligamia sucesiva, tenemos derecho a realizar todos nuestros deseos sexuales, tenemos derecho a ser pareja de hecho, tenemos derecho al aborto. Hemos aprendido a vivir como nómadas sexuales, a admitir las aventuras afectivas sin vinculación.  Nos hemos vuelto muy progresistas y tolerantes. Vivimos en una sociedad nueva; nueva no por las conquistas científicas y técnicas, por los avances médicos, por la globalización de la solidaridad y de la esperanza. No. No es por eso. Hemos avanzado de verdad: tenemos derecho a ser madres solteras y padres solteros, tenemos derecho a los vientres de alquiler, a divorciarnos al constatar que el cónyuge no nos hace felices, ni responde a las expectativas  de matrimonio perfecto, que no nos da libertad y seguridad, ternura y poder al mismo tiempo. Cada día las pantallas  de las TV hacen larga y “sagrada” exposición del santoral de la sociedad actual, tan nueva y tan progre ella. De esos santos que cada año encuentran “el amor de su vida” y exhiben, con frecuencia ante todos, su condición homosexual, bisexual, transexual. No hay lugar ni tiempo para mostrar la ejemplaridad de esposos que luchan por su relación, que invierten tiempo y entusiasmo en la comunicación, en el diálogo, en el cultivo del proyecto común, en acrecentar la pertenencia y la transparencia. Son miles y miles. Pero esos no merecen la pena. Por si acaso su ejemplaridad nos convence y empezamos a mirar con ojos críticos todo eso que es tan nuevo y tan progre en las ventanas del espectáculo.  Por si acaso esos matrimonios son una buena noticia de esperanza y  nos alegra  el alma.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 7 comentarios

Comentarios

Vicente Cruz, Vicente Cruz,
hace 2 semanas, 6 días
Un "summa cum laude" para Bonifacio por Voto de Castidad. Y gracias por decirlo en voz alta, muy alta. Sacerdote
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
hace 2 semanas, 5 días
excelente
"summa cum laude".
contra apostacia Doctrina santa
Me gusta 0
Diana Lupe pere Diana Lupe pere
hace 2 semanas, 5 días
Que pasa con los curas pedófilos? Que pasa si ese sacerdocio ya no es lo que era?
Me gusta 0
Victoria Victoria
hace 2 semanas, 5 días
El problema por el cual se cuestiona el tema del celibato...no será por el mismo ejemplo que han dado, los muchos sacerdotes al romper la promesa del celibato?...muchos se preguntaran que queda para las personas común y corrientes que no han recibido el sagrado sacramento del sacerdocio y que no han hecho votos de castidad?...que para mi sería un compromiso mayor...ahora estoy muy pero muy de acuerdo con lo que escribe acerca de la castidad conyugal...en fin, quizás haya falta de comunicación entre los católicos laicos y los sacramentados...ser claros en las respuestas a las preguntas que se les hacen...no irse por las ramas como se dice y tan poco ser tan intelectuales en sus respuestas...
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
hace 2 semanas, 4 días

estimada Diana, quisiera responder a tu pregunta, espero ayudarte y no decir nada malo.
dices
Que pasa con los curas pedófilos? Que pasa si ese sacerdocio ya no es lo que era?
Esa misma pregunta es equiparable al Matrimonio:
Que pasa con los adulteros? Que pasa si ese matrimonio ya no era lo que era?
Mate 19,10.Dícenle sus discípulos: «Si tal es la condición del hombre respecto de su mujer, no trae cuenta casarse.»
si ves no fueron los de afuera, fueron los apóstoles..
la respuesta la da Jesús para la ETERNIDAD.
11.Pero él les dijo: «No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido"
Si uno se cierra a ese misterio..también el dijo que pasaría.
ahora bien, el adulterio no es un delito (Tipo Penal) pero la pedofilia SI y tiene consecuenci ... » ver comentario
Me gusta 0
Josesitoquerido Josesitoquerido
hace 2 semanas, 3 días
Un consejo a la prensa libre : estudien la historia de la iglesia y encontrarán en sus orígenes que no existía el celibato y la revisión de ésta máxima se hizo con la reforma Gregoriana. Menciono esto por la crítica destructiva de los medios de comunicación. Aplaudo cómo generalizan por escándalos en unos pocos consagrados y no se defiende el celibato en el matrimonio, para usteded comunicadores los invito a defender las familias que son violentadas por infidelidades y atropellos de todo tipo. Lo dije s un articulo anterior: tras una agresión de un consagrado s un menpr está ñz familia sacando provecho económico y a la primer disconformidad, es ahí cuando ataca no a uno en específico, si no a la glesia en su totalidad. Corrijame si he herrado, estoy aprendiendo de mi mad ... » ver comentario
Me gusta 0
martha martha
hace 2 semanas, 2 días
Hay que opacar a ese objeto que brillla tanto y que
tanta luz nos brinda....!!!!!!
A la Iglesia le pasa igual que al Sol, solo miran algu-
nas manchas que aparecen de vez en cuando y no
valoran la inmensidad de su Luz, que nos guia, nos
alimenta, nos lleva por caminos seguros, nos prote-
ge .Y no es eso todo, tampoco les dan valor a los
consagrados/as, no notan que muchos son los que
se sacrifican dejando atras comodidades, familia, ami-
gos, todo.... con tal de server a Dios y ensenarnos su
Palabra; solo ven cuando uno entre miles comete una
falta, entonces exageran el contenido de la noticia, ha-
ciendola explotar sobre la Iglesia Catolica, como si la
Iglesia fuera culpable de los actos que cometen algu-
nos guiandose unicamente por su libertad de proceder
y su pobreza d ... » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.