icono estrella Nº de votos: 0

Suicidio y salud mental

Ron Rolheiser -

Cuando era un muchacho soñaba con ser un atleta profesional, pero pronto tuve que aceptar el hecho de que no fui agraciado con el cuerpo de un atleta. Velocidad, fuerza, coordinación, instinto, visión, con las que tuve que arreglármelas en la vida ordinaria que se me había dado aunque no era lo suficientemente fuerte físicamente como para ser un atleta.

Me llevó algunos años el estar en paz con esa realidad, pero incluso me llevó más tiempo, hasta la mediana edad, el reconocer y dar gracias a la vez por el hecho de que aunque no hubiera sido bendecido con un cuerpo de atleta, se me había dado una robusta salud mental, y esto fue realmente una bendición inmerecida, más importante en mi vida que la de tener un cuerpo atlético. A menudo me he preguntado cómo sería el tener un cuerpo atlético, poseer esa velocidad, fuerza y gracia, pero nunca me preguntado cómo sería si no tuviera la fuerza, la elasticidad mental, aquella que sabe cómo dar la vuelta un globo, dividir una defensa, no tener miedo al contacto, encajar in golpe y no dejar que los rigores del juego te rompan en pedazos.

Y este reconocimiento fue comprado y pagado por algunos de los más dolorosos momentos de mi vida. Según fui envejeciendo, año tras año, comencé a ver como algunos de mis antiguos compañeros de clase, colegas, mentores, conocidos de todo tipo, y amigos queridos perdían su batalla con la salud mental y se hundían, lenta o rápidamente, en varias formas de depresión clínica, parálisis mental, angustia, demencia de varias clases, cambios oscuros de personalidad, suicidio, y, lo peor de todo, incluso caer en el asesinato.

Lentamente, dolorosamente, con vacilaciones, supe que no todos tenemos los circuitos internos que nos capacitan para la estabilidad y el permanecer a flote. Y también aprendí que la salud mental camina paralela a una salud física, frágil, y no siempre bajo el propio  control. Por otra parte tanto diabetes, artritis, cáncer, infarto, esclerosis lateral amiotrófica, y esclerosis múltiple  pueden debilitarnos y matarnos, pero por otra las enfermedades mentales pueden sembrar un caos mortal dentro de uno mismo, causando todo tipo de debilidad, y no infrecuentemente también la muerte y el suicidio.

¿Cómo podríamos definir una robusta salud mental? La salud mental robusta no se debe confundir con la inteligencia o la brillantez. No es nada de eso. Realmente se trata de estabilidad, una capacidad para estar siempre anclado, equilibrado, a flote y con elasticidad para afrontar todo lo que la vida te lanza, uno y malo. En efecto puede que sea un bloqueo positivo de la creatividad y la brillantez. Algunas personas, parece, que está demasiado asentadas y sanas como para ser realmente brillantes! Y la gente brillante como artistas, poetas, músicos con frecuencia luchan para permanecer sólidamente firmes. Brillantez y firmeza son generalmente dones muy diferentes. A través de los años que he escrito sobre el suicidio, he recibido muchas cartas, correos, y llamadas telefónicas con angustiosas preocupaciones sobre la comprensión de la salud mental. Una carta llegó para una mujer, una brillante psicoanalista, un poco preocupada por su propia estabilidad y que de su familia escribía: “Todos en mi familia son persona brillantes, pero ninguno de nosotros es muy estable!” Por supuesto, todos conocemos familia donde ocurre lo contrario.

En breve, necesitamos una mejor comprensión de la salud mental: quizás no sea cosa de doctores, psiquiatras y profesionales de la salud mental, donde ya existe un considerable conocimiento sobre la salud mental y donde la investigación de gran valor sigue adelante, sino dentro de la cultura en general, particularmente en lo que se refiere al suicidio.

Cuando vemos a alguien sufriendo de una discapacidad física o de enfermedades físicas, es fácil entender esa limitación y empatizar. Pero esto se basa en gran parte en el hecho de que podemos ver, físicamente ver, la discapacidad o la enfermedad. Podríamos parecer frustrados, indefensos, e incluso enfadados frente a lo que vemos, y que generalmente entendemos. Lo captamos!! La naturaleza le ha dado a esta persona una particular mano de cartas, nadie es culpable!

Pero esto no pasa con la salud mental. Aquí la discapacidad o  la enfermedad no es tan manifiestamente compresible. Estos es verdad, de manera particular, cuando la destrucción de la salud mental de una persona concluye en el suicidio. Durante siglos, esto ha permanecido sin diagnóstico, no solo moralmente sino incluso religiosamente. Se requiere una mirada más profunda e intuitiva. Todavía no entendemos la fragilidad mental.

Nuestra salud física puede ser robusta o frágil, lo mismo que nuestra salud mental. En ambos casos, ¿cúan fuerte es nuestra dependencia de la mano de cartas que nos ha tocado jugar, de nuestra dotación genética o de las circunstancia que nos han dado forma? No elegimos nuestros cuerpos y nuestras mentes de un catálogo, y la naturaleza y la vida no siempre dan las cartas justamente.

Necesitamos entender mejor la salud mental y el desajuste mental. Psicológicamente y emocionalmente, no somos inmunes a toda clase de canceres, infartos, diabetes, esclerosis múltiples y esclerosis laterales amiotróficas. Y éstas también pueden ser terminales, como en el caso del suicidio.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 4 comentarios

Comentarios

Tiburcio Tiburcio
el 20/8/16
Considero que la salud mental está ligadisima a ese encuentro con Dios, solo el puede dar la fuerza y la capacidad de manejar algunas situaciones que ningun medico puede solucionar, con Dios lo podemos todo y si el no está en nuestras vidas ya estamos derrotados.
Me gusta 0
g.noemi g.noemi
el 5/8/16
hace muy poco se suicido una persona muy querida por mi familia...quedamos totalmente sin comprensión...nos sentimos tan vulnerables...no entendimos ni entendemos nada...no queremos preguntar por no herir...pero retomamos la lectura...y tratamos de re armarnos...entendimos que somos tan pequeños...y tan importantes...descubrimos cuanto queríamos a esta persona y cuanto lo desconocíamos...solo pedimos a dios que lo perdone y reciba...
Me gusta 0
Martha Martha
el 3/8/16
El equilibrio mental siempre ha sido lo mas importante
de todos los dones que Dios nos dio; si toda la huma-
nidad fuera centrada, estable, sensata, ! cuantos do-
liores nos hubieramos evitado ; de nada vale tener un
cuerpo perfecto, cara bonita, si nuestra mentalidad es
debil y no podemos enfrentar con claridad las muchas
vicisitudes que se nos presentan en el diario vivir ;
ademas de esto, los de mentes debiles pueden ser
victimas de desalmados que tratan de hacer de ellos
lo que mas conviene a su falta de escrupulos para
malas acciones a cometer; lo estamos viendo a dia-
rio en la radicalizacion de muchos musulmanes de
poca salud mental, o simplemente mentes fragiles
faciles de amoldar al molde que se les antoje .
Por tanto no nos quejemos de ser poco atractivos,
si en c ... » ver comentario
Me gusta 0
rocio gutierrez rocio gutierrez
el 3/8/16
Me e dado cuenta que , en nosotros los seres humanos ay peores discapacidades para, ser un ser feliz y sano, somos tan egoistas que asta un pedazo de pan, nos puede dar, y como, somos capases de jusgar a los demás , esw triste pensar que yo esido capas de jusgar y ser peor que , los que ya non y no poder com´prender cuan yo soy igual , porlo tanto en los sentimientos, tan bien no tenemos cuerpo de un gran atleta somos personas, sin cuerpo , en todos los aspectos, sentimientos,ect, de saber dar, lo poco que tenemos , con amor y valor de ser humanos ,,

Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.