icono estrella Nº de votos: 0

Migraciones tardías

Ron Rolheiser (Trad. Benjamín Elcano, cmf) -

Jesús dice que, si le seguimos, la cruz, el dolor nos llegará.

Ese mensaje es crónicamente malentendido. Tal vez lo entenderíamos mejor si Jesús lo hubiera expresado de esta manera: Cuanto más sensible llegues a ser, tanto más dolor se filtrará en tu vida. Entonces, entendemos la relación. Las personas sensibles sufren más profundamente, como también absorben más profundamente los gozos y bellezas de la vida. El dolor entra en ellas más profundamente por la misma razón que lo hace la intención. Están abiertas a ello. Las insensibles (por definición) se abstienen de ambos: del dolor y gozo profundos.

Con esto como telón de fondo, me gustaría presentar a los lectores un nuevo libro de Margaret Renkl Migraciones tardías: Una historia natural de amor y pérdida.

Este libro manifiesta una rara sensibilidad. Algunas personas son agraciadas intelectualmente, otras artísticamente, otras románticamente e incluso otras emocionalmente. Renkl es agraciada con todas estas; particularmente con una inteligencia emocional que ella combina con la refinada estética de un artista y luego combina esas dos con la destreza de un escritor ingenioso y natural. Constituye un buen conjunto. El contenido es sólo parte del regalo de este libro. Más allá de su mensaje, es una gran pieza escrita y una delicada pieza artística también.

Es igualmente un libro sobre la fe, aunque Renkl no expresa esto muy explícitamente. Ella escribe primariamente, como un naturalista, un urbano Peregrino en Tinker Creek, alguien que admira la naturaleza, emplea mucho tiempo en ella, entiende bien su carácter pródigo y sus innatas crueldades, y entiende también cómo esas crueldades (donde, dentro de la naturaleza, la vida puede parecer barata y fácilmente tomada) están conectadas con las fuerzas más profundas apuntalando toda vida, incluso la nuestra propia. Comparte una cierta complejidad de carácter con el gran paleontólogo y místico Pierre Teilhard de Chardin, al que le gustaba decir que nació con dos incurables amores, un amor natural del mundo pagano y todas sus bellezas, y un amor igualmente fuerte por lo místico, el otro mundo, esto es, el Dios que está detrás de este mundo. Sin embargo, a diferencia de Teilhard, que es muy explícito sobre su sentido de Dios y la centralidad de la fe, la fe de Renkl es más incipiente, aunque claramente patente en su comprensión de la naturaleza y en cómo intuye el dedo de Dios que actúa en las historias que ella cuenta.

El libro es una compilación de breves ensayos, que alternan entre descripciones maravillosamente estéticas de la vida de los pájaros que ella alimenta y los jardines que cuida, con descripciones igualmente sensibles de su propia vida y la de su familia, particularmente en términos de pérdida y pena como entretejidos intrincadamente con el amor. Algunos ejemplos:

Sobre nuestras deficiencias en la vida: “Los seres humanos son criaturas hechas para el gozo. Contra toda evidencia, nos decimos que la pena, la soledad y la desesperación son tragedias, desagradables variaciones del placer, la calma y la seguridad que, en la forma correcta del mundo, constituirían el firme fundamento de nuestro ser”.

Sobre las lecciones que deben ser aprendidas de observar la naturaleza: “Cada día el mundo me está enseñando lo que necesito saber para estar en el mundo”.
Sobre cómo el sentimentalismo contribuye a una compasión unilateral: “La historia de un niño sirio ahogado que fue arrastrado por el oleaje nos mantiene despiertos por la noche con pena. La historia de cuatro millones de refugiados que no cesan de salir de Siria parece más un problema matemático”.
Sobre la belleza de la naturaleza y su crueldad: “Dentro del cuenco del nido, las crías de los pájaros están a salvo de los halcones, resguardados del viento, protegidos del agudo ojo del cuervo y de la terrible lengua del pájaro carpintero de vientre rojo. (Pero…). Dentro del cuenco del nido las crías de los pájaros son impotentes, vulnerables a la furia del hiriente sol del verano, del pico del gorrión común. Bordeado por todos los lados por su protectora casa, son un buen bocado que la serpiente rata come en sus ratos de ocio”.

Sobre tener cuidado de nuestros seres queridos de edad avanzada, hasta que mueren: “El fin del cuidado es la libertad. El fin del cuidado es (también) la pena”.
Sobre la respuesta a una mujer que insinuó que Renkl era una cobarde porque temía mucho perder a sus seres queridos: “Se me ocurrió preguntarme si ella alguna vez, incluso una sola vez, había amado a alguien  lo suficientemente como para temer la posibilidad de perderlo, pero ese pensamiento era tan feo como el suyo propio, y en cualquier caso ella no estaba equivocada”.

Richard Rohr sugiere que nosotros estamos siempre tratando de las verdades gemelas de gran sufrimiento y gran amor. Durante el curso de este libro, Renkl nos cuenta cómo su madre, una mujer que pudo en ciertas áreas de su vida exhibir una extraordinaria energía y atractivo, sufrió a veces periodos de depresión paralizante y cómo ella misma no es inmune a esa misma experiencia. Hay una lógica en eso, ya que, como dice Jesús, las personas sensibles absorben las cosas muy profundamente, tanto el sufrimiento como el amor, y aquel puede paralizarte en dolor, incluso mientras éste puede darte extraordinaria energía y atractivo.
Este libro merece ser leído.          

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 19 comentarios

Comentarios

Antonio Antonio
el 7/10/19
Mes misionero, en el que por la Gracia de Dios, vivimos y estamos. Que bueno sería, que al menos de deseo todos los católicos, nos convirtiéramos en Misioneros de aquellos que llegan a nuestra patria, huyendo de las calamidades, e incluso para salvar su propia vida. Acogamoslo con Amor y Caridad, y ayudémosle en lo que podamos.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 6/10/19
Nuestra FE, debería ser hoy, pensando que algún dìa se acaben tantas injusticias, con los hijos de Dios, que son nuestros hermanos. ¿No te cuesta acostumbrarte para verlos morir sin remedio, mientras nosotros vivimos cómodamente?. Dios Padre nuestro ayudalos, y danos fortaleza a nuestros corazones para que seamos sensibles a tanto sufrimiento.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 5/10/19
Casi a diario nos enteramos por los medios de comunicación social, del fallecimiento de algún hermano nuestro al cruzar los mares en pateras. Muchos de los que mueren, son niños, mujeres, ancianos, No se nos mueve el alma y deberíamos clamar ¡Basta ya¡. Pidamos para que aquellos poderosos del mundo que pueden hacer algo, que lo hagan, y los católicos denunciemos estas injusticias y oremos a Dios por estas victimas.
Me gusta 0
Antoniio Antoniio
el 4/10/19
Abre siempre los brazos, lo mismo que tu desearías que hicieran contigo. No hagas muchas preguntas, a veces mirando a los ojos al hermano, el corazón responde sin necesidad de mayor conocimiento del otro.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 3/10/19
Inmigrante en el sentido estricto es el que llega, pero no sería mejor que nosotros saliésemos a su encuentro, sin tener que arriesgar ellos tanto, y permanecer cómodamente mi vida, mientras otros hermanos mueren de hambre. Esto debería dejarnos sin dormir, y no hacer oidos sordos ante tanta injusticia.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 2/10/19
Cada vez que oigas algo de los inmigrantes, de los que huyen de la miseria, de la guerra o por temor a perder la vida, nos recuerda, a la Sagrada Familia, Maria, Jesus y Jose rumbo a Egipto por temor a la muerte del niño por parte de Herodes. Esta bendita familia, también fue inmigrante.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 1/10/19
Encomienda a Dios a todos los hermanos inmigrantes que mueren en el intento de conseguir una vida mejor. También hay que pedir por aquellos que intentan acogerlos a pesar de las muchas dificultadas que ello conlleva. Dios Padre mira a tantas naciones que viven en autentica miseria y haz que la conciencia de aquellos que puedan darle una solución, sean fecundas.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 30/9/19
Es importante preocuparnos por aquellos hermanos que mueren en el mar de forma inhumana, pero también nosotros hemos de acogerlos en la medida de nuestras posibilidades. Un sacerdote de mi Diócesis, que esta muy comprometido con los inmigrantes dice. No es delito ayudar a un hermano para que no muera.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 27/9/19
Tienes claro que no te importan tus hermanos que llegan a nuestro paìs, desahuciados por la calamidad y el hambre y esperando encontrar un mundo que los acoge mejor, y que les demos algo de lo mucho que carecen. Puès estos hermanos nuestros tienen un gran valedor y los ama por encima de razas, este es Jesucristo.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 26/9/19
Compra simbólicamente un porta-retrato, y en el pon cada dia, lo que tu y yo quisiéramos que nos dieran otros, si nos encontraramos necesitado de algo, bien sea material o espiritual. Cuando lo ponga, tu y yo deberíamos darlo al que realmente lo necesita
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 18/9/19
Sufrimientos, todos los hemos tenido a lo largo de nuestra vida, de toda índole, perdidas de seres queridos, humillaciones, incomprensiones, enfermedades, paro, etc. Pero hoy quiero pararme para reflexionar, si alguna vez hemos sido nosotros los causantes del dolor hacia otro.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 17/9/19
Cuando alguna vez te veas retratado junto a Jesus, nunca destruyas esa fotografía, pide que te dure toda la vida, y si se estropea alguna vez, reconstruyela para que de nuevo te sirva a lo largo de tu peregrinar, hasta que estes verdaderamente a su lado y para siempre.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 16/9/19
No creamos que seguir a Jesus nos va a resultar fácil, en absoluto, tendremos, fallos, caídas, persecuciones, debilidades,fracasos,desànimos, etc. pero el siempre nos cuidarà para que no lo abandonemos, por ese teniendo en cuenta todo esto, a vosotros y a mì, ànimo y a seguirlo.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 14/9/19
Cada momento es el mas oportuno para cambiar, y tomar como modelo a Jesus de Nazaret, no tengamos miedo como tantas veces nos repitió San Juan Pablo II, y aprovechemos el momento antes que se nos haga demasiado tarde. La vida es muy breve, y a veces lo olvidamos que pronto se acabarà,
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 13/9/19
Seguir a Jesus, es simplemente eso,-Seguirlo-, lo demás es querer complicarnos innecesariamente la vida, o decir cosas que no son mas que manifestaciones que no conducen a nada. Por ese, desde ya vamos a seguirlo sin mas peros, pero con confianza y con lealtad, y pidiéndole constantemente que nos ayude,
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 12/9/19
A veces nos esforzamos por tratar de solucionar nuestros problemas haciendo solamente uso de nuestro saber, o de la imaginación, sin pararnos a pensar porque nos ocurre o si es buena la solución humana que queremos darle, o si la solución habrìa que buscarlas por otro medio. Propongo que todo lo que te preocupe antes que nada lo pongas en manos del Señor. Suelo decir que acudas al Sagrario y allì siempre encontràs respuesta acertada.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 11/9/19
Dios nos inspira constantemente sobre como actuar en cada momento y circunstancia de la vida, acorde con sus deseos, pero hay una cosa común para todos, que el quiere que cumplamos fielmente, y es hacer lo que su hijo Jesùs hacia siempre, Orar constantemente al Padre, y si el lo hacìa siendo Dios, cuanto mas nosotros que somos dèbiles y pecadores.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 10/9/19
Hoy te has levantado como todos los s, has hecho tus proyectos mundanos, no has olvidado aquello que te resulta interesante de hacer, y deseas tener un buen dia lleno de salud, bienestar etc. Y para el que te ha regalado todo esto que le vas a destinar.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 9/9/19
Si te quedas solo por seguir a Jesus merece la pena, aunque ni tu mismo lo entiendas-
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.