Enviar artículo

Martes de la tercera semana de Cuaresma

Seguramente, san Pedro pensaba que siete veces era ya mucho. Porque ya vale. Te ofenden y te ofenden y te vuelven a ofender, y a perdonar. Casi nada. Jesús
le abre los ojos a Pedro, recordándole con Quién se las está viendo.