Enviar artículo

Meditación desde Buenafuente para el Domingo XIX del Tiempo Ordinario (9 de agosto de 2020)

Como a Pedro, nos entra el miedo al pensar que nos hundimos. Pero tu Palabra hoy se convierte en antídoto contra la desesperanza: “Enseguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: «¡Hombre de poca fe! ¿Por qué has dudado?»