Enviar artículo

Meditacion desde Buenafuente para en Tercer Domingo de Pascua

Simón Pedro, a pesar de su experiencia en Jerusalén de la resurrección de Jesús, ha retornado a su antiguo oficio, ha vuelto a querer realizarse con sus destrezas de pescador, y el resultado ha sido vergonzante, no han pescado nada en toda la noche, y ante el anuncio de la presencia del Maestro, Pedro queda abochornado y se ve desnudo.